Clásicos en descarga

Repasamos algunos de los clásicos que gracias a los bazares, consolas virtuales y demás, podemos volver a jugar en las consolas de nueva generación. Juegos que marcaron un antes y un después, que fueron referentes en su momento o que estuvieron ligados a la palabra éxito.

Los catálogos de las actuales consolas de sobremesa cuentan con un plus de calidad que en tiempos pasados era impensable. Las descargas permiten a las compañías recuperar viejas glorias, esos juegos que las catapultaron al éxito, para colgarlos en la red y sacar partido de esos productos que se vendieron lustros atrás. De esta manera, las consolas actuales no cuentan sólo con las últimas novedades en materia de potencia gráfica o revolución en la jugabilidad. Se puede acceder, a través de ellas, al pasado que ha servido para construir los juegos que conocemos hoy en día.

Los tres bazares han ido ampliando su oferta de diversas maneras. Por un lado, los juegos de nueva creación como Flow o Braid, que nutren el catálogo de apuestas de calidad con un presupuesto limitado. Por otro, está la recuperación de juegos antiguos de consolas pasadas. En este punto, cada bazar cuenta con sus grandes clásicos. Nintendo tira de su cosecha propia, con los juegos que la han convertido en una de las desarrolladoras más potentes de la historia. Sony ya puede presumir de cierta antigüedad usando los clásicos de su primer gran éxito, Playstation. Y Microsoft, a base de ponerse las pilas desde el primer momento, ha ido rascando clásicos atemporales de distintas third parties que le permiten estar tan o más alto que sus competidoras. Desde Meristation hemos decidido hacer un repaso a algunos, no todos, de los clásicos más apetecibles para descargar. Abrimos el baúl de los recuerdos.
 

Prince of Persia Classic
Xbox Live, PSN. Precio: 800 Puntos

Finales de los ochenta. Jordan Mechner crea Prince of Persia para PC. Se trata de un juego que combina la acción con, básicamente, las plataformas en el que un príncipe tiene que recorrer un castillo laberíntico para salvar a su amada de las manos del malvado sultán. Esta obra de 1989 supuso un éxito rotundo por la calidad de las animaciones que mostraba. El príncipe era capaz de correr, saltar, ir pasito a pasito y luchar con la espada con una fluidez superior a lo visto hasta el momento. Empezamos el repaso a los clásicos de descarga con uno de esos juegos atemporales.

/es/node/Array

Los elementos destacados anteriormente se combinaron con el diseño de niveles y el reto que suponía travesar ese castillo. Cada lucha cuerpo a cuerpo con los enemigos precisaba de estocadas en el momento justo. Los saltos, las trampas en el suelo y el factor tiempo acababan de redondear una experiencia única en su momento que, como se puede comprobar en este remake para Xbox 360, sigue vigente hoy en día. El juego tenía una hora para completarse. Pasado ese tiempo, si no se conseguía el objetivo la partida terminaba. Se hicieron numerosos ports y tuvo un par de secuelas. El remake actual no afecta para nada al hueso de esta obra. La jugabilidad y posibilidades siguen intactas, aunque se ha hecho un lavado de cara que permite verlo renovado sin que parezca desfasado en los tiempos actuales. Una obra imprescindible que se avanzó a su época gracias al trabajo de un solo hombre.

Megaman 3
Virtual Console. Precio: 500 Puntos

Héroe en los ochenta, masificado en los noventa y que parece volver por sus fueros. Megaman ha sido uno de los personajes más prolíficos de Capcom. Sus primeras andaduras en NES son las más recordadas. El héroe azul tenía que acabar con los robots creados por su archienemigo en distintas fases donde la precisión en los saltos y la dificultad originada por el diseño de niveles y la disposición de los enemigos eran los puntos fuertes de cada entrega. Después de las dos primeras, en esta tercera se introdujeron algunas mejoras jugables.


Apareció por primera vez el perro de Megaman, el robot Rush, así como otros personajes que han acompañado al protagonista en siguientes entregas y algunos movimientos nuevos como el que permitía a Megaman deslizarse por el suelo. Un juego como los de antes, con una dificultad elevada y un reto constante a cada fase. A parte de estas reconversiones, Capcom tuvo un guiño retro al crear, también para descarga (en este caso para los tres bazares), Megaman 9, una obra hecha hoy en día pero con un aspecto y un desarrollo igual al de hace veinte años en NES. A falta de nuevas entregas adaptadas a la presente generación, hay Megaman para rato en la red.

