[E3] Metroid: Other M

Se esperaba una gran sorpresa. Los rumores hablaban de que una gran franquicia de Nintendo iba a renacer. Metroid lo ha hecho y de qué manera, probablemente en la que sea una de las sorpresas más sonadas de lo que se ha recorrido de evento hasta la fecha. Muchos son los motivos que hacen del regreso de Samus Aran un acontecimiento especial, irrepetible. El primero de ello, sin duda uno de los más llamativos de los últimos años, el hecho de que se trate de un proyecto realizado entre Nintendo y Team Ninja. Ahí es nada.

Se esperaba una gran sorpresa. Los rumores hablaban de que una gran franquicia de Nintendo iba a renacer. Metroid lo ha hecho y de qué manera, probablemente en la que sea una de las sorpresas más sonadas de lo que se ha recorrido de evento hasta la fecha. Muchos son los motivos que hacen del regreso de Samus Aran un acontecimiento especial, irrepetible. El primero de ello, sin duda uno de los más llamativos de los últimos años, el hecho de que se trate de un proyecto realizado entre Nintendo y Team Ninja. Ahí es nada.

Fue la última noticia de la conferencia de Nintendo. El último aviso que quedaba para que la actuación de la compañía japonesa no quedase totalmente lapidada por la de Microsoft, que parece haberse llevado el título de mejor feriante hasta el momento. Se esperaba algo más impactante, alguna noticia sobrecogedora con la que comenzar fuerte una temporada que se preveía repleta de títulos de gran bagaje. En cierto modo los rumores no iban del todo desencaminados; Mario Galaxy 2 fue la primera muestra de que algo especial se estaba preparando en la antesala de una empresa que acostumbra a guardar un secretismo absoluto de sus desarrollos más impactantes.

La última carta de Nintendo fue Metroid. Una noticia que cualquier aficionado aplaudiría con los ojos cerrados, quizás un regreso anunciado por culpa de la página web oficial, que sigue marcando ‘Another Side Story' como el futuro título de la franquicia, aún por confirmar. Pero no un Metroid cualquiera, no otra adaptación de las populares obras que han aparecido hasta la fecha, sino algo aún mejor, un regalo a los usuarios que disfrutan de las aventuras de esta heroína intergaláctica. Ni más ni menos que una precuela que busca contar la historia de Samus Aran desde sus comienzos, regresando al pasado anterior a lo vivido en Zero Mission, ese cartucho espectacular que fue capaz de superar todas las expectativas en un remake a la altura de la circunstancias.

Así fue como Reggie Fils-Aime, vicepresidente de la compañía, máximo responsable de la misma en Estados Unidos, quiso presentar lo que hoy conocemos como Metroid: Other M, con un impactante rayo que atraviesa un grupo de nubes, un asteroide que desaparece en la inmensidad del universo sin dejar ni rastro, la cara asustadiza de una muchacha que enfundada con traje azul parece incapaz de romper un plato. Es una escena generada por ordenador la que sirve como plato entrante a una trama que pronto se confirma como los comienzos de la heroína desde su academia de entrenamiento, donde conoce los personajes que posteriormente aparecen fugazmente en sus recuerdos a lo largo de las innumerables peripecias que ha vivido hasta la fecha.

Amalgama de recuerdos
Pronto  rompe en pantalla una cantidad incontable de escenas interpeladas que al parecer muestran la evolución de Samus. De una niña pasa a convertirse en una mujer, pronto adquiere el traje -legado de una civilización perdida- que le permite conocer planetas con los que nunca antes hubiera soñado de no ser por una extraña circunstancia que, al parecer, se relatará a medida que transcurre la aventura. Llama poderosamente la atención la presencia de una enorme ciudad, probablemente lugar de nacimiento de la muchacha, que observa desde la lejanía en lo que parece ser un cuartel de adiestramiento, o al menos así se deja entrever por la apariencia de los personajes que desfilan por la pantalla.

