Uncharted 2: El Reino de los Ladrones
Uncharted 2: El Reino de los Ladrones
Carátula de Uncharted 2: El Reino de los Ladrones

Aventura a la enésima potencia

Juan Porteiro

Nathan Drake ha regresado, y lo ha hecho por la puerta grande. Las aventuras, las persecuciones, los tiroteos y la búsqueda de tesoros vuelven a traernos esa magia que sólo Naughty Dog consigue.

'La gente no deja de decirme la suerte que tengo… y la verdad es que todo lo que toco se va a la mierda' Nathan Drake.

Esas palabras, dichas por nuestro intrépido personaje durante esta segunda aventura, son toda una declaración de intenciones y de sentidos que posee 'Uncharted2 en el Reino de los Ladrones'. El significado que poseen no se entiende a la perfección hasta ver todas las calamidades que pasa, todos los esfuerzos y trabajos que sufre mientras intenta llegar hacia su objetivo. Y todo, además, mientras las personas que le importan y que intenta proteger también forman parte de sus desdichas. Cuando no le traicionan, lo pasan mal. Y si están más o menos protegidos, se lleva una desagradable sorpresa con algunos… pero volvamos la vista atrás.

Crash Bandicoot. Este nombre les sonará a muchos jugones que descubrieron a este marsupial con la salida de una consola de SONY, allá por 1995. Sus plataformas, su entorno selvático, su ritmo de juego y su alocado protagonista lo hizo acreedor a ser 'oficiosamente' la mascota de la consola. Una tal PlayStation... Los creadores, Naughty Dog, se afianzaron con este juego gracias a las millonarias ventas que lograron, al reconocimiento por parte del público, y SONY supo ver en ellos todo el potencial que atesoraban en sus alocadas cabezas. Como para no darles la razón...

Con la salida de PS2, Naughty Dog creó uno de los juegos mejor valorados por la inmensa cantidad de usuarios que tuvo la máquina: Jak & Daxter: El legado de los Precursores. Aparte de la saga Crash Bandicoot, que ya había cosechado grandes éxitos con cuatro entregas anteriores (incluída una totalmente basada en carreras de Karts y sin un ápice del sabor de la saga, pero incluso así hay mucha gente que lo compara con Mario Kart a nivel de calidad), estaba claro que cuando se involucraban en un proyecto iban hasta el final, y eso incluía lograr el más alto nivel posible en ese momento.

La aparición de PS3 le dio a Naughty Dog la posibilidad de dar rienda suelta a su imaginación, a sus ideas más exigentes gracias a la potencia de la máquina, y a la posibilidad de dar la bienvenida a un nuevo héroe para la plataforma. 'Uncharted: El Tesoro de Drake' fue una excelente carta de presentación para Nathan Drake (Nate para los amigos, pocos por otro lado). Su aventura siguiendo la búsqueda de El Dorado fue recibida con los brazos abiertos por los usuarios de la plataforma, que vieron en él una excelente aventura de acción que cumplía todos los puntos fuertes posibles: acción, puzzles y plataformas.

Ahora, después de un tiempo, Nathan vuelve a nuestras pantallas para presentarnos la que es, sin duda alguna, la aventura más explosiva, completa, divertida y espectacular que ha visto PS3 en su periplo por las casas de millones de usuarios. Los viajes de Marco Polo, la búsqueda de Shambala y un zafiro del tamaño de un melón (la piedra Cintamani) serán los puntos cardinales de una aventura que nos llevará por ciudades, montañas, selvas y secretos centenarios. Descubrámonos ante el poder de Naughty Dog…

gráficos
Decir que Uncharted 2 compite directamente con Killzone2 en ser el juego más desarrollado técnicamente es decir, claramente, la calidad que atesora. Bien es verdad que cada uno tiene sus puntos fuertes y diferenciados. Eso es lógico debido al género que pertenece cada uno y los objetivos que buscan visualmente. Pero quitando el juego de Guerrilla, no hay otro título en PS3 que alcance tal madurez técnica, tal potencia puesta en pantalla en todos sus apartados, y todo con un gusto exquisito en planteamiento, exposición y resultados.

