Sparta: La batalla de las Termópilas
Sparta: La batalla de las Termópilas
Carátula de Sparta: La batalla de las Termópilas
  • 7

    Meristation

¡Esto es Esparta!

Nelson de Benito Andersen

Espartanos, persas y egipcios luchan por diferentes causas y motivos. Mientras que unos buscan la conquista global, otros luchan por su libertad y el honor. Elige tu bando y enfúndate la armadura, pronto descubrirás por tus propios ojos lo que es la guerra.

Estamos en agosto del 480 antes de Cristo. El megalómano Jerjes, rey de Persia, ha puesto sus ojos en el corazón de Grecia y con un ejército superior a los 200.000 guerreros se dirige hacia allí. Sólo un grupo de de valientes guerreros ha decidido enfrentarse a esas hordas descomunales. Son héroes que han pasado a la historia por su valor, héroes que podremos emular en la 'nueva' obra de FX Interactive.

Había una vez un juego llamado Sparta: Ancient Wars que deslumbró a todos por una calidad técnica increíble y que prometía unos combates antológicos en los que controlaríamos a los ejércitos del pasado que luchaban con pasión y honor. Había una vez un juego del que se vieron imágenes casi hace un año. Había una vez un juego que se resistía a salir en nuestro mercado. Ahora, después de más de seis meses de espera y gracias a la incombustible FX Interactive, nos llega rebautizado con el nombre Sparta: La Batalla de las Termópilas.

Guerras Antiguas
La batalla de las Termópilas fue una gran batalla en la que los persas se vieron casi derrotados por un grupo de guerreros infinitamente inferiores a ellos, en lo referido al número que no a la técnica. Ahora, y gracias a la reciente película de 300, este tema está de actualidad, y que mejor que un videojuego para seguir viviendo la experiencia que muchos hemos disfrutado con la película.

Aunque la portada de la versión española se parezca bastante a la de la película, no tienen demasiado que ver una con otra. Este juego que hoy analizamos nos trae las antiguas guerras que se desarrollaron en plena campaña de expansión persa. Multitud de sucesos que ocurrieron fruto de la hegemonía y superioridad persa, que en sus ansias de querer más y más, se propuso conquistar toda Grecia.

Todos estos sucesos, unidos al poco afecto que se tenían las polis griegas, consiguió que Jerjes I, rey persa, fuera dominando poco a poco todas las tierras. Todo esto cambió en la famosa batalla de las Termópilas en las que los griegos con Esparta y Atenas a la cabeza se pusieron frente a los persas y exclamaron que nunca más se sublevarían ante ellos. Aunque los griegos perdieran la batalla, esas muestras de sacrificio y coraje por la independencia, crearon mella en nuestra cultura.

Ahora, este espíritu de lucha se ha transmitido al juego que tenemos entre manos. En él, podemos revivir todas esas batallas que glorificaron a héroes como Leónidas I, rey de Esparta. Es incomprensible como un juego que creó tanta expectación haya tardado lustros en aparecer por nuestro país. ¿Spain is different? Los chicos de FX intentan demostrarnos que esto no es así.


El sello FX
Los chicos de esta compañía siempre nos traen alegrías en forma de juegos de calidad al precio más económico. Esta vez tampoco han variado su forma de hacer. Sparta: La batalla de las Termópilas ha cambiado de nombre y ha variado notablemente su contenido. FX Interactive ha intentado que los fallos que tenía la versión original queden en el olvido, y aunque no hayan paliado todos los errores de los que adolece la obra de World Forge, se puede decir que han hecho un buen trabajo.

Un cambio en la interfaz del juego, así como en los menús, son los primeros elementos que vemos a simple vista. Además, la historia está mucho mejor narrada e incluye un pequeño tutorial para habituarnos a los movimientos básicos. Se puede decir que se ha mejorado en cierta medida el juego. Otro cambio importante es la modificación de todos los parámetros de las unidades y edificios, variando tanto el coste como el tiempo de producción, así como las características en ataque y defensa. En definitiva, han intentado crear un juego más rápido y orientado a las batallas.

Otro añadido ha sido el modo pausa, con el que podremos elegir mejor nuestros objetivos en plena batalla, así como equiparnos otras armas para hacer frente al enemigo. Decir que este cambio, no es del todo de mi agrado, porque el poder pausar el juego en plena batalla al estilo Total War, hace más pausado a un juego que se parece más al clásico Age of Empires que a la famosa saga de Sega.

Como buen juego de FX, Sparta viene totalmente traducido al castellano. Eso sí, aunque el doblaje es aceptable, no esperéis escuchar las voces de 300, porque sino acabaréis un tanto decepcionados. De todas formas, mo podemos sino quitarnos el sombrero por FX, ya que han mejorado todo lo que se podía modificar. Si hubiera habido más cambios, sin duda estaríamos hablando de un juego diferente. Agradecer también que la entrega que llega a nuestro país sea la versión 1.2, en la que muchos problemas de optimización se han solucionado.

Gráficos y sonido
El juego no luce mal, y hubiera lucido mucho mejor si la fecha de llegada a nuestras tierras hubiera sido hace varios meses, como en el resto del globo. Con vista lejana se pueden apreciar multitud de detalles, tanto en el escenario como en nuestras edificaciones. El único punto oscuro en este aspecto es el modelado de los personajes al acercarnos demasiado a ellos, ya que, aunque no se vean mal, desentonan un poco con la calidad del resto de los gráficos.