Mortal Kombat II
PSN. Precio: 5 euros

Alguien recién llegado en esto de los videjuegos podría preguntarse sobre el empeño de ir sacando juegos llamados Mortal Kombat. Algunos más decentes que otros, pero por norma con un nivel de calidad ligeramente inferior a los grandes de la lucha. Es la pregunta que se podría hacer si no se conocieran las primeras obras de Midway en lo que Mortal Kombat respecta. La primera entrega conmocionó el sector por su oscuridad y la brutalidad de los archifamosos fatalities, esos golpes finales que permitían reducir a huesos a nuestros enemigos.


Mortal Kombat II fue, seguramente, la mejor entrega de la saga. Se trataba de un avance importante a nivel gráfico y jugable respecto la primera entrega. La obra de Midway, sin embargo, nunca gozó de la profundidad de otros juegos del género como Street Fighter. Su sencillez en algunos casos, a pesar de mejorar algunos combos con el rival en el aire en la segunda entrega, se equilibraba por su aspecto y por el componente gore. La plantilla de personajes se amplió hasta quince, sin contar con los jefes finales, tan espectaculares como difíciles.

Pero si en algo destaca esta versión es en la evolución del concepto Fatality. Se añadieron nuevas variantes a estos movimientos finales. Cada personaje contaba con dos fatalities distintos, y la posibilidad de hacer pit fatalities, según el escenario en el que se encontraran -muchos de ellos dados a los pensamientos más macabras, o hacer friendships y babalities. En el primero de los casos, se trata de reírse del rival; en el otro, convertirlo en un pequeño bebé. Ahí radicaba el gran poder de este juego, que añade en la versión de descarga la posibilidad de jugar on-line con tablas de clasificación incluidas. ¡Finish Him!

Wipeout
PSN. Precio: 5 euros

Clásico entre los clásicos. Wipeout golpeó con fuerza en su aterrizaje a Playstation. La consola de Sony despegaba a mediados de los noventa, y la obra de Psygnosis tenía pensado revolucionar el género de las carreras futuristas. Recogiendo el camino sembrado por algunos grandes, como F-Zero, con quien no se ha parado nunca de comparar, esta obra editada en 1995 destacaba por la tremenda velocidad a la que se realizaban las carreras. Escudos, turbos, algunas armas arrojadizas y un diseño de niveles espectacular, lleno de loops, caídas y subidas imposibles en medio de un mundo futurista y psicodélico. Desde su salida, Wipeout ha sido sinónimo de éxito. Un éxito que se fraguó hace más de una década y que ahora se puede rememorar desde Pstore.


Final Fantasy VII
PSN. Precio: 10 euros


Final Fantasy VII es seguramente uno de los RPG's más elevados a la categoría de culto. Fue el emblema de la segunda generación de oro de los juegos de rol orientales, y se le atribuye el mérito de haber hecho contactar occidente con el género de una manera más generalista. Se trató de la primera incursión de la franquicia en las consolas de Sony, quien durante dos generaciones ha tenido en esta saga uno de sus factores determinantes. El impacto de la obra fue tan brutal que no ha habido grandes eventos en los que se haya rumoreado, con más o menos fundamento, la posibilidad de ver un remake.

A falta de una nueva versión de este clásico, Sony hizo llegar por fin la historia de Cloud y compañía al bazar de descarga de sus dos consolas actuales.  Desde junio los jugadores europeos y americanos pueden disfrutar de esta obra de nuevo, de manera tan intacta que se mantiene, como es lógico, el nefasto trabajo de traducción que sufrimos en nuestro país y que más de un quebradero de cabeza provocaba en el desarrollo de la aventura.


La séptima entrega de la saga que salvó de la quiebra a Square fue toda una novedad en distintos puntos. Después del excelso Final Fantasy VI para Super Nintendo, la compañía nipona presentó su ambicioso proyecto con un lavado de cara importante. Se hizo un paso a las tres dimensiones, se incorporaron las escenas cinemáticas que tan buenos resultados han dado desde entonces y se unieron estos avances a una historia y unos personajes que ya forman parte del Olimpo de los videojuegos.  Doce años después, ya no hay excusas por no haberlo probado.


