[CP] Jugando con los sonidos, Video Games Live

Equipo Campus Party

Conoce cómo fue la primera actuación de esta orquesta en Europa continental y descubre quienes son sus fundadores.

Arrancar un evento de ámbito nacional como Campus Party cautivando a su público no es tarea fácil. Año tras año, la organización apuesta por la clásica e inevitable cuenta atrás, un momento de culto para todo buen campusero. Para esta undécima edición, la organización ha apostado por una inauguración algo diferente, manteniendo la cuenta atrás, pero añadiendo un toque de distinción único que quedará no sólo en los corazones de campuseros, sino también en los de muchos jugadores valencianos.

La elección para este año ha sido la orquesta Video Games Live, conformada por un equipo de músicos majestuoso, que ha impresionado a medio mundo con sus melodías orquestadas de temas musicales del ocio electrónico. Tras ofrecer conciertos en ciudades como Río de Janeiro, el grupo fundado por los músicos Jack Wall y Tommy Tallarico ofreció a los campuseros dos horas de notas musicales relacionadas con el ocio electrónico.

Ambos músicos conocen bien el mundo de los videojuegos pues han compuesto canciones para varios títulos. Jack ha compuesto canciones para las últimas entregas de Myst, Splinter Cell: Pandora Tomorrow o Jade Empire. Por su parte Tommy ha trabajado en títulos de la saga de Earthworm Jim o MDK; además produce y es guionista de un programa de televisión sobre videojuegos en la televisión estadounidense.

Preparados, listos, ...

A las 22:00 comenzaba en el lago sur del Museo de las Ciencias Palacio de Valencia el concierto, que podía seguirse en directo de forma simultánea desde las pantallas instaladas en Feria de Valencia. No pocos campuseros se animaron a disfrutar de la velada, bien acercándose al evento mediante los autobuses ofrecidos por la propia organización, bien tomando sus propios medios de transporte.

En el vasto lago del museo se erguía un escenario flotante, que fue ocupado poco a poco por los intérpretes, coro incluido; una partitura vuela por los aires y cae al agua, los músicos revisan las suyas, se sientan; alguno aún sigue afinando el instrumento; todo está preparado. Entra en escena Jack Walls, director de la orquesta, y sin mediar palabra salta, alza las manos, sus aspavientos consiguen animar al público, ya está todo preparado; la orquesta comienza a tocar...

Empieza el espectáculo

La actuación comienza con un repaso a las músicas de los primeros videojuegos, por supuesto, Pong inaugura el espectáculo, los músicos ponen sonido a la partida que se puede ver en los proyectores. El público aplaude este comienzo y sigue vitoreando a cada cambio; tras Pong vienen Asteroids y Space Invaders; le siguen varios clásicos más: Out run, Donkey Kong, Frogger,...

Tras este repaso a los clásicos, suena un móvil y la gente vuelve a aplaudir, Snake está hablando. Acompañando la música, aparece en el escenario una caja andante y un soldado representando una escena típica de Metal Gear. Tras la canción Tommy se quita la caja y se une al espectáculo "sí, era la caja, alguien tiene que hacerlo".

/es/node/Array

Las horas siguientes transcurren entre vítores y aplausos, la gente celebra que se toquen melodías de Mario, Zelda o Sonic, acompañadas cada una con su correspondiente vídeomontaje. Suenan también Medal of Honor, World of Warcraft, Kindom Hearts, ... incluso el tema de Tron, la primera película en utilizar imagen generada por computador. También tocaron el tema de Halo y le pusieron música al trailer de Halo 3.

Hablar de música en videojuegos es, en gran medida, hablar de Final Fantasy. Para interpretar varios temas de la saga de Square-Enix subió al escenario Lee Ann Leung, una extraordinaria pianista que tocó el tema principal de de la serie y melodías antológicas como el tema de Aeris (FFVII) o el de Terra (FFVI), entre otros. La velocidad de sus manos sobre el teclado era casi hipnotizante, una gran intérprete para una música genial.

En un par de ocasiones durante el espectáculo, subió al escenario gente del público. La primera vez para jugar al Space Indavers controlando la nave que se veía en el proyector con los movimientos sobre el escenario. La segunda intervención del público enfrentó a dos contrincantes a una partida de frogger, ganaba el que consiguiera llevar más ranas de una parte a otra de la carretera. Un divertido concurso que nos dejó la que se ha convertido en grito de guerra de la Campus. También fue el prólogo de varios problemas con el proyector que vinieron al poco de finalizar la competición.

Al acabar el espectáculo, Tommy incitó a los asistentes a pedir otra canción más agitando la DS, PSP o móviles que pudieran tener, una excusa para presentar la última canción de la noche "One Winged Angel" el tema de Sephirot de Final Fantasy VII, una de las mejores canciones del juego, que incluye coros en Latín. Un final magnífico para una noche perfecta que, para los asistentes a Campus Party, sólo acababa de empezar.

Desde MeriStation hemos podido realizar una entrevista a los fundadores y directores del espectáculo de música y videojuegos Video Games Live. En sus declaraciones nos hablan de sus videojuegos favoritos, de los problemas que han encontrado al producir un espectáculo de estas características, de su relación con compositores y compañías, etc. También han querido señalar su admiración por la Campus Party, por el mercado de videojuegos español y agradecer a esta revista el interés mostrado hacia ellos y su impresionante espectáculo.

