Ninja Gaiden Sigma
Ninja Gaiden Sigma
Carátula de Ninja Gaiden Sigma
  • 8

    Meristation

El Hayabusha más completo

Nacho Ortiz nachoortiz

Segundo remake de Ninja Gaiden que llega por fin a los usuarios de PlayStation tras la exclusiva de la que disfrutó Xbox. Ryu Hayabusha continúa siendo el ninja perfecto en su paso a la nueva generación, que llega además, con otras mejoras y ajustes.

Nota. El siguiente texto se centra en la versión PlayStation 3. Se recomienda consultar los análisis de Ninja Gaiden y Ninja Gaiden Black.

Hace no mucho parecía imposible que Ninja Gaiden fuera a llegar a una consola que no fuera Microsoft tras la vinculación exclusiva del Team Ninja con Xbox la pasada generación. Pero fue en el Tokyo Game Show del año pasado cuando se anunció este segundo remake tras Ninja Gaiden Balck, que acercaría a Ruy Hayabusha a PlayStation 3, anotándose el catálogo de la consola a uno de los títulos más deseados por los usuarios de Sony en la pasada generación. Claro, que si se hace balance, la peor parte en este baile de exclusividades rotas del último año se la ha llevado la propia Sony.

 
Vídeo #1. Doku y la aldea Hayabusha en llamas

Dirigido por Yosuke Hayashi , el alumno aventajado de Tomonobu Itagaki mientras el líder del Team Ninja trabaja en su próximo proyecto -todavía sin presentar- para Xbox 360, Ninja Gaiden Sigma es la experiencia Ninja Gaiden definitiva; visualmente impactante, rápido, vibrante, violento y encarnizadamente difícil como el original y que además incluye a la cazadora de demonios Rachel jugable junto a ligeros retoques jugables y la presencia de todos los jefes finales en el modo normal de dificultad. Puede decirse que la espera ha merecido la pena, eso sí, siempre y cuando no se haya completado ya el Ninja Gaiden original o Black, situación en la que este título perdería mucho de su sentido original; acercar un producto mejorado a un grupo de usuarios que hasta ahora habían sido incapaces de degustar su exquisitez.

Como es lógico tratándose de un port de un juego de Xbox a la nueva generación, el apartado gráfico es el que mayor puesta a punto ha sufrido, contando con un extenso repertorio de efectos -bump mapping, iluminación y sombras dinámicas, motion blur- junto a una mayor nitidez y limpieza, unas texturas en alta resolución, nuevas animaciones, modelados más sólidos y 60 frames por segundo prácticamente inamovibles salvo por algún tirón mínimo que hemos podido detectar. El título también alcanza la resolución máxima de la consola, 1080p. Cumple lo que se espera de una puesta a punto de un título ya lanzado cara a visitar la nueva generación.

En el otro lado, los escenarios, aunque incluyen retoques y rediseños, no pueden ocultar su edad, resultando en algunos casos un tanto vacíos. También hay nuevas secciones, como en la segunda misión, el fragmento que precede a la aparición de Doku, una secuencia CG antes, ahora un añadido al nivel que le pone un cierre magnífico. Con las secuencias cinemáticas ocurre lo mismo; se han utilizado las del original y a pesar de su calidad, es inevitable esconder el paso del tiempo. La cámara sigue funcionando igual, libre mediante R3 y R2 para centrarla rápidamente, lo cual significa que en ocasiones aparecerán pequeños conflictos de enfoque. También nos ha llamado la atención la presencia de tiempos de carga bastante frecuentes, que a pesar de instalar el juego en el disco duro de la consola -incluye esta opción-, siguen estando presentes, aunque se reducen a 2-3 segundos.

La inclusión como personaje jugable de Rachel, la cazadora de demonios, una de las novedades más tangibles, ha resultado ser un añadido un tanto insípido. Puede que muchos jugadores encuentren interesante controlar a esta escultural y mortífera fémina -recreada desde la particular pasión que el Team Ninja tiene por el sexo opuesto, física exagerada para los pechos incluída-, pero su aparición en tres misiones exclusivas intercaladas entre las de Hayabusha, es criticable por romper el ritmo de la aventura principal, algo que sin duda notarán los veteranos.

Esto no deja de ser una valoración personal, ya que puede que otros jugadores encuentren interesante conocer más sobre el personaje y especialmente controlarla por primera vez. Rachel está equipada con un gigantesco hacha de combate a dos manos, es por tanto menos ágil que Hayabusha pero también más poderosa. Tiene sus propias mejoras, ataques especiales y Ninpo, pero los escenarios reutilizan fragmentos ya visitados con Hayabusha. Con sus tres misiones puntuales, el número total asciende hasta 19.

 
Vídeo #2. La primera misión de Rachel

Otro extra de la versión PlayStation 3 es la posibilidad de colocar nuestros récords en una tabla de clasificación global mediante la PlayStation Network; al comienzo de la partida podemos configurar nuestro usuario, añadiendo una bandera, que aparecerá al lado de nuestras puntuaciones, actualizadas on-line automáticamente. La interacción con el SixAxis llega mediante dos acciones puntuales. Agitando el mando cuando ejecutamos un hechizo Ninpo para aumentar su poder destructivo y haciendo lo propio al caer bajo una presa, para que Ryu consiga zafarse sufriendo el menor daño posible.

