Enemy Territory: Quake Wars
Enemy Territory: Quake Wars
  • Plataforma PS3 6.5 PC 9 360 7
  • Género Acción, First Person Shooter
  • Lanzamiento 28/09/2007 (PC)
    29/05/2008 (360, PS3)
  • Desarrollador Splash Damage
  • Texto Español
  • Voces Español
  • +16
Carátula de Enemy Territory: Quake Wars
  • 9

    Meristation

El retorno del auténtico rey

Albert Gil

Se ha hecho de rogar, pero finalmente está entre nosotros el esperadísimo Enemy Territory: Quake Wars, y que nos demuestra tener las cualidades suficientes como para convertirse en el nuevo rey de los "MMOFPS"...

Si bien es cierto que a los jugadores nos tienden a molestar los continuos retrasos que sufren nuestros títulos más esperados, también lo es que no hay mayor gratificación que disfrutar de éstos una vez están bien terminados, depurados, y salvados de la mayoría de problemas que acarrean las prisas y las fechas de lanzamiento anticipadas. Y Enemy Territory: Quake Wars es un claro ejemplo de ello. Cuando ya apenas nos quedaban uñas de tanto suspirar por él, Splash Damage e id Software nos presentan finalmente uno de los mejores 'shooters' enfocados al terreno online que hemos tenido la oportunidad de jugar durante los últimos años.

La fusión de las sagas Enemy Territory y Quake se ha transformado en un rompedor 'MMOFPS' que lo tiene todo para convertirse en uno de los referentes de la comunidad online para los próximos años. ¿Lo conseguirá? Acompáñanos a la guerra definitiva entre humanos y Strogg...

Como ya sabéis, Enemy Territory: Quake Wars es la secuela del veterano y exitoso Enemy Territory, un juego basado en el universo Wolfenstein, distribuido gratuitamente a través de Internet, y de cuyos pilares conceptuales nació la laureada saga de Electronic Arts Battlefield (que no al revés). Más de cuatro años después, el pionero del género vuelve a la carga con Quake Wars, que como su propio nombre indica, basa toda su ambientación en el crudo mundo de guerras, alienígenas y 'nueva carne' que durante años nos ha ofrecido la legendaria serie Quake de id Software.

"La fusión de las sagas Enemy Territory y Quake se ha transformado en un rompedor 'MMOFPS' que lo tiene todo para convertirse en uno de los referentes de la comunidad online para los próximos años"

Sin embargo, y lejos de caer en las tendencias que han marcado los sucesivos Battlefield de EA, Splash Damage ha logrado mantener intactos los pilares que caracterizaron a los juegos que dan nombre a su creación, ofreciendo así una experiencia de juego profunda, variada, y mucho más frenética que la de su principal competidor. Como veremos más adelante, son tantas las diferencias jugables entre ambas sagas, que en realidad, lo único que comparten es la idea de ofrecer a los usuarios un gran escenario en el que combatir desde dos facciones distintas.

Técnicamente, y jugado desde un PC capaz de soportar la máxima calidad gráfica del juego, Enemy Territory: Quake Wars cumple con lo prometido en las tropecientas capturas que nos han puesto los dientes largos durante más de 2 años. No es desde luego el mayor exponente gráfico que nos podemos encontrar hoy en día en el terreno de los 'first-person shooter', pero gracias a su cuidada ambientación y a la innegable calidad de sus texturas, modelos y efectos gráficos y de luz, se coloca un peldaño por encima de la mayoría de juegos orientados a las partidas online.

Enemy Territory: Quake Wars nace del polémico motor de Doom 3, que demuestra ahora, tres años después de nuestra primera toma de contacto con él, ser también capaz de dar vida a inmensos escenarios exteriores, como los 12 que nos ofrece el juego de Splash Damage, además de vestirlos con texturas de mucha mayor calidad y detalle que las que vimos en la tercera parte de la saga de id.