Samus comienza a cambiar. El salto para conocer el motor gráfico de la aventura se realiza casi sin darnos cuentas, después de la sucesión de imágenes que apenas comienza ya termina, dejando al espectador con ganas de conocer más información al respecto. Por suerte lo más interesante está por llegar, ya que a continuación se muestra el aspecto real que lucirá el juego en movimiento. Recordamos que se trata de un vídeo y no de una demostración jugable, como sí sucedía en el caso de New Super Mario Bros. Aún así podemos dar fe, exactamente igual que los usuarios que echen un breve vistazo al tráiler, de que el trabajo que está realizando este binomio Team Ninja / Nintendo está dando buenos resultados.

La cara de Samus desaparece de la pantalla, el traje rodea su cuerpo. La siguiente escena que contemplamos es directamente en acción. El motor gráfico muestra a Samus en dos dimensiones disparando a un grupo de aves voladoras ininterrumpidamente. Lo que parece ser un juego con scroll lateral, en la línea habitual de la franquicia hasta Game Cube, se convierte sin más dilación en una aventura a caballo entre esta perspectiva y la tridimensional, tal y como muestran los diversos combates que realiza antes criaturas de enorme envergadura, la mayoría de ellos antagonistas que conoceremos de otras ocasiones. El percal deja sorprendido a los espectadores, ya que nadie se esperaba este estilo.

No obstante no es el único que aparece en pantalla. También nos percatamos rápidamente del empleo de una cámara en primera persona (como la trilogía que está a punto de llegar al mercado estadounidense) para disparar a determinados objetos, lo que hace pensar que la temática no ha variado respecto a la que conocíamos en los últimos tiempos. Por suerte parece ser uno de los aspectos más cuidados de cuantos se mostraron en el vídeo, ya que la ambientación siempre ha sido una pieza fundamental dentro del estilo jugable de la serie Metroid. Los aficionados acérrimos no han de preocuparse tampoco por las múltiples funciones de Samus.

Por lo que se ha podido comprobar, tanto la morfoesfera en la que se convierte la heroína cuando es necesario, como los misiles y demás utensilios siguen presentes. Uno de los que más ha llamado la atención pasa por la posibilidad de agarrar a un enemigo en el aire para propulsarlo hacia la dirección deseada. Grandes saltos, armamento pesado y, cómo no, un aspecto gráfico que parece ser capaz de situarse entre lo más llamativo del título, más allá del argumento del que apenas se conoce información. Precisamente por este motivo el vídeo termina, después de mostrar las escenas con el motor gráfico del juego, con un pequeño encuentro entre Samus y un extraño personaje secundario también de pelo rubio y tez blanca de la que tampoco se conoce procedencia alguna.

Larga espera
El E3 siempre reúne las dos caras de la moneda. Por un lado la positiva que lógicamente pasa por conocer obras de este calibre, y por el otro la imperante necesidad de esperar al menos 12 meses hasta que el juego llegue al mercado, y eso en el mejor de los casos. La fecha que aparece al finalizar el tráiler invita a los usuarios a esperar hasta el próximo año para poner las manos sobre esta nueva obra, aunque aún queda mucho tiempo como para prever cualquier posible retraso, un hecho que a tenor de lo mostrado no sería conveniente para la propia Nintendo, cuya principal baza para lo que resta de año es el ya mentado New Super Mario Bros.

La nueva imagen que transmite Metroid ha sido recibida con buen humor por los aficionados, que ven cómo su heroína vuelve por los derroteros habituales cambiando en parte el estilo de juego toda vez que se recupera parte de la esencia perdida en el pasado. La espera se hará larga, no cabe la menor duda, pero la alegría es poco menos que inmensa en este caso. Conocer a ciencia cierta que Nintendo se ha enfrascado en una obra de este calibre sólo hace presagiar algo bueno; Metroid nunca ha decepcionado a los aficionados hasta la fecha. Esperemos que se mantenga en la misma línea que esta última década.

Metroid: Other M

Siguen las aventuras de Samus con una nueva aventura que mezcla escenarios en dos y tres dimensiones.

Metroid: Other M