Sonic y los Anillos Secretos
Sonic y los Anillos Secretos
  • Plataforma Wii 7.5
  • Género Plataformas
  • Lanzamiento 02/03/2007
  • Desarrollador SEGA
  • Texto Español
  • Voces Inglés
  • Editor SEGA
  • +7
Carátula de Sonic y los Anillos Secretos

¡Abracadabra!

José Arcas Ruiz

Llega a Wii el primer juego que no se trata ni de un juego de lanzamiento aplazado ni de una conversión. Esta nueva y exclusiva aventura del eterno erizo azul nos introduce en el mundo de Las Mil y Una Noches. Acompaña a Sonic en su recorrido por las páginas de este libro.

Sonic y los Anillos Secretos es sin duda uno de los títulos más cuestionados para Wii desde que la anterior aventura del erizo viera la luz en Xbox 360. Eran muchas las expectativas puestas sobre el juego para la consola de Microsoft, y el resultado fue, a todas luces, lejos de lo esperado. Sonic perdía gran parte de su identidad y se confirmaba una vez más que es uno de los personajes a los que peor le ha sentado el salto a la tercera dimensión.

Sega mantenía dos desarrollos paralelos, y en el E3 del pasado año vimos las primeras muestras de la incursión de Sonic en la nueva consola de Nintendo. Aquel Sonic: Wildfire era divertido, entretenido, pero las prisas de este tipo de ferias dio un producto limitado al que le quedaban muchos meses por delante. Se confirmaba extraoficialmente como juego de lanzamiento, y los temores crecían.

Sin embargo, Sega siguió con el juego por el buen camino. Desaparecía de las listas de lanzamiento de Wii, quizá una desilusión para los fieles, pero el tiempo les ha dado la razón. Se acababan las prisas y contarían con varios meses más para limar y pulir muchas asperezas.

Este retraso también sirvió para aprender de los errores en los que recaían las críticas del otro Sonic para 360 y estar a tiempo de remediarlos. Por fin se confirmaba marzo como mes en el que llegaría el juego, y sin que sirva de preceden, incluso se adelantó a lo previsto.

Sonic llega a nuestras manos con cierto temor, con recelo. ¿Cuán limitado se sentirá el erizo con el control de Wii y su capacidad gráfica? Estos prejuicios desaparecen a los pocos minutos. Realmente se respira que empezamos a recibir juegos que ya no son de lanzamiento -pues los recientes Wario Ware y Excite Truck, y futuros Trauma Center, Dragon Ball o Eledees sí lo son-. La historia se alejas ciudades humanas y salvar princesas para dar con un hilo argumental muy afable.

Mientras Sonic dormía, Shahra el genio le contó a Sonic que Erazor estaba robando las páginas del libro de Las Mil y Una Noches. Si se hacía con todas, conseguiría saltar al mundo real y provocar el caos. Son sólo estos dos personajes las novedades en el universo Sonic, pues demás personajes secundarios que aparecen en el juego son inspirados en los clásicos, eso sí, no son 'realmente' ellos. Cuando Sonic se encuentra con Eggman, no es el enemigo a batir, sino uno el rey de uno de los cuentos. Y Tales hace las veces de Ali Babá. Sin comentarios.

El modo Aventura nos ofrece un total de cien misiones divididas en ocho mundos distintos. Al principio sólo hay una disponible, marcando la linealidad inicial a modo de tutorial, pero pronto se van desbloqueando nuevos cuentos y páginas entre las que alternar a nuestro antojo. La inspiración en las noches de arabia se toma algunas licencias como la incursión de dinosaurios, que desentonan un poco respecto a los primeros niveles.

Sin duda donde recaen más miradas es en el control, en cómo se ha conseguido adaptar los movimientos fugaces del erizo al Wiimote, y afirmamos que se ha resuelto de forma acertada. Jugar con el mando en horizontal es una tónica en cualquier juego de velocidad en Wii, es algo que tenemos aceptado, y quizá va siendo el momento de que los juegos ofrezcan varias opciones de control. El mando responde bien a las inclinaciones, es suave y cómodo, pero son muchos los momentos que se echa en falta la precisión de un stick analógico. La ausencia de un 'eje central' hará que en los momentos donde la cámara complica el ángulo de visión Sonic se tambalee de lado a lado y no consigamos hacer que corra por la línea de anillos.

