Mortal Kombat Armageddon
Mortal Kombat Armageddon
Carátula de Mortal Kombat Armageddon

Kombate klónico

Javi Andrés javi__andres

Wii recibe su primer juego de lucha clásica de la mano de la saga Mortal Kombat. Este Armageddon ya vio la luz y brilló por sí mismo hace 8 meses en PlayStation 2, ahora vuelve adaptado al control de Wii. ¿Qué mejoras o cambios ha supuesto? Rápidamente te lo contamos todo…

No son pocos los títulos que Wii está "reciclando" de la anterior generación mejorándolos en su aspecto jugable gracias al sensor de movimiento y al puntero. Dentro de poco, la mayor de Nintendo recibirá una valiosa joya rescatada del pasado llamada Resident Evil 4, pero otras como El Padrino, Prince of Persia o este Mortal Kombat Armageddon también han seguido la misma estrategia. No está nada mal que estos grandes juegos se hagan aún más multiplataforma y que encima mejoren su calidad de manejo, el problema viene cuando las adaptaciones son calcos o "port" en los que no hay ninguna mejora más y el control renovado es sólo una excusa de venta que poco afecta en realidad a la mecánica jugable.

A Mortal Kombat Armageddon le pasa algo cercano a esto. Su nuevo y renovado control le deja hacer los trucos y combos más brutales de manera sencilla y divertida, sin pulsar botones y resultando aptos para cualquier jugador. Pero poco más, se ha calcado en exceso al original de hace más de un semestre lo que conlleva que el producto final no brille como debería dentro de Wii. No obstante, nos encontramos ante un gran juego de lucha, largo como pocos y lleno de extras y secretos que lo consagran como uno de los más amplios de la historia dentro de su género y un imprescindible para los amantes de esta modalidad de juego que aún no lo tengan.

El trabajo de Midway fue sobresaliente y al reeditar vuelve a serlo. Pero no podemos perdonar que no se hayan corregido algunos aspectos, que se haya eliminado por completo el modo on-line, que no se haya mejorado apenas el apartado gráfico o que sigamos contando exactamente con los mismos modos de juego. El manejo mediante Wiimote y Nuchuk está bien implementado pero el control por movimientos es algo reducido dentro de lo que cabría esperar. Wii, por consiguiente, se enorgullece de recibir el Kombate Mortal, tanto que lo ha dejado casi igual…

No obstante, es una gran oportunidad para aquellos que no disfrutaron del original. Todas las características clásicas de la saga aparecen por primera vez en Wii: el gore, los combates más sangrientos con y sin armas blancas, los Fatality, los escenarios cambiantes, utilizables y destruibles, etc. Todos los luchadores de las anteriores entregas de la saga se dan cita en Armageddon, formando un panel de más de 60 personajes controlables, más los que se pueden crear con un fabuloso editor.

La tiranía de los dioses

Como toda historia épica, Mortal Kombat Armageddon se presenta con una brutal guerra masiva, que enfrenta a "buenos" y "malos" por la codicia de un poder divino, sólo apto para héroes. El vídeo inicial, de calidad moderada, nos deja ver la crudeza del enfrentamiento, la reaparición de un Liu Kang zombificado y una gran pirámide escalonada que es custodiada por el poderosísimo Blaze, el absoluto y macabro antagonista.

Pero todo este asunto se complicará con la entrada en escena de Sector y los suyos, que aparecerán con sus naves y armas láser dando aún más problemas a cada uno del resto de personajes. Por tanto, encontraremos protagonistas de todos los Mortal Kombat hasta la fecha, cada uno con su estética, estilo de lucha y armas, aunque, obviamente, muchos se parecerán entre sí a nivel jugable.

Lucha y mucho más

MKArmageddon nos propone varios modos de juego diferentes. A pesar de los típicos Arcade o Versus, nos encontraremos con su modo principal, Konquista, una especie de juego de acción "beat'em up" en el que acompañar al joven Taven a través de su Odisea personal contra dioses y destino, recopilando todo tipo de nuevos golpes, mejoras, dinero, ítems y demás elementos extra desbloqueables.

La aventura se traza de manera lineal y seguirá un elaborado argumento que nos propondrá también una considerable variedad de situaciones. Nos veremos rodeados de enemigos, escapando de lugares antes de que se derriben o exploten, enfrentándonos a rivales históricos en diferentes tatamis o corriendo a través de un bosque lleno de trampas recopilando dinero, nuevos trajes y escenarios para los personajes y las batallas del modo Arcade o Versus.

