Naruto Shippuden: Ultimate Ninja 4
Naruto Shippuden: Ultimate Ninja 4
Carátula de Naruto Shippuden: Ultimate Ninja 4
  • 7

    Meristation

Monótona madurez

Will van Dijk

Naruto regresa a la escena videojueguil para ofrecer la que posiblemente sea su última aventura en PlayStation 2, esta vez de la mano de Shippuden, con alguna que otra novedad aunque sin variar apenas el sistema de juego que ha caracterizado la franquicia hasta el momento. El problema es precisamente ese, que a falta de cambios en la mecánica poco queda por descubrir salvo los añadidos puntuales concebidos únicamente para contentar a los aficionados acérrimos de la popular serie animada.

Nota: Pese al idioma de las imágenes, el videojuego llega completamente traducido al castellano.

El tiempo pasa rápido. Cuando queremos darnos cuenta Naruto lleva acumulada una cantidad ingente de títulos basados en la popular serie de animación que recogen las aventuras del joven Ninja, tan impulsivo como vital. Para muchos la mejor serie anime que ha visto la luz en las últimas décadas, para otros un mero entretenimiento que, se mire como se mire, cuenta con sus momentos álgidos dignos de una gran producción como esta. Una centena de capítulos han avalado su éxito a lo largo de los años, además de convertirse en uno de los materiales más deseados -y descargados- por los aficionados. No se debe mirar hacia otro lado, ya que la base de la comunidad de esta serie se encuentra precisamente en Internet, una verdad tan evidente que apenas hace falta ser comentada.

En cualquier caso el título que hoy nos atañe cuenta con la tarea de satisfacer a la susodicha comunidad de aficionados a la vez que sirve de colofón final de una franquicia que ha iniciado de un modo u otro la andadura de este personaje en los videojuegos, siempre de la mano de CyberConnect 2. Esta cuarta entrega es de nuevo un producto fruto del trabajo que la compañía japonesa ha realizado a lo largo de los últimos años, aunque cabe destacar que no es precisamente el último que ha visto la luz en Japón. Es uno de los temas más recurrentes de la prensa especializada pero no deja de ser una gran verdad: este Ultimate Ninja 4 es anterior a Ninja Storm, esa pequeña obra de culto entre los aficionados que ha sido recibida como el inicio de una larga andadura en la nueva generación.

Si para algo sirve este dato es para entender el porqué de la no-innovación del sistema de juego. La mecánica de lucha se ha simplificado en esencia para facilitar los combates entre varios amigos, con la consiguiente diversión que esto garantiza si somos jugadores inexpertos o de esos que nunca se han interesado por el género. Hay dos añadidos fundamentales que han de ser analizados en profundidad, tal es el caso de la historia Shippuden, reclamo de esta última entrega, y la modalidad por excelencia: Master Mode o modo maestro en castellano, que recoge los frutos de su antecesor para volver a ofrecer una experiencia tridimensional en la que revivimos las aventuras personal de Naruto por diversas aldeas. No negaremos que la idea es interesante, desgraciadamente no así la puesta en escena, que no llega a defenestrar la calidad del resto de virtudes de las que puede presumir este DVD.

El futuro
Hay relativamente pocos usuarios que no conozcan o hayan visto alguna vez un capítulo de Naruto, una de esas series que poco a poco van ganándose su puesto privilegiado en la historia de la animación japonesa. Tras arrasar literalmente en aquellas tierras, los creadores de la serie decidieron ofrecer un nuevo capítulo de la historia ambientado en el futuro de los personajes habituales que protagonizaron uno de los argumentos más enrevesados de los últimos tiempos. Naruto, Sasuke, Sakura, Neji, Kakashi… Hay una larga lista de ejemplos que han madurado necesariamente con el paso del tiempo y a los que conocemos durante el duro entrenamiento al que se ve sometido el héroe de esta historia. Del mismo modo conoce a nuevos personajes que le acompañan en su andadura, algunos de gran poder físico y otros que se manejan mejor en el arte de los chakras, aunque evidentemente este hecho es de sobra conocido por los aficionados de la serie primigenia.

No es fácil hablar de Shippuden sin desvelar alguna sorpresa de la historia que no conozcan los jugadores que estén viendo o tengan esperanzas de ver la serie tarde o temprano. Eso que habitualmente llamamos ‘spoiler' es el peor enemigo es un título que no sólo se limita a contemplar la historia futura de estos personajes, sino que también recopila los momentos más importantes de la vida de Naruto a modo de flashback. Curiosamente la trama avanza empleando dos vías muy diferenciadas, por lo que es perfectamente posible disfrutar de la nueva situación sin conocer sucesos que tuvieron lugar en el pasado. Tampoco hablamos de una recopilación definitiva, cosa que en ningún momento se ha pretendido. Aquí sólo importa dejarse llevar los acontecimientos mientras damos rienda sueltas a las memorias de un personaje al que paulatinamente vemos madurar.