La aventura en tercera persona de Naughty Dog ya había presentado sus poderes con su primera parte. Escenarios detallados, texturas realmente excelentes (con algunos problemas de resolución en determinados momentos) y animaciones suaves y fluidas en sus personajes. Podríamos resumir así más o menos en líneas generales en qué resultaba brillante la primera parte. Sin embargo, los creadores de Nate, Sully, Elena y cía. han llevado un paso más allá cada una de esas características, potenciando, explotando y exprimiendo cada parte de PS3 para que dé más de sí en cada aspecto. Decirlo es fácil, verlo en pantalla es creerlo y quedarse con la boca abierta un efecto secundario de tal demostración de poderío.

El motor gráfico ha recibido un nuevo estudio de optimización, logrando unas mejoras muy visibles en algún apartado concreto. Por ejemplo, el streaming de carga de texturas ahora está realmente conseguido, sin ningún fallo claro que hayamos podido ver en toda la aventura. Tanto en escenarios abiertos como en entornos más agobiantes y detallados, el juego consigue dar un rendimiento excepcional en este aspecto. Podremos ver algunas de las mejores texturas de esta generación de consolas sin lugar a dudas. Pero no por poner texturas de gran resolución se consigue un resultado óptimo…

De hecho, lo que hace que las texturas sean una parte importante, pero que exploten de verdad, es el motor de iluminación y la paleta de colores elegida. La aplicación de la luz consigue un realismo espectacular en las puestas de sol, en los atardeceres, en la luz del mediodía, en las fases con el cielo encapotado, en los niveles con ventisca de nieve, con lluvia, etc… cada momento del día y con las condiciones climatológicas que transcurren en ese momento tienen un acabado lumínico muy realista, lleno de detalles cromáticos que resaltan aspectos ambientales importantes.

Además, cada escenario (interior o al aire libre) posee un grado de detalle que roza lo enfermizo. Un gran ejemplo de ello es la fase del tren, donde pasaremos alguno de los momentos más electrizantes de la aventura. Bien, sin querer explayarnos mucho para que todos podáis disfrutar esa fase, pasaremos montados en el expreso con enemigos disparándonos, golpeándonos e intentando acabar con nosotros, con lo que casi no tendremos tiempo de admirar los ESPECTACULARES entornos que pasarán ante nuestros ojos sin casi poder pararnos a admirarlos. Es decir, en un nivel donde el entorno no es precisamente uno de los elementos principales, han conseguido un acabado realmente bello. Imaginaos los niveles más pequeños o urbanos…

Pero si los escenarios se han cuidado al milímetro, así como la iluminación, no menos nivel de calidad tienen los personajes. Para empezar, las cinemáticas (realizadas con el motor del juego) muestran una gestión facial digna de una CG, con unos modelados de una solidez excelente. Todo ello con un juego de cámaras totalmente estudiado, siempre mostrando lo más brillante de cada escena, siempre centrados en los personajes. Los momentos de tensión, de miedo, divertidos, expectantes,… es muy fácil exponer en pantalla emociones con este nivel de calidad poligonal en cada personaje. Realmente excepcional.

Una vez en juego, la calidad no se ve reducida un ápice. Es más, la posibilidad de mover la cámara alrededor de nuestro personaje para ver cada esquina, cada proyección solar que nos ciega, cada charca o escalón,… consigue que los resultados en pantalla mantengan ese nivel de las cinemáticas, pero interactuando por nuestra parte. Los personajes se mueven con una suavidad muy conseguida, con alguna animación brusca, pero globalmente con una transición entre ellas digna de alabar. Además, la variedad de acciones que poseen los protagonistas, y en especial nuestro héroe Drake, no hacen más que ensalzar todavía en mayor medida el resultado final.

Además, la suavidad de animaciones facilita enormemente la naturalidad del control del personaje en cuanto a los momentos de puzzles, plataformas, tiroteos o peleas. Todo resulta muy orgánico en la respuesta, en su forma de moverse o de interactuar con los entornos. Pero esto forma parte de la jugabilidad, que después describiremos con más detalle. Lo principal, lo que afecta a nivel visual y técnico, es que se ha logrado una sensación de respuesta con el usuario casi total con lo que el jugador desea hacer, y lo que resulta en la pantalla. La fluidez entre usuario y personaje es primordial en un juego donde las acciones necesitan ser muy precisas, y en este caso se han logrado totalmente.

La cámara, como en la primera parte, cambiará de posición durante los tiroteos y el disparo de precisión. Pero además, se han planteado en los momentos de puzzles y de plataformas una posición visual más espectacular, más 'de pelicula', pero que no afectase a la jugabilidad. Tenemos que decir que se ha logrado totalmente, con unos cambios de ángulo y de posición que sorprenden por su originalidad y por su efectividad a la hora de jugar. Está claro que se ha estudiado mucho la planificación de estas fases, y que han dado con la posición adecuada para lograr ambos objetivos.

