[E3] Skate

Una nueva franquicia de patinaje sale a la palestra. Skate pretende arrebatar el liderazgo a la longeva serie de Activision, Tony Hawk's, para ello tratará de definir cómo tiene que ser un juego de skate en la nueva generación tanto en control como en gráficos y física.

Una nueva franquicia de patinaje sale a la palestra. EA pretende arrebatar el liderazgo a la longeva serie de Activision, Tony Hawk's, para ello tratará de definir cómo tiene que ser un juego de skate en la nueva generación tanto en control como en gráficos y física.

Seguramente cuando en Electronic Arts decidieron ponerle nombre al que sería el inicio de una nueva familia de juegos que se sumarían a sus multitudinarias franquicias, pensaron, ¿para qué darle un nombre rebuscado si este juego va de lo que va? Así que simplemente lo llamó "Skate" y comenzó a centrar todos sus esfuerzos en lo que realmente importaba.

Tiene que luchar contra un titán, Tony Hawk's es el líder indiscutible y hasta ahora nadie se había planteado hacerle frente y sólo alguien tan grande como EA puede permitirse iniciar este enfrentamiento. Pero la mayor dificultad radica en que los seguidores de los títulos de Activision se sientan cómodos ante una nueva manera de hacer esta clase de juegos.

Adaptarse al control no es sencillo, pues rompe radicalmente con lo que estábamos acostumbrados. En Skate se hace uso básicamente de las dos palancas analógicas para prácticamente todo y de una forma que intenta ser intuitiva pero que finalmente sí requiere su tiempo de práctica.

Por un lado, el analógico izquierdo sirve obviamente para manejar al personaje, pero por otro, la palanca derecha se corresponde con movimientos de la tabla. Podemos decir que han adaptado el "estilo Wii", por definirlo de algún modo, a un mando tradicional. Es decir, se trata de hacer gestos, inclinarla hacia un lado, hacerla subir y bajar, llevarla a una diagonal, moverla de un lado a otro, no empujarla hasta un extremo sino dejarla a medias... hay una infinidad de combinaciones.

El juego ofrece un tutorial donde enseña algunos trucos básicos, pero la gran mayoría hay que aprenderlos solos y requiere dedicarle bastante tiempo. No sabemos hasta qué punto esto será del agrado de los jugadores, pues si bien hace lento el comienzo para empezar a disfrutar, guardar un gran potencial por explorar que extenderá notablemente la vida de este título.

También habrá otras opciones secundarias incluidas para el resto de botones del mando. Por ejemplo, con la cruceta se podrán hacer gestos como levantar los pulgares tras hacer un complicado truco. Los gatillos hacen las veces de pies (cada uno se corresponde con la extremidad de ese mismo lado) y según cuál apretemos y con qué intensidad, así se impulsa nuestro personaje.



Nada más comenzar, hemos de crearnos un personaje a nuestro gusto pudiendo modificar parámetros típicos como el peinado, la cara, el cuerpo, el color de la piel, etc., además de poder escoger entre un gran número de accesorios (gorras, camisetas, pantalones, muñequeras...) diferentes para darle un aspecto único a nuestro protagonista. También se le puede dar una personalidad que variará sus animaciones sobre la tabla.

El juego se sitúa en la ficticia ciudad de San Vanelona y en EA están tratando que no sea simplemente un entorno donde patinar, sino que parezca realmente una ciudad, con gente paseando por las calles, vehículos, otros patinadores y demás eventos que hagan de San Vanelona algo más que un conjunto de obstáculos sobre los que practicar Skate.

Paseando por la ciudad es posible encontrar diferentes desafíos a superar, consistentes en realizar alguna pirueta en algún sitio indicado, pudiendo crear puntos de restauración para, en caso de fallo, volver a colocar nuestro personaje rápidamente en situación e intentarlo otra vez.

También hay pruebas en las que enfrentarse a otros patinadores, como carreras o conseguir el máximo de puntos y otras que ya conocemos de la saga Tony Hawk's. Éstas variarán según la zona donde se sitúen, pues no será lo mismo participar cuesta abajo entre el tráfico que en un parque lleno de objetos sobre los que deslizarse. Realmente es un juego profundo, con muchas horas por delante y que acabárselo del todo supondrá un auténtico reto no apto para cualquiera. Con Skate parece que la duración está asegurada.

Otro apartado sobre el que se ha trabajado mucho es el de las animaciones, acercándose más a la realidad que nunca. El nivel gráfico que presenta el juego, sin ser lo máximo que ha dado esta generación, parece que cumplirá sobradamente y aún queda tiempo para que mejore más.

La relación entre la tabla y los distintos elementos del escenario es el punto donde más se notará la nueva capacidad de procesamiento de las consolas actuales. Al igual que, por ejemplo, podemos ver en Sega Rally reaccionar cada rueda por separado con el escenario, en Skate no encontraremos animaciones predefinidas al pasar por encima de los elementos del entorno sino que se calculará en tiempo real.

Electronic Arts parece estar haciendo un buen trabajo con Skate y promete mucho, metiendo de paso presión a una Activision que comenzaba a quedarse estancada. Esperemos que la competencia sea sana y seamos los jugadores los que salgamos ganando.

Skate

EA apuesta por el skateboarding y ofrece su visión más dura y realista de este deporte con un juego repleto de skaters profesionales famosos.
Skate