Condemned 2
Condemned 2
Carátula de Condemned 2

Miedos internos

Ramón Méndez

Ethan Thomas ha tocado fondo. Abandonado a la bebida, obsesionado con unos fantasmas que le amenazan constantemente pero parecen no ser reales, está próximo a perder la poca cordura que le queda cuando acepta una nueva misión que le podría sacar del pozo. Monolith nos ofrece una nueva y terrorífica aventura en la que nos enfrentamos a nuestros temores más íntimos.

Por fin llega a las tiendas el primero de la larga lista de survival horrors que deberían llegar al mercado a lo largo de este año 2008 (o principios de 2009, según los retrasos de rigor). Una lista que incluye tanto grandes nombres del género, con nuevas entregas de Alone in the Dark, Silent Hill, Resident Evil o Project Zero, como alguna apuesta menor que intentará hacerse un hueco, sirva como ejemplo Rainy Woods.

Condemned 2 ya entra, por méritos propios, en la primera clasificación. Su entrega original, que llegaría con el lanzamiento de Xbox 360 (y posteriormente se adaptaría a PC), conseguía meternos el miedo en el cuerpo de una forma que nos era ajena por aquel entonces. Monolith Software no se quiso regodear en historias de ciencia ficción, ni en situaciones claramente paranormales en otro plano de la existencia.

La clave de Condemned era el miedo a la realidad. Posiblemente, no hay nada que pueda dar más pánico que descubrir lo que se oculta tras las esquinas conocidas: un edificio de apartamentos, un metro, la calle… Mejor dicho, sí que hay una cosa que produce un mayor desaliento en una persona, y son los miedos internos; Condemned no sentía ningún tipo de escrúpulos a la hora de explotar la psique de su protagonista y reflejar esa tensión en el jugador.

No eran argumentos precisamente poco contundentes para un survival horror, el primero de la por aquel entonces nueva generación, que se permitía todos los lujos argumentales que quisieron introducir sus creadores. Por eso mismo, se esperaban grandes cosas de su secuela, en parte tras el desconcertante final del original. La promesa era que sería una secuela como debe ser: con más de todo.

Tras haber disfrutado de la versión final española para este análisis, podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que efectivamente es un juego superior en todo a su predecesor. Más sustos, más niveles, más armas, más personajes, mayor complejidad argumental, sistemas de combate e investigación mejorados, más modos de juego… Pero vayamos por partes y descubramos qué esconde Condemned 2: Bloodshot.

Ethan Thomas toca fondo

Un hombre huye por los pasillos de un hotel, corriendo por su vida, temiendo aquello que le persigue. Se esconde en una habitación y, a través de la mirilla, observa un espectáculo aterrador. La unidad de crímenes en serie (SCU) se moviliza ante una grabación extraña que reciben, y su primer paso será localizar a un hombre que consideran clave para llegar a buen puerto en este desconcertante caso.

El protagonismo del juego recae, una vez más, sobre Ethan Thomas, agente de la SCU. Es el hombre que buscan, pero no es el mismo de antaño. Algo en él ha cambiado, tras los sucesos de la primera entrega; ahora es un hombre atormentado, que se abandona a la bebida con frecuencia y suele tirarse en callejones lúgubres y llenos de basura a disfrutar sus resacas.

Su miedo interior le persigue, le obsesiona, le lleva a cometer actos ilógicos y le dificulta la diferenciación entre lo que es real y lo que no. Es un hombre roto psicológicamente que, pese a todo, acepta la misión, puesto que la grabación se convierte en una guía del camino que debe recorrer para acabar con sus fantasmas. El héroe se ha convertido en un antihéroe que tiene un mayor peso argumental que su antiguo yo.

El argumento es uno de los puntos fuertes de Condemned 2, así que no vamos a profundizar demasiado por miedo a incurrir en algún destripe del mismo que os pueda estropear la experiencia. Básicamente, seguiremos al SCU en busca de un hombre desaparecido (ese del que hablábamos hace unos párrafos, huyendo), pero no todo será un camino de rosas, e Ethan recorrerá a la par un camino paralelo, más oscuro, que podría existir sólo en su mente.