Otra original propuesta es su modo Kombate Motorizado, una serie de alocadas carreras al estilo Mario Kart en las que podremos competir contra la máquina o con hasta cuatro amigos, lanzarnos y recoger objetos, echar a los rivales fuera de la pista produciéndoles una muerte de Fatality, etc. Son sólo 5 circuitos y 10 personajes, pero es un modo de juego divertidísimo, muy activo y frenético por las trampas de los diferentes escenarios, los turbos, etc. y que sin duda nos mantendrá pegados a la pantalla varias horas adicionales. Además, el manejo de estos karts puede ser enteramente mediante botones o con el mando de Wii en horizontal y corriendo con el botón 2, disparando con A, e inclinándolo para curvar, como ya hemos probado en tantas otras ocasiones en Wii.

Los modos Krear un Luchador y La Kripta son un editor de personajes y una amplia galería de extras respectivamente. El primero es un creador bastante completo, donde podremos elegir el color de piel, estilo de lucha, proporciones del cuerpo, ropas, asignación de botones y movimientos, etc. con total libertad. La Kripta, por su parte, cuenta con casi trescientas casillas que desbloquear con dinero o recogiéndolas en el modo Konquista y que van desde nuevos trajes para los luchadores o escenarios de batalla hasta fotos del equipo encargado del juego, galerías de arte, vídeos o músicas. Muy completo en este sentido.

Por último y como principal atractivo y característica, están, dentro de Kombate, los clásicos Arcade, Versus y Supervivencia, este último es una novedad de la versión de Wii. Desde el primer momento podremos seleccionar a 58 de los 62 personajes disponibles en el título. Encontraremos grandes leyendas como Scorpion, Sub-Zero, Sonya, Liu Kang en su versión zombi o Goro. Podéis ver la lista de combatientes completa en el análisis que hicimos en su día para el Armageddon original de PlayStation 2.

Algo que, sin duda alguna, se ha echado en falta es el duradero modo on-line que nos dejaba en la máquina de Sony. Wii ya ha demostrado con Mario Strikers Charged Football de lo que es capaz en el mundo del juego en red, así que no entendemos la no incursión de este modo multijugador que tantos buenos ratos nos está haciendo pasar en títulos de lucha. Una gran e inexplicable pérdida.

Retocar los gráficos con pinzas

Gráficamente, MKArmageddon se queda en aceptable. Sus amplios escenarios reflejan vacío y pocos detalles, los personajes buenas animaciones y cantidad de polígonos, pero texturas uniformes. En Wii se han aumentado estas texturas, los efectos de luz, los brillos y los reflejos son más vistosos, y el colorido general más nítido. Las ropas y pieles están más detalladas pero sin llegar a sorprender, lo mismo sucede con los escenarios. Pero el nivel general conseguido, debido a que apenas se ha retocado, roza lo inadmisible después de presenciar en la consola tantos juegos que alcanzan un mayor nivel gráfico.

Los diferentes escenarios, tanto del modo de lucha normal como los entornos y mapas del Konquista pecan de excesiva sencillez y vacío. A cambio tendrán objetos destruibles y cambiantes y ,en las batallas por ejemplo, podremos tirar a nuestro rival a una terraza inferior y seguir pegándonos allí, al estilo Dead or Alive. También, algunos laterales de estos tatamis improvisados son extremadamente peligrosos y pueden suponer una muerte instantánea a quien caiga por ellos. Un acelerado motor de engranajes, una pared de afilados pinchos o un charco de lava no son elementos que perdonen la vida, así que las escenas más desagradables o viscerales las presenciaremos en estas muertes.

El sonido se mantiene idéntico. Las melodías son las mismas, igual de acertadas y que entremezclan pistas tecno más aceleradas con armonías épicas y orquestales. El doblaje al castellano sigue siendo una utopía salvo en el vídeo-tutorial que nos muestra, con una voz en off en castellano, como utilizar el mando de Wii. Los efectos de sonido responden bien a cada acción y movimiento.

El sistema de menús también se ha mantenido igual eliminando, como ya hemos dicho antes, todas las opciones on-line que poseyó el MKArmageddon original. Con el puntero del Wiimote, podremos movernos por estas tablas, cambiar las opciones de juego, sonido, pantalla y calibración, etc. así como seleccionar el perfil de jugador que queremos dentro de los que hayamos creado, pudiendo de esta forma cada persona llevar su propia partida, sus objetos desbloqueados, sus puntos de guardado en el modo Konquista, etc.