Sólo hacemos uso de los botones 1 y 2. El primero para en seco a Sonic, para afrontar saltos más pausados o frenarnos antes de comernos algún cactus o bola de pinchos. Y el segundo sirve para saltar. Si lo volvemos a apretar en el aire, Sonic caerá inmediatamente al suelo y dejará de dibujar una parábola de vuelo en el aire. Además de girar hacia los lados ladeando el mando a diestra o siniestra, si lo inclinamos hacia detrás, Sonic detendrá la marcha e irá paso atrás. Este movimiento, simple y sencillo, se ha resuelto muy bien, pues en la demo del E3 era muy engorroso.

Queda lo último, el ataque de Sonic. Unas pequeñas flechas verdes indican el objetivo. Cuando estemos lo suficientemente cerca, se convertirá en una mirilla roja. Saltamos, y una vez en el aire, damos un golpe seco al mando. Sonic saldrá flechado hacia el objetivo. Por lo general su ejecución es efectiva, pero en algunos momentos en los que estamos inclinando el Wiimote, dándole al 2 para saltar y luego un golpe para atacar, las tres acciones no se encadenarán de la forma deseada.

Entra en juego una de las incorporaciones más interesantes a la saga: Los anillos. Y no, no hablo de los que recogemos por cada fase, sino del que lleva Sonic en el dedo índice. Por cada nivel que termina, recibimos puntos de experiencia, en base al tiempo transcurrido, enemigos derrotados, y el dominio de la técnica. Éstos se acumulan en un total que cada varios miles de puntos, aumenta un medidor. A la par que este medidor crece, se abren características especiales, por ejemplo: empezar la carrera con un turbo, o con varias monedas en el contador, paso atrás, ataque con fuego, mejorar el equilibrio o el salto…

De entre todas estas habilidades, divididas en Fuego, Viento y Oscuridad, tendremos que seleccionar las que mejor nos convengan, porque el coste de poder utilizar todas estas habilidades siempre superará la cantidad del marcador, teniendo que prescindir obligatoriamente de algunos. Afortunadamente, podemos hacer cuatro preselecciones distintas, crear cuatro anillos independientes y seleccionar uno antes de cada nivel.

El transcurrir de los niveles se ve gratamente acompañado por situaciones muy bien implementadas. Cuando Sonic se acerca a toda velocidad a una cornisa, la acción se detiene para primar los movimientos pausados y precisos. Los jarrones voladores son un objeto muy curioso y divertido. Una vez dentro, debemos agitar el mando para mover las alas y alzar el vuelo. Otro de los artilugios es el lanzador aéreo. Consiste en una circunferencia dibujada en el aire que se expande y contrae cuando Sonic se coloca en posición de lanzamiento. Debemos desplazar el mando de Wii hacia delante en el momento en el que sea de menor tamaño para propulsarnos lo más lejos posible.

Las alfombras mágicas son igualmente curiosas. Para encadenar varios saltos, debemos agitar el mando hacia delante y atrás cuando Sonic alcance el punto más alto. Pero sin duda la más original son las catapultas, que a modo de resorte, tendremos que tirar hacia atrás del Wiimote y soltarlo con velocidad para que salga disparado por el aire.

Respecto al apartado gráfico, hablamos de un trabajo más que decente, cumpliendo con creces los dos pilares fundamentales para que estemos hablando en estas líneas de un buen título: la sensación de velocidad y el framerate. El primer aspecto, que Sonic parezca veloz, no se consigue desde el primer momento, pues los primeros niveles se desarrollan con cierta torpeza, costándole realmente a Sonic ganar cierta velocidad para que la experiencia resulte atractiva. Pero pronto, con las habilidades que podemos incorporar al anillo mejoran considerablemente.

Y el segundo, la tasa de frames, es constante, sin sufrir caídas ni tan siquiera en los planos más abiertos que procesan todo el escenario. La cámara se muestra sin embargo más inestable. En su posición estándar, tras Sonic, se ha acertado en la distancia a mantener respecto al erizo y sobre todo en formato panorámico muestra a lo ancho la totalidad del recorrido. La virtud y el problema llegan a la par cuando cambia los planos a cortes más arriesgados. Si son recorridos automáticos, es decir, que no tenemos que tocar botones en la transición de cámara, aumentan exponencialmente el grado de vistosidad. Pero si por el contrario requieren interactuar en ese momento, la confusión o la imprecisión están garantizadas.