Wolfenstein 3D
Xbox Live, PSN. Precio: 400 puntos; 5 euros

Los juegos de acción en primera persona tuvieron  un inicio. Y éste estuvo protagonizado por Wolfenstein 3D, juego pionero en la acción con vista subjetiva que apareció en 1992 y que dio el pistoletazo de salida a una moda que fue invadiendo el PC hasta convertirse en el género por excelencia también en las consolas de sobremesa.  El argumento era tan sencillo como lo pueden ser actualmente muchos juegos revestidos de grandes historias. Un soldado estadounidense se encuentra en un castillo nazi del que debe escapar.

Con esta premisa hay suficiente. Pasillos con distintos enemigos, todos ellos nazis o mutantes y animales procedentes del enemigo alemán, y jefes finales de pantalla con su consecuente poder superior al resto. Seguramente parco en posibilidades, ya que  sólo disponía de modo para un jugador y de un arsenal bastante limitado, Wolfenstein 3D fue la antesala de otros FPS históricos como Doom. Una buena manera de saber de dónde vienen Call of Duty, Killzone o Halo.


Outrun On-line Arcade
Xbox Live, PSN. Precio: 1200 puntos; 10 euros

Una manera de reinventar un clásico. Más de veinte años han pasado desde que Sega decidió lanzar una recreativa que tenía las bases del éxito: ferrari, chica y velocidad. A lomos de uno de estos caballos rojos de cuatro ruedas, y con nuestra novia al lado, Outrun era una lucha contra el crono. Escenarios variopintos que se cruzaban a alta velocidad con el objetivo de cruzar el checkpoint antes de que se acabara el tiempo y tuviéramos que poner otra moneda a la máquina. Sinónimo de arcade de velocidad que se ha mantenido intacto con el tiempo.

La versión para descargar tanto en Playstation 3 como en Xbox 360 no llega manca de posibilidades como pasa con otros grandes clásicos colgados en los bazares virtuales. Éstas versiones, recogiendo el trabajo hecho en anteriores entregas como Xbox o Playstation Portable,  ofrece modos tanto para un jugador como para multijugador en línea. El modo Outrun recoge la esencia clásica de esquivar vehículos, derrapar de manera imposible en las curvas y superar al tiempo eligiendo el camino, de más fácil a más difícil, que más nos convenga.


Los modos de juego se completan con otras opciones como completar las carreras mientras cumplimos objetivos de nuestra chica o la clásica contrarreloj. A parte, el modo competitivo con hasta seis jugadores en pista para ser el primero en llegar a la meta. A esto se le añade un apartado visual renovado. Sólo se echa en falta algún modo multijugador en la misma consola.

Super Mario 64
Virtual Console: 1000 Puntos

Hablar de Super Mario 64 es hablar de uno de los pasos al frente más importantes en la industria de los videojuegos. La mascota de Nintendo siempre fue referencia en las generaciones anteriores, donde su aparición siempre era sinónimo de calidad. Desde el impacto que supuso Super Mario Bros, pasando por la tercera entrega en NES, o los atemporales Super Mario World y Yoshi's Island de Super Nintendo, todos ellos disponibles también en Virtual Console, el fontanero y las plataformas han vivido un idilio casi constante. Y con Mario 64 se demostró que el salto a las tres dimensiones sería igual de grande que los saltos dados en el pasado.

Con el juego bandera de Nintendo 64, Miyamoto y la Gran N demostraron como se debía pasar a las 3D. Se cambió de raíz el concepto que había acompañado a Mario en sus aventuras pero se mantuvo intacta la esencia que lo hizo triunfar. Así, se pasó de la linealidad del avance de un punto A a un punto B a grandes mundos en los que se debía explorar y hacer diversas tareas. Mario conoció la libertad de movimientos.


La variedad de retos en las 120 estrellas del juego, que iban desde ganar en carrera a pingüinos y tortugas, hasta recolectar ocho monedas rojas esparcidas por los vastos mapeados, convertían Mario 64 en un juego casi infinito en posibilidades. Un aspecto que mantenía el colorido y el mundo fantástico que ha acompañado siempre al fontanero, con una banda sonora espectacular y la diversión por bandera. Estas son las bondades de un juego que supuso un antes y un después y que marcó el camino a seguir en el género de las plataformas en 3D.


