NBA Live 09
NBA Live 09
Carátula de NBA Live 09

La evolución sigue su curso

Ramón Méndez

La franquicia NBA Live de EA Sports sigue mejorando en una evidente curva ascendente. Poco a poco le van tomando el pulso a la actual generación, acercándose cada vez más al juego de baloncesto ideal, con una entrega muy completa y con una gran dinámica de juego.

Aunque le ha costado asentarse en la actual generación de consolas, la franquicia de Electronic Arts ha logrado al fin encontrar el camino a seguir de cara a las futuras entregas. Después de su lenta escalada a lo largo de tres entregas previas, en NBA Live 09 nos encontramos ante un atractivo simulador de baloncesto, lleno de opciones y con un acabado técnico bastante interesante. EA Sports se ha esforzado en explotar el potencial que tenía a su disposición como nunca antes lo había hecho, y pese a que aún queda trabajo por hacer, se trata de una alternativa muy digna, superior a todas las anteriores.

Como suele ser habitual, destaca especialmente el mimo puesto en la presentación. Ese estilo minimalista, que consigue ser al mismo tiempo sencillo e increíblemente complejo, que es la seña de identidad de EA, se adapta como un guante al universo de la NBA, y logra transmitirnos toda su información sin renunciar en ningún momento una interacción directa con el juego. Nuestro eje central será la Academia, que hará las veces de mundo central en el cual podremos entrenar y practicar con distintos aspectos del juego, o bien acceder al menú para ver las demás opciones a nuestra disposición.

Esta sección llega hasta a sustituir al clásico trivial en las pantallas de carga, en las que ahora tendremos a nuestro jugador frente a una canasta, y podremos practicar unos tiros mientras el título termina de preparar nuestro próximo partido. El entrenamiento constante con un jugador será más importante de lo que puede parecer, al menos en lo que respecta a uno de los modos de juego más interesantes, Conviértete en un profesional. En él, deberemos seleccionar a un jugador de un equipo y será el único sobre el que tendremos control, debiendo aprender a ser solventes en nuestra posición por el bien del equipo.

Pese a lo atractivo de su propuesta, no se tratará del modo principal del juego, el cual será, una vez más, el modo dinastía, en el que tendremos que preocuparnos no sólo de los partidos, sino de todos y cada uno de los aspectos del equipo. Al alzarnos con las victorias de rigor, iremos ganando puntos que podremos invertir en nuestra dinastía, perfeccionando así la influencia y la importancia de nuestra franquicia dentro de la NBA. Este modo ya estaba presente en anteriores entregas, y sigue siendo bastante similar por lo general, pero funciona tan bien como siempre.

El espectáculo de la NBA no se limita a este modo, ya que NBA Live 09 ofrece también toda la emoción del All-Star Weekend: desafío de novatos, concursos de triples, concursos de mates y el plato fuerte, el partido NBA All-Star. Fuera de la competición norteamericana, podremos disputar un campeonato del mundo FIBA, en el que seleccionaremos un equipo nacional para intentar alzarnos con el título; una alternativa muy interesante, con una presentación bastante satisfactoria.

Otras opciones de la entrega de este año incluyen jugar partidos de selección, los tradicionales partidos rápidos, o la llamativa posibilidad de jugar una situación. Estos retos, que podremos imponernos o crear aleatoriamente, nos presentan situaciones límite, como por ejemplo ir perdiendo de un punto a falta de dos o tres segundos. Lo único es que, al poder determinar nosotros los parámetros, es posible engañarnos a nosotros mismos simplificando el reto, o bien complicarlo tanto que sea imposible de solventar.

Pero donde más se explota el potencial de las nuevas tecnologías es en el aspecto online del juego. Tendremos los modos tradicionales de partidos versus, enfrentamientos por equipos (hasta cuatro jugadores por consola), e incluso ligas online, con todas las opciones y el interés añadido que traen consigo; pero lo más interesante es el modo NBA Live 365, en el que, pese a que se puede disfrutar offline, la conexión a Internet será muy interesante para actualizar plantillas y tener al día estadísticas y otras características del juego.

Íntimamente relacionado con NBA Live 365 se encuentra el factor ADN del juego. Cada jugador tiene su propio código genético, y este determinará su forma de jugar, su habilidad, su estilo al tirar, etcétera. De hecho, tendremos varios medidores de ADN diferentes: el de jugador, el de tendencias, el de rachas y valores genéricos. En los distintos partidos que disputemos, contaremos con una clasificación de ADN al final de los mismos, que estará determinada por la forma en la que hayamos jugado.

Su principal importancia nos la encontraremos a la hora de crear jugadores, aunque hay que reconocer que es un aspecto del juego demasiado profundo para los menos habituales, y que sólo los más fervientes seguidores de la NBA en general, y de NBA Live en particular, sabrán aprovechar al máximo. Eso sí, ofrece una profundidad pocas veces vista en un juego deportivo, al poder ver cómo se altera cada jugador hasta el más mínimo detalle, modificando sus características básicas y sus hábitos.

Apartado técnico
Todas estas características caerían en saco roto si no estuviesen acompañadas por una jugabilidad a la altura de las estrellas representadas en pantalla. En ese aspecto, NBA Live sigue apostado por un acercamiento algo más arcade al deporte, menos exigente y tendiendo hacia la jugabilidad directa. Este estilo de juego es ideal para los que busquen una alternativa más sencilla y que no requiera un importante número de horas de práctica antes de poder disfrutar del juego; pero supone una versión con pocas opciones a la hora de controlar nuestros tiros y pases.

