MAG: Massive Action Game, Impresiones

Los servidores de MAG ya han abierto sus puertas para el periodo de testeo. Por ello nos hemos unido a los afortunados jugadores que han sido reclutados para el proceso de pruebas y así adelantaros lo que Zipper Interactive está preparando con este shooter masivo que veremos el próximo enero.

Han pasado ya 6 años de la llegada de SOCOM a PlayStation 2. Aunque la saga ha estado presente hasta el día de hoy en las tres últimas plataformas de juegos de Sony, llegó el momento de que el legado de la serie de Zipper Interactive evolucionara a una nueva dimensión, pero sin olvidar las bondades de su aclamada franquicia de acción, ahora en manos de Slant Six Games.

MAG fue presentado durante la conferencia de Sony del E3 hace ya dos años, asombrando a propios y extraños por las dimensiones en cuanto a número de jugadores que alcanzaba este título. El propio nombre del juego, siglas de Massive Action Game, dan una idea directa de por dónde han querido enfocar desde  Zipper Interactive el desarrollo jugable del juego. El máximo de jugadores por partida asciende hasta 256, cantidad que se dividirá para formar la plantilla de soldados de los dos equipos que se enfrenten. Es decir, un total de hasta 128 jugadores por equipo que, a su vez, se dividirán en pelotones y escuadrones. No obstante, este número máximo variará en función del modo de juego.

Como es de suponer, el despliegue de tantos efectivos virtuales viene de la mano de unos escenarios más grandes de lo habitual. Aun así, durante una misma ronda no visitaremos el mapa por completo, aunque sea posible, pues nuestro pelotón y por consiguiente los escuadrones que lo forman estarán concentrados en una parte del mismo. Pero que nadie se lleve a engaños, a pesar de estar centralizados en una pequeña área respecto al mapa, éste sigue teniendo unas dimensiones bastante considerables, dando pie a planificar buenas estrategias de combate y para evitar que todos los jugadores se sitúen en la misma zona.

El primer paso en MAG es alistarnos en una de las tres PCMs (Compañías militares privadas) en que se apoyan los gobiernos del mundo para poner fin a los conflictos en los que se ven inmersos. Cada una de ellas goza de rasgos muy propios que definen el aspecto tanto del propio ejército como de cada uno de sus integrantes por separado. Raven es la compañía más tecnológicamente avanzada de las tres y la prueba de ello está en el arsenal disponible así como en la apariencia de sus soldados. Le sigue Valor, una compañía anclada en el espíritu tradicional de la guerra, y por último Svern, formada por mercenarios urbanos con la disciplina del espíritu guerrillero.

Con nuestro personaje creado, llega el momento de un proceso de personalización. Muy amplio a la hora de seleccionar el arsenal y habilidades, pero por el momento bastante limitado en cuanto a la apariencia se refiere. En este último aspecto, podremos modificar la forma de la cara entre un conjunto predeterminado de opciones, así como la voz de nuestro personaje. En cambio y como avanzábamos, la gestión del arsenal es mucho más amplia. Tendremos libertad para seleccionar nuestras armas principales y secundarias, dentro del catálogo que nos ofrece nuestra compañía militar. Combinaciones que podremos guardar en hasta cinco ranuras, para cambiar de estilo rápidamente dentro de la partida.

La selección de armamento se basa en un sistema de puntos, en el que habrá un máximo de puntos disponibles que no deberemos superar. Para ello cada objeto tiene ligado a él la cantidad de puntos que consume, haciendo por tanto que tengamos que seleccionar cuidadosamente los objetos para tener el arsenal más equilibrado posible sin pasarnos del límite. Además, a cada arma por separado se le pueden añadir elementos desbloqueables que mejoren sus características como silenciadores o miras. Por otro lado, la armadura también es personalizable(colores, equipos para la cara y cascos), y además dependiendo de su resistencia influirá en la agilidad de nuestro personaje.

Como es habitual en muchos shooters online, se cuenta con un sistema de experiencia que nos permitirá subir a nuestro personaje de nivel. Esta experiencia la ganaremos de la forma tradicional que es eliminando enemigos, asistiendo a nuestros compañeros o completando alguna de las tareas de la misión. El subir de nivel influye directamente sobre las habilidades o perks disponibles a desbloquear y que o bien mejoran las cualidades de nuestro arsenal, o bien aumentan las características del personaje como mayor resistencia a daños o aumentos de salud. Para desbloquear un elemento tendremos que comprarlo, a través de puntos de habilidad, ganando uno por cada nivel conseguido por nuestro personaje.