Como decimos, el modelado de los personajes y de los vehículos es muy bueno, así como el diseño de las armas, excelente. Salvo la ‘rail-gun', cuyo diseño está basado en el modelo que se usó en el veterano Quake 2, el resto de armamento apenas guarda relación visual con las versiones de las armas que se han ido viendo a lo largo de todos estos años en los diferentes Quake. Aún así, el aspecto "sucio" y recargado de los nuevos modelos encaja a la perfección con el ambiente oscuro y crudo del juego. Mención especial al impresionante zoom del que hacen gala el rifle de francotirador y la ‘rail-gun' y a los interiores, realmente trabajados.

"Quake Wars está basado en el polémico motor de D3, que demuestra ahora ser también capaz de dar vida a inmensos escenarios exteriores, además de vestirlos con texturas de mucha mayor calidad y detalle que las que vimos en la tercera parte de la saga de id."

Aún sin ser una joya de la optimización, Enemy Territory: Quake Wars se las apaña para "correr" en ordenadores que fueron capaces de mover con soltura tanto Doom 3 como Quake 4. De todas formas, la evolución gráfica que presenta el juego en comparación con los dos citados nos obliga a disponer de una mejor configuración de hardware para gozar del espectáculo visual del juego sin resentirnos en exceso de la tasa de imágenes por segundo en los modos multijugador, donde se hace imprescindible un rendimiento óptimo.

La tasa de frames por segundo que configura por defecto el juego es de 30, pero modificando determinadas variables (com_unlockfps, com_unlock_maxFPS...) y archivos de configuración, se puede eliminar esa limitación con el fin de conseguir una mayor fluidez en los servidores online (que no en los menús y las partidas offline, donde el límite está siempre en 30). De nuevo, y respetando así su conocida filosofía de dejar múltiples opciones de configuración a los jugadores, hay decenas de variables que podemos modificar tanto desde la consola del juego como desde los archivos de configuración con las que optimizar al máximo el rendimiento de Enemy Territory: Quake Wars en nuestros equipos.

El apartado sonoro es también excelente. El sonido de las armas (con los 'hit' de Quake 3), las explosiones, la jadeante respiración de los Strogg... todo funciona de tal forma que realmente nos sumerge en lo que podría ser un campo de batalla futurista entre humanos y alienígenas. El juego viene doblado al castellano (aunque los más puristas podrán instalarlo en inglés, pues el DVD es multi-idioma), y para su traducción se han usado los mismo filtros de voz y efectos (para los Strogg, por ejemplo) que en el doblaje inglés, así que el resultado final es totalmente satisfactorio y fiel al trabajo original. Y no podíamos dejar de lado este apartado sin destacar también el tema que suena en los menús del juego, que le sienta como anillo al dedo a Enemy Territory: Quake Wars.

Pero sin lugar a dudas, es a nivel jugable donde Enemy Territory: Quake Wars nos ha convencido totalmente. Como decíamos antes, no hay más que echarse un par de partidas para darse cuenta que las similitudes entre el juego de Splash Damage y la saga de Electronic Arts pueden contarse con los dedos de las manos. Hay que dejar atrás los prejuicios de las prematuras comparaciones y echarle el guante para, repetimos, disfrutar así de una experiencia de juego mucho más frenética, y por lo tanto, diferente a la que ofrecen los Battlefield, diseñados desde otra perspectiva jugable.

"A nivel jugable Enemy Territory: Quake Wars nos ha convencido totalmente. No hay más que echarse un par de partidas para darse cuenta que las similitudes entre el juego de Splash y la saga de Electronic Arts pueden contarse con los dedos de las manos."

Existen 3 modos de juego distintos, tanto para el juego offline (mediante bots) como para las partidas online: Campaña, Objetivo y Cronómetro. En el modo campaña jugamos a tres mapas de forma sucesiva, mientras que en el modo objetivo sólo a uno. El modo cronómetro, por su parte, nos plantea una sucesión de mapas en la que ambos ejércitos van variando su rol de atacantes a defensores, y cuyo objetivo es batir el tiempo que han tardado el equipo rival en completar el mapa anterior.

