Actualidad

La separación entre Bungie y Microsoft puede ser inminente

Francisco Alberto Serrano faserranoacosta

Game Informer afirma que miembros de Bungie han recomprado el estudio a Microsoft.

Todo empezó como de esos rumores que surgen a millones a lo largo del proceloso océano de internet: Bungie y Microsoft se iban a separar. Ademas la "fuente" era un blog desconocido, lo que le daba una credibilidad nula en un mundo demasiado acostumbrado a los bulos sin fundamento.

Pero la falta de respuesta de los relaciones públicas de Bungie, bien conocidos por su activa participación en diferentes foros, empezó a ser vista como algo sospechoso conociendo su habitual velocidad para desmentir rumores acerca del estudio; estaban presentes mientras la bola de nieve se iba haciendo más grande, pero no dijeron una palabra. Pronto los principales medios norteamericanos empezaron a coger los teléfonos: los relaciones públicas de Bungie simplemente indicaron que no tenían nada que decir; los responsables de las relaciones públicas de Microsoft por su parte sirvieron a todos los medios con la misma respuesta: "No se ha producido tal anuncio. Seguimos celebrando el tremendo éxito del fenómeno global que es Halo 3."http://www.meristation.comxbox-360/noticias/microsoft-niega-que-bungie-se-haya-independizado/1645697" target=_blank>hemos informado esta mañana.

Pero hace unas pocas horas, la versión online de la revista más vendida en Estados Unidos, Game Informer, ha ido más lejos que nadie y afirma que, según sus fuentes,: "Los accionistas de Bungie han comprado el nombre del estudio a Microsoft por una cantidad no desvelada de dinero. Microsoft mantiene todos los derechos sobre el nombre Halo y además se reserva el derecho de realizar la primera oferta para publicar los futuros juegos de Bungie". En la práctica, esto significaría que Bungie vuelve a ser un estudio independiente.

A falta de nota oficial, todavía está todo por confirmar, pero Game Informer es conocida por sus importantes contactos en la industria del videojuego estadounidense y por tanto el rumor ha cobrado una nueva dimensión.