Alien vs. Predator 2
Alien vs. Predator 2
  • Plataforma PSP 5
  • Género Acción
  • Lanzamiento 22/11/2007
  • Desarrollador Rebellion
  • Texto Español, Inglés
  • Voces Inglés
  • Editor Sierra
  • +18
Carátula de Alien vs. Predator 2
  • 5

    Meristation

Depredador depredado

Will van Dijk

Poco ha tardado en llegar a nuestras tierras la nueva entrega de la serie Alien Vs Predator, una curiosa incursión en las tres dimensiones en el rol de un Depredador pero incoherente en su historia y con pocos recursos en la jugabilidad, defectos que logran empañar la loable ambientación puesta en escena.

Mucha tinta se ha derramado en los múltiples cómics y adaptaciones cinematográficas protagonizadas tanto por Depredadores como por Aliens -especialmente estos últimos-, amén de las también numerosas formas en las que todo el universo que gira en torno a estas razas alienígenas se puede interpretar. Rebellion Software se ha tomado el trabajo en serio, tratando de sacar a la luz un producto completo y sin una campaña publicitaria muy densa tras de sí, aprovechando de paso el tirón de la nueva entrega de una serie que en el cine ha levantado pocas pasiones.

Todo esto nos lleva a dos puntos; el primer y principal, que Requiem no deja de ser una de estas frecuentes licencias que se vende por sí sola, sin necesidad de que la prensa o la crítica especializada en general haga grandes alabanzas a un juego que, ciertamente, no se las merece. De cualquier modo, estas palabras no se han de malinterpretar. AvP es un juego sencillo, de ideas claras y con un sistema de juego que opta por lo tradicional, aportando más bien poco al género pero recreando un mundo fascinante y merecedor del nombre que recibe.

Un depredador contra el mundo

A diferencia de versiones anteriores basadas en estos personajes, AvP no ofrece la posibilidad de elegir entre varias razas antes de comenzar la partida, por lo que el protagonismo recae sobre la piel del Depredador, y sobre él gira toda la historia y la trama argumental, que como veremos más tarda no goza precisamente de un guión a la altura de las circunstancias. Que sólo podamos manejar a un ‘predator' no es necesariamente un punto negativo; más bien al contrario. Las numerosas acciones y artilugios de los que dispone este ser dan la posibilidad de afrontar distintas situaciones del modo que nosotros consideremos más apropiado. La libertad no es plena, contamos con muchas pegas a la hora de realizar ciertos tipos de ataque, principalmente dada la inexistente Inteligencia Artificial enemiga.

Cuando hablamos de enemigos nos referimos única y exclusivamente a los Aliens, otrora conejillos de indias para los Depredadores que sin motivo aparente han pasado a amenazar el planeta Tierra, pasando nosotros a ser defensores de los Seres Humanos que, según narra la historia, ayudaron a prevenir la extinción de la raza en su momento. No entraremos en valoraciones sobre el argumento de las versiones cinematográficas recientes de AvP, pero sí que reincidimos en que su hilo argumental se aleja notoriamente de todo lo que tenga que ver con las cintas originales o los cómics, tan aclamados por los aficionados.

Con todo, las escenas CGIs con las que cuenta el juego se encargan más de hacer lucir el aspecto gráfico que de aportar algo al jugador de cara a entender por qué realizamos las acciones que se nos son ordenadas, un problema que por desgracia comparten otros muchos juegos de acción de este calibre. En esencia, hemos de olvidar este apartado para poder tener en consideración el resto de aspectos técnicos con los que cuenta el juego, que son muchos, como veremos a continuación.

Gráficos

Los motores tridimensionales han demostrado conseguir buenos resultados en PSP, no en vano casi todos los juegos más importantes que ha recibido hasta el momento la portátil de Sony cuentan con un sistema bastante parecido al de AvP, pese a que este último intenta alejarse de los tópicos sin conseguir por ello un mejor resultado. Para empezar, la cámara si sitúa justo detrás del Depredador, limitando el campo de visión de los alrededores, algo bastante útil en las misiones de sigilo y que aquí se complica terriblemente sin justificación aparente.

El control del personaje no corre la misma suerte que la cámara, aunque se ve entorpecido por ella. Los movimientos son recreados de forma suave y rápido, algo torpe con según que movimientos y ciertamente poco emocionante cuando tratamos de hacer frente a interminables hordas de Aliens que han conseguido invadir nuestro planeta. Los ataques son quizás los que más sufren los problemas de cámara, siendo muy difícil precisar los disparos a distancia que en más de una ocasión serán de uso casi obligatorio. Los saltos y otros movimientos puntuales también han sido puestos en escena de forma aceptable.

Del mismo modo, el diseño de los personajes tanto principales -Depredador, humanos, Aliens…- como secundarios denota esfuerzo por parte de Rebellion, poca variedad pero suficiente a tenor de la clase de juego ante el que nos encontramos.  A expensas de todos estos elementos que hemos comentado, cabe destacar la buena apariencia de los menús y, muy especialmente, el increíble trabajo que se ha llevado a cabo para convertir este UMD en casi una experiencia ‘real', al menos en lo que respecta a la ambientación del mismo.

Ambientación de lujo

Tanto por la cantidad de acciones que podremos realizar con el Depredador como por el aspecto general de los mapeados y de los personajes, hay que reconocer el gran esfuerzo y mimo con el que se ha puesto en escena un mundo repleto de lugares lúgubres y oscuros -quizás en demasía, con desniveles y sin tiempos de carga que puedan ralentizar el juego. Como de costumbre, se ha enfatizado más en crear unos efectos especiales asombrosos que en evitar el excesivo pixelaje de algunos escenarios, parte negativa en una balanza en la reinan las texturas complejas y los pequeños detalles.