Contra
Xbox Live. Precio: 400 puntos

A finales de los ochenta, Konami sacó en los salones recreativos Contra, un arcade que mezclaba el scroll lateral con fases de disparos al frente. Éxito rotundo sin paliativos. Contra combinaba a la perfección la acción de disparar a decenas de enemigos que salieran por todos lados de la pantalla con los toques plataforma del avance lateral.  Eso se unía a las fases con la vista justo detrás del personaje, que daban una perspectiva nueva que rompía de paso con la tónica general del juego. Pero donde realmente dio en el clavo la compañía nipona fue en el concepto cooperativo. El juego está protagonizado por dos soldados, por lo que con otro amigo podíamos hacer los ocho niveles originales, con alguno más en su paso por las consolas domésticas.
La versión para el bazar de Xbox 360 cuenta con un pequeño lavado de cara para que los píxeles no salten de la pantalla, aunque mantiene el diseño y la idea original. Además cuenta con un modo on-line para poder jugar sin tener que estar en la misma consola. Un juego como los de antes, sencillo y bien trabajado desde las situaciones que presenta a la variedad de arsenal, aunque con la duración algo corta.

Sonic The Hedgehog II
Xbox Live. Precio: 400 puntos

Sonic, un erizo azulado que últimamente va dando bandazos entre la mediocridad y algunos momentos entretenidos, fue en su tiempo otro icono al que se relacionaba directamente con los videojuegos. La mascota de Sega, creada para competir con el fontanero italiano más conocido del mundo, repartió sus inicios, y también su auge, entre Master System, Game Gear y, sobre todo, Mega Drive. La trilogía de juegos que salieron en la principal competidora de Super Nintendo está disponible tanto en Xbox Live Arcade como en Virtual Console.


Hemos escogido Sonic II, aunque la primera o la tercera parte hubieran sido igualmente válidas. La segunda entrega del juego aparecido en MegaDrive supuso un salto de calidad importante respecto la primera incursión. Se añadieron movimientos a Sonic, hizo su primera aparición Tails (aunque no sería hasta la tercera entrega donde el zorro de dos colas podía ser más decisivo en el desarrollo de la aventura) y se hizo un avance gráfico importante.


La premisa básica del erizo azul es la velocidad. Grandes mapeados que pasan a toda pastilla, con distintos caminos, loops, cambios de rasantes, enemigos y plataformas.  Sonic II consta de once niveles con sus respectivas fases, ambientadas de manera variopinta y con una banda sonora excelsa. El modo competitivo con otro compañero para llegar a la meta, o las fases de las esmeraldas del caos -paso previo a la aparición de Súper Sonic, completan un juego que demuestra que, en el caso de la trayectoria del erizo azul, cualquier tiempo pasado fue mejor. Para Virtual Console está disponible la versión de Sonic II de Master System.


Super Street Fighter II HD Remix
Xbox Live, PSN. Precio: 800 puntos; 15 euros

La revolución de Capcom en el mundo de los juegos de lucha es indudable con Street Fighter II. Este juego se fue puliendo con posteriores ediciones que añadían a los jefes finales, y con la versión Súper que, además de meter nuevos personajes (Fei Long, Cammy, Hawk y Dee Jay y la aparición del demonio Akuma) incluía una barra de super ataque, mejoraba las posibilidades jugables de los personajes a la hora de hacer combos y completaba la experiencia iniciada años atrás.  La compañía de la cápsula ya sacó en su momento Street Fighter II en el bazar.


Este remix lleva encima un lavado de cara tremendo. Desde el redibujado y diseño nuevo de los personajes, a la posibilidad de jugarlo a 1080p, Capcom no se limitó simplemente a portear el juego de hace 15 años, sino de ofrecer algo que fuera fresco y moderno. Sabiendo, como saben, que a nivel jugable Super Street Fighter II sigue siendo vigente hoy en día. La banda sonora original y la dificultad de siempre, Shin Akuma es por algo uno de los jefes finales más duros que se pueden encontrar en juegos de lucha, se mantienen intactos.


