Actualidad

La industria británica se levanta contra una campaña antivideojuegos

J.J. Martín

El Gobierno Británico acusa a los videojuegos de causar obesidad en los niños.

Una campaña del Departamento de Salud del gobierno británico ha originado una agria polémica en la industria del videojuego al afirmar que esta actividad causa serios problemas de salud en los niños. Un cartel patrocinado por las organizaciones British Heart Foundation, Diabetes UK y Cancer Research muestra a un niño con un mando de consola bajo el lema "arriésgate a una muerte temprana, simplemente no hagas nada", mientras que otro anuncio similar muestra a un niño a punto de comerse un pastel, ignorando que un informe del propio gobierno británico del año pasado demostró que no había ninguna prueba de que los videojuegos causan obesidad (por no mencionar el éxito de títulos como Wii Fit, que promocionan el ejercicio físico entre los usuarios).

El hecho de ofrecer una imagen pésima sobre la industria del videojuego ha irritado a la industria británica. La publicación MCV ha publicado un editorial en el que acusa a la campaña de "burlarse de todo lo que industria ha conseguido en la última década", ya que tanto Nintendo como Sony y Microsoft han ofrecido "una experiencia interactiva saludable con esta generación de consolas." Y no duda en acusar al Gobierno Británico de "hipócrita" al no quejarse cuando la industria del videojuego "generamos 4 mil millones de libras al año para sus mermadas arcas, pero que luego da la espalda y explícitamente dice a los padres que estamos matando a sus hijos." Por todo ello, el artículo concluye con la siguiente afirmación: "hacer valer los logros de los videojuegos ante una propaganda alarmista no nos muestra como partidarios de la obesidad en los chicos. Demuestra que hemos recordado donde tenemos los testículos, en un momento en que el pie del Gobierno está justo entre ellos."