Especial Wii Motion Plus

Carlos Salas

Wii MotionPlus es el periférico elegido por Nintendo para volver a revolucionar el estilo de control de Wii. Analizamos lo mejor y lo peor del aparato con varios títulos en la mano para descubrir si realmente es lo que promete ser.

Nintendo ya ha lanzado al mercado su Wii Motion Plus. Un nuevo sistema que pretende mejorar la precisión de los mandos actuales de Wii reflejando en la pantalla hasta los movimientos más pequeños trazados por el jugador. Se trata de un pequeño dispositivo rectangular de apenas cinco centímetros, que conectado a la parte inferior del Wiimando, al mismo puerto donde también se conecta el nunchako. El objetivo de la compañía de Kioto ha sido claro: traspasar las fronteras actuales y lograr una mayor precisión para aumentar el realismo del control basado en movimientos de su consola. El avance tecnológico ha sido posible gracias a tres sensores giroscópicos que Wii Motion Plus contiene en su interior y que detectan velocidades de giro en los tres ejes: vertical, longitudinal y lateral, una tecnología también presente en los aviones.

A pesar de ya haber disfrutado de sesiones de testeo con WM+ anteriormente, MeriStation tuvo la posibilidad de probarlo a fondo la semana pasada. El veredicto: las sensaciones que transmite el control mejorado fueron enormemente gratificantes y la diferencia entre usarlo y carecer de él, ostensible. La sensibilidad del Wiimando con este añadido conectado logra asombrar, a pesar de que puede parecer que el factor sorpresa, después de tanto tiempo acostumbrados a Wii, está limitado. El usuario notará al momento la cantidad de nuevos movimientos que reconoce este artilugio y sentirá una simbiosis con él y por extensión con el videojuego, incapaz de percibir anteriormente con el hardware de serie con el que se lanzó Wii. En definitiva, mejora la interactividad ya existente y concede al usuario una gran precisión y realismo..

Wii Motion  Plus salió a la luz el pasado 12 de Junio y de momento sólo es compatible con tres títulos: Grand Slam, Virtua Tennis, y la entrega anual de Tiger Woods. A estos se les unirán Span Smasher, Wii Sports Resort, que llegará el mes que viene y Red Steel 2, que se lanzará a finales de este otoño, entre muchos otros. Sin duda destaca el nuevo Zelda, como confirmó recientemente Miyamoto, aunque éste quede aún bastante lejos.

/es/node/Array

¿Por qué Wii Motion Plus?
El lanzamiento de Wii cambió totalmente el panorama de los videojuegos. El sensor de movimientos permitió a los usuarios participar en el juego y hacerlo más accesible. Pero ¿por qué innovar aun más en este campo? Hace año y medio el grupo de investigación y desarrollo de Nintendo decidió que era necesario dar un paso más en esta tendencia y mejorar la detección de movimientos, algo que coincidía con las demandas de una masa de jugadores, más exigentes con el control estrenado con Nintendo. Para ello surgió la idea de incorporar al mando un sensor giroscópico, el mismo usado por aviones o barcos como estabilizador. A la hora de acoplarlo al mando de la Wii, aparecieron ciertas dudas. Los anteriores giróscopos eran muy primitivos, grandes y muy costosos. Por no hablar de su función que en la mayoría de los aparatos era usado como un estabilizador o como contrapeso Los únicos que podían ser similares eran los que incluyen las cámaras de fotos, aunque la capacidad de detección de estos no era suficiente (300 ángulos de giro por segundo). Tras año y medio de investigación finalmente consiguieron reducir su precio y tamaño y así hacerlo más accesible al usuario. Por no mencionar el precio, apenas 20 euros.