La historia de Condemned 2 es muy oscura, y ofrece tantas, santísimas sorpresas que no hace sino aumentar el entusiasmo en el jugador y obligarle a avanzar, porque tras cada esquina se oculta un nuevo regalo visual o narrativo por descubrir. Junto a la propia acción, las secuencias de vídeo ayudan a ganar en espectacularidad, pero sin duda gran parte del mérito es de la muy lograda ambientación.

Oscuridad asfixiante

La ambientación de Condemned 2 es otro de los elementos más importantes, protagonista indiscutible de la aventura. Todos los escenarios presentan el mismo aspecto, hasta cierto punto desolador, sumidos en la oscuridad y plagados de basura; edificios en ruinas con agujeros en las paredes, viento que arrastra papeles en los exteriores, desorden por todos lados. Y un extraño alquitrán negro que puebla algunos puntos concretos del escenario.

Tanto da que estemos en un callejón, en un hotel o en las vías del metro, el aspecto es similar (aunque adaptándose a cada situación, claro está). Pero pese a la sensación inicial, lo cierto es que están muy pensados todos los elementos, y el por qué las cosas están colocadas de esa forma. Es un estilo visual que hereda de la primera entrega, pero que en aquella sí que daba una sensación de colocación despreocupada que aquí no es tan acentuada, y parece haber un propósito tras cada elemento (algo que iremos descubriendo o no según la situación).

En un mundo tan tétrico y poco agradable para ser habitado, los enemigos resultan todavía más temibles. Una sombra que se mueve en la otra punta de la habitación no es un objetivo, sino que consigue que agudicemos todos nuestros sentidos. Los ruidos, los crujidos, las luces que se apagan a nuestro paso… todo está presente por un solo motivo, ponernos los pelos de punta y que nos mantengamos alerta.

A diferencia de otros juegos, los enemigos de Condemned son muy inquietos, y lejos de contar con una rutina claramente definida, son capaces de atacarnos de cualquier manera. Hasta que llegan a entrar en nuestro rango, son sombras que se mueven, que se ocultan tras las columnas esperando a que pasemos por allí para cogernos desprevenidos, que nos lanzan objetos para dejarnos K.O.; conocen muy bien el escenario por el que se mueven, dado que es su hábitat, y lo aprovechan lo mejor que pueden.

Con enemigos imprevisibles y una ambientación tétrica, las situaciones memorables son numerosas. Por poner un ejemplo, una habitación vacía, un ruido desconcertante que no somos capaces de ubicar; abrimos la puerta del baño, y gracias al espejito del baño, justo enfrente de la puerta, vemos el reflejo de un drogadicto a punto de asestarnos un golpe por la espalda. Todo en cuestión de escasos segundos, y obligándonos a tener una reacción rápida.

El nuevo sistema

Este será el ritmo general de Condemned 2, que eleva a la enésima potencia lo que consiguió el original en términos de tensión. El sistema de control requería una importante puesta a punto para adaptarse a las nuevas situaciones, mucho más exigentes. Cabe destacar que, a grandes rasgos, se ha mantenido la esencia del juego; es decir, seguimos desplazándonos en primera persona por los escenarios, cogiendo objetos del mismo para defendernos y atacar a los enemigos.

En Condemned, Ethan tenía un aparato de descargas eléctricas que en muchas ocasiones le salvó la vida cuando se quedaba sin ningún arma para utilizar. Sin embargo, ahora es un hombre bastante más endurecido, y ha aprendido a defenderse con sus propios puños, pudiendo recurrir a un importante número de combos. Cada gatillo está asociado a un puño (izquierdo y derecho), y las combinaciones atraerán consigo bonificadores indispensables para obtener las mejores puntuaciones en cada nivel.

Podremos defendernos, contraatacar, hacer ganchos… contaremos con numerosas opciones, y además podremos recurrir a ataques de los escenarios una vez debilitado nuestro rival; por ejemplo, agarramos al enemigo y le golpeamos la cabeza contra un contenedor, o bien lo lanzamos contra un televisor, etcétera, dependiendo del lugar en el que nos encontremos.