El problema radica una vez en la excesiva oscuridad que, como acabamos de comentar, asola todos y cada uno de los escenarios por los que nos moveremos, además de tener que sufrir por obligación algunos momentos muy irritantes cuando tratamos de evitar ser divisados por los humanos. El resto de efectos, como el de los distintos tipos de visión con los que contamos -desde térmica hasta detectora de rastros de Aliens- son marca de la casa y bien empleados según las circunstancias.

Sonido

Una buena ambientación necesita, casi como requisito primordial, una banda sonora a la altura de las circunstancias. No sería justo decir que AvP cuenta con unas melodías dignas de asombro, pero sin embargo sí que emplea los sonidos ‘necesarios', por así llamarlos, para crear tensión o frenesí según el momento en el que nos encontremos. La casi total ausencia de voces tampoco ayuda mucho a mejorar el cómputo global de un apartado más bien regular y que pasa desapercibido, salvo en ocasiones puntuales, incluso pese a emplear algunas canciones extraídas de la película en la que se basa el UMD.

Jugabilidad

Existen tres modos de juego básicos dentro de ‘Requiem'; el multijugador, un modo de misiones aleatorias, y el siempre recurrente modo historia que, repetimos, no aporta nada nuevo a la serie. El último de los tres es el principal, que con una trama más bien floja ya explicada con anterioridad enfoca todo su potencial en los recursos del Depredador y los continuos e incesantes combates ante nuestros rivales por excelencia. A nuestra disposición encontraremos casi todas las artimañas características de los Depredadores, con cañón en el hombro, dos hojas de acero en los puños, sistema de autodestrucción, camuflajes etc., todo ello necesariamente aplicado según nos obligue el guión.

Aparte de saltar, correr y combatir contra Aliens, nuestro Depredador también es capaz de realizar algunas otras acciones que se activarán pulsando un botón determinado -equis-  en el momento exacto para, por ejemplo, derribar al enemigo y huir si necesitamos energía, o simplemente aniquilarlo lo antes posible. Por su sistema de juego, AvP no deja de ser un 3D de aventura en el que la exploración se convierte en un requisito secundario, de importancia para aquellos que deseen terminar al 100% el juego. Por esta razón tendremos que buscar las larvas de los Aliens por el mapa para poder completar cada escenario, y más tarde elegir nuestro siguiente destino y cumplir la orden que se nos exija.

Los otros dos modos de juego no requieren una explicación tan concreta, pues mientras que el primero -multijugador-, es bastante limitado y apenas si nos ofrece la posibilidad de disputar algunos combates contra amigos, siempre en los mismos mapas, el segundo es casi un requerimiento fundamental para conseguir aumentar el nivel de nuestro personaje y obtener nuevas armas y ataques especiales. Todo atado y reatado para que más que una opción alternativa, las escaramuzas ante decenas de Aliens sin descanso no lleguen a terminar de divertir todo lo que quisieran.

LO MEJOR

  • El Depredador cuenta con casi todos sus artilugios característicos, y su uso nos permite enfocar cada situación del modo que mejor nos convenga.
  • Gráficamente cumple su cometido notablemente, aun sin contar con un motor gráfico sólido.
  • La ambientación, muy bien conseguida a través de guiños hacia las distintas películas protagonizadas por ambas especies.

LO PEOR

  • El control del personaje se complica inexplicablemente por momento, dando lugar a todo tipo de imprecisiones que fácilmente podrían haber sido solucionadas.
  • La historia, casi inexistente, pasa a ser resumida antes de cada misión, pasando a un segundo plano.
  • Pocos modos de juego, corta duración.

CONCLUSIÓN

Hay que partir siempre de la base de que cuando hablamos de una adaptación cine-videojuego, hay un riesgo muy considerable de que la historia se deje a un lado y se centre más en la jugabilidad o incluso en el apartado gráfico, pero pocas veces encontramos en el mercado un producto tan ambiguo como este Alien Versus Predator: Requiem. Por sus cualidades gráficas y jugables, deberíamos estar hablando de uno de los mejores juegos del catálogo de PSP, pero no es así. Por sus molestos defectos y su casi total ausencia de historia, AvP estaría condenado. Y sin embargo, es su sistema de juego y sus numerosas opciones de cara a afrontar las misiones siempre de forma distinta lo que le imprime ese aire de interesante al juego, además claro está de gozar de una ambientación bastante lograda. [image|nid=1118222|align=center|preset=inline] Aún así, con el mercado actual de PSP, sólo se puede recomendar a los aficionados de la serie o a aquellos que disfruten especialmente de juegos de acción. A todos los demás, esta portátil ha demostrados por méritos propios ser capaz de reproducir UMD mucho mejores que éste, sea cual sea el universo en el que esté centrado. La ambientación, muy bien conseguida a través de guiños hacia las distintas películas protagonizadas por ambas especies. El Depredador cuenta con casi todos sus artilugios característicos, y su uso nos permite enfocar cada situación del modo que mejor nos convenga. Gráficamente cumple su cometido notablemente, aun sin contar con un motor gráfico sólido.

5

Mejorable

Puede tener elementos aceptables y entretener, pero en general es una experiencia que no dejará huella.