Diferencias con el anterior mando
La principal diferencia de Wii Motion Plus con el primer mando de Wii es enorme, por mucho que pueda parecer que el salto entre ambos no debería ser muy grande. El anterior utilizaba en su interior un acelerómetro que detecta velocidades en los tres ejes. Al usar el mando, éste detectaba variaciones en  la velocidad. Es decir, el sistema reconocía el movimiento del brazo pero no a qué velocidad. Sabía por ejemplo que varíaba de 0 a 20 km/h, pero no sabía con qué ritmo ha sido esa aceleración.
Además sólo era capaz de detectar cambios de movimiento en línea recta, no reconocía giros o cambios de ángulo. En cambio el nuevo Wii Motion Plus puede detectar rotaciones y giros lo que permite al usuario un nuevo campo en cuanto maniobra y fidelidad de movimientos.

El anterior mando dependía de la barra sensora que se colocaba en el televisor, mientras el nuevo, una vez comenzado el juego, no precisa de este sistema pues el sensor giroscópico toma el control. La precisión y realismo en los movimientos  es verdaderamente notoria. El usuario deberá tener mayor tacto y delicadeza porque el nuevo sistema  no permite margen para el error. Un pequeño giro de muñeca imprime efecto a la bola. Además la velocidad de reacción es mucho mayor. El nuevo dispositivo capta nuestros movimientos inmediatamente y los refleja así en la pantalla.

Fundamentos físicos del nuevo WiiMando Plus
El Wii Motion Plus incluye un sensor giroscópico capaz de reconocer 1.600 ángulos de giro por segundo. Es decir, al girar cuatro veces y media la muñeca el dispositivo detectaría cada uno de los ángulos de giro en tan sólo un segundo. En comparación con otros sistemas similares gana por goleada. Una cámara de video graba  30 imágenes por segundo. Si observamos de forma natural el movimiento del brazo de un tenista en un segundo estaríamos haciendo 30 fotografías de este movimiento. Si utilizáramos una cámara de grabación ultrarrápida con Wii Motion Plus incorporado y grabáramos el movimiento de un tenista en un segundo, haríamos 1.600 fotografías en este periodo de tiempo. Esto permitiría visionar y analizar mucho mejor el movimiento. Básicamente esto es lo que consigue el sensor giroscópico del Wii Motion Plus. Multiplica por cinco la capacidad de detección de los sensores giroscópicos convencionales.

Al combinar el acelerómetro con un sensor giroscópico, el mando de Wii puede detectar movimientos en seis ejes distintos. Esto significa que no solo percibirá los movimientos realizados en línea recta, sino también las rotaciones y los giros. De esta manera, los movimientos del jugador se reproducirán con gran fidelidad en la pantalla. Otro de los avances se ha logrado en la posición espacial. El Wii Motion Plus sabe en qué lugar de la habitación se encuentra. No es necesario apuntar constantemente a la barra sensora y aunque el movimiento se detenga no pierde la referencia espacial, cosa que le ocurría al anterior mando.
Uno de los problemas que le surgió a Nintendo ocurrió con la funda del mando tradicional. El nuevo dispositivo no se puede acoplar al mando con la funda existente. Para ello han diseñado una nueva funda de mayor tamaño que puede incorporar el aparato. De hecho el Wii motion plus se vende con dicha funda. Como afirma Nintendo "el Wii motion plus se ha desarrollado para que no se vea'. A los usuarios que prueben el dispositivo no les costará acostumbrarse. Pero una vez adaptado el jugador se asombrará de la precisión, realismo y fidelidad del control.