Pero nuestros puños no serán suficientes para enfrentarnos a los dementes que nos atacan, que no durarán nada a la hora de utilizar las armas más potentes. Es por eso que, al igual que en el original, Ethan echará mano de lo que tenga a su alcance; y el repertorio de armas será espectacular, dejando en evidencia a las tuberías, llaves inglesas y trozos de madera con clavos del original.

Cierto es que todas estas armas regresan, y junto a ellas algunos elementos básicos de los escenarios como pueden ser trozos de camas o bates de béisbol. Pero a partir de ahí, la cosa se amplía con armas arrojadizas (ladrillos, bolas de billar, incluso cócteles molotov, con efectos devastadores en los enemigos) y una más extensa gama de armas de fuego (pistolas, escopetas, armas antidisturbios…). Además, podremos recargar en los armarios de la SCU repartidos por toda la ciudad.

Al igual que en el original, las armas tendrán unas características concretas en cuanto a resistencia, potencia o velocidad. Las armas de fuego estarán determinadas por la munición, claro está, así como las arrojadizas se usan de una en una. Pero todas las demás, las de cuerpo a cuerpo, se romperán con el tiempo, y un ataque fuerte de un enemigo puede dejarnos desarmados aún cuando nos estemos defendiendo (o, justamente, por ello). Es por eso que tendremos que tener cuidado y hacer un uso sabio de lo que llevamos encima.

Muérete de envidia, Grissom

No todo será avanzar por los escenarios, ya que a medida que avancemos nos toparemos con situaciones en las que tendremos que investigar lo acontecido, ya sea un cadáver, un rastro de sangre, una pared, un mensaje… Los elementos de análisis forense cobrarán una importancia extra, aún cuando en ciertos aspectos recuerdan a los del original, como en que enviaremos las pruebas a Rosa para que las analice.

Sin embargo, lejos de ser pasivos, ahora han pasado a ser completamente activos. Tendremos que tomar decisiones, buscar respuesta a las preguntas que nos harán haciendo uso de nuestro códec, la cámara de fotos y la luz ultravioleta. Cada vez que encontremos una pista, el juego nos dará varias opciones (por ejemplo, si encontramos la herida en un cadáver, cuál creemos que ha sido la causa de la muerte), y elegiremos la que consideremos correcta.

Al final de cada investigación forense recibiremos una calificación según lo bien que lo hayamos hecho. Por supuesto, nuestra actuación tendrá repercusión, como comentaremos más adelante. Estas secuencias de investigación no estarán aisladas, sino que se enlazaran con mucho estilo con la acción y los paseos por los largos escenarios derruidos, oscuros y caóticos. Lo mejor es que no sólo añaden variedad al argumento, sino que son muy de agradecer y divertidas.

Como decíamos, tienen recompensa, ya que influyen mucho en la valoración final del nivel. Esta valoración (oro, plata, bronce…) nos irá desbloqueando nuevas características del juego, como pueden ser mejoras para el personaje (chaleco antibalas, puñetazos más fuertes…). No sólo dependerá de los golpes asestados o de lo buen investigadores forenses que seamos, sino que influirán otras características.

Por ejemplo, se nos encomendarán en determinados momentos misiones secundarias, opcionales. También se nos explican los pájaros muertos de la primera entrega, que su vida acababa por culpa de unos emisores de ondas que además provocan la locura en los humanos; en esta ocasión, deberemos destruir dichos emisores, repartidos por los distintos niveles. Otro elemento adicional serán los televisores que podremos sintonizar para recibir mensajes o ver las noticias.

Como se puede observar, Condemned 2 mejora mucho lo visto en el original, añadiendo muchos elementos novedosos, numerosas cosas por hacer y puliendo esa ambientación tétrica para llevarla más allá. Esto se refleja también en la variedad de modos de juego, que detallaremos a continuación; cabe destacar el hecho de que un survival horror nos ofrezca un multijugador tan variado.

