[GC] Dead Rising: Chop Till You Drop

Frank West, el reportero más superviviente del ocio electrónico, vuelve a menor resolución pero con la misma diversión de siempre. Una adaptación para Wii que es algo engorrosa en su concepto pero que pretende enganchar tal y como lo hizo con uno de los títulos más recomendables para la blanca de Microsoft.

Frank West, el reportero más superviviente del ocio electrónico, vuelve a menor resolución pero con la misma diversión de siempre. Una adaptación para Wii que es algo engorrosa en su concepto pero que pretende enganchar tal y como lo hizo con uno de los títulos más recomendables para la blanca de Microsoft.

Dead Rising, ese homenaje a Romero hecho por Capcom, fue un gran juego con diversión a raudales, humor negro y una historia bastante interesante que te mantenía enganchado. Era además un reto, por la cantidad de zombies que había en el centro comercial de Willamette, Colorado, y el poco margen de error que había para solucionar todos los problemas que ocurrieron durante tres días en él.

Hablar de una versión para Wii es hablar, obviamente, de un bajón en varios factores en los que se basa su atractivo. De todos modos, Chop ‘Till You Drop asegura ser un título sencillo, con el mismo nivel de calidad no en su carcasa, pero sí en su funcionamiento. Algo que dudábamos, puesto que ambos andaban unidos intrínsecamente. La Games Convention 2008 nos ha dejado la oportunidad de echar un pequeño vistazo a esas bases.

Un primer recorrido nos pareció familiar, puesto que constaba con una pequeña porción del lugar libre para recorrer a nuestro antojo. Bueno, a nuestro antojo no; la zona del patio, una de las más importantes en la versión de 360, desaparecerá aquí. En su lugar tendremos las conexiones del ático para ir de un lugar a otro. También desaparecen los puntos de guardado, a veces algo frustrantes, y se nos da la posibilidad de guardar cuando queramos.

En cuanto a términos argumentales, se mantendrán los casos y las misiones secundarias. La diferencia es que ahora podremos ir completando estas últimas con tranquilidad, puesto que no influirán en la hora para completar el siguiente caso. Algo básico en el original, y ante todo un reto no presente aquí. También está el modo Overtime desde el principio, así como el de supervivencia, para así no obligar al jugador a pasar por la historia para disfrutarlo todo.

El control es muy sencillo, mezcla de mecánica tradicional y del uso del WiiMote. Por ejemplo, apuntamos manteniendo B  para pasar a una cámara por encima del hombro estilo Resident Evil 4. De hecho, se ha usado tanto su motor gráfico como su accesibilidad lúdica en este Dead Rising. Algo incomprensible, puesto que poco tienen que ver el uno con el otro salvo que ambos van de zombies y los desarrolla la misma compañía.

Dicho esto, con A haremos el ataque principal con el arma que seleccionemos. Para recoger aquellas que nos encontremos en el suelo, lo combinaremos con Z. Los simpáticos y variados usos del entorno en Willamette se verán reducidos drásticamente. Lo que se ha hecho ha sido agrupar muchos del mismo estilo: si, por ejemplo, tenemos una tubería y un bate, sólo veremos este último repetido con más asiduidad.

Un añadido que se ha hecho respecto a lo visto en Wii es poder rematar a enemigos cuando están aturdidos. Les disparas, te acercas a ellos y, pulsando A, se activará un pequeño QTE que te obligará a agitar el mando. También lo utilizaremos para lanzar objetos que se presten a ello. Cambiamos de arma de  largo alcance usando el pad digital mientras mantenemos B.

No tardamos en encontrarnos con un pequeño perrito muy familiar: Madonna, ese perro que desata toda la catástrofe, estará disponible para ser asesinado una y otra vez. Lo mismo ocurre con la policía torturadora, que dejará su condición de jefe final para ser simplemente un enemigo más. El hecho de que haya significativamente menos zombies en pantalla implica que debe haber más variedad y agresividad en su comportamiento, pero no parece que vaya a ser el caso salvo las excepciones aquí mentadas.

Finalmente, nos encontramos con el payaso loco en la azotea del centro comercial, enfrentándonos con él en un corto periodo de dos minutos. Utilizamos sierras para lanzársela y luego una bola de bolos para hacer ataque a corta distancia, muy efectivo. El hecho de eliminarle rápidamente influyó en que nuestro Frank tenía nivel 50, una progresión que se mantendrá proporcional a lo visto en 360.

Impresiones

Ver Dead Rising en Wii es como intentar meter un portaaviones en una botella.  Siendo el caso de un juego que unía un motor gráfico exigente a una experiencia con mucha personalidad, se nos hace impensable disminuirlo a su mínima expresión. Simplemente, no le sienta bien a la blanca de Nintendo. Aún así, veremos cómo progresa hasta su lanzamiento a finales del presente año. Pero desde Capcom deben darse prisa: tienen mucho trabajo por delante.

Dead Rising: Terror en el Hipermercado

Adaptación para Wii del Dead Rising de Xbox 360
Dead Rising: Terror en el Hipermercado