SingStar Queen
SingStar Queen
  • Plataforma PS2
  • Género Simulación, Music
Carátula de SingStar Queen

We are the Champions?...

Pep Rubio

Los aficionados al rock están de enhorabuena con un recopilatorio de canciones de Queen para Sing Star. ¿Estaremos ante otro juego que acabará lleno de polvo tras desengañarnos o esta vez podremos ponerlo en nuestro estante de preferidos?

Después de los últimos SingStar Disney y SingStar ABBA ha llegado a nuestras manos una nueva entrega para el juego musical por excelencia. Como siempre cuando se trata de un nuevo título de la franquicia lo miramos con recelo en base a experiencias anteriores donde nos la colaron con mucha publicidad pero poco contenido.

Insertamos el disco de manera mecánica y observamos la clásica presentación de SingStar. Sin novedad hasta tan sólo un par de segundos después cuando comienzan a sonar los primeros acordes del menú. En ese momento nuestra mente comienza a reaccionar, pues no en vano la música es el único elemento que traspasa nuestras barreras racionales sin encontrar obstáculo. Lo que parecía iba a ser 'más de lo mismo' comienza a transformarse en una experiencia refrescante.

Hasta el momento los aficionados a la banda de Freddie Mercury podían disfrutar de algunas de sus canciones a través del bazar de Sing Store. El nuevo producto recopila estos y muchos otros temas en un mismo disco que hará las delicias de más de un aspirante a cantante.

Si hasta ahora algunos SingStar pecaban de no incluir temas representativos, este es todo lo contrario. Contiene los temas más exitosos y reconocidos de Queen, haciendo de este Sing Star, quizá, el más completo para todos aquellos aficionados a la música del grupo londinense.

Aunque es cierto que se han quedado fuera algunos temas magistrales, la elección de canciones responde, sin lugar a dudas, a una cuidada selección por parte de entendidos en la materia. Así pues, no faltarán Bohemian Rhapsody, We Will Rock You, I Want To Break Free o el archiconocido We Are The Champions, perfectamente reconocibles hasta para los que no son aficionados a este tipo de música.

Comparativamente la versión para PS2 contiene un total de veinte temas, mientras que su hermana mayor la PS3 ofrece cinco canciones más, además de más opciones de popurrís y la posibilidad de grabar nuestras actuaciones.

Ponerse en el papel de estrella de rock y tratar de emular aquella voz tan potente y carismática de Freddie Mercury con las melodías de Brian May, Roger Taylor y John Deacon de fondo. De hecho escuchar las canciones por sí solas se convierte en una tentación.

En cuanto a los videos que acompañan a las canciones simplemente añadir que son acordes con la alta calidad del producto. No encontraremos selecciones sacadas de la manga o alegorías como en otros título, sino que disfrutaremos de las verdaderas composiciones con aquella baja calidad que nos transportará a los años setenta.

En ocasiones serán los auténticos videoclips, pero en la mayoría de veces tendremos las actuaciones en directo del grupo, dotando al título de una frescura e inmersión absolutas. La música es nítida y de una calidad que llama la atención en comparación a otros títulos, potenciando como no puede ser de otro modo lo que todo buen juego de este tipo debe contener, que no es más que un sonido a la altura.

Respecto la jugabilidad no hay nada destacable y tendremos los mismos modos de juego a los que estamos acostumbrados. Hay que destacar en este aspecto que el título se vale tan solo con la fuerza que emana su música y no precisa de ningún tipo de extra. Algo que para algunos será un punto negativo pero que agradecerán todos aquellos que busquen un producto musical de alta calidad. Un SingStar que se vale del poder de las canciones que recopila es, sin lugar a dudas, un gran SingStar.

La dificultad viene de la mano del propio Freddie y su inimitable voz única y diferente en cada canción. Se hace muy complicado lograr acertar el tono a pesar de conocer la letra, pues la variedad de matices en la voz del mago británico sorprende desde el primer momento. Este punto convierten el juego en un gran reto al que enfrentarse en solitario o del que disfrutar entre risas en compañía. A nadie le pasará desapercibido.

Mucho ritmo y mucha marcha, canciones reconocidas por todos, videos reales de cada tema y el carisma de Queen en un disco del que ya podemos disfrutar los usuarios de Play Station. Para los aficionados a este grupo, indispensable. Y para los jugadores que gusten de canciones frescas y con mucho dinamismo, una compra altamente recomendable para jugar tanto en solitario como en compañía.

Insertad el disco, desabrochaos la camisa y dejad que la magia de Queen os transforme.