Durante el periodo de pruebas sólo hay un modo de juego activado por día, dos a lo sumo, de cara a centralizar todo el trabajo de testeo sobre los modos disponibles. En nuestro caso hemos tenido la oportunidad de disfrutar de uno de ellos, Adquisición (128 jugadores), aunque el juego contará con otros tres: Supresión(64 jugadores), Dominación(256 jugadores) y Sabotaje (128 jugadores). El modo de supresión es un recuento de víctimas por equipos, en Dominación el objetivo es controlar determinados puntos de interés en el mapa a lo largo de varias fases de ataque o defensa y, en el caso del modo Sabotaje, el equipo atacante debe infiltrarse en las instalaciones del enemigo y mantener unos puntos de control.

Adquisición, que es el modo que hemos estado probando, es muy similar al conocido "Capturar la bandera". En esta ocasión, el objetivo del equipo atacante es avanzar a las posiciones enemigas y hacerse con dos vehículos que mantienen bajo custodia. Tras hacernos con uno de ellos, tendremos que volver hacia nuestra base y depositarlo en un punto de control para dar por terminada la misión. En este modo combatirán un total de 128 jugadores, la mitad por cada equipo, que se dividirán a su vez de dos pelotones con 4 escuadrones de 8 jugadores por cada uno. Estos escuadrones serán controlados por un líder que desarrolle las tácticas para sus soldados y que a su vez responderá ante un jefe de pelotón. Estos líderes cuentan con habilidades especiales para el campo de batalla tanto para él como para sus soldados, así como pedir ciertos apoyos para el combate.

De todos los jugadores que forman nuestro equipo, sólo podremos comunicarnos con los que forman nuestro escuadrón, aunque siempre tendremos las posiciones del resto de nuestros compañeros en el mapa. Por otro lado, los líderes tendrán más flexibilidad (como es obvio) para comunicarse con el resto de los hombres. Aunque suene a tópico para cualquier shooter online, en MAG hacer buenas estrategias es vital, así como saber liderar a tus hombres y que estos sean conscientes de que deben respetar tus órdenes y no actuar por libres. Además, el uso del headset es imprescindible si queremos jugar de la mejor forma posible, aunque siempre está el eterno problema del idioma a la hora de comunicarnos.

El sistema de control es muy continuista con el género; los gatillos nos permitirán cambiar de armamento principal y secundario, R1 nos permite disparar y L1 utilizar la mira de aquellas armas que lo dispongan. Los sticks controlarán el movimiento de nuestro personaje y los sprints, mientras que la cruceta digital nos da opciones de comunicación con el resto de nuestros compañeros. Los botones por su parte darán lugar a acciones como saltar, recargar, cambiar de posición (de pie, agachado o tendido sobre el suelo). Dentro del juego tendremos opción de interactuar con nuestro entorno, bien sea reparando vehículos o construcciones (siempre que tengamos las herramientas necesarias) o la capacidad de instalar bombas en instalaciones del rival para mermar sus defensas, así como la opción de desactivar las bombas que nos han puesto a nosotros.

A lo largo del escenario nos encontraremos con elementos de gran utilidad como puntos de suministro para recuperar nuestro equipo, bunkers para defendernos con torretas para liquidar a los enemigos que se acerquen, sensores para poder localizar al enemigo en nuestro mapa, morteros y baterías antiaéreas. En el caso de estas últimas y desde el punto de vista del equipo que ataca, son un punto vital a destruir, pues permiten solicitar apoyo aéreo y además nos permite saltar en paracaídas desde un avión cerca de las zonas vitales para la misión.

Visualmente el trabajo de Zipper Interactive es encomiable, teniendo siempre presentes las dimensiones de cada uno de los mapas. MAG no está a la altura visual de los modos multijugador de Killzone 2 o del próximo Uncharted 2, y posiblemente tampoco de los últimos Call of Duty. Pero que nadie se preocupe, la cantidad de efectos, audio y el gran trabajo de diseño de escenarios favorece a una inmersión de juego más que notable. Sumado a ello, las partidas mantienen una velocidad asombrosa para el número de objetos que se están moviendo, sin apenas ralentizaciones o efectos de lag. Un excelente trabajo de Zipper para que la sensación de jugabilidad sea lo más perfecta posible.

De nuevo, nos volvemos a posicionar muy favorablemente en cuanto a MAG. Zipper Interactive ha hecho un trabajo excelente, pero al que le queda aun unos meses para madurar y mejorar con el feedback de los usuarios. Las posibilidades son muy amplias, el sistema de mejoras y gestión del personaje es el adecuado y los mapas están meticulosamente bien diseñados. Desde luego, MAG puede no ser el referente gráfico de un shooter multijugador, pero todos los amantes de la acción táctica tendrán una cuenta pendiente el próximo enero, y no es otra que MAG.

MAG: Massive Action Game

Título multijugador masivo exclusivo en línea de PlayStation 3 que presenta batallas a gran escala con hasta 256 jugadores en una misma partida.
MAG: Massive Action Game