Pero si en algo destaca esta revisión es en el modo on-line. Rankings, salas para poder jugar con distintas personas, funcionamiento a pleno rendimiento y horas de diversión más allá de las partidas offline o el modo arcade, que ya era mucho en su momento. Por desgracia, Capcom no tomó nota de cómo diseñar un modo en línea de cara a Street Fighter IV, a pesar de haber dado en el clavo pocos meses antes. Compra imprescindible que, además, ha sufrido algunas rebajas en el precio final.

Duke Nukem 3D
Xbox Live. Precio: 800 puntos

Aun de luto por la muerte, ya prevista por muchos, de Duke Nukem Forever, los jugadores habituales de los FPS siempre pueden consolarse con Duke Nukem 3D, la primera obra que decidió toser a Doom a mediados de los noventa. En 1996 aparecía este juego de acción en primera persona, en el cual la violencia en pantalla y el irreverente personaje principal eran los protagonistas absolutos de la obra. Un clásico que sirve para demostrar que las cosas, en el nuevo siglo, tampoco han cambiado demasiado.


En este caso, no se ha hecho un lavado de cara para adaptar mínimamente las bajas resoluciones de antaño con las actuales. No pasa nada. La esencia sigue intacta en cada uno de los cuatro niveles principales del juego. Además, hay otros añadidos que nos harán olvidar si la sangre de los mutantes sale a cuadrados por alguna razón en especial. Se añade la posibilidad de grabar las últimas partidas hechas y poder visionarlas. Con el punto surrealista de poder entrar a estas partidas grabadas a jugar. No es el único paso hacia delante, ya que el modo multijugador convierte Duke Nukem 3D no sólo en una buena opción para rememorar sabores pasados, sino para disfrutar de verdad con un multijugador enorme y con muchos mapas por usar y con un cooperativo para hasta ocho jugadores.


Soul Calibur
Xbox Live. Precio: 800 puntos

En sus primeros meses de vida, Dreamcast recibió su título vendeconsolas. Namco agraciaba a la consola de Sega con el mejor juego de lucha hasta la fecha, una obra atemporal que se convirtió no sólo en una compra obligada, sino que nueve años después todavía mantiene todo su carisma. Así empezaba el análisis de Meristation sobre Soul Calibur. Un antes y un después en la lucha tridimensional y, seguramente, una saga que debido a esta entrega, todavía no ha podido llegar al mismo nivel de excelencia.


Por solo 800 puntos está disponible historia viva de la lucha en 3D. La jugabilidad de este juego,  su potencia gráfica (aguanta el tipo nueve años después) y esa sensación de estar ante un producto totalmente redondo lo convierten en otro imprescindible.  Por alguna razón las tres entregas siguientes siempre se han comparado directamente con esta obra recreativa que luego se alzó a la máxima potencia en Dreamcast.


A pesar de las bondades de esta superproducción, por desgracia Namco no decidió aprovechar las herramientas actuales para darle un giro más de tuerca a su juego. A diferencia de otros, no se ha dado un soporte on-line para poder jugar y retar a jugadores y amigos de todo el mundo. Esta es, seguramente, su mayor pega, a la que se añade la ausencia del modo misión que tantas horas de disfrute dio en Dreamcast.


Castlevania Symphony of The Night
Xbox Live. Precio: 800 puntos

El éxito de Playstation estuvo respaldado por una serie de juegos únicos y de calidad suprema. Entre ellos, como juego de culto, se encuentra Castlevania Symphony of the Night. Se trataba de otra genialidad de Konami, que decidió darle un aire totalmente nuevo a su saga. Del sistema de plataformas con avance lateral pasando fase a fase de manera lineal se dio un brusco giro hasta Symphony of the Night, donde se añade libertad para explorar, muchos puzles por descubrir y un sistema de mejora de habilidades que recuerda en ciertos momentos a los juegos de rol.


Se trata de una obra compleja en su desarrollo, ya que algunas habilidades o algunos puzles solo se desbloquean si el jugador llega a comprenderlos, ya que en muchos casos no son necesarios para terminar la partida con éxito. Y es que, de hecho, este Castlevania tiene cinco finales distintos. La posibilidad, y necesidad, de volver atrás una y otra vez, de ir a esa puerta cerrada que ahora, con mejores características, tal vez se pueda cruzar, y la sensación de que hay cosas que no se han descubierto será una constante en medio de una ambientación perfectamente lograda y que mantiene intacta sus bondades.

