[GC] Mass Effect 2, Impresiones

BioWare vuelve a sorprendernos con la demo de Mass Effect 2. El mismo universo, los mismos conceptos, pero mucho más espectacular en todos los aspectos.

BioWare vuelve a sorprendernos con la demo de Mass Effect 2. El mismo universo, los mismos conceptos, pero mucho más espectacular en todos los aspectos.

Todo momento es bueno para poder volver a disfrutar de las excelencias de Mass Effect 2. BioWare ha demostrado con la primera entrega que era capaz de contar una epopeya espacial de la más alta calidad, al nivel de otros universos como Star Wars, y las expectativas para su segunda parte están por todo lo alto. De hecho, todo cuanto se ha podido ver hasta la fecha del juego ha demostrado estar al nivel esperado; no sólo eso, sino que han sido capaces de ir más allá y hacer un juego que mejora en todos los aspectos posibles lo que ya conocíamos del original. En el fondo, era de esperar de una compañía que cuenta sus producciones por grandes éxitos.

De hecho, los tres títulos con los que han venido a Alemania, a esta primera edición de la Gamescom, han mostrado unas cotas de calidad increíbles, y parece casi increíble que el mismo estudio sea capaz de trabajar en tres obras de semejante envergadura y lograr que las tres sean de las más deseadas y seguidas por todos los aficionados al género de los RPG. Pero centrémonos en Mass Effect 2, segundo capítulo de una trilogía que está dando mucho que hablar y que, posiblemente, no termine tras completar las entregas programadas. De hecho, el universo ya se está expandiendo a través de novelas; pero ese es otro tema que se verá en un futuro todavía bastante lejano.

Si por algo destaca la demostración del juego es por conseguir mostrarnos lo mismo pero mejorado en prácticamente todo aspecto susceptible de cambio a mejor. La primera secuencia nos muestra una conversación que mantiene Shepard con una compañera de equipo mientras conducen a través del cielo de una ciudad futurista que nos recuerda mucho a la ambientación urbana de Star Wars. Al igual que en el original, los árboles de conversación irán apareciendo en la parte inferior de la pantalla y podremos encauzar el diálogo por donde más nos interese en cada momento, haciendo preguntas para obtener más información o bien siendo tajante y un tanto desagradables con nuestra interlocutora.

Todo a nuestro alrededor presenta un tono más oscuro. De algún modo, da la sensación como de que el Mass Effect original era una prueba, modelada con figuras animadas, y que este es el resultado final que se deseaba conseguir. Nos sentimos más que nunca dentro de la épica de la historia, dejándonos sumergir en una ambientación soberbia. Tintes de novela negra se distinguen entre los diálogos y la iluminación escasa, y lo cierto es que el argumento, a juzgar por lo que se deja entrever en estos primeros compases del juego, promete ser mucho más enrevesado y adulto que nunca. Absortos en la conversación, llegamos a nuestro destino casi sin darnos cuenta.

Entramos ahora en una fase de combate. Valga decir que el sistema se mantiene prácticamente inalterado, respetando las opciones de cobertura (pulsando A cerca de toda caja, columna o elemento del escenario que tengamos cerca), la posibilidad de disparar desde nuestro lugar seguro, de avanzar corriendo, de apuntar antes de disparar, de lanzar granadas, de golpear cuerpo a cuerpo… Eso sí, ahora hay una interesante novedad, y es que podemos darles órdenes directas a nuestros compañeros de equipo, utilizando la cruceta. Podemos indicarles un punto del escenario al que queremos que vayan, o bien marcarles un objetivo enemigo y que le ataquen.

Por ejemplo, el Shepard de la demostración es un hombre de armas de fuego, y si le pide ayuda a su compañero psíquico, este levantará al enemigo por los aires (sacándolo, de paso, de su cómoda posición tras una cobertura) y nosotros podremos dispararle para acabar con él antes de que se recupere del golpe. Sin embargo, los combates no parece que vayan a ser sencillos, ya que la inteligencia artificial de la que hacen gala los enemigos se ha visto sensiblemente mejorada. Saben buscar coberturas mucho mejor, no se arriesgan a la hora de disparar, e intentan siempre lograr la mejor táctica posible para complicarnos mucho las cosas.

Con todo, hay que reconocer que el sistema de combate no necesitaba mucho más para resultar satisfactorio. El Mass Effect original resultaba un título muy accesible, divertido y con un profundo sistema de combate; esta base se mantiene y se ve levemente mejorada en algunos aspectos clave para conseguir resultar todavía más divertido. Una vez eliminada toda la guardia que nos encontramos, volvemos a entrar en una zona de diálogo, con la alienígena dueña de la casa que hemos atacado. Intentamos ser dialogantes con ella, entrar en razón y hacerle comprender su error, pero no tendremos tiempo de salirnos con la suya.

Es aquí cuando recordamos lo que hicimos en el pasado E3, cuando vimos esta parte de la demostración; en un momento concreto, un indicador de un botón aparece en la parte inferior izquierda de la pantalla. Es sólo un segundo, y si queremos tener acceso a él, deberemos ser rápidos y estar atentos a cualquier situación que pueda surgir en pantalla en todo momento. En aquella ocasión, Shepard lanzó a la dueña del edificio de una patada a través de la ventana. Ahora, al no haber pulsado ese botón e intentar ser dialogantes, somos testigos de una nueva situación: de entre las sombras de los conductos de ventilación, cae como un rayo, casi imperceptible, un asesino que acaba con la vida de la mujer alienígena.

Se trata de otro alienígena con el que Shepard tiene la oportunidad de intentar hablar, pero la demo es lo bastante corta como para dejarnos a medias. Pese a la variedad de opciones y alternativas en esta secuencia, los representantes de BioWare en la sala no dudan en mostrar su admiración y preferencia por este nuevo personaje silencioso. El alienígena jugará, a buen seguro, un papel importante en Mass Effect 2; pero no lo sabremos hasta dentro de unos meses, cuando el juego llegue al mercado para Xbox 360 y PC. Las cotas de calidad alcanzadas por BioWare parece que van a dejar muy atrás lo que vivimos en la primera entrega, y eso es algo que estamos deseando ver.

Mass Effect 2

Dos años después de que el Comandante Shepard ahuyentara a unos Segadores decididos a destruir la vida orgánica, un misterioso enemigo ha surgido. En los límites del espacio conocido, algo está abduciendo en silencio las colonias de humanos. Así que Shepard deberá trabajar mano a mano con Cerberus, una implacable organización dedicada a la supervivencia humana a toda costa, para parar la más terrorífica a amenaza que la humanidad ha afrontado jamás.
Mass Effect 2