NBA Live 09
NBA Live 09
  • Plataforma Wii
  • Género Deportes
Carátula de NBA Live 09

Quinta falta personal

Ramón Méndez

Por segundo año, la franquicia NBA Live se adapta a la consola de sobremesa de Nintendo. Desgraciadamente, todavía le falta mucho para alcanzar su estado de forma óptimo, ya que estamos ante un título con importantes carencias técnicas y de diversión. Una mala temporada.

Pese a que parece que Electronic Arts ha sabido acomodarse a la alta definición, la consola de sobremesa de Nintendo no ha corrido la misma suerte. La versión de 2009 de NBA Live para la Wii dista mucho de los mínimos de calidad exigibles para consolas, no ya de esta, sino incluso de la generación pasada. Graves carencias técnicas y jugables que obligarán a los usuarios de Wii a esperar todo un año más con la esperanza de que en 2010 las cosas cambien para mejor, y que se llegue a sacar el máximo partido a su consola, tal y como ocurre con las demás máquinas de la actual generación.

Para empezar, muy llamativo el detalle del recorte, hasta cierto punto exagerado, que se ha producido en lo que respecta a los modos de juego. En Wii sólo contaremos con la posibilidad de disputar una temporada, vivir unos playoffs, un desafío superestrella, el clásico partido de los All-Star, el partido de rookies (novatos), o el modo All-Play. Este último modo se limita a una serie de pequeñas pruebas y minijuegos, como son concursos de mates, de triples, un 21 o bien un 2 contra 2. Si bien no son pocos modos, el juego y la franquicia podrían haber dado mucho más de sí. No creemos que suponga un gran reto adaptar el modo Dinastía a la consola de Nintendo, que hubiese añadido mucha más profundidad al título.

La única gran novedad del título con respecto al ya discreto título del año pasado es ese modo 2 contra 2, que intenta emular las grandes franquicias deportivas de Mario y pone a disposición del jugador una completa gama de objetos que podrán utilizar para los partidos. Objetos que no sólo no tienen gracia, sino que todo este modo resulta bastante pobre y vacío, carente de verdadero interés más allá de la mera curiosidad y el aburrimiento que pueda provocar el resto de modos. Y es que el título no consigue resultar realmente atractivo, una sensación que, sin duda, se ve acentuada por culpa de ese vacío que nos hace sentir el juego en muchas ocasiones.

De hecho, uno de los elementos más divertidos del juego es la selección de opciones, ya que una canasta debajo de cada cuadro nos servirá de canasta, pudiendo usar el puntero del Wiimando para lanzar la pelota e intentar encestar. Los partidos son lentos y carentes de interés, con cámaras muy mal colocadas y una nula sensación de fluidez o de ritmo de juego; da la sensación, con los cortes de cambio de dirección de la pelota, de que se trata de pequeños ataques y que el partido se desarrolla en pequeñas secciones que, en global, dan forma al partido, pero sin llegar a reproducir toda la intensidad que cabría esperar de una competición como es la NBA. Ni siquiera el modo online se libra de la quema, ya que pese a que se deja jugar, el lag está muy presente en todo momento, dificultando mucho los partidos.

Apartado técnico
NBA Live 09 All-Play es un juego realmente pobre desde un punto de vista técnico. Visualmente, en los partidos se ven tantos puntos como defectos gráficos. El público, perdido en la oscuridad de un negro profundo que domina la pantalla, parece estar sumido en una alegoría de lo que siente el usuario a los mandos de este simulador deportivo, que está lejos de todo lo que se podría esperar del que debería ser un grande del género. Los gráficos heredados de PlayStation 2 no convencen; en primer lugar, porque tampoco la entrega de la 128 bits de Sony destaca especialmente en este apartado.

Los jugadores presentan formas demasiado cuadriculadas, impropias de los tiempos que corren. Debido a esto, los cuerpos parecen estar, en ocasiones, desproporcionados, y la excesiva pixelación de los mismos, con un gran número de dientes de sierra en los bordes, produce un aspecto bastante sucio y desaliñado. En general, es un acabado que deja mucho que desear y que no llega ni a la media de calidad que se le debería exigir a los juegos de Wii; sobre todo sabiendo que la máquina puede dar mucho más de sí, y que las versiones para las demás consolas sacan el máximo partido el potencial disponible.

En el apartado sonoro, poco que destacar, ya que se trata básicamente de las mismas melodías y los mismos sonidos durante los partidos que hemos visto ya en la entrega del año pasado. No es que fuesen especialmente malos, pero al compaginarlos con el muy mejorable apartado gráfico, da la sensación de que el juego en general vive anclado en el pasado, incapaz de dar el paso adelante que pide a gritos. Tal es la sensación, que incluso el sistema de juego dista mucho de la simulación que se prometía: se trata de un título orientado a todo tipo de usuarios, centrado en la acción directa, es decir, en meter más y más canastas, independientemente del buen juego o de las tácticas elaboradas.

Algo que resultaba divertido en los NBA Jam hace más de una década, pero que adaptado a la fuerza a una franquicia que, históricamente, ha estado orientada hacia otros derroteros, es algo que desentona. Al menos, se han equilibrado los jugadores de los equipos, ya que en la entrega del año pasado la presencia de los más famosos marcaba diferencias demasiado exageradas. Desgraciadamente, el sistema de control con el Wiimando no satisface; levantar el mando y bajarlo para cada tiro que queramos hacer se hace tedioso y repetitivo, sobre todo debido a la falta de variedad en los lanzamientos, que no nos ofrecen ningún tipo de variedad. Siempre quedan a nuestra disposición sistemas de control más tradicionales, pero demasiado sencillos y sin excesivas posibilidades de juego.

LO MEJOR

  • La única opción para los amantes del baloncesto en Wii
  • Todos los equipos de la NBA

LO PEOR

  • Escasez de modos de juego
  • Gráficamente muy feo y sucio
  • Jugabilidad aburrida y repetitiva
  • Los modos presentes no son gran cosa
  • Se reutilizan casi todos los efectos sonoros del año pasado

CONCLUSIÓN

NBA Live 09 All-Play es un título que no hace justicia ni al nombre de la franquicia ni al subtítulo que ha adoptado EA para sus licencias deportivas en Wii. Lejos de ofrecer un sistema ameno y divertido como es el caso de FIFA, NBA se limita a ser una adaptación de un ya de por sí muy mejorable juego de PlayStation 2; esto le pasa mucha factura al juego, que desde un primer momento adolece de abundantes problemas provocados por un apartado gráfico indigno, la parquedad de modos de juego, su presentación exageradamente sencilla y un sistema de juego que dista de ser el ideal para convertirse en una propuesta divertida. [image|nid=1089019|align=center|preset=inline] Resulta incomprensible ausencias de modos de juego tan esenciales para la franquicia como podrían ser el modo Dinastía, la creación de personajes u otros modos y minijuegos más interesantes, en vez de ese dos contra dos que se antoja completamente innecesario. Esperemos que en próximas ediciones, EA se arriesgue un poco más, tal y como hizo con FIFA, y consiga sacar un producto de calidad para la consola de Nintendo, que tiene potencia de sobra para ofrecer algo mucho mejor que este NBA Live 09. Por lo de pronto, esta entrega no es una compra aconsejable ni para los jugadores ocasionales a los que va orientada ni, desde luego, para los grandes aficionados al baloncesto. [image|nid=1088983|align=center|preset=inline] - Todos los equipos de la NBA- La única opción para los amantes del baloncesto en Wii