Esta conversión cuenta con la posibilidad de limar los bruscos gráficos de 1997, aunque el cambio tampoco representa un paso adelante como sí lo es en otros casos, véase Super Street Fighter II HD Remix. Animaciones suaves, grandes enemigos y efectos y una banda sonora al nivel de todo el juego: de diez. Por algo tiene la calificación de ‘Obra Maestra' en el análisis de Meristation. Sólo tiene un 'pero', y es la no inclusión de los añadidos que sí estaban en la versión japonesa y en la versión de Saturn.

King of Fighters 98 Ultimate Match
Xbox Live. Precio: 800 puntos

No es casualidad que con la inminente llegada de un juego de alguna franquicia conocida las compañías decidan sacar partido con algún clásico. A poco menos de dos meses para que King of Fighters XII, la primera incursión de esta saga en la actual generación, haga el salto a Playstation 3 y Xbox 360, llega al bazar de la consola de Microsoft King of Fighters 98 Ultimate Match. Una novedad fresca (ni una semana hace de su salida) e imprescindible para todos los amantes del género de la lucha. Por algo está considerado el mejor King of Fighters de la saga.


El remake consta de la versión Ultimate Match, en la que se amplió de manera considerable el número de personajes. Con una jugabilidad intacta al original, modo on-line y un aspecto técnico también acorde, con el excesivo pixelado en algunos momentos como punto más negativo, esta versión es la mejor elección para ir preparando el terreno de cara a la nueva entrega que SNK Playmore tiene preparada para finales de agosto.


Pac-Man
Xbox Live. Precio: 400 puntos

Poco o nada hay que añadir al título de este juego. Se estrenó en 1980, y hoy en día sigue siendo un referente en el mundo de los videjuegos. A los mandos de este conocido comecocos, tendremos que ir por los laberintos comiendo todas las bolas que hay esparcidas por la pantalla intentando evitar a los fantasmas. Unos enemigos que, en un momento determinado y gracias a los objetos de invencibilidad, también pueden ser engullidos durante unos instantes. La verisón original mantiene la esencia del original, con decenas y decenas de niveles, a cada cual más complicado. Con la ventaja, eso sí, de no gastar monedas constantemente como hace más de 25 años. En el bazar también existe la posibilidad de elegir un par de versiones más, entre ellas Champions Edition, que modifica algunos parámetros del juego clásico, como la inclusión de tiempo límite para terminar la pantalla o cambios de velocidad de personaje y enemigo, entre otras. Más variado, pero sin la opción de jugar como el clásico y algo más caro (800 puntos).


Donkey Kong Country 2
Virtual Console. Precio: 800 puntos

Si alguna vez alguien dice que segundas partes nunca fueron buenas, seguramente se debe a que nunca probó Donkey Kong Country 2. Rare venía de dar un soplo de aire fresco a Super Nintendo con la primera entrega de esta saga de plataformas. El éxito fue mayúsculo. Así que se repitió fórmula en la segunda entrega pero mejorando las posibilidades de juego. Donkey Kong fue secuestrado y el protagonista pasó a ser Diddy, quien junto a Dixie se disponían a salvar al famoso mono.


La segunda parte de la trilogía creada por Rare en Super Nintendo suponía un paso adelante gracias a su aspecto gráfico, con escenarios preciosos, animaciones muy cuidadas y un ritmo de juego que se mantiene intacto hoy en día. Se creó una obra más larga, más difícil y completa. Movimientos nuevos, usando al compañero como arma arrojadiza, y variantes de objetos como barriles o cuerdas que ampliaban aún más las posibilidades de este plataformas de scroll lateral. Otro plataformas imprescindible, tanto o más que la primera entrega, también disponible en la Virtual Console.


Punch Out
Virtual Console. Precio: 500 puntos

La recuperación de esta gran saga de parte de Nintendo gracias a la versión de Wii lanzada el pasado mes de mayo es una gran noticia. Se ha saltado dos generaciones (Gamecube y Nintendo 64) pero Little Mac está de vuelta. Con su retorno a los rings, qué mejor manera de rendirle homenaje disfrutando de su primera aparición. Fue a finales de los ochenta cuando Nintendo decidió traspasar una de sus recreativas de más éxito a la consola del momento: NES. Punch Out, un arcade de boxeo que se convirtió en uno de los mejores juegos de esa legendaria consola.