Como ya sabéis a estas alturas, hay dos ejércitos distintos (la GDF y los Strogg), y cada ejército está dividido en cinco clases distintas (Field Ops, Covert Ops, Medic, Soldier y Engineer para la GDF, y Oppressor, Technician, Aggressor, Infiltrator y Constructor para el ejército Strogg), cuyos roles varían de forma radical en el campo de batalla, así como sus habilidades. Por ejemplo, el principal objetivo (que no el único) de los constructores es desplegar torretas de defensa y reparar los vehículos dañados, mientras que los francotiradores asumen las funciones de espías, teniendo la impagable habilidad de cambiar su apariencia por la de un enemigo caído, siendo prácticamente indetectable a menos de que se abra fuego, y pudiendo así infiltrarse fácilmente en los bunkers enemigos.

Hay más de 25 armas disponibles en el juego (entre las que repiten muchas de las vistas en los anteriores Quake, tanto por parte de los GDF como de los Strogg), y cada una de ellas infringe una cantidad de daño variable dependiendo de si las balas impactan en la cabeza, en el cuello, en el pecho o en las piernas. Por otra parte, hay en cada mapa un total de 16 vehículos distintos (para los amantes de los mapas sin ellos les alegrará saber que Splash se ha acordado de todos los que disfrutamos con los asaltos a pie en Volcano), y un sinfín de artilugios, tales como droides, escudos, teletransportadores... en definitiva, que la variedad en el campo de batalla está más que asegurada.

El movimiento, y por lo tanto el ritmo de juego, es muy rápido, a lo que hay que sumarle el "mini-strafe" (aunque nada que ver con Quake 3/4) que se puede realizar a base de saltos laterales y sprint. Enemy Territory: Quake Wars no pretende ser un juego realista, y es por ello que, en el ámbito del movimiento y los tiroteos 1vs1, el resultado final es menos tosco que en la competencia y mucho más arcade, más alocado, respetando así tanto los patrones del primer Enemy Territory como algunos de los principios de las legendarias arenas Quake: no sólo tener puntería, sino también saber moverse por el escenario.

"Splash Damage ha diseñado uno de los mayores aciertos que podemos destacar del juego: las misiones de cada mapa. Enemy Territory: Quake Wars va mucho más allá de la simple conquista de territorio a base de capturar banderitas"

Sin embargo, y lejos de convertirse en poco menos que un 'deathmatch' sin sentido (el primer paso fue limitar el número de jugadores por mapa a 32), Splash Damage ha desarrollado uno de los mayores aciertos que podemos destacar del juego: las pequeñas misiones que se nos van ofreciendo en cada mapa. Enemy Territory: Quake Wars va mucho más allá de la simple conquista de territorio a base de capturar banderitas. A lo largo de campaña, y dependiendo de la clase que hayamos escogido, tenemos la posibilidad de cumplir variadas misiones con puntos de experiencia como recompensa, además de la misión principal que se ofrece a cada ejército. Defender objetivos, asaltar edificios, ‘hackear' terminales de las bases enemigas, construir útiles de defensa... además de los constantes tiroteos, Quake Wars ha logrado amenizar el desarrollo de los mapas con la inclusión de estos objetivos, a los que podemos acceder desde el menú que se nos abre con la letra 'm'.

La experiencia que conseguimos se emplea para otro de los grandes aciertos de Enemy Territory: Quake Wars. Y es que, en vez de limitarnos con nuevas armas, con esa experiencia podemos mejorar varios aspectos de nuestros soldados, tales como la velocidad de movimiento, el tiempo de recarga, el ruido que hacemos al andar... Hay 16 recompensas disponibles por clase, siendo 4 de ellas exclusivas para cada una de ellas. Lo que se consigue con este sistema es, lógicamente, ampliar las barreras jugables en vez de simplificarlas con la simple recompensa de armas mortíferas. Además, nuestros logros y estadísticas se van almacenando en la web oficial del juego, que nos permite ver una clasificación global entre todos los jugadores de Quake Wars del mundo. En otras palabras: vicio y "pique" puro.

Además de las partidas online podemos disfrutar de los mismos mapas en batallas offline, recurriendo a unos bots que lucen una sorprendente inteligencia artificial (incluso saludan al entrar a la partida, ojalá en futuros parches fueran capaces de soltar por ahí algún "GG" o "GL" ;). No hubiera estado de más haber incluido algún que otro mapa a modo de campaña con algún tipo de hilo argumental, pero desde luego, todo lo que ofrece Enemy Territory: Quake Wars en su primera versión nos garantiza juego para meses, si no años.