Es evidente que Ultima Ninja 4 ha de demostrar por qué era necesaria una cuarta entrega más allá de lo que pueda ofrecer a nivel argumental. Bastante si tenemos en cuenta las últimas adaptaciones que han llegado al mercado para otras consolas, aunque relativamente poco en comparación a los antecesores que le han otorgado prestigio en sobremesa. Existen tres modalidades de juego esenciales además de las habituales de práctica, opciones y la inevitable tienda/galería donde obtenemos pequeños objetos de interés para los que tendremos que ahorrar y asegurar obtener todo el dinero que sea posible. Las dos primeras ofrecen una experiencia progresiva; con ella evoluciona un personaje, así como la historia. La tercera, que denominamos Free Mode, otorga a los jugadores la posibilidad de enfrentarse libremente con los personajes deseados frente a un compañero o la máquina.

De los dos restantes el más interesante es también el principal, conocido como ‘Master Mode', ya que a través de él hemos de conocer la historia, obtener esferas de memoria, etcétera. Si no nos interesa en demasía también nos vemos obligados a hacer uso de él ya que de otra forma no podríamos desbloquear a los personajes ocultos. Básicamente la propuesta nos invita a disfrutar de escenas de vídeo recreadas con el motor gráfico de la aventura para posteriormente darnos el control de Naruto en tres dimensiones por un mundo abierto, en el que inevitablemente hemos de realizar misiones de cara a poder avanzar en el mismo. Los primeros compases muestran a un protagonista que, descansando tras un duro entrenamiento, es obligado a acudir al siguiente pueblo de marras.

Aquí tomamos control de los sucesos, manejamos libremente a Naruto mientras atacamos con el círculo y realizamos combinaciones de golpes sin el menor esfuerzo. No tendremos que hacer uso de esta disciplina hasta que pasen los minutos, cuando directamente pasemos a una cueva donde es menester completar la primera misión del título. Aquí tenemos ocasión de comprobar la mecánica de juego, que apenas varía en los niveles que vienen tras de él. Por el camino encontramos cajas que en ocasiones nos ofrecen algún que otro objeto, dinero y demás, siendo necesario emplear los saltos del personaje para lograr sortear obstáculos, así como sus poderes especiales para derribar paredes o tomar buena cuenta de las barreras inaccesibles.

Mezclando géneros
Aquí se combina la exploración habitual con los combates directos, sin cambio de escena, donde aparecen varias unidades enemigas bastante resistentes a las que es menester asestar cuantos más golpes sea posible en el menor tiempo. A medida que realizamos combinaciones aparece la posibilidad de pulsar una tecla predeterminada para realizar un ataque especial, una práctica que a la postre nos permite mayor rapidez para eliminar a todo el que se interponga en nuestro camino. El personaje evoluciona obteniendo puntos de experiencia que se extraen tanto de pequeños pergaminos dispersos por los escenarios como en los combates que realizamos de cuando en cuando, siempre por motivos absurdos y sin apenas coherencia en la historia. El ritmo, la ambientación es lo que falla en esta modalidad por encima de cualquier otro elemento que podamos destacar en este sentido.

No obstante sí que ofrece una duración bastante interesante, además de una facilidad para narrar la historia que no aburre, todo pese a las deficiencias de la cámara que se ofrece, como también de los pobres gráficos que se muestran en este punto. Pobres no por calidad de texturas, sino literalmente por la poca variedad de entornos que contemplamos durante horas y horas. Tampoco ha acabado de convencernos la necesidad de saltar como si de un título de plataformas se tratase, si bien es verdad que no somos penalizados en caso de caer por un precipicio en los niveles en los que ajustar la distancia sea imprescindible. En resumen; es un buen sistema para asegurarnos diversión -siempre y cuando nos conformemos con esta modalidad- si lo que buscamos es una justificación para hacer uso de Naruto y compañía.

