Valkyrie Profile: Covenant of the Plume, Impresiones

Valkyrie Profile aparece por primera vez en un sistema ajeno y sin hacer uso del peculiar estilo en 2D que tan buenos resultados había dado a la saga hasta el momento. Covenant of the Plume, como ha pasado a ser conocido el juego en inglés, es una nueva vuelta de tuerca del género de los SRPGs en el que tri-Ace ha volcado toda su sabiduría y buen hacer, colocando al jugador en la piel de un humano con sed de venganza.

Valkyrie Profile aparece por primera vez en un sistema ajeno a Sony y sin hacer uso del peculiar estilo en 2D que tan buenos resultados había dado a la saga hasta el momento. Covenant of the Plume, como ha pasado a ser conocido el juego en inglés, es una nueva vuelta de tuerca del género de los SRPGs en el que tri-Ace ha volcado toda su sabiduría y buen hacer, colocando al jugador en la piel de un humano con sed de venganza.

Valkyrie Profile es una de las pocas series dentro del mundo de los RPGs que ha logrado mantenerse fiel a sus principios pese a las tendencias y modas de un género en continua evolución, y en el que es muy complicado permanecer en la cresta de la ola sin adecuarse a los tiempos que corren. De hecho es un caso tan particular como extraño, con dos prestigiosas entregas que gracias al concepto gráfico en 2D que manejan y a un sólido argumento se han convertido con el paso del tiempo en juegos de culto. Lenneth fue un título sorprende en su día, de lo mejor de PSX, mientras que Silmeria es un condición de precuela un título igual de redondo que el original.

A su modo cada entrega aporta su granito de arena al género. Técnicamente nunca han supuesto una revolución, pese a que muchos consideran Silmeria como una de las mejores muestras de lo que es capaz de lograr un motor gráfico en dos dimensiones en PS2. tri-Ace ha guardado con dedicación los planes de la serie hasta el año pasado, cuando por fin se anunció una nueva edición de la serie que llegaría en exclusiva -y por primera vez- a Nintendo DS, del mismo modo que el primer Valkyrie Profile es un tesoro reservado únicamente a los usuarios de una PSP. Era difícil imaginar de qué manera se adaptaría el sistema de juego a la pantalla táctil -tan difícil que el stylus no es necesario en ningún momento del juego- y las virtudes de la portátil de Nintendo.

El resultado es sorprendente, inesperado. Covenant of the Plume (el sobrenombre que emplearé finalmente el juego en la versión occidental, y no The Accused One, la traducción literal del título en japonés) es un híbrido entre la estrategia y la acción, un RPG estratégico diferente a los que acostumbramos a ver, que se aleja de las complicadas fórmulas como las de Disgaea para adaptarse a todos los públicos empleando un sistema de juego que combina las clásicas casillas con ataques al más puro estilo Valkyrie Profile, con un personaje asignado a cada botón de la consola. El nuevo motor gráfico es una de las novedades más impactes, pero ni mucho menos se trata de la única que encontraremos en el cartucho. Hay otra, el argumento, que nos introduce por primera vez en la piel de un humano que busca vengarse de los dioses y de las valkirias y de todo el que maneja los hilos del más allá.

El héroe solitario
Conocemos de sobra las tendencias de tri-Ace por dotar de ciertos elementos filosóficos y religiosos el argumento de los Valkyrie Profile, no en vano el hilo de la historia proviene de la mitología nórdica. Y decimos proviene porque entre el videojuego y la realidad existen mil y una diferencias, o dicho en otras palabras; el argumento del Valkyrie Profile parte de una base real que se ha expandido según lo ha ordenador la imaginación del equipo de desarrollo de tri-Ace, indistintamente de la cualquier relación teológica que el argumento pueda contener. Wylfred es en esta ocasión el héroe de turno,  no sólo un humano sino también un hombre, el primero en protagonizar VP; el hijo de un Einherjar llamado a la batalla por Lenneth cuando él era un niño de 10 años.

En los primeros compases de la aventura somos testigos del primer acercamiento de la Reina del Inframundo al joven guerrero, en donde le hace entrega de una pluma mágica que arrebata la vida de uno de sus compañeros de armas y mejor amigo, el parlanchín Ancel. Es el primer contacto real del protagonista con el poder que necesita para hacer frente a la valkiria que le robó a su padre años atrás. En la introducción podemos contemplar un impresionante vídeo en el que Wylfred y Lenneth entran en combate, una de las primeras muescas de la enemistad entre ambos personajes.

Este vídeo es el primer contacto que tenemos con el juego tras introducir el cartucho, una forma espectacular y majestuosa de dar la bienvenida al jugador. Es una pena, principalmente por el gran contraste entre ambos estilos visuales, que el motor gráfico del título no vaya a la zaga de la introducción, pese a que representa una nueva vuelta de tuerca respecto al aspecto de un SRPG en NDS. Si Revenant Wings o Heroes of Mana sorprendían por la calidad de los escenarios y por la magnífica puesta en escena de los personajes, Covenant of the Plume hace acopio de personajes adultos y de una infinidad de recursos técnicos para dar lugar a los mapas en los que transcurren los combates.