Tras presentarnos y felicitarlos por el concierto de la noche anterior nos sentamos con ellos en una sala del pabellón 2 de la Feria de Valencia habilitada exclusivamente para entrevistas. Ambos se mostraron atentos y dispuestos a contestar e informarnos de todo lo que pudieran. Estas fueron nuestras preguntas y el resumen de las respuestas:

¿Por qué decidisteis centraros en música de videojuegos y no en melodías de cualquier otro campo?

Por los compositores, por sus famosas obras también. Queríamos crear un espectáculo para todo tipo de personas, jugadores o no, por lo que significa mundialmente la música de los videojuegos, ya que estos son un mercado creciente.

¿Os esperabais este éxito del espectáculo?

Bueno, nosotros apostamos por él ya que el videojuego es un sector que no para de crecer y crecer, y, con respecto al mercado, la gente al ver un espectáculo o concierto sobre videojuegos se asombra y quiere oír las canciones. El público no dice '¡Es Tommy Tallarico!', sino que se asombra ante un concierto de estas características ya que nos encanta disfrutar de esta música.

¿Qué pensáis de la Campus Party?

Es maravillosa. Es un gran encuentro sobre videojuegos, tecnología, aprendizaje, etc. Además sirve para conocer gente y sirve, como nuestro espectáculo, para celebrar el éxito de los videojuegos. Se ha creado un ambiente genial donde la gente puede jugar y aprender, por ejemplo, sobre robots o astronomía. Creemos que esto es muy importante.

¿Jugáis normalmente a videojuegos?

(Risas) Por supuesto, ¿quién no juega o ha jugado alguna vez a videojuegos? ¡Hasta el presidente de EE. UU.! Nosotros nacimos siendo jugadores, con un joystick en la mano. Mi generación, de más de treinta años, también juega, y nuestros hijos juegan, por ello es un mercado siempre creciente, el juego nunca para, crece, crece y crece. En Estados Unidos hay tres programas de televisión sobre videojuegos y ahora estamos en un momento óptimo de ampliación de jugadores, con propuestas como Wii, Guitar Hero, Dance Dance Revolution y todos estos juegos. Las familias enteras pueden jugar ahora. En el concierto mismo, pudimos ver a gente de muchas edades que conocían los temas. Es una música también muy poderosa y esa era nuestra idea al crear el recital, llegar a todo el mundo.

¿Cuál es vuestro videojuego favorito?

Tommy: Bueno, para mí es una era entera. Todos los juegos retro me encantan, pero probablemente mi juego favorito sea Super Mario World, y Golden Eye de Nintendo 64. Me gustan la jugabilidad y la música sobre todo, pero también amo los gráficos y las cinemáticas impresionantes, no soy un Pikmin (Tommy en el concierto llamó a los seguidores de Nintendo mediante dicho apelativo). Me gustaron mucho el primer Metal Gear Solid, ICO (con éste casi llego a llorar) y el genial Shadow of the Colossus. Probablemente sea un sonyer (sonríe). Pero, como ves, me gusta todo. Me encanta Nintendo, los juegos de Microsoft o Sony. Lo que importa son los juegos, no el sistema.

Jack Wall: Mi juego favorito es, si juego con otra gente, Guitar Hero y demás catálogo para fiestas. También amo a Mario, pero me encanta Halo, su atmósfera, es genial. Y un juego que estoy esperando con ansia es Mass Effect. Además, y con respecto a música de videojuegos, la banda sonora de Halo es la más escuchada en América, incluso por encima de Final Fantasy o Mario.

Y… ¿vuestro compositor preferido? ¿De todos los tiempos o de música para videojuegos?

De de la historia, es Bethoween, y de videojuegos- dice Tommy bromeando- es Jack Wall (risas). En realidad todos los grandes, Nobuo Uematsu, sobre todo con sus temas de Final Fantasy VII y VIII, Koji kondo, de Zelda, Michael Giaccino, de Medal of Honor y Callo of Duty, y todos los demás que interpretamos en nuestro concierto.

Con respecto al concierto, ¿pensáis añadir nuevos temas de otros juegos?

Sí, ¡claro!, VideoGames Live es un espectáculo siempre cambiante. Queremos introducir temas de God of War, Castlevania, Myst, Everquest. etc. Cada vez que vamos a un país o un territorio intentamos hacer un concierto diferente, aunque todo el mundo conoce Mario, Halo, Final Fantasy, etc.

¿Qué problemas habéis encontrado con compañías o compositores?

Square, Square, (dicen ambos autores al unísono). No nos dejan mostrar imágenes, tienen sus contenidos, personajes y estéticas muy reservados. Con algunas otras compañías también hemos tenido que llegar a acuerdos. La industria del videojuego es aún una industria joven, demasiado basada en la publicidad y el márketing. Respecto a la música nunca hemos tenido problemas con ella, la selección de temas es absolutamente libre. Y con los compositores, por ello, tampoco. Muchos, como pudisteis ver, han querido colaborar directamente con nuestro espectáculo.

Durante media hora hemos podido charlar con estos dos maestros de la industria musical; dos amantes del mundo del videojuego que recorren el mundo extendiendo su efusiva pasión por la música. Entre bromas, Tallarico nos invitó a acceder a su conocida página web, sitio en el que consultar sus próximos conciertos. Es innegable que todos disfrutamos con el concierto, aunque tras el efusivo tema de Sephiroth nos quedamos con ganas de más. Wall y Tallarico lo saben, por lo nos han prometido que la próxima vez que los veamos disfrutaremos de un espectáculo diferente. Y así esperamos que sea.