LO MEJOR

  • El apartado audiovisual, que alcanza cotas excelentes.
  • El desarrollo de los mapas, a base de cortas pero intensas misiones.
  • El sistema de rangos, experiencia y recompensas, así como los rankings online.
  • La IA de los bots en los modos offline.
  • La cantidad de armas, vehículos, clases y artilugios diferentes que hay disponibles.
  • Si te seduce su propuesta, es adictivo como pocos...
  • Su acertado toque arcade, ofreciendo una experiencia de juego frenética y espectacular.

LO PEOR

  • Aún sin necesitar un PC a la última, los requísitos son altos.
  • Por pedir, algún modo más offline (pese a que no es ese campo para el que está pensado el juego).
  • Que busques un estilo de juego más pausado y realista, pues no es lo que pretende el juego de Splash.
  • Que no haya soporte de chat por voz aún (pese a estar confirmado desde hace tiempo).

CONCLUSIÓN

[image|nid=1247807|align=right|width=150|height=94] Enemy Territory: Quake Wars (PC)Enemy Territory: Quake Wars es un juego impresionante, redondo, excelente. Ha valido la pena esperar todos estos interminables años para recibir al fin un título cuidado, mimado, y pensado para garantizar horas y horas de diversión. Es sorprendente ver, dado lo que se tiende a ver en la mayoría de lanzamientos, la poca (por no decir casi nula) cantidad de bugs con los que nos hemos topado aún siendo hoy el día de lanzamiento, y más viendo que otros, tras años de parches y expansiones, aún sigue arrastrando largas listas de errores que afectan directamente a la jugabilidad. Quake Wars es un juego bien hecho, desarrollado por un equipo competente y con experiencia en el sector online, y prueba de ello la encontramos también en el 'netcode', que aún sin ser perfecto, sí corrige varios problemas que habíamos sufrido en las primeras versiones de Quake 4. [image|nid=1249166|align=center|preset=inline] "Enemy Territory: Quake Wars es uno de los mejores juegos online que hemos probado en mucho tiempo, y una garantía de diversión tanto para expertos como para noveles en ésto de los llamados "MMOFPS", así como para clanes que estén buscando un nuevo hogar en el que demostrar su habilidad en equipo" [image|nid=1247413|align=right|width=150|height=94] Enemy Territory: Quake Wars (PC)Splash Damage ha resucitado a uno de los auténticos pioneros de los 'team-based fps' y ha completado un juego que, si se nutre (como es de esperar) a base de parches y ampliaciones, y mantiene el apoyo que la comunidad de jugadores y las competiciones de todo el mundo parecen haberle dado, se convertirá en un referente del juego online durante largos años, al igual que su predecesor Enemy Territory: Wolfenstein. Es variado, su apartado técnico genial, su jugabilidad está muy ajustada, e incorpora numerosas innovaciones con respecto a lo que estamos acostumbrados a ver en este subgénero de los 'shooter'. En definitiva, que para ser la versión 1.1 (el primer parche se lanzó ayer) de un juego online, lo tiene prácticamente todo. [image|nid=1249285|align=center|preset=inline] [image|nid=1247728|align=right|width=150|height=94] Enemy Territory: Quake Wars (PC)Enemy Territory: Quake Wars es uno de los mejores juegos online que hemos probado en mucho tiempo, y una garantía de diversión tanto para expertos como para noveles en ésto de los llamados "MMOFPS", así como para clanes que estén buscando un nuevo hogar en el que demostrar su habilidad en equipo. Ahora sólo te queda una duda, ¿Strogg o GDF? La batalla por el futuro de la Tierra, ha comenzado... El desarrollo de los mapas, a base de cortas pero intensas misiones. Su acertado toque arcade, ofreciendo una experiencia de juego frenética y espectacular. La cantidad de armas, vehículos, clases y artilugios diferentes que hay disponibles. El apartado audiovisual, que alcanza cotas excelentes. El sistema de rangos, experiencia y recompensas, así como los rankings online. La IA de los bots en los modos offline. Si te seduce su propuesta, es adictivo como pocos...

9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.