Beijing 2008
Beijing 2008
Carátula de Beijing 2008
  • 8

    Meristation

¡A por el oro!

Ramón Méndez

Sega nos ofrece la mejor cara de los Juegos Olímpicos. Un título variado, completo y que representa con mucho acierto esta competición; un buen título, aunque recomendado especialmente para los aficionados a los deportes.

Han pasado ya cuatro años desde la época en que todos teníamos nuestras cabezas vueltas hacia Atenas, soñando con el éxito de nuestros deportistas en tierras helenas. Este año, el viaje es mucho más largo, y será la ciudad de Pekín la que acoja la nueva edición de este evento internacional, un claro ejemplo de compañerismo, colaboración y esfuerzo.

La versión jugable, en esta ocasión, corre a manos de Sega. La compañía nipona ha afrontado la licencia de dos formas muy distintas; ya hace meses que llegaron a las tiendas las versiones para Wii y DS, que fueron escenario del poco habitual enfrentamiento entre Mario y Sonic. Pero para el resto de las consolas se preparó un juego más 'serio', que se centra más en la propia competición, dejando en un segundo plano a los protagonistas.

Más grande
El título de Sega ofrece bastantes opciones de juego. El modo principal recibe el nombre de Juegos Olímpicos; en él, tendremos que ir viviendo día a día la competición, formando parte del propio equipo olímpico y metiéndonos en la piel de los atletas representantes del país que elijamos. El sistema será implacable, y en cada día deberemos cumplir el objetivo, o no podremos avanzar.

Este objetivo va endureciéndose; si cada día hay cuatro eventos, al principio bastará con clasificarse para una final, pero ese número irá aumentando y será cada vez más complicado lograr las exigencias de la máquina. Lo curioso es que podremos mejorar nuestro equipo; lo bien que lo hagamos en las pruebas del día supondrá una remuneración en puntos, que podremos gastar antes del día siguiente.

Serán varios los parámetros que podremos mejorar: cansancio, precisión, resistencia, potencia, agilidad, velocidad, cámara lenta y extensión cámara lenta. El cansancio aumenta, y deberemos reducirlo (lo cual cuesta puntos); los demás tienen una función bastante clara. Las cámaras lentas sirven para ralentizar la acción durante los torneos y rebajar el ritmo frenético de la competición.

Otras opciones de juego son Entrenamiento y Competición; en este segundo podremos seleccionar las pruebas que queremos disputar, y es donde se puede sacar el máximo jugo al multijugador, sea en la misma consola, con interconexión o a través de Internet. También cabe la opción de personalizar los atletas que nos representarán en las distintas pruebas, y por supuesto comprobar los marcadores online, con distintos tipos de récords.

Más pruebas
Si en la entrega de Atenas 2004 nos encontrábamos con 25 pruebas, en esta ocasión el número se ha visto bastante ampliado. Tenemos, como pruebas de pista, 100m, 200m, 400m, 800m, 1500m, 110m vallas y 100m vallas. En pruebas de campo, salto de altura, salto con pértiga, salto de longitud, triple salto, lanzamiento de peso, lanzamiento de disco, lanzamiento de martillo y lanzamiento de jabalina.

En cuanto a natación, 50m libres, 100m espalda, 100m mariposa, 100m braza, saltos trampolín 3 metros y saltos plataforma 10 metros. La gimnasia ofrece barras paralelas, potro, anillas, ejercicios de suelo, barra de equilibrios y barras asimétricas. El siempre interesante tiro olímpico está representado por tiro al plato, pistola de aire comprimido 10m y pistola de tiro rápido 25m.

Y por último, hay varias pruebas más que no se encuadran en ninguna categoría concreta: tiro con arco, halterofilia, ciclismo persecución por equipos, piragüismo kayak K-1, jugo 81-90 kg y tenis de mesa. Cada tipo de competición tiene su propia jugabilidad y su sistema de control particular, que podremos ver en forma de tutorial justo antes del comienzo de la prueba.

La mayoría de las pruebas, principalmente las de velocidad, se basan en el famoso aporreo de botones, básico en un título de estas características. Las opciones más habituales suele ser pulsar de forma alterna dos botones, o bien hacer girar los analógicos. Los segundos protagonistas son los gatillos, que se utilizan para lanzar lo que sea en esa ocasión, o bien marcar el impulso de salida.

La variedad está bastante bien ajustada, y de este modo, el título no se basa casi nunca en lo mismo, y las pruebas están bien diferenciadas entre sí, evitando que se caiga en la repetición. En los Juegos Olímpicos, la propia máquina combina con gran acierto las distintas pruebas para que no todas se basen en esquemas similares y se cuente con una serie de eventos variados.

Cada prueba es como un minijuego de por sí, y aunque su duración es relativamente escasa (algo que depende del tipo de prueba que sea, ya que no es lo mismo 100m lisos que tiro con arco), el juego no se antoja corto. Los amantes a este tipo de eventos deportivos encontrarán más horas de diversión que nunca con un título que saca lo mejor de las olimpiadas y ofrece gran variedad.

Apartado técnico
A nivel visual, Beijing 2008 cumple con su trabajo sin grandes excesos, pero con corrección. Los modelados de los personajes son buenos, con expresiones faciales y movimientos creíbles. El juego disfruta de un trabajo excelente con la física de personajes y entornos, y se llega a hacer patentes las diferencias entre pruebas: cómo afecta el viento, el agua, la velocidad alcanzada, la altura…

Cierto es que sus escenarios son sencillos, pero acordes con la realidad hasta el más mínimo detalle. La simplicidad favorece a los tiempos de carga, muy rápidos, y se permite saltar las escenas previas al propio evento sin ningún tipo de complicaciones ni ralentizaciones. El apartado sonoro es correcto, aunque la mayoría de pruebas son de tipo silencioso; eso sí, los efectos están muy bien implementados y son bastante realistas.

La jugabilidad es perfecta para un título de estas características. Según la prueba, el aporreo de botones varía de forma sustancial: algunas requieren una mayor rapidez que otras, luchando contra distintos elementos que juegan en nuestra contra. Otras se basan más en la precisión y deberemos determinar ángulos de tiro, etcétera. Como en la vida misma, todo evento requerirá práctica para llegar a dominarlo, y las mejoras serán evidentes, por lo que nunca llegaremos a desesperarnos al ver los progresos que hacemos.

LO MEJOR

  • Diferente jugabilidad en cada una
  • El modo Juegos Olímpicos
  • Gran variedad de pruebas

LO PEOR

  • Algo sencillo en su presentación
  • Algunas pruebas demasiado difíciles
  • Enfocado a un público muy concreto

CONCLUSIÓN

Beijing 2008 es una excelente incursión en el mundo de las Olimpiadas. Es exigente, y requiere mucho entrenamiento antes de poder llegar a dominar todas las pruebas que incluye. Su longevidad es bastante considerable para los completistas, o en el caso de Xbox 360, para los que quieran conseguir todos los logros a su disposición. [image|nid=1138332|align=center|preset=inline] Técnicamente es correcto, sin grandes alardes, pero a su jugabilidad poco se le puede reprochar, salvo algunas pruebas en las que no es todo lo precisa que nos gustaría. Pero tiene algunos puntos muy elevados y de excelente factura; es un título con gran variedad de pruebas y una gran representación de las mismas por lo general. Los amantes a este tipo de eventos deportivos tienen aquí un gran título que satisfará sus necesidades. [image|nid=1138015|align=center|preset=inline] - Gran variedad de pruebas- Diferente jugabilidad en cada una- El modo Juegos Olímpicos

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.