Modos de juego

La historia principal consta en total de once niveles de una longitud considerable, al menos en la primera partida. No es un juego demasiado largo, pero que se puede mover bien entre las 15 y las 20 horas, según la habilidad del jugador y del interés que se ponga en conseguir todos los secretos y los elementos ocultos por el escenario. Aún así, debería mantenerse igualmente en esa franja.

Para el multijugador nos podemos encontrar con varios modos de juego: 'escena del crimen', donde se podrá jugar como Demente o como agente de la SCU y se pelará por ocultar y encontrar las pruebas, respectivamente (podría definirse como un capturar la bandera, pero adaptado al universo de Condemned); 'carrera de vagabundos', una lucha por la supervivencia; y 'partida a muerte', individual o por equipos, el clásico todos contra todos.

Cada uno de los modos ofrecerá 4, 5 y 9 escenarios respectivamente, un número tal vez no demasiado numeroso pero sí lo bastante variado como para no caer excesivamente en la repetición. Se podrían pedir más, para redondear un modo muy atractivo que, por momentos, da la sensación de ser todavía algo experimental, como que está por mejorar en el futuro. Pero de momento, resulta satisfactorio.

Otro añadido interesante es el 'Club de lucha Bloodshot', un modo de juego que es, justamente, lo que su propio nombre indica: una arena donde lo único que importa es acabar con el enemigo. Podremos practicar en el entrenamiento libre o bien participar en cinco modos de juego, cada uno con sus objetivos particulares, que deberemos cumplir prestando especial atención al cronómetro. Un añadido interesante para descargar adrenalina sin los sustos del modo principal.

Por último, quedan los elementos desbloqueables, tales como imágenes o un curioso modo historia en versión FPS. Sin duda, todos estos añadidos son muy interesantes, pero en cierta medida se antojan algo fuera de lugar. El gran encanto de Condemned es su sólido argumento y su oscura ambientación, y estos modos, pese a ser entretenidos, parecen un tanto genéricos, dejando un poco de lado los logros de la saga.

Apartado técnico

En términos generales, Condemned 2 es un juego muy resultón, con una atractiva apariencia cinematográfica y acabados pulidos y bastante agradables, aunque un análisis más exhaustivo puede dejar entrever algunos puntos débiles. Lo primero a destacar en el terreno visual es, una vez más, su lograda, envolvente y oscura ambientación, capaz de arrastrarnos al mundo de incertidumbres de Ethan.

Los escenarios son de dimensiones muy amplias, aunque también es verdad que están algo vacíos, salvo por las montañas de escombros y porquería que se arrejuntan en muchas ocasiones en las esquinas, quedando una gran explanada central sin nada en ella, algo que ya ocurría en el original. Cierto es que esto permite tener más espacio para los combates sin quedarnos atascados contra alguna esquina o algún elemento perdido del escenario.

Es digno de elogio el detalle con el que están representados los enemigos, así como sus diseños. Caras demacradas en los pandilleros, un alquitrán que da la sensación de ser realmente viscoso en las aberraciones que ve Ethan, drogadictos esqueléticos a los que se le ven prácticamente las venas marcándoseles a través de la piel… todo ello es posible gracias a la vista en primera persona de Ethan, ya que al acercarse los enemigos disfrutamos de todos sus detalles desde una perspectiva muy cercana.

Los juegos de luces y sombras son muy atractivos, muy cuidados y elaborados, llegando a jugar un papel fundamental en el desarrollo del juego. Combinados con el excelente trabajo sonoro, consiguen poner los pelos de punta al más osado. Eso sí, nos referimos a los efectos sonoros, ya que en cuanto a melodías, se optó una vez más por dejar que el escenario hablase por sí mismo, quedando estas como algo testimonial.

A lo largo de la aventura, disfrutaremos de un buen número de líneas de diálogo habladas, en inglés, pero con un doblaje bastante bueno e interesante. Eso sí, todo estará perfectamente subtitulado en español; tenemos que destacar, positivamente, el hecho de que son subtítulos para sordos, con sus correspondientes didascalias para ofrecerle toda la información sonora importante a la gente con deficiencias auditivas, y que puedan disfrutar al máximo del título.