La carga poligonal también es aceptable, incluido el propio Sonic, cuya melena de púas responde al tratamiento de la luz y a las físicas de forma fidedigna gracias a la herramienta PhysX desarrollada por Ageia. Donde una vez más Wii se muestra limitada es en el tratamiento de texturas, que palidecen en ocasiones hasta cotas inadmisibles. Pese a todo, el resultado es bueno. Sin florituras ni virguerías, pero por encima de algunas títulos de lanzamientos que dejaban mucho que desear.

Sonic y los Anillos secretos contiene a la postre dos juegos en uno. Por un lado la aventura estándar, y por otro una serie de minijuegos, que en lugar de ser un añadido de última hora introducidos de forma aleatoria, comparten cierto desarrollo con Mario Party y hablamos de hasta cuarenta pruebas distintas, cantidad nada despreciable. Para desbloquearlos todos, debemos avanzar en la aventura y conseguir estas bonificaciones, incentivando al usuario a que pase más tiempo jugándolo y le saque toda la miga.

Son cinco los modos distintos de juego. En Palacio del Torneo, las pruebas son en pareja, con rondas de una, tres o cinco partidas. El modo Bazar Mundial añade al final de cada prueba una puja de alfombras abierta a todos los participantes. A 10, 15 o 20 rondas, se valorará el precio de cada alfombra, resultando como ganador no aquel que tenga más, sino que haya pujado estratégicamente por las más valiosas.

Costa Pirata es una carrera de barcos en las que el combustible son los propios resultados de los minijuegos. Cuanto mejor sea nuestra clasificación, más avanzará el barco. Aparecerán eventos sorpresa si nos detenemos en puntos específicos, siendo perjudiciales o beneficiosos. En La Guarida del Genio, la acción tiene lugar en una cueva llena de genios y tesoros, algunos de ellos trampa. La partida termina cuando se abre el último cofre, y hasta el último momento pueden sucederse cambios que inviertan la clasificación. Por último, La Caza del Tesoro, como su propio nombre indica, consiste en encontrar el objeto que se nos pida distribuido en un tablero de mesa.

LO MEJOR

  • • Cien niveles distintos dan para muchas horas de juego
  • • El multiplayer, más que un complemento, es otra pieza igual de importante en el conjunto
  • • Han conseguido adaptar el espíritu de la saga a las virtudes del mando de Wii
  • • Liquida de un plumazo todas las dudas vertidas sobre él

LO PEOR

  • • El aspecto visual, bueno, palidece en exceso con las texturas
  • • El sistema de anillos, efectivo, acaba resultando algo lioso
  • • La cámara confunde en momentos demasiado importantes
  • • No poder recorrer los niveles con otros personajes

CONCLUSIÓN

[image|nid=1271086|align=right|width=150|height=105] Sonic y los Anillos Secretos (Wii)Sonic y los Anillos Secretos es una de las mejores incursiones del erizo en las 3D desde sendos Sonic Adventure para DreamCast, y sin duda el diseño de sus niveles y el control con el Wiimote lo hacen el más fiel a los tiempos de scroll lateral, salvando las distancias. Supera con gran acierto muchos de los retos impuestos durante todos estos meses en desarrollo, aunque con algunos fallos importantes en varios aspectos que enturbian el resultado final. [image|nid=1273832|align=center|preset=inline] [image|nid=1271699|align=right|width=150|height=105] Sonic y los Anillos Secretos (Wii)Casi podríamos considerar que el DVD incluye la secuela de Sonic Shuffle, que lejos de ser un añadido secundario, cobra importancia para los que dispongan de varios mandos y es un atractivo interesante de cara a aquellos indecisos que no tengan clara la adquisición del juego. Sin duda, Sonic y los Anillos Secretos es una compra muy interesante y aconsejada en estos primeros meses del año, tanto para jugar sólo como acompañado. • Liquida de un plumazo todas las dudas vertidas sobre él• Cien niveles distintos dan para muchas horas de juego• Han conseguido adaptar el espíritu de la saga a las virtudes del mando de Wii• El multiplayer, más que un complemento, es otra pieza igual de importante en el conjunto

7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.