Dentro del Kombate

Una vez analizados todos los aspectos técnicos de Mortal Kombat Armageddon nos toca hablar de su nueva jugabilidad y control, su punto más relevante. Desde la primera pantalla de título se nos indica que puede ser jugado con Mando Clásico de Wii, mando de GameCube o Wiimote + Nunchuk, claramente la mejor opción y la más fácil para los no habituales. El control con los mandos clásicos funciona como en cualquier otro juego de lucha, botones para patada, puñetazo, cubrir y llave, gatillos para cambio de armas y defensa y cruceta (o joystick en Mando Clásico de Wii) para el movimiento del luchador. A partir de ahí, combinar y hacer secuencias de unos y otros botones marcarán nuestros golpes.

Con el Wiimote y el Nunchuk los controles son distintos, aunque no abandonan del todo el planteamiento tradicional. Empezando por los botones con Z nos cubriremos y con C cambiaremos de estilo de lucha entre uno con diferentes armas blancas y el desarmado, afectando esto también a los movimientos que hagamos y la vida que restemos al marcador del oponente. Con el joystick moveremos al luchador, con el A del Wiimote realizaremos las llaves y con la cruceta las patadas, puñetazos, empujones y demás movimientos básicos asignados uno a cada dirección. El control por movimientos, en la siguiente página…

Y ahora sí, ¿cómo se utiliza el sensor de movimiento en este juego de lucha? Pues de manera tan sencilla que casi decepciona. Pulsando B, podremos hacer 3 movimientos básicos con el Wiimote: en horizontal, vertical y en semicírculo superior o inferior. Esto se complica puesto que todos ellos pueden hacerse hacia dos direcciones distintas lo que hace que nos juntemos ya con 8 trazos distintos. Además, muchos combos requerirán combinar unos con otros consiguiéndose, en parte, más movimientos y variedad de golpes desde el mando.

Pero es que aún así, es poco. El novedoso control es lo único que iba a incorporar esta nueva versión de Wii junto al modo Supervivencia y algún insignificante detalle más, lo que hace que el manejo debería haberse trabajado en profundidad puesto que era su principal atractivo de cara al usuario que ya lo tuviera en PS2, añadirle más opciones de movimientos, acciones con el puntero como nos mostró Dragon Ball: Z Budokai Tenkaichi 2, etc. y no que, aunque divertido y apto para todos, su manejo por movimientos ha acabado resultando excesivamente simple.

Por tanto, con estas combinaciones de movimientos realizaremos los golpes especiales de cada personaje como bolas de fuego, teletransporte, lanzamientos de cadenas y sogas, etc. También, los míticos Fatality y sus variantes se realizarán con estos ataques especiales del sensor de movimiento. Este novedoso manejo acrecentará aquello que ya ocurría en el MKA de PS2, que el más inexperimentado nos pueda ganar con facilidad mientras combine bien todos los movimientos de su muñeca y pulse todos botones repetidamente.

Conclusión

Estrenando el género de lucha clásica en Wii, Mortal Kombat Armageddon se presenta como una gran opción para todo el que no disfrutara el de octubre en PlayStation 2. Un juego amplio, cargado de extras, con más de 60 personajes controlables, un extenso modo de juego de acción y otro de carreras de karts, etc. Pudiéndose controlar con mandos tradicionales o con Wiimote y Nunchuk, el juego nos dará incontables horas de diversión para uno, dos y hasta cuatro jugadores en el modo de los karts.

El sensor de movimiento de Wii también se usará pero de manera excesivamente simple. Y es que esto, sumado a un acabado gráfico mediocre, la anulación de los modos on-line y la no incursión de alguna otra modalidad de juego o novedad reseñable, no le ha dejado alcanzar la gloria con la que debería haberse estrenado en la actual sobremesa de Nintendo. Esperemos que Blaze sepa entender esta, ya segunda, sentencia.

  • Amplio, largo, con ínfinidad de personajes, escenarios y elementos desbloqueables
  • El Kombate Motorizado, el Krea un Luchador y el Konquista, mucho más que modos extra
  • Divertido y aprto para cualquier persona (mayor de edad)
  • Argumento y sonido a la altura

LO MEJOR

  • Amplio, largo, con ínfinidad de personajes, escenarios y elementos desbloqueables
  • Argumento y sonido a la altura
  • Divertido y aprto para cualquier persona (mayor de edad)
  • El Kombate Motorizado, el Krea un Luchador y el Konquista, mucho más que modos extra

LO PEOR

  • Es prácticamente el mismo juego de hace ocho mesesEl control por movimiento es excesivamente simple y no tiene mucho usoGráficamente decepciona, se podría haber retocado mucho másSe le ha quitado el modo on
  • line, uno de sus principales atractivos en PS2