En cuanto a la jugabilidad, Condemned 2 es un juego muy accesible para los que hayan disfrutado del original, que enseguida entenderán las nuevas dinámicas que parten de las bases instauradas en el capítulo anterior. Con ello no queremos decir que sea complejo de dominar, pero sí que se puede hacer notar la diferencia. Sin embargo, esa similitud con el sistema anterior implica que se conservan algunos detalles mejorables.

Se ha mejorado el sistema de combate con nuevas opciones de ataque, armas y demás, pero no se ha pulido la precisión, ya un punto mejorable del primer Condemned. A veces llega a desesperar el no ser capaz de enganchar los golpes por no apuntar bien a nuestro objetivo, o el no saber por dónde nos están atacando y empezar a girar sobre nosotros mismos en busca de nuestro agresor.

Esto se acentúa sobre todo a la hora de lanzar objetos o de utilizar las armas de fuego. La falta de una mirilla, sin duda, es una oda al realismo, y como tal está muy bien insertado en el juego; pero no se puede negar que si esto dificulta la jugabilidad, como hace en algunas ocasiones, es mejor sacrificar un poco de realismo por una aventura más fluida.

De por sí, la longevidad del juego es apropiada. Como ya comentamos antes, a las 15-20 horas de la aventura principal se le añaden los modos extra. Todos ellos mantienen el mismo aspecto y similar sistema de control, por lo que no es preciso hacer diferenciaciones a nivel técnico. Una pena que no se hayan pulido un poco más los detalles comentados, que hubiesen convertido a Condemned 2 en un juego todavía más increíble.

LO MEJOR

  • Argumentalmente impactante, desconcertante, terrorífico
  • El nuevo sistema de investigación forense
  • La ambientación oscura y caótica, con muchos sustos ocultos
  • Muchas armas nuevas y combos

LO PEOR

  • Algunos escenarios parecen vacíos o planos
  • El sistema de combate, algo impreciso y desesperante por momentos
  • Los modos extra son interesantes, pero parecen algo fuera de lugar

CONCLUSIÓN

[image|nid=1158733|align=right|width=150|height=84] Condemned 2Condemned 2 es un juego muy bueno. La nueva obra de Monolith Software y Sega asalta Xbox 360 y PlayStation 3 logrando cumplir sus promesas y convertir lo que era un interesante título suelto en una serie que puede depararnos muchos éxitos y satisfacciones. Pocos títulos son tan oscuros, terroríficos y desconcertantes sin caer en tópicos y profundizando hasta semejante punto en la psique de su personaje, algo que se reserva sólo los mejores survival horror. [image|nid=1160752|align=right|width=150|height=84] Condemned 2Con un argumento muy potente, un aspecto impactante, muchas novedades jugables, una nueva investigación forense dinámica muy bien elaborada y, en general, una presentación cinematográfica espléndida, Condemned 2 es una compra obligada para todos los amantes de los survival horror. Una pena que no se haya pulido un poco más su sistema de combate, muy poco preciso y demasiado importante, así como que no se hayan cuidado un poco más esos modos de juego extra que parecen un tanto fuera de lugar con respecto a la ambientación general del juego. [image|nid=1161570|align=center|preset=inline] [image|nid=1160706|align=right|width=150|height=84] Condemned 2A este título le ha faltado un pequeño empujón, pero no por ello deja de ser un título altamente recomendable. Este año van a llegarnos muchos pesos pesados, pero desde luego Condemned 2, aún a pesar de ser el primer valiente en dar el paso al frente, les ha puesto las cosas muy difíciles a los demás. Los usuarios de PlayStation 3 podrán disfrutarlo sin problemas aún sin haber jugado al primero, aunque sin duda es recomendable conocer bien el original para explotar el título. - Argumentalmente impactante, desconcertante, terrorífico- La ambientación oscura y caótica, con muchos sustos ocultos- El nuevo sistema de investigación forense- Muchas armas nuevas y combos

8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.