Hay que destacar el gran trabajo de World Forge en cuanto a los efectos de luces y al agua. Nuestro líquido más preciado, aparte de la sangre y otros brebajes nocturnos, se ve con una calidad increíble, consiguiendo que el efecto de reflejo sea digno de mención. Podremos disfrutar de las batallas marinas en todo su esplendor gracias al trabajo realizado por los desarrolladores.


Los efectos de luz, como ya mencioné en el párrafo anterior, están muy logrados también. Cuando el fuego entre en escena, podremos quedarnos bastante sorprendidos por su calidad técnica. Otro elemento destacable es el modelaje y erosión de los escenarios, algo que da cierto realismo a esta producción. Los escenarios lucen sobradamente bien, con multitud de detalles que hacen de los gráficos el mejor atributo de este juego.

El sonido es otro tema aparte, melodías algo épicas para un aspecto que merecía mucho más. Los efectos de sonidos cumplen su cometido y el rugir de las batallas se oirá de buena manera. El doblaje, como ya mencionamos antes, no está nada mal, con voces conocidas del panorama español. Pero el mismo problema de siempre ocurre, la poca intensidad de los dobladores con los personajes carismáticos. Leónidas parece un ejecutivo que está repasando los papeles de su oficina tranquilamente, y esto por decir un ejemplo. La intensidad y la entonación debían haber sido mejoradas para una obra de esta magnitud épica.

Jugabilidad
El juego que tenemos entre manos nos trae una dificultad ajustadilla, ya que la curva de aprendizaje es bastante alta. Menos mal que contamos con un manual a todo color y de casi 80 páginas en el que nos muestra los primeros pasos a seguir en el juego. Los expertos en los juegos de estrategia en tiempo real se encontrarán con un desarrollo igual que en otros juegos del mismo estilo.

Nuestra labor es recolectar tres tipos de recursos: madera, víveres o comida y el preciado oro, para poder crear nuestros edificios del que saldrán nuestros guerreros. Cada ejército cuenta con unidades exclusivas, y veremos desde los míticos hoplitas espartanos a los poderosos inmortales persas, pasando por los místicos sacerdotes egipcios. Las monturas también son exclusivas de cada ejército, viendo como los persas intentan pisotearnos con sus poderosos elefantes o los egipcios pelean desde sus incansables camellos.

Entrando en el terreno de la personalización, decir que no es oro todo lo que parece. Las opciones para poder confeccionar nuestras tropas son altas, pudiendo equipar distintas armas a nuestro ejército e incluso armas obtenidas de las cruentas batallas… pero aunque podamos cambiar nuestras armas de corto alcance por otras de largo alcance en medio de la batalla, estas opciones dejan un tanto de desear, ya que su efectividad se queda más bien sobre el papel. Destacar la pausa táctica incluida por FX para aumentar la efectividad de esto, aunque como dije antes, no es todo lo bueno que podía haber sido.

Nuestras unidades van ganando experiencia a medida que vayan luchando, llegando a conseguir hasta tres niveles. Los héroes se nota que están hechos de otra pasta diferente. Ellos pueden obtener hasta seis niveles de experiencia y pueden mejorar sus habilidades y adquirir nuevas. Decir que podemos seleccionar entre dos héroes para cada batallón, destacando a Leónidas, Jerjes y Hazem, para cada uno de los bandos (espartanos, persas y egipcios, respectivamente). Los héroes tienen habilidades exclusivas que los chicos de FX han potenciado para que su uso sea más crucial en batalla. Algo de frescura nos llega al menos.


Sparta nos trae dos modos de juegos clásicos en todo ETR, el modo campaña y el modo 'batalla' o escaramuza. En el modo campaña encontramos tres escenarios diferentes, una historia para cada una de las civilizaciones a escoger. Mientras los espartanos deben luchar para evitar la conquista de sus tierras, los egipcios deben rebelarse contra los opresores que castigan sus tierras. Los malos de la película son los persas, que quieren tener todo el pastel para ellos. Multitud de misiones nos trae el juego, con la única pega de que son bastante parecidas entre ellas.

El modo batalla nos trae alrededor de diez mapas para poder enfrentarnos en distintos escenarios a nuestros enemigos. Podremos jugar por equipos o individualmente. El modo multijugador nos trae los mismos mapas que el modo batalla y podremos jugar mediante red local o gracias a GameSpy. La emoción está servida en los duelos contra otras personas.

En conclusión
Sparta: La batalla de las Termópilas es una alternativa viable para los amantes del género. Una calidad gráfica indudable así como un gran trabajo realizado por FX para que el juego llegue en las mejores condiciones posibles a nuestro maltratado mercado. Después de todo, en cierto sentido, quizás el hecho de que el juego se haya retrasado no ha sido tan negativo, dado que hubiera heredado la mala optimización de la primera versión de Ancient Wars así como un sistema de juego demasiado visto.

Prometía demasiado este juego que se ha quedado en uno más de la infinita lista de juegos de estrategia que copan nuestro mercado. Las grandes batallas navales y un acabado final notable logran que este juego se merezca una oportunidad. Y más, gracias al trabajo de FX del que no me cansó de decir que merecen todo mi reconocimiento y el de todos por el trabajo realizado. Además, el precio te insta a ponerte en la piel de los espartanos y poder gritar el nombre de su patria, a todo pulmón.


-Grandes gráficos y buenos efectos
-Batallas navales sobresalientes
-El trabajo realizado por FX
-El precio

Lo malo
-No aporta nada nuevo al panorama
-La eterna espera ¿Spain is different?
-Sistema táctico poco logrado

7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.