Pirates of the Burning Sea

En un momento en el que ya parecía que lo habíamos visto todo en el género de los MMORPG, está al caer Pirates of the Burning Sea, un original proyecto con una ambientación y temática a la que nunca se había recurrido en un juego de rol masivo. ¡Que vienen los piratas!

En un momento en el que ya parecía que lo habíamos visto todo en el género de los MMORPG, está al caer Pirates of the Burning Sea, un original proyecto con una ambientación y temática a la que nunca se había recurrido en un juego de rol masivo. Y no sólo eso, sino que este juego, desarrollado por Flying Lab y distribuido por SOE, tiene la intención de aportar mucho más que un simple lavado de cara, sobretodo en el ámbito del PVP. "Yaaaaarrrrr!"

Tal y como os adelantábamos hace unos meses en nuestra primera toma de contacto con el MMORPG, Pirates of the Burning Sea nos sumerge en el Caribe del siglo XVIII, concretamente en el año 1720, encarnando a un pirata con barco y tripulación propia. A partir de esa idea, desde Flying Lab han querido diferenciar claramente dos escenarios jugables: uno, dentro de nuestra nave, y otro fuera de ella.

"Encarnaremos a un pirata con barco y tripulación propia. A partir de esa idea, han querido diferenciar claramente dos escenarios jugables: uno, dentro de nuestra nave, y otro fuera de ella"

En tierra firme, se pretende conseguir un desarrollo lo suficientemente profundo y variado como para no echar de menos las aventuras para un solo jugador. Según palabras de sus propios desarrolladores, habrá cerca de 4000 misiones que completar, todas ellas basadas en 20 tipos distintos de quest. Y a priori, sin contar las omnipresentes de "ve allí y habla con X". Además, y de un modo parecido a como lo ha llevado a cabo The Lord of the Rings Online, Flying Lab pretende confeccionar un hilo argumental principal que seguir a lo largo de nuestra aventura en el Caribe, con el fin de no caer en el clásico tedio de no saber la razón de subir incansablemente de nivel sin objetivo alguno.

Habrá 50 niveles disponibles, y las clases (así como sus roles en el combate entre navíos) confirmadas hasta el momento son Navy (combate), Privateer (velocidad), Freetraders (supervivencia), y Pirates (brutalidad). Además de las toneladas de quest que completar, el equipo responsable de Flying Lab pretende recuperar varias de las posibilidades de socialización que lamentablemente están desapareciendo en los nuevos MMORPG's. Así, y además de conseguir oro y experiencia, como piratas podremos emborracharnos en cualquier taberna, definir el estilo de nuestra ropa o cambiarnos de peinado en las diferentes peluquerías que encontraremos en cada ciudad. Flying Lab está llevando a cabo un gran esfuerzo para lograr que el jugador se sienta parte de un mundo dominado por piratas.

El sistema de combate cuerpo a cuerpo también parece aportar curiosas novedades al género. Podremos elegir entre tres estilos de esgrima distintos: Fencing (estilizado y mortal), Florentine (con un arma en cada mano) y Dirty Fighting (sucio y directo). Sin embargo, lo realmente curioso es el sistema de equilibrio. Habrá habilidades, únicas en cada clase, para desestabilizar a nuestro enemigo y del mismo modo fortalecer nuestro equilibrio, aumentando así nuestras posibilidades de esquivar y bloquear ataques. El objetivo, claramente, es el de intentar emular los clásicos duelos entre piratas de las películas de Hollywood.

El otro aspecto jugable que os adelantábamos, y posiblemente el más novedoso y atractivo, es el que se desarrolla dentro de nuestra nave. Al igual que sucedía en Star Wars Galaxies con su expansión Jump to Lightspeed, Flying Lab quiere ofrecer una experiencia de juego radicalmente distinta al estar subidos en nuestros veleros. Cada clase de las que os hablábamos antes tendrá sus propias habilidades en alta mar. El sistema de juego promete ser complejo y profundo, nada que ver con un simple "click para destruir al otro barco".

"Habrá habilidades para desestabilizar a nuestro enemigo y del mismo modo fortalecer nuestro equilibrio. El objetivo es el de intentar emular los clásicos duelos entre piratas de las películas de Hollywood."