El resultado no es tan vistoso como en Valkyrie Profile anteriores, y qué duda cabe que al principio echamos mucho de menos el estilo gráfico en 2D que hasta el momento había incorporado la serie en las dos entregas desarrolladas hasta la fecha. A poco que nos acostumbremos al nuevo estilo visual empezaremos a apreciar la calidad de los escenarios que en los que tienen lugar los numerosos combates a los que haremos frente, muy ricos en detalles y en elementos naturales. En general, tanto en el aspecto gráfico como en el sonoro, el juego se mantiene en unos niveles más que aceptables de calidad. El sonido corre cargo de tri-Crescendo, uno de los grupos más destacados en el plano musical que podemos encontrar en este género.

La estrategia como plato principal
El sistema de juego de Covenant of the Plume resulta familiar, es el habitual basado en casillas con dos bandos de personajes, aliados y contrincantes, cada uno con su turno de ataque. Nada de estrategia en tiempo real, aquí tenemos todo el tiempo del mundo que queramos para analizar nuestro próximo movimiento y movernos de forma adecuada. Los personajes se desplazan de forma continua por las casillas, no existe esa sensación tan acentuada de juego de estrategia como en Final Fantasy Tactics o en el ya mentado Disgaea. Cualquier posible temor con respecto a que la esencia de la saga siga intacta desaparece al comprobar que a la hora de efectuar los ataques el sistema sigue siendo el de antaño, con la posibilidad de encadenar ataques entre varios personajes al estar en las cercanías del rival.

Los combos, el trabajo en equipo y la buena colocación en el mapa son varios aspectos muy importantes, determinantes para entender la mecánica de los combates. En cierto punto se une a Wylfred una chica que cuenta con la habilidad de manejar con soltura la ballesta y demás armas arrojadizas, que viene a demostrar la variedad de posibilidades que manejamos a la hora de realizar un ataque. En ocasiones es más apropiado perder un turno que atacar en solitario, y en otras donde el ataque en grupo es prácticamente imposible tenemos que demostrar nuestras habilidades en el uno contra uno. Cada situación necesita un planteamiento elaborado desde cero, tomando en consideración todos los aspectos del campo de batalla.

Según vayan pasando los capítulos -comenzamos en el prólogo donde conocemos a Hel, la artífice de los poderes que obtenemos a la larga- se irán añadiendo nuevas posibilidades en cuanto al número de magias y de ataques especiales que podemos realizar. Los hechizos se centran sobre todo en efectos de estado que nos conceden mayor potencia en ataque o en defensa, por lo que para la curarnos el método más sencillo y rápido es el de la clásica poción curativa. Los ataques multitudinarios también evolucionan, poco a poco descubrimos nuevas combinaciones que resulten en ataques combinados capaces de infringir grandes sumas de daño en los enemigos que salen a nuestro paso.

Profundidad en su desarrollo
Durante los combates no solo nos podemos dedicar a apreciar los entornos, también tenemos opción a recrearnos con los efectos especiales y las distintas animaciones de los personajes. La vista isométrica (con cámara en 3D, con visión desde cuatro ángulos diferentes) nos permite tener a la vista todos los elementos necesarios durante los combates. El grueso de la acción transcurre en la pantalla inferior, en la que no será posible el uso del stylus para manejar a los personajes por los escenarios. No comprendemos el por qué de esta decisión, pero lo cierto es que en Covenant of the Plume el stylus es poco menos que un adorno inútil. La pantalla superior muestra o bien las estadísticas del personaje que hayamos seleccionado o los botones a los que están asignados los guerreros a la hora de realizar un ataque.

Al finalizar los combates disfrutaremos de largos y distendidos diálogos entre los protagonistas de la aventura, que aparecen en pantalla con las recurrentes imágenes superpuestas mostrando algunos gestos y distintas posturas. El resto consiste en pulsar insistentemente la A de la NDS hasta que aparezca el mapa -uno en el que sólo podremos escoger la localización a la que queremos dirigirnos-, para después seleccionar un pueblo en el que no descubriremos más que una tienda y una imagen de fondo ilustrando el paisaje. De algún modo tenemos la sensación de que se podría haber hecho algo más en este aspecto, aunque hay que tener en cuenta que la mayor parte de las conversaciones están dobladas y en general el aspecto resultante no desentona en absoluto.

En pocos meses en Estados Unidos
Si algo nos ha dejado claro Valkyrie Profile: Covenant of the Plume en este primer vistazo a la versión japonesa, es que la intención de tri-Ace no es ni mucho menos la de crear un spin-off aprovechando la tirada de NDS y el prestigio de la saga. Es un juego bastante complejo y con posibilidades, que en cierto modo destaca por no compartir la estructura de juego de sus hermanos mayores. El hándicap del idioma pasa factura tras unas cuantas horas tras los mandos de la consola, impresionados con el aspecto gráfico que luce un juego en el que tenemos puestas unas expectativas muy altas.

Valkyrie Profile nunca ha defraudado y a esta edición de NDS le sobran argumentos para convertirse en uno de los aspirantes para destacar en uno de los géneros que mayor flujo de novedades recibe al año y que más éxito obtiene en Japón desde hace ya bastante tiempo. Estad atentos al lanzamiento norteamericano, donde profundizaremos en todos los apartados de los que hoy os hemos ofrecido un breve resumen.

Valkyrie Profile: Covenant of the Plume

Nueva entrega de Valkyrie Profile y primera edición de la serie de tri-Ace para Nintendo DS. En esta ocasión, el jugador se pondrá en la piel de un joven soldado llamado Wylfred.
Valkyrie Profile: Covenant of the Plume