Prototype

Un joven de pasado desconocido, incapaz de recordar quién o qué era, protagoniza Prototype, la próxima apuesta de Radical Entertainment y Vivendi. La nueva recreación virtual de la ciudad de Nueva York comienza a temblar por las devastadoras acciones de Álex Mercer.

Un joven de pasado desconocido, incapaz de recordar quién o qué era, protagoniza Prototype, la próxima apuesta de Radical Entertainment y Vivendi. La nueva recreación virtual de la ciudad de Nueva York comienza a temblar por las devastadoras acciones de Álex Mercer.

Temáticas como las mutaciones genéticas y las investigaciones científicas están muy presentes en el mundo del ocio electrónico desde hace no pocos años. Mientras que sagas como Resident Evil beben del código genético y la ambición de extraños científicos para ofrecer títulos y conquistar a los fans, otras compañías apuestan por dar una vuelta de tuerca a la temática con nuevas ideas.

primera demostración 'in game' de un título completamente desconocido llamado Prototype. En un primer momento, todos los que pasamos por aquel 'showroom' de Vivendi esperábamos ver un juego de acción más dentro del ya de por sí nutrido catálogo de títulos de este género en la nueva generación. Sin embargo, la reacción fue sustancialmente diferente, pues apenas quince minutos fueron necesarios para que Radical Entertainment, la desarrolladora del proyecto, pusiera las cartas sobre la mesa.

Desde aquel primer encuentro en Leipzig (Alemania) han pasado ya más de cinco meses y Prototype ha seguido su desarrollo bajo la atenta mirada del público. A cuenta gotas y con sumo cuidado; así es cómo ha sido filtrada la información sobre este juego. Sigue leyendo si quieres saber quién es el protagonista de este título tan destructivo para PC, Xbox 360 y Playstation 3.

Sin identidad

¿Quién es Alex Mercer? Nadie lo sabe. Ni él mismo. A estas alturas sólo conocemos que ése es el nombre del protagonista de Prototype, un joven de apariencia moderna, vestido con ropa deportiva y más de una incógnita personal. Lejos de esta figura típica y actual, se esconde un despiadado asesino sin corazón, cuyos actos, no sabemos si hasta involuntarios, acabarán poniendo en jaque la seguridad de la ciudad norteamericana de Nueva York.

La virtud -o desgracia- de Mercer es haber sido sometido a experimentos genéticos, sobre los que él no tiene conocimiento alguno. Así, sin contexto previo, el jugador se pondrá en la piel de un hombre con habilidades sobrehumanas, capaz de mutar en una violenta criatura y transformar partes de su cuerpo en armas devastadoras. Correr velozmente, saltar por encima de vehículos o surcar rascacielos serán algunas de las habilidades "más humanas" del protagonista de Prototype. 

La cara inhumana de Mercer aparecerá visualmente con sus transformaciones físicas, que le concederán más habilidades como el empleo de unos tentáculos para atacar vehículos o personas, la capacidad para convocar diabólicos seres que causarán estragos en las calles o su extremadamente atractiva virtud de absorber el carácter de otros personajes. Con este proceso podremos tomar no sólo la apariencia física de cualquier viandante, sino también aspectos de su personalidad, vida y habilidades. De este modo, los conocimientos de la persona serán transferidos al protagonista, que pasará a conocer, por ejemplo, la estructura interna de edificios visitados por el absorbido.

Objetivo: Libertad

Prototype sigue la línea marcada por series de reconocido prestigio como Grand Theft Auto. Radical Entertainment prepara una vasta ciudad virtual, una Nueva York actual que brinde al jugador la oportunidad de pasear a sus anchas observando a los ciudadanos, conociendo sus calles y cumpliendo una serie de misiones que nos ayudarán a conocer más sobre el protagonista. En definitiva, un mundo donde la libertad de movimiento será siempre una prioridad.