¿Defectos? Los tiene, aunque son una mínima parte con respecto a los puntos positivos. Entre estos últimos hay que destacar también que el juego fluye en todo momento de forma suave sin bajadas bruscas de frames, aunque lo logra con una resolución de 720p. Alguna animación sí resulta forzada en determinada situación, aunque son las menos, y el diseño de las fases, aún con todos los grandes puntos positivos que posee, sí hay que decir que en ciertas fases la sensación de linealidad que desprenden es llamativa. Con todo, si ponemos en una balanza los puntos brillantes y en otra los escasos puntos mejorables, está claro que esta segunda bandeja estará casi vacía.

Aparte de todos los puntos antes nombrados, hay que reseñar los efectos gráficos añadidos a este excelente apartado visual. Desde deformación por calor de la imagen, pasando por un motion blur en los movimientos rápidos, la gestión de partículas para explosiones, nieve o humo, un desenfoque muy bien presentado para mostrarnos perfectamente los objetivos a los que disparamos, dejando en un segundo plano el resto, un agua espectacular en los riachuelos con un efecto de reflexión excelente,… todas las posibilidades factibles para resaltar aún más el apartado visual de Uncharted 2 han sido tenidos en cuenta, y su resultado salta a la vista.

Destacar, por último, el diseño de los templos, estatuas y símbolos presentes en el juego. Nos encontraremos en bastantes fases donde nos quedaremos prendados de los escenarios que nos rodean, de su riqueza de detalle, de su remarcado estilo visual. La sensación es la de descubrir civilizaciones desconocidas para nosotros, con una riqueza folclórica y religiosa que queda plasmada en sus edificios de forma brillante. Resumiendo, visualmente impactante, tecnicamante impresionante, Uncharted 2 es el siguiente paso técnico que PS3 ha podido dar. Y lo ha hecho a lo grande.

música
Una banda sonora con un toque muy similar a su primera parte, con temas orquestales de mucho ritmo y bien hilvanados para las zonas de tiroteos, y con aires mucho más solemnes en las zonas de plataformas y puzzles. El tema principal es igual al del primer juego, con una melodía que podría pasar perfectamente por un tema de un film de Hollywood por su buen hacer y la sensación de epopeya aventurera que desprende. El resto de temas acompañan de forma brillante la acción y todos los giros argumentales que presenta, dotando a la trama de personalidad propia y de un estilo muy marcado. Además, las distintas localizaciones del juego (no vamos a nombrarlas para no quitaros las posibles sorpresas de por dónde se moverán nuestros personajes) tienen una ambientación musical propia, dando a cada lugar visitado un reconocimiento individual acústico más que meritorio. Brillante.

sonido FX
Todo en Uncharted 2 suena a verídico. Quizás se podría haber mejorado algo el resultado sonoro de algunas armas, que no acaban de resultar realmente convincentes, pero el resto de los FX están al mismo nivel que el resto del juego, es decir, altísimo. Los motores de los vehículos, el sonido ambiental de las guerrillas en ciertas fases, las ventiscas en las zonas nevadas, la ambientación de la selva llena de vida y de animales de fondo que nos hacen saber su presencia, la fase del tren con todo ese poderoso sonido mecánico y el helicóptero puñetero que nos ahoga los sentidos con su hélice acaparadora,... toda la ambientación sonora de la aventura es especial, variada, realista en su composición y perfecta en su reproducción.

Si la música y los efectos de sonido cumplen de forma más que brillante, qué vamos a decir del doblaje al castellano. Se encuentra, sin temor alguno, entre una de las tres mejores localizaciones a nuestro idioma que ha dado hasta ahora la industria del videojuego. Y esto se debe en gran medida al trabajo realizado con los diálogos, brillantes, divertidos y con mucho ritmo. El personal a cargo de su localización son los mismos actores que en su primera parte, dándole al conjunto una sensación de continuidad total, de acabado de película. Las interpretaciones, con ese punto divertido que tienen Drake y Sully, hace que el trabajo de los demás secundarios nos dé un 'todo' espectacular. Si juntamos unas cinemáticas con una gestión facial excelente, unos diálogos brillantes y unas interpretaciones vocales de lo mejor que hayamos oído hasta ahora, sólo puede salir algo sobresaliente sin lugar a ningún género de dudas.

