Actualidad

La película de Max Payne no satisface a 3D Realms

J.J. Martín

Es la productora de los juegos en los que se basó el film.

A pesar de haber sido la película más taquillera del pasado fin de semana en Norteamérica, la película de Max Payne ha sido objeto de críticas más bien negativas por parte de la prensa especializada, a lo que se ha unido Scott Miller, CEO de 3D Realms, la productora de los juegos de Max Payne, el cual cree que hay muchos "fallos fundamentales en el argumento" del film que le han causado "desconcierto."

Miller ha puesto como ejemplo el caso de Jack Lupino, traficante de estupefacientes que, en la película, es asesinado "sin convicción" por un personaje secundario, mientras que en el primer juego era Payne el que lo asesinaba. "Todo el tiempo se nos dice que esta droga hace superhumanos a 1 persona entre 100, pero Lupino no demuestra esto ni de lejos. Deberían haber necesitado una tormenta de balas para tumbarlo, además de que debía haber sido Max el que se encargara de él." Miller también criticó que los espectadores no sepan los motivos de la venganza de Max (el asesinato de su familia por parte de los traficantes) hasta bien entrada la película mediante un flashback, mientras que "en el juego pusimos esta escena al principio de la historia por una razón. Guardar esta escena hasta la mitad de la película es un error garrafal, ya que el público necesita simpatizar con Max para que les guste y entiendan sus motivos."

Max Payne se hizo película y llegó a los cines. Si quieres saber más, visita su ficha técnica en Fotogramas.

Max Payne

Ciudad de Nueva York, año 20XX, el contrabando de armas, la corrupción, y las peleas de bandas se adueñan de una ciudad condenada a desaparecer. Max Payne es un policía que ha sido injustamente acusado de matar a su jefe, perseguido mientras toma venganza contra la mafia de NY que asesinó a su familia y le tendió la trampa.
Max Payne