Durante los partidos, como es lógico, podremos pedir nuestros tiempos muertos en los que modificar a nuestro equipo y variar nuestra táctica. Los submenús son poco intuitivos, y es fácil cometer algún que otro error que nos haga perder nuestros tiempos muertos o los cambios que hayamos realizado antes de que tengan efecto. Algo que choca un poco con el estilo tan cuidado general del juego, pero tampoco es nada que suponga una gran losa, ya que se trata tan sólo de una cuestión de habituarse al sistema.

Todos los jugadores, motivados por su ADN, tendrán sus propios vicios y puntos clave desde los que les gusta tirar y se sienten cómodos para realizar sus jugadas particulares. De hecho, esto está tan bien representado, que no es poco habitual que puedan fallar tiros sencillos de estar fuera de una posición en la que se muevan con soltura. Desgraciadamente, la IA de nuestros compañeros de la máquina no es todo lo satisfactoria que nos gustaría, y en alguna ocasión se pueden dar situaciones que, por su aspecto absurdo, podrán llegar a sacarnos de quicio, especialmente si el partido está agonizando y vamos perdiendo por poco.

Pero en general, disputar un partido en NBA Live 09 es algo muy satisfactorio, gracias a una excelente reacción de los jugadores a las indicaciones que les damos con nuestro mando. Ayudan, y mucho, los diferentes niveles de dificultad que tendremos a nuestra disposición, siendo el más elevado de todos ellos (superestrella) el que mejor consigue representar la emoción y la intensidad de los partidos de la NBA, tal y como ocurría ya en entrega anteriores. Todo ello con la posibilidad de determinar muchas características de juego a lo largo de nuestra andanza por los distintos torneos.

En el apartado visual, hay características de todo tipo. Por lo general, NBA Live 09 tiene un aspecto brillante, rozando el fotorrealismo en algunas ocasiones (especialmente en las repeticiones de las jugadas y los primeros planos de los jugadores). A esto ayuda mucho el hecho de que, un año más, todos y cada uno de los jugadores que forman parte de todos los equipos presentes en el título se hayan representado con total fidelidad. Sus gestos, rasgos característicos y detalles personales (estilo de peinado, tatuajes, etcétera) están perfectamente adaptados, logrando ganar en credibilidad el título.

Sin embargo, NBA Live 09 sigue pecando un poco en lo que a animaciones respecta, donde las transiciones siguen siendo una asignatura pendiente, ya que no terminan de antojarse del todo fluidas, más cuando la acción se desarrolla al ritmo frenético de ataques y contraataques. Si bien en los partidos pueden perdonarse algo más, es en las repeticiones donde nos encontramos con escenas que chocan, por ejemplo un jugador que salta a canasta con piernas estáticas que flotan inertes en el aire. Este aspecto de animación afecta también al público, que no consigue transmitir del todo esa vitalidad que se espera de él.

Pequeños matices a destacar dentro de un apartado de por sí muy bueno, con unos excelentes efectos de luz y una gran física del balón, cuyas reacciones son muy naturales en todo momento, con los rebotes, pases, tapones, etcétera. Muy cuidado de por sí, se nota que EA Sports va cogiéndole la medida a la actual generación y, a buen seguro, en el futuro sabrán pulir esos pequeños detalles para perfeccionar NBA Live. Por lo de pronto, la entrega de 2009 consigue dejar un buen sabor de boca en su aspecto visual, pese a que faltan detalles por pulir.

En cuanto a su apartado sonoro, contaremos con los comentarios de Sixto Miguel Serrano en nuestra edición española. Por supuesto, como no podía ser menos en una entrega de NBA Live, la banda sonora estará a un nivel muy elevado, con grandes temas que nos acompañarán durante los menús. Los efectos sonoros durante el partido son muy realistas, y consiguen transmitir la sensación de que estamos en pleno partido, con todo tipo de detalles acústicos representados con total fidelidad.

LO MEJOR

  • Jugadores perfectamente representados
  • Los modos online
  • Partidos directos y divertidos
  • Un buen número de opciones…

LO PEOR

  • Las transiciones en las animaciones necesitan algo más de cariño
  • Necesitar Internet para sacarle el máximo partido, algo que no está al alcance de todos
  • …aunque el modo ADN es demasiado enrevesado

CONCLUSIÓN

NBA Live 09 es un muy buen juego de baloncesto. La franquicia de Electronic Arts sigue con su curva ascendente, y año tras año se van puliendo los detalles, sintiéndose cada vez más cómoda en la actual generación de consolas, y sabiendo aprovechar las distintas características que tiene a su disposición. Destaca especialmente su gran número de opciones, aunque muchas repiten de entregas anteriores, y su modo ADN es bastante complejo y será difícil que los usuarios menos habituales sean capaces de explotar esta característica. [image|nid=1266911|align=center|preset=inline] Curiosamente, será ideal para los incondicionales del basket y de NBA Live 09, que podrán moldear y modificar a los jugadores a su antojo. Los partidos, directos, sencillos y divertidos, son ideales para los menos habituales, y los expertos podrán explotar el modo de dificultad superestrella. Con más mejoras en su apartado visual y dando pie a nuevos modos de juego más accesibles para todos los usuarios, en el futuro podremos llegar a encontrarnos con auténticas joyas del baloncesto. Por lo de pronto, la entrega de este año es la mejor muestra de la gran evolución que está llevando esta serie. [image|nid=1267590|align=center|preset=inline] - Partidos directos y divertidos- Jugadores perfectamente representados- Los modos online- Un buen número de opciones…