LostWinds
LostWinds
Carátula de LostWinds

Fantasía de altos vuelos

El servicio WiiWare ya ha comenzado su andadura en Europa, y para celebrar su inauguración, seis títulos han sido los elegidos para la puesta de largo. LostWinds era una de las a priori más interesantes propuestas del catálogo inicial, y tras jugarlo, os confirmamos que ha cumplido, y con nota, las expectativas puestas en él.

Dos días han pasado desde que el nuevo añadido de Nintendo para su consola de sobremesa irrumpiese en el mercado europeo tras una larga espera. Y en estas 48 horas, se ha demostrado que pese a no tener una gran compañía detrás que los respalde económicamente, los estudios más modestos también pueden hacerse un hueco en Wii, presentándonos a través del WiiWare, y a un precio más que interesante, sus obras más personales, arriesgadas e innovadoras.

Durante los próximos días os iremos ofreciendo los análisis de los seis juegos elegidos para abrir las puertas del nuevo servicio de descargas, así que no temáis, que no los compraréis a ciegas. Hoy comenzamos esta ronda de textos por el esperado LostWinds, el nuevo desarrollo de los chicos de Frontier, los creadores de la saga Rollercoaster Tycoon y todas sus expansiones, o del más reciente Thrillville entre otros. Toda una carta de presentación.

La historia

Nuestra aventura comienza cuando Toku, el protagonista, descubre aparentemente por accidente la piedra en la que está encerrada el espíritu del viento, Enril. A continuación escucharemos la historia de Mistralis, que es el mundo en el que vivimos y que fue creado en el pasado por los Antiguos. En este mundo existían seis espíritus con diversos poderes sobre los elementos y otras fuerzas que mantenían el equilibrio y la paz en el planeta. Todo estaba en calma y perfecta armonía hasta que uno de ellos, Balasar, trató de abusar de su poder para convertirse en un díos y reinar sobre todos los habitantes de Mistralis.

Tras una encarnizada lucha entre todos los espíritus, éstos al final consiguieron encerrar a Balasar en la Piedra Espiritual gracias al sacrificio del espíritu del viento, que se encerró con él en la piedra para mantenerlo a buen recaudo. La pesadilla parecía que había acabado, pero con el tiempo, el poder y la ira de Balasar no hizo más que crecer y crecer, llegando hasta tal punto que finalmente consiguió romper la Piedra Espiritual, regresando de nuevo a Mistralis para seguir con su diabólico plan.

El juego

Una vez que hayamos escuchado la historia, Toku se ofrecerá a ayudar a Enril para recuperar su poder y así enfrentarse de nuevo a Balasar. Comenzará entonces nuestro pequeño periplo, que nos llevará a visitar distintos rincones del poblado en el que vivimos mientras que aprendemos nuevas técnicas y recuperamos los recuerdos de Deo, el anciano que está a nuestro cargo desde que nuestra madre desapareció y que parece ser que guarda algún secreto y tiene mucho que ver en esta historia de espíritus y poderes ancestrales.

Para conseguir restaurar los poderes de Enril, tendremos que desplazarnos en un clásico scroll lateral por los escenarios tridimensionales que conforman nuestro pueblo y sus alrededores. Para avanzar en determinados momentos tenderemos que sortear diversas plataformas, ya sea mediante a nosotros mismos, con los objetos que nos encontremos en el camino, o gracias a la inestimable ayuda de Enril, que con sus poderes eólicos nos podrá desplazar en el aire y nos permitirá mover ciertos objetos para resolver los puzzles que nos cierren el paso.

Como buen plataformas que se precie, los enemigos no podrían faltar a la cita en LostWinds, apareciendo constantemente durante nuestro viaje pequeños seres malignos contaminados con el poder de Balasar. Para acabar con ellos tendremos que confiar en Enril, que gracias a sus técnicas mágicas los golpeará contra las paredes y el suelo, o utilizará diversos elementos de los escenarios como piedras o fuego para acabar con ellos.

Según vayamos avanzando, conseguiremos recuperar los poderes del espíritu del viento, que nos ayudarán de distintas formas diferentes, otorgándonos nuevas habilidades como la de potenciar la brisa que genera Enril para llegar más fácilmente a sitios elevados, o para dirigir al fuego o el agua a determinados sitios para resolver los puzzles junto con otros elementos como plantas o piedras. También podremos ir recolectando pequeñas vasijas escondidas y semillas azules de plantas para aumentar nuestro medidor de vitalidad, con lo que cada fase nos presentará diversos desafíos con los que enfrentarnos.

Gráficos y sonido

De todos es sabido que uno de los factores de éxito de Wii no ha sido una evolución gráfica descomunal como la que sí que han vivido sus competidoras. Nintendo apostó desde un principio en tomar otro camino muy diferente, centrando principalmente la atención en la innovación, y haciendo especial hincapié en el sistema de control. Partiendo entonces de esta premisa, y teniendo en cuenta que los juegos del WiiWare ocupan una cantidad de espacio casi irrisoria, sería de esperar que el apartado técnico de estos títulos fuese ínfimo.

Pero nada más lejos de la realidad, LostWinds consigue comprimir en apenas 40 megas unos gráficos dignos de los mejores plataformas de PS2, creando una atmósfera y unos escenarios completamente interactivos y llenos de encanto. Los diversos niveles que visitaremos serán un prodigio de belleza y dedicación creativa, implementando magistralmente las plataformas en unos niveles extraordinariamente amplios para lo que cabría esperar de este tipo de juego descargable.

