Jackass the Game
Jackass the Game
Carátula de Jackass the Game
  • 5

    Meristation

Sin miedo al dolor

Ramón Méndez

La versión jugable de Jackass se convierte en una interesante alternativa para los aficionados al programa, pero tiene carencias importantes a nivel jugable para todos aquellos ajenos al original, sobre todo por culpa de una duración ridícula.

El alocado programa de la MTV Jackass no ha cesado de cosechar éxitos a lo largo de sus años de existencia. Desde aquella serie que la cadena musical emitió entre 2000 y 2002, que contaba con la participación esporádica de estrellas de la talla de Brad Pitt o Tony Hawk, hasta las dos películas que vieron la luz en 2002 y 2006, no han sido pocos los aficionados que han seguido las locuras de sus protagonistas.

Llega ahora, a finales de 2007, cuando ni siquiera hay un motivo real dada la distancia en el tiempo con respecto a sus fuentes de inspiración, la versión jugable a PlayStation 2 y PSP. Aún a pesar de que no se esperaba gran cosa de una licencia así, lo cierto es que el resultado no acaba siendo el caos injugable que se predecía, y puede llegar a resultar una apuesta interesante para los seguidores del programa.

Todo sea por los minijuegos

El motivo del juego radica en que el director del programa ha sufrido un accidente y nos toca a nosotros dirigir la nueva temporada de Jackass, ya que el espectáculo debe continuar. Sin embargo, será una temporada bastante corta, ya que constará sólo de siete episodios, cada uno de los cuales tendrá cinco actividades principales y peligrosas por realizar.

En total, el juego contará con 35 locuras que se representarán en forma de minijuegos, de carácter muy sencillo. Cada uno tendrá determinados objetivos que deberemos superar, y obtendremos dinero según los logros que hayamos conseguido. Al alcanzar la cuota monetaria impuesta, podremos dar por cerrado un episodio y pasar al siguiente, con sus nuevas pruebas.

Todos ellos son muy sencillos, constan tan sólo de uno o dos botones para controlarlos y objetivos no muy complejos. Por tanto, es muy posible avanzar por ellos con bastante rapidez, y salvo un par de ocasiones no será necesario repetirlos, ya que se puede descubrir lo que nos requieren en la primera partida e incluso conseguir superarlos sin demasiados problemas.

Esto juega en contra de la longevidad del título, que se puede superar en un par de horas, lo cual es un muy importante punto en contra. La simpleza de los minijuegos, así como su alocada propuesta, consiguen arrancar más de una sonrisa y resultan divertidos, pero es una sensación que se acaba muy pronto, y tampoco son tan extremadamente interesantes como para volver a jugarlos con demasiada asiduidad.

Poco más tiene para ofrecer, quitando un multijugador que resulta el añadido más interesante para poder disfrutar compitiendo contra otros jugadores. Además, existen un buen número de secretos por desbloquear, aunque sólo resultarán atractivos para los seguidores acérrimos de la serie. En definitiva, es un juego sencillo y corto, que aunque resultó mejor de lo esperado, le falta un poco más de mimo para llegar a explotar todo su potencial.

Apartado técnico

Gráficamente, el juego tiene un buen aspecto. Lejos de ser espectacular o de explotar al máximo el potencial de las máquinas de Sony, ofrece un nivel notable que consigue representar a la perfección las situaciones alocadas que componen el juego. Presenta escenarios bien modelados, aunque algo vacíos y carentes de una importante variedad de detalles.

Del mismo modo, las por lo general buenas animaciones cuentan con algún que otro momento de falta de realismo, principalmente en los grandes accidentes y fracturas de huecos, en los cuales los personajes parecen más bien peleles. Todo ello acompañado de una buena banda sonora, acorde con el espíritu del programa, y un interesante trabajo de doblaje de los actores reales.

Es en el apartado jugable donde más se resiente el título. Los minijuegos, salvo algunos casos concretos, no son del todo divertidos, y una vez superados no se tendrá un gran interés en volver a jugarlos. Eso sí, todos son muy sencillos de controlar, y los personajes responden bastante bien a las indicaciones del mando, aunque en algunos casos mejor que en otros.

Además de escasos, saben a todavía menos dada su corta duración, y la vida útil del título se antoja casi ínfima, ya que en dos ó tres horas se puede completar, quedando sólo el interés personal adicional de desbloquear todos sus secretos. La versión de PSP cuenta a mayores con funciones de juego en red y opciones de edición de las repeticiones que no están presentes en PS2, por lo que la versión doméstica da la sensación de estar más incompleta.

LO MEJOR

  • Agradable audiovisualmente
  • El doblaje con las voces originales
  • La ambientación en torno a los minijuegos

LO PEOR

  • Excesivamente corto, demasiado
  • La falta de opciones que sí tiene la versión para PSP
  • Minijuegos demasiado sencillos de superar y escasos

CONCLUSIÓN

[image|nid=1170925|align=right|width=150|height=118] Jackass the GameJackass acabó resultando mejor de lo esperado, pero le falta un toque final para que hubiese podido convertirse en un título notable. Es excesivamente corto y los minijuegos no son precisamente memorables, por lo que pronto cae en el olvido. Tan sólo los mayores seguidores de la serie de televisión (o las películas) conseguirán disfrutar de él a un mayor nivel. - Agradable audiovisualmente- La ambientación en torno a los minijuegos- El doblaje con las voces originales

5

Mejorable

Puede tener elementos aceptables y entretener, pero en general es una experiencia que no dejará huella.