[E3] Final Fantasy XII: Revenant Wings

La localización para el mercado occidental de Final Fantasy XII Revenant Wings sigue adelante poco a poco. Con motivo del E3, dos de los máximos responsables del título, Motomu Toriyama (director) y Eisuke Yokoyama (productor), comentan los cambios y novedades.

La localización para el mercado occidental de Final Fantasy XII Revenant Wings sigue adelante poco a poco. Con motivo del E3, dos de los máximos responsables del título, Motomu Toriyama (director) y Eisuke Yokoyama (productor), comentan los cambios y novedades.

Con Final Fantasy XII: Revenant Wings en las calles japonesas desde abril, este E3 sólo ha servido para conocer más detalles de la localización a EEUU del título de Square Enix, quien mediante su productor Eisuke Yokoyama y el director de FFX2, Motomu Toriyama como enviados a la feria, adelantaron algunos detalles importantes del título.

En primer lugar, Toriyama admitió que el juego había cambiado ligeramente en su adaptación para el mercado americano. Básicamente la versión de NSTC-U del juego contará con nuevos tipos de unidades en combate, así como más gambits para los determinados monstruos a los que se enfrentarán los héroes de la aventura. Gracias a esto, se conseguirá una diferenciación jugable más sólida, aumentando además su dificultad.

'Cuando lanzamos la versión original en Japón, varias personas se quejaron de su ‘replay value'', comentaba Toriyama. Para arreglar esto, el cartucho americano y por extensión el europeo, teniendo en cuenta el trato que le suele dar Square Enix a sus juegos (ampliándolos para occidente), contará con nuevas mazmorras, además de la dificultad incrementada y un nuevo jefe final, Yazmat, extraído del Final Fantasy XII original de PlayStation 2.

'Mi primera experiencia ‘Final Fantasy' ha sido el lema bajo el que se ha sustentado el desarrollo de Revenant Wings, según confirmó Yokoyama en el evento californiano. La elección del género de la estrategia en tiempo real se tomó por dos razones: por un lado para que los usuarios nipones, no acostumbrados al género, se adentrasen en él con un spin-off de la serie principal. Por otro, por que es un género que está extendido en occidente, que funciona y gusta. Justamente, también por esto, la dificultad se ha visto incrementada en el salto territorial.

Toriyama, a la pregunta de si sería posible ver más RTS basados en Final Fantasy, comentó que Revennt Wings era sólo un primer paso y que están considerando seguir implantando elementos de estrategia en el género. Así, el productor de FFX-2 defiende esta decisión, así como la de intentar convertir este título en un trampolín de cara a las nuevas generaciones, convirtiéndolo así en su primer Final Fantasy.

Pese a todo no se sacrificará el elemento primordial de la franquicia: la trama seguirá intacta. Como se ha visto en juegos como Kingdom Hearts o Final Fantasy X, por poner dos ejemplos, pese al añadido de nuevos enemigos o habilidades, la trama se mantenía exacta a la de la versión original. En esta ocasión, también. Revenant Wings no cambiará ni una línea de diálogo, y sólo se le dará un poco más de profundidad a los referente a las mazmorras. Por lo demás, sin cambios.

Yokoyama confía en la buena recepción del título en Norte América, apostando por el hecho de que los jugadores occidentales estén más familiarizados con el sistema de combate que los nipones. Aún así se mostró interesado en ver cómo reaccionarían estos mismos jugadores a la estética del juego, no-realista, bastante manga. Se tratará de un juego sin violencia, con sprite-art, lo cual se presupone como un reto para Yokoyama y su equipo.

Con la ronda de preguntas finalizada, sólo queda recordar a groso modo en qué consistirá Revenant Rings, el primer spin-off de Final Fantasy XII, exclusivo de Nintendo DS, y que nos mostrará una historia situada un año después de la del juego de PlayStation 2, y en la que Vaan y Penelo, ayudados por Fran, Balthier y otros conocidos, tendrán que derrotar a un misterioso personaje enfundado con una tosca armadura y que tiene como objetivo destruir un poderoso artilugio conocido como 'The Sacred-Stone', que mantiene a flote los continentes. Su poder, conocido como ilimitado, amenaza con destruir la tierra que habitan los Aegyl, una raza de híbridos humano-alados a la que pertenece Llyud, uno de los nuevos personajes que conoceremos.

El desarrollo del juego no será puramente el de un RPG al uso, sino que básicamente nos encontraremos constantemente con misiones que durarán entre 15-30 minutos, en las que todo consistirá en avanzar por un mapa y matar enemigos, mediante un sistema de combate algo táctico y remotamente similar al de Lost Magic, de Ubisoft. Todo se controlará con el stylus: personajes, ataques, etcétera. Eliminada la exploración del título de PS2, Toriyama y su equipo buscan la jugabilidad directa, sencilla, pero aún así cautivadora. Que enganche.

Final Fantasy XII Revenant Wings promete y mucho. Su paso a occidente será beneficioso, gracias al añadido de nuevas mazmorras, más enemigos, uno de ellos un jefe final exclusivo, así como un incremento en la dificultad. Todo ello para acabar de perfilar el que seguramente sea el mejor juego de rol de 2007 para Nintendo DS. Para una información más general del título, a la espera de nuestras impresiones con la versión americana tan pronto como salga a la venta, os recomendamos leer el resultado de nuestro contacto con la versión japonesa. Podéis verlo desde aquí.

Final Fantasy XII: Revenant Wings

Spin Off de Final Fantasy XII para Nintendo DS.
Final Fantasy XII: Revenant Wings