Aliens: Colonial Marines

Gearbox y Sega nos proponen volver a un futuro muy bien conocido por todos. Vuelven los alienígenas más famosos de la historia del celuloide, con una nueva aventura que nos narrará sucesos nunca antes vistos. Acción, tensión, una excelente ambientación y una gran narrativa prometen ser sus bazas.

Gearbox y Sega nos proponen volver a un futuro muy bien conocido por todos. Vuelven los alienígenas más famosos de la historia del celuloide, con una nueva aventura que nos narrará sucesos nunca antes vistos. Acción, tensión, una excelente ambientación y una gran narrativa prometen ser sus bazas.

Muchos nombres vienen a la cabeza al nombrar a los eternos Aliens. El principal, el de la teniente Ellen Ripley, protagonista de la quadrilogía original, e interpretada por Sigourney Weaver. Dan O'Bannon, guionista de la cinta original. Ridley Scott, director de Alien, el octavo pasajero. James Cameron, director de Aliens: El regreso. David Fincher, director de Alien 3. Joss Whedon, guionista de Alien: Resurrección. Winona Ryder, Ron Perlman, Ian Holm, Bill Paxton, Charles S. Dutton… toda una retahíla de nombres fácilmente reconocibles entre actores y equipo técnico, con algunas menciones menos conocidas como Hans Ruedi Giger, responsable del diseño de la criatura xenomorfa que da nombre a la franquicia.

Muchos de estos nombres se han dado a conocer o han mejorado su caché gracias a las cuatro entregas de la franquicia Alien (sin contar sus mejorables enfrentamientos contra los Depredadores). No en vano, la influencia de esa licencia es tal que, tres décadas después, sigue siendo un referente a prácticamente todos los niveles: ambientación, argumento, acción, tensión, criaturas imposibles… y una frase, 'En el espacio nadie puede oír tus gritos', que ha inspirado infinidad de producciones desde entonces, como podemos ver en el caso de los videojuegos con títulos como el reciente Dead Space o el Enemy Zero de Kenji Eno, entro otros.

Como no podía ser menos, ante tan exitosa licencia, las adaptaciones jugables fueron abundantes; pero no siempre alcanzaron las cotas de calidad que cabría esperar. Dejando a un lado, una vez más, los más recientes enfrentamientos contra los Depredadores (los más fructíferos, ya que vieron la luz entregas para Xbox, PS2, PSP, SNES, GameBoy, y las mejores, para PC y Jaguar), y centrándonos en las películas originales, el bagaje de títulos es claramente inferior. No en vano, la primera película data de 1979, una época en la que los videojuegos no gozaban del éxito en constante crecimiento de los últimos años. Un par de malas conversiones de Aliens, junto con el curioso (y conocido) Alien 3 para las 16 bits, el interesante Alien Trilogy para PSX, Saturn y PC, y un Alien Resurrection que pasó con más pena que gloria por las tiendas.

Hace ya tiempo que se sabe que Sega se ha hecho con la licencia de la franquicia, con la clara intención de crear dos juegos muy diferentes que hagan justicia al universo en el que se basan. El primero de ellos, del que no se sabe todavía nada, será un RPG en el que está trabajando Obsidian (Caballeros de la Antigua República II, Neverwinter Nights 2 y el próximo Alpha Protocol). El otro, que es el que nos ocupa hoy, es un shooter de la mano de Gearbox (varias entregas de Brothers in Arms, expansiones de Half-Life, Halo PC, y el próximo Borderlands). Una compañía que ha luchado siempre por el realismo pese a las ambientaciones fantásticas de muchos de sus juegos, y que se ha esforzado para conseguir que este nuevo juego sea capaz de transmitir sensaciones únicas dentro de un entorno hostil con el que muchos han soñado.

Aliens: Colonial Marines es una apuesta bastante peculiar, arriesgada incluso, ya que se atreve a contarnos acontecimientos situados entre distintos capítulos de la serie cinematográfica. No se limitará a narrarnos eventos ya conocidos, sino que nos pondrá en la piel de seis marines cuya aventura tiene lugar entre la segunda y la tercera aventuras de Ripley. De hecho, argumentalmente se situará inmediatamente después de los acontecimientos de Aliens: El regreso. Para esta tan ardua tarea de conseguir atar todos los cabos y, según parece, sorprendernos con alguna que otra revelación inesperada, se ha contado con los guionistas Bradley Thompson y David Weddle, conocidos por su trabajo en Battlestar Galactica y Star Trek: Deep Space Nine.

