Resonance of Fate

Tri-Ace rompe por primera vez su particular acuerdo con Square Enix para producir de la mano de Sega una aventura espacial, neo-futurista con reminiscencias hacia la cultura steampunk que tan de moda se ha puesto en los últimos años. Recopilamos toda la información que se conoce hasta la fecha de Resonance of Fate, un JRPG que apunta maneras gracias a una puesta en escena que por el momento ha gustado a todo aquel que ha disfrutado de ella. Bienvenidos al la ciudad Earth, donde una mente artificial controla el devenir de la humanidad.

Tri-Ace rompe por primera vez su particular acuerdo con Square Enix para producir de la mano de Sega una aventura espacial, neo-futurista con reminiscencias hacia la cultura steampunk que tan de moda se ha puesto en los últimos años. Recopilamos toda la información que se conoce hasta la fecha de Resonance of Fate, un JRPG que apunta maneras gracias a una puesta en escena que por el momento ha gustado a todo aquel que ha disfrutado de ella. Bienvenidos al la ciudad Earth, donde una mente artificial controla el devenir de la humanidad.

A estas alturas de partido nadie se atreve a afirmar en qué estado se encuentra el RPG japonés, un hecho que viene marcado principalmente por la total ausencia de novedades dentro de las superproducciones que hacen mella entre el público habitual. Por un lado todo el mundo debería tener claro que hasta la fecha la presente generación no ha parido un referente que sea capaz de orientar al resto de producciones que de forma inevitable no cuentan con tantos recursos, mientras que por el otro hay que ser conscientes de que la tecnología, las exigencias de los jugadores modernos en occidente han cambiado mucho en comparación a la situación que se vivía a finales de los noventa. La llegada de un poderío considerable en el aspecto técnico ha propiciado un cambio general en la industria que el rol japonés todavía no ha terminado de asumir.

Todo esto se traduce en la aparición de nuevas tendencias de mercado; empresas que antes no destacaban comienzan a ganarse un nombre de culto entre los aficionados, licencias que en el pasado apenas vendían un centenar de unidades hoy son los éxitos que los aficionados más preocupados en estos menesteres llevan siguiendo desde el primer momento en el que fue anunciado el juego en cuestión. Cambios que nadie había logrado prever a tiempo, ante los que solo unos pocos han sabido reaccionar a tiempo para evitar ser arrastrados por la marea con el resto de compañías de poco pelo que resisten como pueden en el mercado japonés.

Toda la evolución que aquí se ha expuesto tiene mucho que ver con la historia tradicional que se conoce de tri-Ace. Un estudio creado por antiguos componentes de Squaresoft, Enix y Namco que a comienzos de la década de los 90 se pone manos a la obra para elaborar dos franquicias que sí han logrado marcar a fuego su paso por esta industria; Star Ocean y Valkyrie Profile. El estudio empezó con aires modestos, sin apurar el tiempo entre el lanzamiento de un título y otro. En los últimos años esta tendencia ha cambiado, pasando a convertirse en una de las compañías más activas del género, preocupada siempre por ofrecer un mínimo nivel de calidad en todas sus producciones. Infinity Undiscovery o Star Ocean 4 han sabido hacerse su pequeño hueco entre los aficionados. La pregunta ahora es, ¿será capaz de hacer lo propio esta última producción?

Reminiscencia steampunk
La ciudad ficticia Earth se encuentra sumida dentro de una espiral de terror de la que lleva tratando de escapar sin éxito durante más de una década. En tiempos inmemoriales, los ancianos de la zona confiaron en la evolución de las máquinas para regir el paso de los años, para controlar la sociedad como un líder sólido, robusto, que siempre mirase por el bien de la comunidad, nunca el personal de cualquier posible aliado. La ciudad ha perdido toda esperanza de que la torre Bazel, una mastodóntica construcción en mitad de la nada, se libere de sus malignos influjos dejando en paz de una vez por todas a los habitantes de la zona. Los tiempos han cambiado; encontrar a un héroe dispuesto a arriesgar su vida por la de los demás es poco menos que una utopía. No obstante, si hemos llegado hasta aquí no cabe la menor duda que de un modo u otro un grupo de aventureros no tendrá otro remedio que enfrentarse a la aventura más grande que hayan vivido jamás.

