Manhunt 2, Impresiones

Hemos visto las escenas de Manhunt 2 que han conseguido escandalizar a los sectores más conservadores de la industria. Mediante la versión para Wii, Rockstar nos muestra porqué esta segunda parte puede catalogarse como uno de los títulos más violentos, brutales y explícitos de toda la historia de los videojuegos.

Hemos visto las escenas de Manhunt 2 que han conseguido escandalizar a los sectores más conservadores de la industria. Mediante la versión para Wii, Rockstar nos muestra porqué esta segunda parte puede catalogarse como uno de los títulos más violentos, brutales y explícitos de toda la historia de los videojuegos.

Nota: El siguiente texto puede contener descripciones que pueden herir la sensibilidad de algunos lectores y no está recomendado a menores.

Antes de que todo el escándalo de su no comercialización y retraso indefinido salpicase a Manhunt 2, estuvimos en las oficinas Rockstar London en Chelsea para darle un nuevo vistazo al título tras nuestro primer contacto con la versión de PlayStation 2. Pudimos probar el control, mucho más inmersivo, que ofrece Wii junto a nuevos niveles y situaciones, entre los que se encontraba 'Sexual Deviant', una fase claramente inspirada en Hostel y que muestra la parte más atroz y enfermiza del título. Unas imágenes que a buen seguro escandalizarían a los sectores más conservadores de la industria, como finalmente así ha sido.

Sexual Deviant arranca en un oscuro callejón, en la entrada a un club nocturno privado. Dani y Leo, los protagonistas, logran infiltrarse dentro rompiendo una ventana con una piedra. La primera panorámica del club es tan intensa como decadente ya que en esas paredes se esconde una sociedad fetichista y de tortura. Una bailarina prácticamente desnuda y con una atrevida ropa interior azota a otra mujer en el escenario mientras se proyectan imágenes pornográficas y varios hombres, con las caras cubiertas y enfundados en trajes de cuero, las contemplan.

Aprovechando su falta de atención, el protagonista gana acceso a los baños, intentando descubrir qué se oculta en ese antro de sado-masoquistas. Un enemigo sale a su paso en las letrinas, descubriéndole, pero utilizando la cisterna de una de ellas en una acción denominada ejecución ambiental, Dani logra machacarle en pedazos el cráneo, esparciendo sus restos contra las paredes. Siguiendo por el local, y utilizando las sombras en un tramo muy de infiltración, Leo alcanza a uno de los guardias, a quien estrangula saliendo de entre las sombras y volviendo a ellas inmediatamente después. Para despistar al resto, y cual Snake, puede golpear las paredes con los nudillos.

Equipado ahora con un trozo de vidrio en forma de puñal, el personaje divisa en la distancia a un fornido guardia, igualmente enfundado en un uniforme de dominación leather. Aprovechando su retaguardia, Daniel corre hacia él, salta hasta subirse en su espalda, y agarrándole con un brazo por el cuello, emplea el del vidrio para rajarle la barriga y provocarle una eventración, es decir, hacer salir al exterior sus intestinos.

Mientras esto sucede aparecen imágenes -en forma de pequeños flashes- que muestran hechos que están sucediendo en otros lugares del club al mismo tiempo, como enemigos que se dirigen a la posición del jugador. En este punto aparece un tipo de puzzle bastante habitual en el mundo de los videojuegos; utilizar algún elemento del escenario como contrapeso para abrir puertas a otras estancias. Lo hemos podido ver por ejemplo en God of War, pero en Manhunt 2 tendremos que recoger cadáveres cercanos, pudiendo ver cómo estos reflejan la brutalidad de su muerte; el que se utilizó en la demostración presentaba el cráneo destrozado, viendosele los restos del cerebro, y los huesos aplastados.

Dani logra confirmar sus sospechas; que el club alberga además un laboratorio de la organización Pigman, ya que puede ver a varios cientificos acceer a él mediante una zona fuertemente protegida. Pero entrar en ella se antoja difícil, ya que está resguardada por una puerta blindada y un obeso vigilante tras ella, que comprueba quién está frente a la puerta antes de abrirla.

En este punto se presenta una nueva arma, el hacha, y con ella un método de engañar al vigilante. Esperando primero a que un incauto enemigo enmascarado pase por la zona y ejecutándolo con el hacha después, el personaje logra decapitarle y utilizar su cabeza cercenada, agarrada por los resquicios de las vértebras cervicales, con venas y arterias todavía palpitantes, para mostrarla en la puerta como si nada hubiera pasado. El portero se traga el engaño y abre la puerta sin apreciar que la cabeza está separada del cuerpo, antes de caer también víctima del gigantesco hacha. Aparece entonces una zona que parece extraída directamente de la serie de películas gore Hostel; un largo pasillo repleto de celdas individuales de tortura en las que se graban vídeos snuff.