Cada personaje, edificio, árbol o lugar es completamente distinto de los demás, y como podéis ver en las imágenes, su carga de detalle llega a niveles insospechados, ganando muchos puntos si los vemos en movimiento y hacemos que el viento producido por Enril mueva las hojas de los árboles, levante las ropas de los personajes, o haga que el fuego o el agua se desplacen a su antojo por los escenarios. Toda una delicia interactiva como pocas veces hemos visto.

En el apartado sonoro descubriremos a nuestro pesar cómo 40 Megabytes no son suficientes para deslumbrarnos en todos los sentidos, ya que en pos del gran trabajo realizado a nivel gráfico, el espacio restante no permitía demasiadas florituras sonoras. Apenas un par de melodías bastante pegadizas y agradables que nos evocaran el Japón feudal con sus cuerdas e instrumentos de viento nos acompañarán durante las aproximadamente 3 horas que nos costará acabar el juego, dejando en un segundo plano el resto de efectos sonoros, que serán pocos y bastante austeros.

En lo que a doblaje se refiere, los personajes no hablarán de viva voz en toda la aventura, limitándose a emitir de vez en cuando alguna exclamación o grito muy en la línea de lo visto hasta el momento en Zelda o los juegos de Mario. Afortunadamente, los textos están en completo castellano -pese a que durante las primeras horas tras su estreno, en la ficha del juego del canal tienda se dijese que estaba en inglés-, así que no tendremos nada que temer si queremos enterarnos de todo lo que sucede a lo largo de la aventura.

Jugabilidad

Como ya se ha comentado en varias entrevistas con los desarrolladores de varios títulos, los juegos del WiiWare son una oportunidad perfecta para experimentar todas las posibilidades que ofrece Wii sin las ataduras y limitaciones creativas que implican un gran presupuesto en los juegos más tradicionales en soporte físico.

LostWinds es un claro ejemplo de ello, ya que exprime al máximo el tandem formado por el Wiimote y el Nunchaku. Mientras que con la mano izquierda nos encargaremos de mover a Toku con el stick analógico y coger diversos objetos o hablar con los personajes con el botón Z, con la mano derecha podremos controlar completamente a Enril con el puntero del Wiimote.

Varias serán las acciones que podremos realizar con ambos personajes, aunque resaltan principalmente todas las que implican la actuación del viento, el cual moveremos en diversas direcciones con nuestro puntero de la forma más fácil e intuitiva que podamos imaginar. Gracias a estas rachas de brisa que crearemos, podremos hacer que Toku salga volando por los aires, amortiguar una caída desde una gran altura, desplazar objetos pesados, golpear a los enemigos contra diversas superficies, crear recorridos de brisa para mover otros elementos... Un completísimo y sencillo abanico de acciones que seguro que se verán ampliadas en la segunda parte del juego, que ya está siendo desarrollada por Frontier y que seguro que nos permitirá manejar al resto de espíritus que ayudaron a Enril en su lucha contra Balasar.

LO MEJOR

  • Control perfectamente adaptado al Wiimote.
  • La calidad y perfeccionismo en su diseño artístico y acabado gráfico.
  • Originalidad en estado puro y una vuelta de tuerca en el género de plataformas/puzzles adaptados a Wii.
  • Un verdadero soplo de aire fresco para el catálogo actual de Wii.

LO PEOR

  • Acertadas, pero escasas melodías y efectos sonoros.
  • Que el juego acabe con un 'Continuará...' ¡¡¡Y no se diga cuándo!!! ¡Lo queremos ya!
  • Su escasa duración y poca rejugabilidad.

CONCLUSIÓN

LostWinds puede ser considerado desde ya mismo como uno de los mejores títulos aparecidos hasta la fecha en Wii y la definición perfecta de lo que debe ser un juego para esta plataforma y especialmente para el WiiWare. Resulta sorprendente ver cómo uno de los proyectos de primera hornada de este nuevo sistema puede haberse adaptado tan sumamente bien a las limitaciones intrínsecas del mismo, compactando en tan poco espacio un juego tan 'grande' y superando con creces la calidad de muchos títulos Third Party salidos hasta la fecha en soporte físico y que pretendían -erróneamente- ser los juegos de referencia en la plataforma de Nintendo. Todo en este juego esta rodeado de una magia especial que hace que cada segundo que pasemos con él, nos demos cuenta del mimo especial que se le ha dedicado al titulo. Desde el original aprovechamiento al máximo del puntero del Wiimote, hasta los detalles de universo de fantasía tanto de la historia como a nivel gráfico de los escenarios. Todo encaja a la perfección, y en tan sólo 258 bloques de memoria. Sólo habrá un detalle que lastre el resultado final del juego, y es su poca rejugabilidad una vez superado por primera vez dada su escasa duración -de apenas tres horas si nos ponemos a buscar todas las vasijas secretas-. Cuando estemos completamente inmersos en la aventura, controlando y disfrutando cada una de las opciones que se nos ofrecen después de una hora y media de juego, nos daremos cuenta que esta pequeña joya está llegando a su final, y que apenas nos quedan un par de fases para acabarla, con la consiguiente decepción y ansias de querer jugar a nuevos niveles en un futuro esperemos no muy lejano. Aunque si tenemos en cuenta la relación duración/precio de LostWinds, veremos como por los sólo 10 euros que cuesta, se nos ofrece una experiencia inolvidable y mucho más gratificante que otros muchos juegos que sextuplican este precio y que apenas nos ofrecen una duración final del doble de horas. Así que si tenéis que comprar un sólo juego del WiiWare y queréis acertar de pleno, tendréis que tener muy en cuenta a este título. Un verdadero soplo de aire fresco para el catálogo actual de Wii. La calidad y perfeccionismo en su diseño artístico y acabado gráfico. Control perfectamente adaptado al Wiimote. Originalidad en estado puro y una vuelta de tuerca en el género de plataformas/puzzles adaptados a Wii.

8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.