Como es bien sabido, Ripley viajó a la colonia Hadley's Hope del planetoide LV-426 a bordo de la nave USS Sulaco; una misión para intentar esclarecer los motivos por los que se perdió comunicación con dicha base que acabaría convirtiéndose en una lucha por la supervivencia al enfrentarse una vez más a las criaturas que pueblan sus pesadillas. Ripley lograría escapar, pero el resto de los militares que le acompañaban sucumbieron durante la misión. Ante las nuevas desapariciones, se prepara otra expedición en busca de la nave fantasma USS Sulaco, todo ello bajo el constante sello de la Weyland-Yutani Corporation, que moverá los hilos desde la sombra. Por lo que parece, habrá numerosas sorpresas a lo largo de la aventura.

El guión estará cuidado a muchos niveles, y no sólo nos narrará lo que acontecerá durante esa misión, sino que además contaremos con un importante desarrollo de personajes, que nos permitirá profundizar mucho mejor en la acción representada en pantalla. Controlaremos, en diferentes misiones, a uno de los seis marine que dan título al juego, pudiendo dar órdenes a los demás; pese a lo que puede parecer, no estaremos limitados tan sólo a seis capítulos, y prometen que el título será bastante largo. El ritmo será lento, meditado, siguiendo una evolución lógica y meticulosa, en la que no se apurará ninguna situación ni se dejarán cabos sueltos.

Parece ser que, además de la Sulaco, también se visitarán otros entornos conocidos de la franquicia como la prisión Fiorina 'Fury' 161. Pero además de la intensidad argumental y de los guiños a la franquicia, no podemos olvidar lo que es el juego en sí: un shooter que nos sumergirá con intensidad en el universo Alien, ofreciendo una ambientación fiel al original, hasta el punto de que avanzaremos con miedo y cuidado. Desconoceremos lo que nos podremos topar tras cada esquina, ya que los Aliens nos acecharán entre las sombras y nos veremos obligados a un fin único y principal: la supervivencia de todos los miembros de nuestro equipo. No todo será avanzar sin más apretando el gatillo contra todo lo que se mueva, sino que deberemos estudiar nuestros movimientos.

Las situaciones serán tan tensas e inesperadas que, por ejemplo, al atravesar un pasillo un Alien puede agarrarnos desde el techo. Surgirán entonces unos QTE dinámicos, adaptados a cada situación; por ejemplo, si pulsamos derecha nos abriremos camino por la ventilación, pero si pulsamos arriba sacaremos el arma y, con ella, haremos retroceder a la criatura que nos ataca. Habrá que ver hasta qué punto se consigue mantener lo dinámico de estas situaciones y si consiguen evitar caer en los momentos marcados por el script; o también cómo puede afectar a nuestro avance que optemos por una u otra alternativa cuando se nos ofrecen estas opciones.

Además, cada uno de los marine tendrá sus propias habilidades, ya sean por ejemplo el hackeo de puertas electrónicas o bien el montaje de torretas. Además, tendremos a nuestra disposición diferentes tipos de armas, muchas de las cuales estarán sacadas directamente de las películas. Por parte de los Alien, todos ellos harán uso, sin contemplaciones, de todas sus mortíferas armas naturales; además, harán gala de una soberbia inteligencia artificial, con la cual sabrán prepararnos redadas y aprovechar el entorno para acabar con nosotros.

A la espera
Aliens: Colonial Marines llegará a nuestras tiendas mucho más pronto de lo que muchos pensaban, sobre todo ante la falta de información sobre el juego: antes del verano, en una fecha por determinar entre abril y junio. Por el momento, es demasiado pronto para hacer una valoración, ya que salvo por el goteo de información, no se ha visto gran cosa de un título que promete mucho. La licencia con la que está trabajando Gearbox es muy grande y permite grandes cosas, pero también puede ser muy exigente. Habrá que esperar a ver si consiguen estar a su mejor nivel y que por fin nos topemos cara a cara con un gran juego que haga justicia a la criatura intergaláctica. Papeletas tiene de lograr grandes cosas.

Aliens: Colonial Marines

Un grupo de marines coloniales deberá encontrar a un comando desaparecido en Aliens: Colonial Marines, un first person shooter desarrollado por Sega para PlayStation 3, Xbox 360 y PC que ofrecerá información sobre lo que pudo acontecer entre Aliens y Alien 3.

Aliens: Colonial Marines