Ninja Gaiden Sigma es tan difícil como lo fue el original o su remake, una fama de 'juego duro' bien merecida y que Tomonobu Itagaki ha sabido labrarle al juego en base a unos combates muy exigentes para un juego de acción. Tanto, que comparte rasgos con Dead or Alive; el ataque, bloqueo y el contraataque son la base para poder salir adelante de los enfrentamientos en inferioridad numérica en los que se ve inmerso durante toda su aventura Ryu Hayabusha. También se ha reajustado la reacción del personaje y sus movimientos, pero esto resulta prácticamente imperceptible.

En los combates la IA de la CPU juega un papel importante. Ya lo hizo en la pasada generación y ahora en este Sigma, Tecmo ha ajustado sus reacciones y detección de situaciones para subir el listón un poco más allá. Ahora los rivales nos rodearán con mayor frecuencia, trabajarán coordinándose más estrechamente -unos irán al cuerpo a cuerpo mientras otros se concentrarán en los proyectiles- y también veremos como su nivel en general, ha aumentado -hasta los ninjas más débiles serán capaces de bloquear y contraatacar-. Según Tecmo, también se han añadido 10 nuevas clases de enemigos al bestiario de Ninja Gaiden.

Además, la vitalidad escasea. Podremos utilizar elixires y orbes que dejarán los enemigos al caer, pero no encontraremos manantiales que reestablezcan la salud en el acto. La muerte está castigada con empezar el nivel desde el último punto de guardado, de los que sólo suelen incluirse dos o tres por fase. El nivel normal, en el que comienza el juego por defecto, ya es bastante duro, pero existe compasión; al morir tres veces aparece Ayame en pantalla -que también nos deja mensajes clavados en dagas que sirven de consejo y tutorial- para darnos la opción de continuar en un nivel más accesible -cambiando el tratamiento, de Maestro Ninja Hayabusha a joven ninja- y entregándonos como regalos, varias cintas que mejorarán nuestros atributos.

Se ha añadido también un nuevo arma al catálogo de Hayabusha, dos katanas gemelas; Garra del Dragón y Colmillo del Tigre, que Ryu empuña simultáneamente y que aparecen en la tercera misión, Cielos de Venganza, que transcurre a bordo de un dirigible destino el Imperio Vigoor. Su comportamiento es similar al de la Dragon Sword, aunque son más ofensivas y más vulnerables a la hora de realizar bloqueos rápidos. Donde no hay cambios es en la banda sonora, que sigue nutriéndose de las mismas composiciones, y en el doblaje, que se encuentra disponible en inglés y japonés -con subtítulos en castellano- como es habitual dentro de las producciones del Team Ninja.

LO MEJOR

  • Aparece sin censurar, con decapitaciones y sangre a borbotones.
  • Igual de difícil que siempre, aunque aporta un modo fácil.
  • La cantidad de extras, trajes y modos de juego.
  • Se ha respetado el Modo Misión.
  • Su exitosa fórmula jugable sigue intacta.
  • Un lavado de cara excepcional, a 60 fps y 1080p.

LO PEOR

  • Haberlo jugado antes.
  • La inclusión de Rachel, agridulce.
  • No deja de ser un remake, con 3 años a sus espaldas.

CONCLUSIÓN

Ninja Gaiden Sigma es una oportunidad excelente para los usuarios de PlayStation de jugar con uno de los mejores títulos de acción de los últimos años, y además, uno del que han estado privados. De hecho, este es el objetivo que persigue Tecmo acercando la serie a PS3. Nutriéndose de las dos versiones anteriores, Sigma es la experiencia Ninja Gaiden más completa y nutrida en cuanto a contenido adicional, y además, manteniendo el núcleo que tantos reconocimientos le han valido a la obra de Tomonobu Itagaki. [image|nid=1481675|align=center|preset=inline] Ninja Gaiden Sigma (PlayStation 3) El salto a la next-gen también se ha cuidado, luciendo fantástico y dentro del nivel exigible, por encima de muchos otros juegos para PS3 -por ejemplo, Genji-, pero sin poder borrar algunos mínimos detalles que delatan su carácter de remake de un original de Xbox. En definitiva, un grandísimo título que llega al mercado en un momento de escasez máxima en el catálogo de PlayStation 3; un imprescindible para este verano para todos aquellos excepto para los que ya lo disfrutaron en Xbox o tienen algún prejuicio en disfrutar con un remake de un título de hace 3 años. [image|nid=1481543|align=center|preset=inline] Ninja Gaiden Sigma (PlayStation 3) Su exitosa fórmula jugable sigue intacta. Un lavado de cara excepcional, a 60 fps y 1080p. La cantidad de extras, trajes y modos de juego. Igual de difícil que siempre, aunque aporta un modo fácil. Se ha respetado el Modo Misión. Aparece sin censurar, con decapitaciones y sangre a borbotones.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.