En la primera se ve a una víctima siendo torturada por uno de los miembros de esta enfermiza sociedad con una sierra radial amputándole las piernas. Sorprendiéndole, Daniel logra hacerse con esa radial y utilizarla para futuras ejecuciones, en las que literalmente se parte a los enemigos por la mitad en un corte vertical. Siguiendo el recorrido por este patio de tortura se descubre otra celda con un cadáver al que se le han extraído todas las visceras fuera. Mirando a través de un cristal, siguen las visiones decadentes y desviadas;  una celda en la que uno de los enemigos, de espaldas, somete a su torturado, de rodillas, agarrándolo por los hombros y encarándolo hacia su cuerpo.

Aquí aparecen nuevos objetos con los que realizar nuevas ejecuciones; un bastón electríficado, con el que penetrar la cabeza de los enemigos y subir la potencia de las descargas al máximo, hasta que esta estalla en pedazos y su masa encefálica y huesos acaban esparcidos por el escenario, un sarcófago con púas, que sirve para ejecutar a los enemigos encerrándolos dentro, y un gancho, con el que ensartar a uno de ellos y mediante un mecanismo, dejarlo suspendido y muerto en las alturas. Daniel también sorprende a uno de los torturadores in fraganti, clavándolo a la silla con unos puñales y acabando el torturador, torturado. El nivel finaliza en este punto, cuando está a punto de acceder al área de los científicos

Control específico para Wii
Antes de comenzar a jugar con la versión de Wii existe un tutorial, una prueba que recorre todo el catálogo de acciones que el jugador tendrá que realizar con el Wiimando; moverlo arriba, abajo, izquierda derecha, punzar, golpear con él, serrar, sacudir, rotarlo, etc. Todos ellos se usarán en ejecuciones. Dichos fatídicos movimientos se inician de igual forma que en la versión PS2; acercándose Dani por detrás a los enemigos hasta que el protagonista levanta el brazo. En ese momento, se debe mantener presionado el botón A, incrementándose el nivel de ejecución en sus tres niveles diferentes. Cuando se desee iniciar, únicamente se debe realizar con el Wiimando, el movimiento que se pide desde un icono en la pantalla -de los mencionados anteriormente-.

Pero a diferencia de la versión PS2 y de forma infinitamente más inmersiva, la ejecución no se limita a un único movimiento, si no que se compone de varios, como si fuera un combo. En pantalla aparecerán iconos que representan las acciones que se pedirán que se realicen desde el Wiimando y que encadenándose correctamente, harán que el protagonista plasme la macabra secuencia en toda su extensión. Si se falla, el violento festival se detiene y el enemigo muere de forma poco espectacular. Para asesinar con el máximo ensañamiento posible, se debe acertar con todas las acciones.

Por ejemplo, la ejecución con la jeringa se inicia con una sacudida del Wiimando hacia abajo, esto hará que el protagonista la clave en el ojo del enemigo. Para clavarla repetidamente, en un auténtico baño de sangre, se deberá agitar el Wiimando arriba y abajo con violencia, emulando los gestos del personaje.

Cambiando de faceta, el combate cuerpo a cuerpo se gestiona de la misma manera que en wiisports, es decir, Wiimando y Nunchako controlan un brazo de forma independiente. Extendiéndolos se golpea, subiéndolos los dos hasta la cara, el protagonista se cubre. Otra novedad que aporta Wii es que ese minijuego de pulsar un botón rápidamente para evitar que los enemigos nos detecten en las sombras que se incluyó en PS2, desaparece aquí. Cuando los enemigos intuyen que hay algo entre las sombras y se acercan a investigar, aparece en pantalla un círculo al que hay que apuntar y mantener el puntero dentro unos segundos. Si no se completa con éxito, el jugador será detectado.

En cuanto al guión también pudimos ver que en Manhunt existen dos líneas argumentales diferentes, la del presente que lleva a Daniel Lamb a descurbrir qué le ha ocurrido durante los años que pasó en experimentación y otra, que muestra  acontecimientos pasados por medio de flashbacks, que se convierten en misiones. En varias de ellas se juega como el personaje de Leo, el compañero de Daniel y quien le incita a no tener piedad con los enemigos.

Como ya comentamos en las impresiones con PS2, al empuñar armas de fuego, el planteamiento del título cambia totalmente, adoptando el de un shooter en tercera persona. En Wii esto se acentúa más, de una forma como puede haber sido probar RE4 en la consola de Sony y hacerlo ahora con la edición Wii. Aunque no es nada difícil apuntar con el Wiimando, existe cierto grado de puntería automática que garantiza, si se mantiene en punto de miraunos segundos en la cabeza del rival, que se consiga un headshot. También se emplea mucho la acción de cubrirse detras de muros, que permite apuntar mientras tanto y que al abandonar la posición segura estemos en disposición de hacer blanco.

En definitiva, por lo que hemos visto, puede decirse que Manhunt 2 será uno de los títulos más violentos de todos los que el ocio electrónico ha dado a luz, yendo más allá con la interactividad del Wiimando en las ejecuciones, en las que el jugador pasa a tener una implicación mayor. Atrevido, provocador y violento hasta lo impío, decididamente Manhunt 2 es un producto única y exclusivamente para adultos, aunque para nada exento de calidad y nuevas situaciones.

Manhunt 2

Secuela del brutal Manhunt en la cual el jugador debe sobrevivir a un macabro juego donde él es la presa.
Manhunt 2