Punch Out triunfó gracias a su sencillez y a ese aire arcade total. Little Mac no se mueve por la pantalla, está estático ante el enemigo, al que esquiva y golpea con solo dos botones. Esta sencilla manera de desarrollar los combates daba paso a la habilidad de los jugadores, que debían aprenderse los mecanismos de sus contrincantes para poder tumbarlos. 14 combates para llegar hasta Míster Dream, el gran campeón de los pesos pesados que de un solo golpe te mandaba a la lona.


Su aspecto desenfadado, Mario es el árbitro de las contiendas, es otro de sus atractivos. Los rivales responden a los tópicos más oscuros del país al que representan, y sus movimientos encima del ring, como el representante español Don Flamenco, que se marca golpes con un toque folclórico, le dan un toque de humor a las partidas, adictivas a más no poder. Nintendo también pone a disposición de su Virtual Console la versión Super que salió en Super Nintendo, altamente recomendable también.


Secret of Mana
Virtual Console. Precio: 800 puntos

Secret of Mana se trata de uno de los juegos de rol de Square más aclamados de la época dorada de Super Nintendo. Se trata de una aventura en tiempo real, con un formato de juego similar a la saga Zelda, en el que el sistema de mejora de armas y magia era uno de sus ganchos. Una historia épica en un mundo mágico y enorme como Square siempre ha acostumbrado a trabajar y la posibilidad de jugar, también en esta revisión, con hasta tres compañeros a la vez, lo que lo convierten, a pesar de hacer ya 16 años desde su salida en Japón, en una grandísima compra, obligada si se quiere recordar la gran etapa de la compañía japonesa en lo que juegos de rol se refiere.


The Legend of Zelda: Ocarina of Time
Virtual Console. Precio: 1000 puntos

Hablar de The Legend of Zelda: Ocarina of Time es hablar de uno de los juegos con más impacto de la historia de los videjuegos. Aclamado por prensa y público en su salida en 1997, el juego que dio el salto de Link a las tres dimensiones se considera como uno de los mejores, si no el mejor, juegos de la historia. No obstante, acostumbra a ocupar la primera plaza en todas las listas de las principales revistas internacionales. Su salida en la Consola Virtual estaba cantada, y nunca hay excusa lo suficientemente buena para no volver a jugar a una de las mayores aventuras jamás creadas.


Ocarina of Time tenía en su haber un conjunto de elementos que lo convertían en un juego redondo. Un enorme mundo lleno de razas a cada cual más carismática. Montones de misiones secundarias con las que profundizar en la vida e historia de los personajes que habitaban Hyrule. La épica constante tanto con la trama principal como con el desarrollo de la misma y la gran fuerza de los personajes protagonistas hacían el resto. Ocarina of Time tenía en cada detalle, en cada diálogo, alguna sorpresa que lo hacía especial. Los puzles en las mazmorras, las diferentes armas y sus usos, y la presencia de la ocarina como pieza clave en la historia sorprendían paso a paso.


Pero Ocarina of Time también supuso un avance jugable decisivo. Introdujo algunos elementos que se han instaurado desde ese momento en las aventuras posteriores. Entre ellos el Z targetting, que permitía marcar un enemigo y mover a Link según ese punto, o el menú central en el que se adjudicaban objetos u acciones a los botones para personalizar los comandos según cada momento. También se introdujo entre otras novedades el salto automático, que demostró ser totalmente válido y que permitía eliminar la necesidad de tener un botón sólo para saltar. Un clásico mayúsculo que recuerda que el héreo del tiempo es atemporal.


Sin and Punishment
Virtual Console. Precio: 1200 puntos

Sin and Punishment es el ejemplo de otro uso que permiten los bazares de descarga. Se trata de un shooter del año 2000 que nunca vio la luz en Europa. Con la consola virtual, fue uno de los primeros bombazos que llegaron, ya que se trata de uno de los grandes trabajos de Treasure. Se trata de un juego que no se anda por las ramas. Acción total y absoluta desde el primer momento, excepto en el corto tutorial en el que se explican las cuatro bases con las que nos vamos a divertir.

