Colin McRae DIRT

A punto de cumplirse los 10 años del nacimiento de la saga, Codemasters presentará este verano la nueva entrega de Colin McRae en la que promete ser una de las apuestas visuales más potentes al servicio de un juego de carreras. Resumimos lo que sabemos en nuestro avance.

Al igual que sucede con la Fórmula 1, las carreras de Rally tienen poco alcance más allá de nuestro continente y Asia y desde luego una influencia casi residual en Estados Unidos. Eso provoca que la emoción de las carreras cronometradas y por supuesto un nombre legendario como el de Colin McRae queden adscritos casi de forma perenne para Europa, del mismo modo que aquí no disfrutamos de la NASCAR o del béisbol. Y a nivel de ventas para un videojuego eso es limitarse mucho.

En Codemasters han creído que esa situación no tenía por qué mantenerse así por más tiempo y han decidido intentar promocionar el producto más allá de nuestras viejas fronteras. Para ello van a incorporar una serie de nuevas características a su próximo DIRT (Colin McRae Off-Road será el nombre que recibirá aquí) en su primera entrega para plataformas de nueva generación y por supuesto PC cuya llegada se prevé más adelante dentro de este mismo año.

Para expandir su alcance se van a aumentar también las opciones del juego, que se añadirán a las particularidades que ya han hecho de la saga un título de referencia en el sector en cuanto a realismo y fidelidad; por ejemplo, se añadirán nuevos modos de juegos más allá del dirigirse de A hacia B en el menor tiempo posible, cosa que no había cambiado desde su inauguración ahora hace casi 10 años en PlayStation y PC. Habrá que estar muy atento, pues, a las novedades.

Para empezar habrá más de 45 vehículos disponibles para correr, distribuidos en distintas clases y que podrán disputar un total de casi 70 pruebas distintas alrededor del mundo. En esta ocasión, y a parte de las carreras cronometradas clásicas por todo tipo de superficies, asistiremos por primera vez en competiciones con hasta 6 coches simultáneamente, ascensos vertiginosos como los de la Pike's Peak estadounidense e incluso un modo campaña desde el que controlar nuestra evolución.

El desarrollo del nuevo motor gráfico está dando mucho que hablar debido a la gran calidad de las imágenes y algún que otro vídeo en movimiento que circulan ya por internet; aunque aún no disponemos de ninguna versión de prueba (el juego se lanzará para PS3, Xbox 360 y PC), lo cierto es que estamos deseosos de echarle el guante para ver si verdaderamente DIRT se moverá tan suave y fluido con una tasa de frames constante como parece que lo hará.

Lo que probablemente haga trabajar mucho las tarjetas gráficas de las plataformas será por supuesto los reflejos, la iluminación, la física y las nuevas deformaciones en tiempo real de la carrocería. De este modo, unidos a la ya legendaria capacidad de simulación de la saga, se espera de DIRT que dé un paso adelante en cuanto a inmersión del jugador dentro de la acción al poder sentir éste los efectos nocivos que tiene conducción negligente sobre el comportamiento del vehículo, entre otras cosas.

En este sentido se ha previsto un nuevo enfoque general al juego, que englobará desde la presentación en los menús hasta las distintas cámaras que podremos controlar una vez estemos al volante. Podremos pilotar los coches desde la clásica en primera persona, tal vez la más realista y a la vez más complicada de manejar, o tal vez en cámaras traseras y superiores. En cualquiera de ellas se podrá comprobar el excelente nivel de detalle con el que Codemasters quiere imprimir cada diminuto componente del entorno.

Tanto es así que, al margen de las ya comentadas deformaciones en tiempo real, observaremos los roces en la pintura, el barro como se pega a la carrocería… pero también el polvo que levantamos al pasar con las ruedas o simplemente como se mecen las plantas al viento, pasando por las distorsiones que producen los gases que salen del tubo de escape o incluso los saltos de cámara que 'sentimos' cuando nuestros vehículos (coches, camiones, etc.) pasan por encima de algunas piedras o éstas impactan en nuestro parabrisas.

El nuevo motor gráfico permitirá añadir mayor distancia de renderizado, pretendiendo evitar el desagradable 'popping' que se produce cuando el procesador no es capaz de generar y proporcionar la suficiente cantidad de información haciendo que esta aparezca de sopetón ante nosotros. Y no menos quieren cuidar el apartado sonoro, ya que al parecer se han invertido una gran cantidad de horas (y dinero) en proporcionar la mejor experiencia auditiva en un juego de estas características.

Al parecer, DIRT quiere hacer mucho hincapié en la campaña para un solo jugador y es por ello que la va a dotar de numerosas pruebas para convertirnos en el mejor piloto del mundo. Al mismo tiempo, podremos disputar pruebas individuales y participar en algunos torneos para medirnos a los mejores conductores que existen. Y aquí tal vez es donde los usuarios le echarán algo en falta a la nueva entrega de CodeMasters, y es precisamente en su presunta ausencia de multiplayer directo.

En efecto, por lo visto todo lo que podremos hacer será hacer rally 'a la vieja usanza'; es decir, podremos comparar nuestros tiempos realizados en un tramo con los del resto de la gente y en tiempo real, del mismo modo que hemos visto hace poco en Trackmania. Pero, y a diferencia de éste, no podremos correr directamente en la misma partida con otros jugadores humanos, ni a través de internet ni en modo local, lo que podría quitarle muchos enteros al juego.

Como queda claro, existen más cosas que se desconocen de Colin McRae Off-Road de las que se conocen, pero al mismo tiempo las expectativas que ha generado son bastante altas incluso en territorios que hoy por hoy le son ajenos. Es obvio que deberemos seguir con mucha atención la evolución de este producto y queda sobreentendido que en cuanto podamos echar mano a una versión preview os tendremos informados puntualmente con sus correspondientes impresiones. Hasta entonces, sólo queda esperar.

Colin McRae DIRT

Colin McRae toma un nuevo giro con este título que añade carreras campo a través y supone el debut de la saga en las consolas de nueva generación.
Colin McRae DIRT