jugabilidad
Si Uncharted unió aventura, acción y puzzles en un solo juego, su segunda parte ha potenciado todas y cada una de sus facetas hasta el extremo. Si Uncharted poseía una mayor parte de acción con tiroteos, en esta ocasión también mantiene ese margen de mayoría en el juego, pero se han añadido mejoras, novedades y posibilidades para hacerlo más entretenido, divertido y con más poder de decisión por parte del jugador. Las partes de puzzles se han aumentado, y además sin ser muy complejos al estilo de los primeros juegos de la saga 'Tomb Raider', sí lo suficientemente elaborados para no hacernos sentir que son un relleno. Se han embutido en la trama y en los escenarios de forma brillante.

Como decíamos, los tiroteos forman parte mayoritaria de la acción. Si ya en su primera parte estaban bien resueltos, ahora mantienen esa dinámica ágil y una mecánica de disparar-cubrirse muy similar a la saga 'Gears of War', de Epic. Sin embargo, con las novedades que se han incluido se desvincula totalmente de las semejanzas con la saga de Marcus Phoenix y se presenta con un desarrollo y una personalidad propia. Para ello se han incluído algunos elementos que a la larga resultan esenciales para que no se haga repetitivo: la inclusión del sigilo y una nueva mecánica para las peleas.

En cuanto a la acción, se mantiene el tiro de precisión con la cámara cerca del hombro del personaje, y las armas disponibles -21 disponibles en total, entre pistolas, metralladoras, snipers, escopetas, granadas, RPG's, magnums, uzzis, e incluso ballestas- tienen un manejo distinto en su cadencia de tiro y potencia, lo que nos hará plantearnos cuál utilizar o qué arma recoger de la que dejan en el suelo los enemigos para cada zona y para cada tipo de enemigo que tengamos en frente. Y es que ahora tendremos enemigos muy protegidos -con escudo antibalas-, otros que van con armadura puesta, etc., que requerirán una estrategia distinta en cada caso.

Los niveles de dificultad dependen en su totalidad de la I.A. de los enemigos y su puntería. Sus movimientos son bastante buenos, buscando posiciones de ventaja y con estrategias de flanqueo en entornos pequeños, mientras que en las extensiones amplias buscan un puesto seguro y dejan que los soldados más protegidos vayan haciendo el trabajo de desgaste con nosotros. Los puzzles y demás elementos intrínsecos de cada escenario o entorno no difieren en los niveles de dificultad, así que nosotros decidiremos simplemente por posibilidades de los enemigos.

Con todo, los tiroteos ahora tienen dos elementos diferenciadores con respecto a la primera parte. Por un lado, las peleas son más dinámicas en su resolución, gracias al uso de las 'contras' que podremos hacerle a los enemigos cuando nos quieran golpear. Podremos esquivar su ataque pulsando un botón, ya que la acción se ralentiza mínimamente para avisarnos de su ataque. Es un QTE sin aviso en pantalla, excepto la pequeña ralentización del tiempo. El otro elemento importante es la inclusión del sigilo en las zonas infestadas de enemigos.

Ahora seremos nosotros los que decidiremos cómo afrontar cada fase: si 'a lo Rambo' o más bien a lo 'Solid Snake', y es que tendremos a nuestra disposición un movimiento que nos permite salir de detrás de un escondite y neutralizar en silencio y de un golpe al enemigo más cercano. Así, las peleas y los tiroteos cobran otra dimensión con estas inclusiones. Además, tendremos otro movimiento nuevo, que será posible siempre y cuando encontremos alguna bombona. Cuando esto pase, podremos cogerla y tirársela a los enemigos; así, mientras está en el aire cerca de su posición podremos dispararle y dañarlos muy seriamente o eliminarlos directamente.

Entre tiroteos, escaramuzas sigilosas, fases de plataformas muy intuitivas y bien diseñadas, y resolución de puzzles discurre la aventura. Sin embargo, y aunque ninguna de estas características es nueva y no innova en nada, sí es importante un factor: el ritmo de juego. Naughty Dog ha tenido a bien diseñar los niveles de tal forma que la acción no decae en ningún momento, el interés por saber qué pasa es siempre máximo, y el ritmo de partida no decae en ningún momento. Las diferentes situaciones por las que pasan durante la aventura y su correspondiente resolución en la jugabilidad acrecientan las ganas de saber adónde se dirigirán después, qué giro de guión ocurrirá o qué escenario extraordinariamente bello visitarán. Un diez a Naughty Dog por saber mantener el interés con el ritmo tan bien marcado que han decidido utilizar.

