Bionic Commando Rearmed
Bionic Commando Rearmed
Carátula de Bionic Commando Rearmed

Vuelve el comando biónico

Pablo González Caith_Sith

Uno de los clásicos más olvidados de Capcom está decidido a volver a la actualidad, a dejar atrás un nombre que, para muchos, es desconocido. Bionic Commando Rearmed es un remake de una joya de la compañía aparecida en NES. Y ahora, llega a Xbox Live Arcade, PSNetwork y PC a precio reducido y haciendo gala de infidad de virtudes...

Aunque se anunció hace tiempo, no fue hasta el pasado mes de mayo cuando pudimos ponerle las manos encima a la primera versión jugable de Bionic Commando Rearmed. Fue en pleno Captivate, y a pesar de estar en la misma sala que Street Fighter IV, Dark Void o su hermano mayor, Bionic Commando para PC, Xbox 360 y PS3, consiguió destacarse como uno de los juegos más divertidos del recinto. Ahora ya está disponible para la venta, apenas dos meses tras la aparición de Commando 3 y, sin lugar a dudas, podemos decir que las promesas de GRIN se han cumplido punto por punto.

Bionic Commando Rearmed es un remake, es decir, una nueva versión con gráficos actualizados, del clásico Bionic Commando aparecido en NES y recreativas en 1988. 20 años después, llega en una actualización que se antojaba necesaria, según nos comentaba su jefe de producto hace un par de meses cuando le preguntábamos porqué resucitar una saga tan nostálgica y que, sin embargo, a día de hoy apenas se conoce. Su respuesta fue, básicamente 'Creemos que el original era un juego fantástico, así que… ¿por qué no?'.

Respuesta sencilla y obvia a una pregunta con trampa: realmente Bionic Commando era un auténtico juegazo, y en Rearmed esto queda confirmado desde la primera partida. Lo que nos encontramos en esta revisión es un calco 1:1 del título original, lo que significa dos cosas principalmente: una, que se controla todo con tres botones y otra, que la dificultad no es precisamente asequible para quien nunca ha jugado un videojuego.

Estas dos máximas ayudan a que Rearmed se perfile como un divertimento nostálgico de primer nivel y, de paso, para acercar las formas de juego de antaño a la actualidad, a las nuevas generaciones ávidas de verdaderos retos y juegos que hagan peligrar su paciencia. Disponible desde el pasado miércoles en el Xbox Live, el PlayStation Network y PC, Rearmed es una verdadera declaración de intenciones y una carta de presentación hacia el Bionic Commando de nueva generación.

Por suerte no se limita a ser un simple 'parche' hasta su llegada, sino que Rearmed se confirma como un auténtico juegazo que poco o nada tiene que envidiar a los títulos que se lanzan hoy en día en el mercado. La historia no es demasiado complicada: con la desaparición de Super Joe, un comando envía a su segundo mejor hombre, Nathan Specter, a buscar al soldado y rescatarlo de las garras de un coronel demente. Historia simple, funcional, puesto que no se requiere mucho más para ponerse a lo que verdaderamente tiene potencial, que es el apartado jugable.


Como se decía previamente, todo el control del juego se realiza con apenas tres botones, más un cuatro para cambiar de arma. Con uno se lanzan grandas, con otro se dispara y el tercero sirve para extender el brazo biónico. Este es el elemento más importante del juego, pues si bien al principio su uso se limita a que Nathan se balancee por el escenario de forma similar a Spiderman, más adelante se abre la posibilidad de agarrar barriles con él, lanzar a enemigos al vacío o, simplemente, cogerlos para usarlos de escudos humanos.

El brazo es muy versátil, si bien al principio cuesta un poco cogerle el truco a los balanceos y a las posibilidades que brinda. Poco a poco se va mejorando, a medida se obtienen objetos para tal fin, de la misma forma que Nathan va recogiendo diferentes armas y equipo que lo hacen más fiero ante sus enemigos. Las armas, que se cambian con una sencilla pulsación de botón y completamente en tiempo real, van desde bazokas, pasando por escopetas, láser o pistolas de ráfagas rápidas.

El desarrollo del juego se mantiene intacto, como no podía ser de otra forma. De este modo, Bionic Commando Rearmed presenta un cóctel de plataformas, acción y juego de habilidad. Se avanza lateralmente acabando con los enemigos que salen al paso, siendo indudablemente lo más importante el último punto, la habilidad: pasarse el juego sin derrotar a ningún enemigo tiene además premio en forma de logro en la versión Xbox 360, lo cual es una muestra más de la versatilidad del brazo biónico y del peso que tiene aprender a controlarlo de forma perfecta.