A pesar de que la desarrolladora no ha ofrecido todavía muchos detalles sobre el esquema jugable que seguirá el título, se conoce que estará basado en el esquema de las misiones. Recorrer Nueva York de un punto "A" a "B" y cumplir un objetivo, que puede ir desde atacar una base militar hasta acabar con un personaje concreto, servirá como premisa para garantizar escenas de frenética acción.

Precisamente por esta razón, Radical Entertainment está primando conceptos como la velocidad y el dinamismo en este título, evitando dejar margen para tregua alguna durante las partidas. Cuatro serán las habilidades que Mercer podrá llevar y ejecutar de forma simultánea: ataque, defensa, camuflaje -absorción de personajes- y capacidad sensorial para analizar el terreno. Dentro de estos cuatro rangos, el jugador podrá configurar su propio cuarteto de habilidades seleccionando de entre todas las disponibles.

Estas selecciones y configuraciones de las habilidades del protagonista, que nos permitirán enfocar las misiones de diversa forma (mayor agresividad, sigilo, infiltración, etc.), podrán ser manipuladas en todo momento durante la partida mediante un sistema de menús adaptado a la acción. No habrá, en este sentido, momentos de pausa que destrocen la intensidad y el frenetismo de los combates. Además de estas habilidades que podremos potenciar y mejorar a o largo de la partida, Mercer podrá hacer uso, por ejemplo, de armamento de todo tipo.

Como ya hemos comentado, el jugador podrá tomar diferentes actitudes a la hora de cumplir una misión. Si prefieres el sigilo, trata de adoptar la forma física de una persona para infiltrarte; si lo tuyo es hacer ruido, entra por la puerta principal exterminando al personal y dejando tras tus pasos un visible mar de explosiones y cadáveres. Para muestra, un botón: refrescamos un poco la memoria remitiéndonos a nuestra primera toma de contacto con Prototype, para recordar cómo durante la presentación Álex Mercer absorbía a un alto cargo militar, haciéndose con forma física y sus habilidades, algo que nos permitía, entre otras cosas, infiltrarnos en la base o solicitar un ataque aéreo sobre el terreno.

Es evidente que todos nuestros actos tendrán repercusión física sobre el escenario y atraerán la atención de curiosos y fuerzas especiales. No faltarán los cuerpos de seguridad, como el equipo "Blackwatch", que presentará avances tecnológicos capaces de detener al protagonista -traje de protección, armas, etc.- y evolucionará a la par que Álex durante la partida, cambiando su potencial armamentístico y sus estrategias de combate.

Con el claro objetivo de ofrecer una jugabilidad rápida y sin descanso, la desarrolladora está trabajando en un motor gráfico versátil, capaz de mover una gran cantidad de elementos en pantalla entre vehículos -helicópteros, coches, etc.-, personajes y edificios. Explosiones con bastantes coches implicados mientras un helicóptero intenta detener al protagonista y no precisamente pocos individuos corren aterrorizados por las calles huyendo de la hecatombe. Todo ello, por supuesto, manteniendo el nivel máximo de calidad que se puede esperar de los motores gráficos más punteros de la nueva generación.

La espera para conocer en primera persona la historia de este mutante es larga, pues Prototype no tiene previsto llegar a las tiendas hasta los últimos meses del presente año. No cabe duda de que el equipo de Radical Entertainment está trabajando duro para conseguir un resultado final que satisfaga a los jugadores y lograr un ansiado hueco entre los mejores del año que acaba de comenzar. Aunque todavía es muy pronto para comenzar a colgar medallas,  nuestra fue y continúa siendo muy buena. Seguiremos los pasos de Mercer durante los próximos meses.

Prototype

Los creadores de Scarface preparan un juego de acción en tercera persona ambientado en Manhattan que nos convertirá en Alex Mercer, un hombre capaz de absorber los recuerdos, habilidades y aspecto de sus víctimas.
Prototype