Cuatro personajes protagonistas confirmados de los cuales tres aparecían  en la demostración que Sega ponía a disposición de la prensa especializada en el pasado Sega's Summer Sizzle, un evento cuya finalidad es presentar los juegos más importantes que la compañía japonesa tiene como objetivo promocionar durante este periodo. Como de costumbre no solo hubo hueco para los clásicos éxitos de siempre, sino que también se quiso presentar por primera vez ante el gran público una brevísima versión de prueba que apenas dejaba entrever el estado gráfico del proyecto, algunas pinceladas del sistema de combate y poco más. Lo suficiente como para tener una idea abstracta de qué es lo que ofrecerá este Resonance of Fate.

De la historia sólo se conocen datos que poco ofrecen para mejorar la visión general del producto. Los tres personajes que aparecen en esta demostración son Zephyr, un habitual mercenario talentoso que sabe siempre cómo salir de las situaciones más embarazosas; Vashyron, un antiguo pistolero de armas tomar con cierto halo de chulería rodeando su personalidad, y por último Reanbell, pequeña muchachilla donde las haya que sin apenas superar el metro cincuenta de estatura es capaz de tumbar a los enemigos más poderosos que hacían acto de presencia en esta demostración. Cada personaje desarrolla unas habilidades específicas dentro de los combates, lo que facilita el uso de diferentes estrategias para obtener la victoria desde distintas vías de acceso.

Lo que resulta evidente es que tanto la intención de tri-Ace como la de Sega ha sido la de mostrar una beta que sirva como telón de fondo para echar un breve vistazo también al apartado técnico, uno de los puntos en los que la subcontrata de Enix siempre ha destacado independientemente de la plataforma en la que esté trabajando. Basta con posar la mirada sobre alguna de las imágenes que adjuntamos en este texto para dar fe de que tanto los diseños como los escenarios son una auténtica oda a la ciencia ficción, una sensación que se multiplica por dos a la hora de recorrer los decorados por los que transcurre esta pequeña versión de prueba. Nos quedamos con la buena presencia de los personajes así como con la ambientación, que promete indagar en cuestiones que el género ha ignorado hasta la fecha.

Si de algo ha valido también la demostración de marras es para comprobar que la torre de Bazel se perfila como un instrumento esencial dentro de la historia. Todo parece apuntar que los personajes tendrán que ir recorriendo los niveles de esta estructura a medida que avanza la aventura, aunque nadie ha sido capaz de precisar con total seguridad si este sistema será el que finalmente incluirá la aventura o si se trata de los habituales rumores sin sentido que al final se pierden como humo por su falta de veracidad. Lo que sí se ha confirmado es la posibilidad de realizar misiones secundarias que amplíen la información del argumento, entre otras ventajas que puede ofrecer esta mecánica. La brevedad de la demo tampoco deja demasiado margen para descubrir más datos relevantes.

Tiempo en espera
Ante la ausencia de cualquier modalidad fuera de lo común en un título genérico, Resonance of Fate basa todo su atractivo en los aspectos que hemos querido comentar a lo largo de este primer contacto real con la aventura. Por este motivo hemos dejado los combates hasta la recta final del texto, principalmente porque se trata de otra característica en la que tri-Ace vuelva un tanto de experiencia, otro de originalidad y una pizca de practicidad. Ninguna de las tres facetas debería complicar la vida de los jugadores que no tengan demasiada experiencia en el género, principalmente porque la acción tiene lugar en un pseudo tiempo Real. De un modo muy similar a lo que conocíamos en Silmeria, los monstruos sólo se desplazan por los escenarios cuando nuestro protagonista hace lo propio.

Como decíamos anteriormente, el factor estratégico es mucho mayor del que aparenta a primera vista, aunque por desgracia queda todavía demasiada información por darse a conocer como para poder emitir un juicio inicial que como mínimo desvele las expectativas que se han generado alrededor del título. Si algo ha quedado claro es que en el apartado técnico volveremos a disfrutar de una aventura de calidad como sucedió con la última otra de la compañía. Si a esto le sumamos una ambientación que no puede ser catalogada de típica, la inclusión de un nuevo sistema de juego e incluso una banda sonora a la altura de las circunstancias, todas las señas dejan entrever que este Resonance of Fate -End of Infinity en Japón- va camino de convertirse en uno de los proyectos de peso tanto de PS3 como de Xbox 360. En occidente habrá que esperar hasta 2010 para comprobar hasta qué punto es capaz de llegar esta última producción de tri-Ace, primera sin el amparo de Square Enix.

Resonance of Fate

triAce se lanza al terreno multiplataforma con este RPG que se estrenará en Playstation 3 y en Xbox 360.
Resonance of Fate