Y como en todo buen juego clásico, la dificultad no es algo que GRIN haya dejado al azar. Bionic Commando Rearmed es complicado, no tanto como el original, pero sí difícil. Superar cada una de las fases tiene su técnica y no digamos ya en las últimas, donde todo es frenético e implica máxima coordinación entre los saltos y los disparos. No es el primer juego que lleva esto al máximo nivel (Ikaruga es el estandarte ahora mismo en el Live Arcade), pero sí que consigue su propósito con bastante facilidad.

La inteligencia artificial de los enemigos es, por tanto, más que respetable. No sólo los de apie, sino sobretodo los jefes finales, que si bien no están en la tradición de Capcom de bosses últra complicados, sí que tienen patrones de ataque bastante laboriosos y difíciles de tirar abajo. Para darle más variedad, no todas las fases del modo historia son exactamente iguales. Mientras que se avanza por el mapa de selección, pueden darse lugar varios enfrentamientos en los que la cámara se coloca en la zona superior y, como en reciente Commando 3, habrá que avanzar acabando con las bases enemigas hasta que un helicóptero rescate a los personajes.


Todo esto es aplicable únicamente al modo principal. Bionic Commando Rearmed añade además otros dos extras, ambos realmente divertidos y que aumentan la vida de un título que de otra forma se acabaría en poco más de dos tardes. El primero es un modo desafío, que lleva a superar diferentes pruebas de velocidad y destreza, donde se pone a prueba toda la habilidad recogida con el brazo biónico y el armamento disponible. Estos records pueden subirse a la red, entrando directamente en un ranking mundial.

El otro modo de juego implica a varias personas. Por una parte, se incluye la posibilidad de superar el modo principal en cooperativo con una segunda persona en una misma consola. Así mismo, el modo multijugador competitivo incluido recuerda a Outfoxies o Super Smash Bros., debiendo acabar con todos tus adversarios -un total de cuatro- antes de que ellos lo hagan contigo. Desgraciadamente, ninguno de estos modos está disponible Online, sino que se limitan a la misma consola.

Los logros de la versión Xbox 360 son otro aliciente más, considerando que son bastante complicados de obtener y que retan a realizar acciones que, de otra forma, ni se pasarían por la cabeza, como 'Consigue como mínimo una estrella en cada una de las salas de retos 1-56.' o 'Supera todas las zonas sin disparar tus armas.'. Retos que se agradecen, sin duda alguna, y que ayudan a que la rejugabilidad aumente varios enteros.

Todo esto se ve envuelto bajo un apartado técnico sencillamente espectacular. Los sprites 2D han dejado paso a unos preciosistas fondos y unos modelados 3D realmente deliciosos. Cada escenario, cada enemigo, cada efecto, está recreado con una gracia especial, manteniendo toda la esencia del original pese a que ahora está realmente adaptado a una máquina de presente generación, de la misma forma que lo consiguió Prince of Persia Classic hace unos meses, pero incluso mejor en esta ocasión.

LO MEJOR

  • El brazo biónico sigue siendo tan versátil como siempre.
  • El modo cooperativo.
  • Gráficamente es una gozada, una puesta al día completa.
  • Respeta la esencia y la calidad del original.

LO PEOR

  • Ausencia de multijugador Online, lo cual es una pena, por que esa modalidad es divertidísima.
  • El control es un poco tosco en ocasiones, pero sólo al principio.
  • 13
  • bionicrrr
  • image/meristation

CONCLUSIÓN

Bionic Commando Rearmed es un clásico adaptado a los tiempos modernos y, como tal, mantiene no sólo su esencia, sino su calidad, respetada de forma casi religiosa. Tres botones, muchos enemigos, un reto a la altura del jugador más respetable e, indudablemente, la vuelta de la magia de las dos dimensiones por tercera semana consecutiva en el Xbox Live Arcade (Geometry Wars y Braid fueron los anteriores). La ausencia del modo Online es algo a tener en cuenta, pero sigue siendo una pequeña joya que merece la pena. Eso sí, es complicado, quedas avisado. [image|nid=1151692|align=center|preset=inline] - Respeta la esencia y la calidad del original.- El brazo biónico sigue siendo tan versátil como siempre.- Gráficamente es una gozada, una puesta al día completa.- El modo cooperativo.

8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.