Overlord 2

Una vez más volveremos a tener el destino del mundo en nuestras manos... pero no para salvarlo, porque nosotros decidiremos si destruirlo o someterlo. ¿Quieres ver lo que nos traerá la segunda parte de Overlord?

Por alguna razón psicológica que me es desconocida, casi todos los usuarios obtienen tanto placer al tomar el rol del héroe en un juego como el de villano. Usando como ejemplo las novelas de caballería, podríamos decir que la gran mayoría de los jugadores disfrutan siendo el caballero que se dirige a rescatar a la doncella... pero tampoco le hacemos asco ninguno a la posibilidad de ser el voraz dragón que se zampe tanto a la moza como al de la espada.

Varios juegos nos han colocado en una posición de malignidad poco habitual, y eso si dejamos aparte todos aquellos donde nuestras acciones nos permitían llegar a un estatus oscuro. Overlord estaría dentro la primera categoría ya que nuestro alter ego es inherentemente malvado, un verdadero tirano en un mundo de fantasía que una vez vuelto a la vida decide recuperar lo que es suyo... ¡todo el reino! A pesar de contar con casi 2 años de antigüedad, el aclamado título de Triumph Studios es una oferta perfecta para quien quiera disfrutar de los placeres de ejercer como villano.

Repetir la fórmula

Debido al éxito cosechado tanto por el juego original como por su expansión, los desarrolladores han decidido que 2009 podría ser un buen año para ver una nueva entrega de las aventuras del 'Overlord'. Por ello están intentado recopilar todos los ingredientes para volver a diseñar otro gran título... y eso significa repetir todo lo que estuvo bien o incluso mejorarlo. La intención, en palabras de Triumph Studios, es aumentar considerablemente el alcance del concepto original, y esto en un título como Overlord es una definición que puede cumplirse por muchas y distintas vías.

El guión para el argumento del juego, de momento, sigue en manos de su responsable en el original, Rhianna Pratchett. Cualquier parecido entre este apellido y el famoso escritor Terry Pratchett... no es pura coincidencia, ya que la señorita es su hija. Además, entre sus trabajos encontramos los guiones de Beyond Divinity, Heavenly Sword, Viking, Mirror's Edge o Dungeon Hero (otro de los títulos que están por caer durante el presente año) por lo que su experiencia y buen hacer en este terreno no queda en entredicho. Esperemos que su trabajo en esta nueva entrega esté a la altura.

Expandir el concepto original también implica hacer crecer el universo del juego. Overlord II nos presentará una mayor variedad de entornos, aunque la trama se desarrollará casi principalmente en un nuevo reino llamado Nordberg, gobernado por una civilización en plena campaña por destruir cualquier forma de vida fantástica o mitológica. Inspirada en el Imperio Romano, este nuevo reino será conocido como el Imperio Glorioso, y su política exterior le hará enfrentarse con otros de los habitantes del mundo de Overlord, como los elfos y los gnomos, que harán aparición en esta nueva entrega.
También tendremos cambios en el protagonista del juego, más que nada porque nuestro anterior villano desapareció en la última entrega. Sin embargo, los esbirros del 'Overlord' rescatarán a un niño de entre las ruinas de la última de las batallas, y resultará ser el hijo del su Maestro. Destinado a gobernar el mundo, se convertirá en el nuevo tirano para, desde su propia Torre Oscura, comandar a los sirvientes de su padre con la intención de expandir su influencia y poder. ¿Será tan malvado como lo fuera su progenitor? Bueno, recordemos que serán sus actos quienes hablen por él.

Porque Overlord II mantendrá la posibilidad de que el jugador decida mediante sus acciones el alineamiento de su personaje. Esta opción fue uno de los aspectos más controvertidos en la primera entrega, ya que la sensación de poder comportarse de forma realmente malvada quedaba lejos por el riesgo de perder completamente el respeto de nuestros vasallos y los regalos que ofrecieran. En esta ocasión no nos encontraremos frente a las elecciones bien contra mal, sino que nuestros actos nos guiarán a distintas formas de maldad, que serán la dominación o la destrucción.