Probándolo con Wii Sports Resort
Meristation también tuvo la posibilidad de probar el nuevo Wii Sports Resort, título que se controla exclusivamente con WMP+, a diferencia del control dual que ofrecen los títulos compatibles con el añadido que ya se encuentran en el mercado. Era por ello, la mejor prueba para él: un juego creado al 100% por y para WiiMotion Plus. Resort, que saldrá al mercado el próximo 24 de julio, incluye una gran variedad de modalidades. A los ya existentes, en la anterior versión de Wii Sports, como el ping pong, golf o bolos se les unen otras nueve pruebas nueva que harán las delicias de todo aficionado a la saga Wii Sports.
El juego se desarrolla en la isla de Wuhu, la misma que aparece en Wii fit. El usuario podrá practicar doce tipos de deporte. Incluye batalla de espadas, esquí acuático, lanzamiento de frisbee, tiro con arco, baloncesto, ping pong, golf, bolos, motos de agua, remo con canoa, ciclismo deportes aéreos. Cada juego incorpora dos o tres pruebas lo que hace un total de unos treinta 

El nuevo juego manejado con el dispositivo Wii Motion Plus produce unas senaciones asombrosas. El realismo con el que lanzamos la pelota a canasta o disparamos una flecha es verdaderamente notable. La diferencia se percibe sobre todo en las pruebas que se incluían en la anterior versión. El movimiento que realizamos para lanzar la bola contra los bolos es ahora totalmente distinto. Además, en el golf se podrán realizar tiros con efecto, acción imposible con la antigua Mii ya que no reconocía los movimientos de muñeca Las otras pruebas suponen una gran atracción para el usuario. Con los deportes aéreos se  muestra el gran avance que ha conseguido Wii Motion Plus.

La fidelidad de los movimientos en la prueba de salto con paracaídas es extraordinaria. El juego capta todos los giros de muñeca y rotaciones haciendo que el usuario crea que su brazo es una extensión de la consola. También destacan pruebas como el tiro con arco o el baloncesto, dónde la sensibilidad es tal que el jugador notará al momento cuando ha fallado o ha acertado antes de finalizar el tiro.De hecho al usuario le costará al principio acostumbrarse. La precisión es tal que el jugador tendrá que manejar el mando con mucha delicadeza. 

Conclusión
En definitiva, el nuevo periférico supone una mejora sustancial del control para Wii. Los más críticos alzarán la voz reprochando a Nintendo que no incluyera esta tecnología de serie en el Wiimando, pero los casi dos años de desarrollo de WMP han avalado un producto de calidad que sin lugar a dudas viene a rellenar uno de los huecos que más necesitaba cubrir la consola de la Gran N. Cumple en todos los sentidos que habían fallado hasta la fecha; desde los movimientos más comprometidos a otros sencillos que realmente permiten al jugador ajustar su lanzamiento -léase el caso de Tiger Woods- de una forma realmente asombrosa si se compara con los resultados que conocíamos anteriormente.

Si bien es evidente que es necesario realizar una inversión para adquirir el periférico, como también lo es que aparece relativamente tarde si se tiene en cuenta la cantidad de títulos que podrían haber hecho un uso adecuado de él. Todo parece apuntar que en el futuro se convertirá en una herramiento imprescindible en las pruebas de precisión, aunque como bien ha explicado la compañía japonesa no será un requisito obligatorio para disfrutar de grandes produccciones que vienen pisando fuerte. La idea ha sido la de mejorar el estilo existente, un objetivo que se ha cumplido con creces, como bien se puede comprobar en Grand Slam Tennis.

Por el momento las sensaciones prometen interesantes experiencias en el futuro. Sólo queda saber hasta qué punto podrá cumplir las exigencias de un público que evidentemente busca un realismo absoluto en cuanto a movimientos que obviamente no se ha conseguido hasta la fecha, aunque no parece que sea del todo necesario para que determinados títulos aprovechen sus propiedades. Llegados a este punto hay que recordar que gran parte del trabajo de optimización del periférico depende de las desarrolladoras, por lo que en mayor o menor medida queda mucho recorrido pendiente por andar hasta que finalmente se pueda emitir un juicio pleno sobre la calidad de WMP. Por lo visto y experimentado hasta el momento se puede afirmar sin miedo a equívocos que su lanzamiento se ha convertido en una de las mejores noticias para los aficionados de la consola, uno que sin duda dará mucho de qué hablar en el futuro.