Pero además del ritmo de juego hay otro factor muy importante, y que los jugadores seguro que tendrán en cuenta: el perfecto engranaje que presentan el guion, los personajes y sus diálogos. Que Nathan Drake forma parte ya del universo videojueguil es un hecho, pero su carisma sube enteros con cada nueva ocasión, los demás personajes están perfectamente definidos. Tanto Elena ('la del año pasado') como Sully que repiten del primer juego, y los nuevos Flynn, Chloe (que formará parte de un triángulo amoroso sin confirmar) o el malo más malo del juego, Lazarevic, forman un conjunto de personalidades y de química realmente conseguida entre ellos.

La aventura no es realmente muy larga -la primera partida puede irse a las 12 o 13 horas-, pero son las sensaciones que se sienten durante el juego las que lo hacen un juego especial. Conseguir los trofeos disponibles en el juego (buscar tesoros, aniquilar enemigos de disparos en la cabeza, etc,…) nos hará rejugarlo en distintos niveles de dificultad. Además, conseguiremos dinero que nos permitirá desbloquear filtros de renderizado, skins para jugadores, películas o galerías de ilustraciones o vídeos, donde nos explicarán cómo se ha desarrollado esta segunda parte. Todo el dinero ganado durante la aventura offline nos valdrá para el modo multijugador on-line.

Y es que, por mucho que sea una aventura de acción enfocada a un solo jugador, Naughty Dog ha sabido idear modos multijugador muy bien estructurados, divertidos y llenos de diversión. Tendremos un modo cooperativo aunque no tendrá nada que ver con la aventura de 1 jugador, si no que se basará en misiones que tendremos que cumplir como máximo entre 3 jugadores, estableciendo estrategias de protección y de ataque que nos reportará más dinero. Por si no era suficiente este modo, original y divertido, se han añadido otros modos competitivos. Desde el clásico Deathmatch hasta un original 'capturar la bandera' disfrazado dentro de un tesoro que tendremos que llevar de A a B mientras los distintos equipos intentan robárselo unos a otros.

Este modo competitivo posee factores especiales que lo hacen único: para empezar, el diseño de los niveles permite un tipo de acción totalmente vertical, con multitud de niveles en altura que nos obligará a estar atento tanto a nuestro frente como a nuestros pies o al piso siguiente al que estemos, ya que nos pueden atacar por cualquier lugar. Eso sí, sin olvidar que puede estar alguien colgando de un borde para agarrarnos por las piernas y tirarnos al vacío… también nos pueden golpear y dejarnos muy mal heridos, aunque siempre tendremos la opción -si somos rápidos- de soltarnos y protegernos hasta recuperar la vida.

Los modos competitivos tendrán un sistema de desarrollo del personaje por niveles, y podremos ganar 'capacidades especiales' (perks) al más puro estilo Call of Duty, como son un movimiento más rápido, mayor puntería con armas de larga distancia, una estabilidad mayor con las metralladoras, etc., las posibilidades son muy amplias para los usuarios que quieran aprovechar este modo online que mantendrá el disco del juego en vuestras PS3 mucho más tiempo del que se creía. Hay que elogiar a Naughty Dog por el buen estilo que han tenido al diseñar estos modos online, divertidos y que prometen muchas horas de juego entre amigos.

Por si todo esto no fuese suficiente, se ha incluído un 'modo Cine' que nos permitirá reproducir cualquier partida multijugador y mover la cámara a nuestro antojo, ya sea siguiendo a un usuario o visitando los escenarios. Se podrá avanzar o retrasar la acción al más puro estilo 'cinta de video', sacar fotos que se guardarán en vuestra PS3 y una conexión con Twitter para subir las puntuaciones y vuestros comentarios. Eso de chulearse al colega y sacar la foto en el momento en que le tiras la granada desde atrás antes de reventarlo estará a la orden del día… Pero si además de todo lo antes nombrado, todavía os quedan ganas de más Uncharted 2, Naughty Dog ha tenido a bien incluir un modo que hará las delicias de los más manitas: el modo Machinima.