La última modalidad de marras es denominada ‘Hero Mode'. Para poder hacer uso de ella debemos recuperar esferas de memoria en el modo maestro, lo que posteriormente nos posibilita contemplar fragmentos de vídeo de la historia original por medio de imágenes semi-estáticas completamente dobladas, tanto al idioma anglosajón  como al japonés, para suerte de los muchos que detestan el trabajo de los dobladores norteamericanos. Cada cierto número de vídeos será necesario disputar un combate en el que es necesario cumplir una serie de objetivos que se indican previamente al comienzo del encontronazo. De nuevo el nivel de exigencia es bastante básico, algo a lo que contribuye notablemente la posibilidad de realizar cualquier Jutsu con una facilidad insultante.

El modo normal 1vs1 se basa fundamentalmente en repartir golpes conscientes de que en cualquier momento será necesario hacer uso del chakra para hacer historia al rival. Sin duda la mecánica se agradecerá en el caso de que no contemos con experiencia en la materia, pero los más avanzados sentirán una sensación de insuficiencia a la hora de realizar combinaciones, golpes demoledores y demás. Es divertido jugar con un amigo siempre y cuando tengamos en cuenta que resulta medianamente sencillo terminar la aventura individual -hay cuatro modos de dificultad- si nos consideramos expertos en la materia. Conseguir todos los extras es mucho más complejo por la necesidad de conseguir dinero, pero igualmente es cuestión de tiempo, no de lograr una habilidad determinada para vencer a un enemigo en concreto.

Técnicamente el título goza del aspecto que ya conocemos desde hace varios años, sin apenas mejoras salvo en las escenas generadas por ordenador, en las que al menos se nota cierto esmero, sin tampoco demasiadas florituras. Se echan en falta más animaciones, fluidez de las mismas y enmendar algún que otro defecto que pulula por el motor gráfico, aunque ciertamente hemos de admitir que CyberConnect ha realizado un trabajo bastante aceptable en este aspecto. Exactamente lo mismo sucede con la selección de melodías, que junto a la inclusión de las voces originales otorga algo de la ambientación que le falta al modo de juego principal. Al menos siempre es posible disfrutar con un amigo de todo lo que ofrece en el modo Free Mode, y por consiguiente vernos empujados a desbloquear todos los personajes ocultos en las dos modalidades anteriormente mentadas.

LO MEJOR

  • Ingente cantidad de luchadores, gran parte desbloqueable.
  • Reúne todo lo que ha dado de sí la franquicia hasta la fecha.
  • Toma como base la historia de Shippuden como núcleo duro para el argumento.
  • Técnicamente logra mantenerse a la altura, aún sin destacar excesivamente.

LO PEOR

  • Pocas novedades, básicamente es el mismo título de la pasada campaña. El ‘modo maestro' no acaba de convencer por su sencillez. Mecánica demasiado simple para los que busquen un reto a nivel jugable.

CONCLUSIÓN

Naruto Shippuden: Ultimate Ninja 4 no sorprenderá a ningún aficionado. De hecho, tampoco es ese título ideal llamado a ser pasar a la posteridad, aunque tampoco parece que lo pretenda a juzgar por el planteamiento que ofrece. CyberConnect 2 optó hace tiempo continuar con una línea segura y eso es lo que se ha hecho hasta la fecha, siendo este último ejemplo el menos beneficiado por el paso del tiempo, además de la distancia que ha transcurrido entre su llegada a Europa y cuando veía la luz en su tierra natal. Nada de es ensombrece el hecho de hablar de uno de los títulos más completos de Naruto en esta consola, aunque a decir verdad el número de modos de juego sea bastante limitado, y que ofrezcan una mecánica bastante monótona que aburre a poco de comenzar a jugar. [image|nid=1183659|align=|preset=inline] Esto en cuanto respecta a los usuarios habituales, ya que en cuestión de aficionados no cabe duda de que una vez más verán con buenos ojos esta nueva entrega como lo hicieron con las anteriores. El hecho de contar con la historia de Shippuden otorga galones a una aventura bastante limitada en cuestión de jugabilidad que nuevamente se sabe defender gracias al interesante catálogo de luchadores, de extras y de una modalidad que no nos ha acabado de entusiasmar, pero a la que no se le puede negar cierto punto de entretenimiento. Al menos es una buena excusa para desempolvar PlayStation 2 si ya nos hemos aburrido de Ninja Storm, un título que, por cierto, es bastante superior al que hoy hemos analizado. [image|nid=1182727|align=|preset=inline] Toma como base la historia de Shippuden como núcleo duro para el argumento. Técnicamente logra mantenerse a la altura, aún sin destacar excesivamente. Reúne todo lo que ha dado de sí la franquicia hasta la fecha. Ingente cantidad de luchadores, gran parte desbloqueable.

7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.