Muchas son las variables que habrá que tener en cuenta antes de atacar a nadie desde nuestro barco. El estado del mar, la fuerza del viento, la posición de tu enemigo, tu velocidad... citando a sus responsables, "es como jugar a ajedrez con pistolas, reaccionando al momento mientras planeas tu próximo movimiento". Por ejemplo, dependiendo de varios factores, el tiempo que puede tardar un cañón en dispararse por segunda vez puede variar de los 10 a los 90 segundos. Dicen desde Flying Lab que la media de tiempo que puede llevar desde que detectamos un enemigo hasta que asaltamos y hundimos su barco es de 8 minutos, unas cifras realmente interesantes si tenemos en cuenta que en la mayoría de MMORPG's el combate entre jugadores se limita a duelos de poco más de 30 segundos.

Tendremos una tripulación de nuestra disposición formada a base de NPC's, cuyo nivel y habilidad aumentará a medida que subamos de nivel y mejoremos nuestro barco. Como decimos, podremos asaltar los barcos enemigos, una vez estos estén lo suficientemente cerca del nuestro, e incluso huir, en caso de que dispongamos de un velero más rápido que el de nuestro rival. Habrá más de 50 barcos disponibles en la versión final del juego, y todos ellos serán no sólo manejables, sino también destruibles. Al perder un barco, se nos dará automáticamente otro (aunque de peor calidad), con el que poder volver a jugar inmediatamente.

Una de las curiosidades más interesantes de Pirates of the Burning Sea es el sistema de IA que se le aplicará a toda nuestra tripulación. Y es que, según parece, cada miembro tendrá una historia, un pasado, y una razón por la que estar a nuestro lado. Así pues, lucharemos junto a amigos, viejos rivales, amores pasados y aliados, cuyos intereses y estados de ánimo se manifestarán en el campo de batalla. Vamos, que cabe la posibilidad que tengamos entre nuestras filas a un vil perro traidor que se niegue a combatir contra determinadas facciones, o incluso a un espía, que venda información de nuestro velero al mejor postor.

Por otro lado, habrá que seguir muy de cerca el sistema de World PVP, que pretende trasladar las conquistas clásicas de juegos como Lineage 2 o Dark Age of Camelot al mundo de las costas caribeñas. La economía del juego estará 100% controlada por los jugadores, que estarán divididos en varias facciones. A base de completar quests PVE, podremos desestabilizar los distintos puertos conquistables que habrá en el juego (en España, Francia y Gran Bretaña), pudiendo ser conquistados posteriormente en un proceso que mezclará el PVP en tierra con el PVP en alta mar. Controlar los puertos aporta beneficios económicos y nuevas quests, además de conseguir recompensas a partir de un sistema de puntos PVP que se actualizará a diario.

"Se aplicará un sistema de IA a toda nuestra tripulación. Lucharemos junto a amigos, viejos rivales, amores pasados y aliados, cuyos intereses y estados de ánimo se manifestarán en el campo de batalla."

Por último ya, y entrando a valorar el aspecto técnico que se aprecia de los últimos vídeos y las nuevas capturas que van saliendo en su página oficial, no hay nada que nos haga pensar que Pirates of the Burning Sea no vaya a ofrecer un acabado gráfico excelente, sobretodo en su cuidada ambientación que, repetimos, estará muy lograda. Mención especial a las animaciones de los personajes (en cuyo proceso de creación podremos personalizar hasta 16 apartados distintos), al detalle de los barcos y del agua, y a las vestimentas de los piratas, que además de muy realistas y consecuentes con la época en la que se basa el juego, sus colores serán totalmente personalizables.

Como veis, Pirates of the Burning Sea ofrecerá algo más que el clásico 'grindeo' incansable de niveles. La variedad será posiblemente su mayor virtud, pues serán varios los escenarios en los que podremos evolucionar como piratas, ya sea traficando en un puerto, combatiendo contra enemigos en una isla paradisiaca o soltando cañonazos en las profundas aguas del océano. Quedan ya pocos meses para que, de una vez por todas (el juego debió haber salido a finales del año pasado), Sony se decida a publicar el juego, momento en el que sabremos, si se lanza en un buen estado a nivel de rendimiento y bugs, cuantos fieles de Jack Sparrow apostarán por la fresca idea de sumergirse en el peligroso mundo de los piratas.

Pirates of the Burning Sea

Este juego de rol masivo online se situa en el año 1720, donde la tierra descubierta por Colombo se ha convertido en el campo de batalla. Elige un bando, España, Francia o Gran Bretaña y lucha por dominar el Caribe.
Pirates of the Burning Sea