Las diferencias entre estos alineamientos se verá reflejada en la obtención de beneficios e incluso en la capacidad para lanzar hechizos. La destrucción otorgará ventajas de forma instantánea, en forma de botines de guerras o la esencia de las almas de los muertos. Por otro lado, elegir una política de maldad basada en la dominación nos irá reportando beneficios de forma prolongada, y nuestros encantamientos reforzarán nuestra capacidad para someter a las masas. Como podéis observar, en esta ocasión no podremos realizar acciones realmente buenas, sino malas o peores.

Cuarto y mitad de esbirros

Sin embargo, puede que para muchos el papel central de Overlord fueran los esbirros de nuestro personaje, una especie de goblins de colores. Existen distintas razas, cada una identificada por el color de su piel y especializadas en distintas acciones. Para esta segunda entrega los subordinados tendrán un abanico de actuación algo más amplio, y se incluirán nuevas acciones que no podían realizarse en el primer juego. Y otra vez más, para poder invocar grandes masas de estos seres necesitaremos de energía vital, que podremos ir recogiendo de cualquier ser vivo que aniquilemos.

Entre estas nuevas acciones estará la de equiparse con las armaduras y armas de los enemigos caídos, de forma que podamos pasar cerca de oponentes y estos nos confundan con aliados. Esta opción existía en la anterior entrega, pero no confundía a los oponentes más allá del mero efecto visual. También se añadirán campeones entre nuestros esbirros, quienes podrán comandar un grupo formado por hasta 10 seres, de forma que reducimos nuestra carga de tareas al poder delegar en estos comandantes.  Por cierto, en esta ocasión podremos poner nombre a nuestros sirvientes.
Nuestros subordinados tendremos a los del tipo Marrón serán buenos en las distancias cortas, convirtiéndose en nuestra tropa principal para el cuerpo a cuerpo y que en esta segunda parte podrán cabalgar y combatir a lomos de sus lobos, lo que les permite desplazarse rápidamente entre zonas del mapa y repartir zarpazos y mordiscos a diestro y siniestro. Por otro lado tenemos a los del tipo Verde, resistentes a las toxinas y geniales exploradores, quienes montados en sus arañas podrán trepar por los muros y atrapar enemigos en sus redes.

Encontramos a los del tipo Rojo, quienes usaremos para atacar a distancia gracias a sus habilidades con el fuego. Además, en esta ocasión podrán ir montados en salamandras gigantes, que serán usadas a modo de dragón para escupir fuego contra todo bicho viviente. En último lugar nos encontramos con los Azules, donde no parece que vayamos a ver demasiados cambios respecto a Overlord. Su misión será la de atender las necesidades médicas de nuestros esbirros, y también destacan por ser los únicos capaces de cruzar ríos, arroyos o cualquier zona con agua.

Para ir abriendo boca

Puede que sea por la herencia directa de su guionista, pero lo cierto es que se mantiene un tono de humor bastante especial. Nos encontraremos con personajes de lo más dispares, y veremos la sociedad actual reflejada en muchos de los problemas políticos o sociales de este mundo de fantasía. Los elfos serán unos firmes defensores de la naturaleza y tendrán un líder de estética 'emo' llamado Florian, o unos gnomos empeñados en robar y destrozar todo lo que encuentren a su paso. Desde luego, esto de someter el mundo libre puede resultar bastante más enervante que de costumbre.

Haciendo uso de un buen motor gráfico, Triumph Studios repetirá calidad gráfica. Prometen que las versiones para Xbox 360 y PlayStation 3 serán bastante parejas en aspecto visual y rendimiento, así como la versión de PC donde los gráficos son configurables. Se vuelven a esperar voces para todos los personajes principales, y esperemos que sean dobladas al castellano cuando llegue el momento, pero no se sabe quien podría poner voz a que criaturas o individuos. De momento sólo nos podemos ir haciendo una idea del apartado técnico gracias a las distintas capturas de pantalla.

¿Habrá conseguido Triumph repetir la fórmula? Hoy hemos ido repasando los ingredientes, que parecen haber sido mejorados respecto a la primera entrega, pero para llegar a alguna conclusión tendremos que esperar a ver algún lanzamiento jugable. De momento, todo apunta a que el trabajo realizado está siendo magnífico, y que con Overlord II pondremos a prueba nuestras habilidades más oscuras y malvadas... una vez más.

Overlord II

Triumph prepara la secuela de su videojuego de más éxito en estos últimos meses, Overlord. Los Minions vuelven a estar preparados para provocar conflictos.
Overlord II