Este arcade se compone de diez niveles en total. Como buen ejemplo del género, los jefes finales a mitad y final de pantalla estarán presentes con sus enormes tamaños y poderes. La sencillez es otro punto clave. Sólo hay cuatro acciones a llevar a cabo con el personaje: doble salto, desplazamiento lateral, corte y disparar. Y con eso, a matar. Y es que Sin and Punishment no deja de ser un shooter sobre raíles que ha dado el paso de las 2D a las 3D. Con el anuncio de su secuela en ciernes, no deja de ser un buen aperitivo y una ‘novedad' a la que no pudimos acceder hace siete años.


Alex Kidd in Miracle World
Virtual Console. Precio: 500 puntos

Alex Kidd fue considerada la primera mascota de Sega, hasta que apareció Sonic y le quitó el protagonismo. Su primera aparición y, seguramente, la más recordada, fue Alex Kidd in a Miracle World. El personaje tenía que avanzar por diversos niveles que se desarrollaban tanto de manera vertical como horizontal.  Un juego de plataformas sencillo que tenía su encanto sobre todo en los jefes finales, a los que se tenía que vencer en una lucha mortal a piedra, papel o tijera. Fue la bandera de Master System y, de hecho, el juego se integró en la consola a principios de los noventa, dejando de venderse en formato cartucho. Con una dificultad endiablada como las de antaño, terminar el juego del tirón puede traer muchos dolores de cabeza, y bastantes situaciones variadas, desde escenarios acuáticos al uso de vehículos como un helicóptero o una moto, Alex Kidd sigue manteniéndose como un gran plataformas.


Kid Icarus
Virtual Console. Precio: 500 puntos

Otra de las sagas olvidadas de Nintendo que parece ser volverá a ver la luz. En este caso, las aventuras de Pitt sólo constaron de dos entregas, siendo esta primera lanzada en NES la que se encuentra disponible en la consola virtual. Un juego de plataformas con algunos toques de otras obras de Nintendo como Metroid en el que el protagonista tenía que avanzar por un mundo inspirado en la mitología griega hasta dar con Medusa, el enemigo a batir. Mezclaba aspectos de plataformas con pantallas de avance vertical y horizontal y otros como habilidades y características que se debían ir aumentando a medida que Pitt avanzaba en la historia. El juego vuelve a estar de moda desde la aparición de su protagonista en Super Smash Bros Brawl y por la posibilidad de que Kid Icarus vea creada una nueva entrega suya en Wii.


Sensible World of Soccer
Live. Precio: 800 puntos

En un mundo dónde se discute el grado de simulacion de Pro Evolution Soccer respecto Fifa o respecto su pasado más inmediato, todavía queda espacio para el fútbol más arcade y sencillo de los videjuegos. Sensible Soccer representa la diversión directa en el mundo del balompié. Desde su clásica vista cenital, y con unos sencillos controles que no entienden de regates imposibles, paredes marcadas con un gatillo ni disparos de libre directo medidos, Sensible Soccer mantiene intacta su calidad gracias al dinamismo que suponen sus partidas.


Esta versión, además, cuenta con añadidos importantes. Desde un repaso visual que lo hace más apetecible, aunque se puede ser nostálgico y jugar con el aspecto clásico, a un modo on-line que multiplica las horas de diversión. Y es que Sensible Soccer es un juego para jugar con otros humanos, ya sea en la misma consola o vía Internet. Ahí brilla con luz propia. A pesar de eso, hay muchos modos de juego y torneos personalizados para construir un campeonato a nuestro gusto, así como la posibilidad de grabar las mejores jugadas.

Los otros
Naturalmente, en la lista faltan otros muchos clásicos que podrían estar perfectamente en el reportaje. Desde juegos clásicos de PC como Worms o Lemmings, a otros más actuales del catálogo de Playstation como Medievil, Fade to Black o Crash Bandicoot, tanto en Virtual Console, como en el Bazar de Xbox Live y en la Store de Playstation 3, hay clásicos para dar y tomar. Otros que faltan, pero que no hemos olvidado, tienen nombres tan conocidos como Bomberman, Phantasy Star, Doom, Dig Dug, Ecco the Dolphin, Shinobi, Fatal Fury, Golden Axe, Arkanoid, R-Type, Bubble Bobble, Final Fight o Metal Slug, entre tantos otros.