Con este modo podremos crear nuestras películas con los personajes del juego, incluso ponerles voz con un micro USB conectado a la PS3 mientras ellos mueven los labios de forma brillante. Podremos poner ángulos de cámara, posición de los personajes, rutas de movimiento, acciones, filtros a aplicar, posición de la luz, etc… todo un estudio para crear nuestras películas de forma bastante sencilla y muy espectacular. En resumen, Uncharted 2 es, sólo en el modo Historia, uno de los mejores juegos de PS3 de todo su catálogo. Si le añadimos las opciones online, se sitúa sin pudor entre los 10 mejores de la generación, y si le añadimos los toques especiales que posee en ritmo de juego, opciones de modo Cine y Machinima, los distintos niveles de dificultad, los trofeos, los ítems a desbloquear, etc, etc etc, estamos hablando de un más que serio candidato a GOTY de este año. Tener PS3 y no jugar a Uncharted 2 debería estar penado por el Tribunal Popular de los Jugones Españoles. Avisados quedáis…

conclusión

LO MEJOR

  • El modo Machinima os volverá locos
  • Multijugador cooperativo y competitivo muy divertido
  • Ritmo de juego perfectamente calculado
  • Todo el apartado sonoro
  • Una aventura de acción como pocas hemos visto
  • Visualmente deslumbrante

LO PEOR

  • Modo Historia que se hace corto (aprox. 12
  • Que Naughty Dog tenga que descansar en vez de ponerse ya a hacer otro juego
  • 13 horas)

CONCLUSIÓN

'Uncharted 2 En el Reino de los Ladrones' en todo lo que promete en la primera fase, y más. Mucho más. Si visualmente os va a dejar de piedra (algunas de las mejores texturas que hemos visto en ningún juego de consola), el ritmo de juego os atrapará, os zarandeará, y os dejará en éxtasis al acabar el modo Historia. Si después de eso aún crees que puedes aguantar todo lo que te echen (si Nathan aguanta, porqué tú no?), prueba el modo on-line con modo multijugador y cooperativo, donde tendrás juego y risas aseguradas para muchas semanas gracias a su sistema de desarrollo por créditos e ítems para comprar. Estos modo de juego se han calibrado de forma brillante, para que cualquier usuario que empiece de cero no se sienta desplazado, y le incentiva a seguir jugando y progresando para conseguir mejores armas, ítems y acciones. Visualmente impactante a todos los niveles, sólo con el paso del tiempo podremos valorar perfectamente un apartado técnico que a estas alturas no hay juego en tercera persona que iguale en ninguna consola. [image|nid=1245576|align=center|preset=inline] Sin embargo, aunque el modo on-line es brillante, nada que se pueda comparar al modo Historia. No es precisamente muy largo, pero es INTENSO a más no poder. La clave es el ritmo de juego impuesto por Naughty Dog, que nos va sorprendiendo paso a paso con una nueva fase a cada cual más espectacular, a cada cual más atractiva por las posibilidades que ahora tenemos de movernos sigilosamente, y a cada cual más insólita por todas las perrerías que sufre nuestro héroe. Si a eso le añadimos unos diálogos brillantes perfectamente trasladados al castellano en uno de los mejores doblajes que se recuerdan, poco más podemos decir sin caer en la noñería con respecto a nuestro 'colega' Drake, y sobre todo, con respecto a sus creadores, Naughty Dog. [image|nid=1245181|align=center|preset=inline] Uncharted 2 es una montaña rusa in crescendo. Pero en vez de iniciarse con una subida como en toda montaña rusa, para después bajar sin descanso, Naughty Dog no nos permite el más mínimo descanso desde la primera fase. Estamos expectantes desde el mismo inicio del juego. Las cinemáticas, brillantemente realizadas con el motor gráfico del juego, ayudan a sentirse imbuido por un espectáculo lleno de lugares de ensueño, de peligros escondidos, de amigos que no lo son, y de enemigos que lo son más de lo que creemos. El modo Cine será la guinda al pastel, el último trozo de tarta que queda en la mesa y que, curiosamente, nos toca a nosotros. Considerémonos afortunados de disfrutar de una joya de los videojuegos como es Uncharted 2, de empaparnos de su vitalidad y de sentir lo que es una AVENTURA con mayúsculas. Larga vida a Nathan Drake, pardiez. [image|nid=1245464|align=center|preset=inline] - Una aventura de acción como pocas hemos visto- Visualmente deslumbrante- Ritmo de juego perfectamente calculado- Multijugador cooperativo y competitivo muy divertido- Todo el apartado sonoro- El modo Machinima os volverá locos

9.5

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.