Castlevania: Symphony of the Night, Impresiones

El mejor Castlevania vuelve a estar de actualidad con su conversión a Xbox Live Arcade. La aventura de Alucard nos ha vuelto a encandilar, gracias a su genial puesta en escena y jugabilidad única.

El mejor Castlevania vuelve a estar de actualidad con su conversión a Xbox Live Arcade. La aventura de Alucard nos ha vuelto a encandilar, gracias a su genial puesta en escena y jugabilidad única.

Hemos podido jugar al fin a Castlevania Symphony of the Night en Xbox Live Arcade gracias a la red de prensa de Microsoft, y la sensación que provoca el hacerlo es algo que queda restringido tan sólo a las obras maestras. Después de varias horas de juego, en las que quedó patente nuestra pericia con el original, podemos afirmar que el tiempo no hace mella en la joya de Konami.

SotN fue el padre de todos los Castlevania en dos dimensiones desde entonces, algo que se ha comentado en numerosas ocasiones en las entregas de GBA y Nintendo DS. Dichos cinco capítulos ofrecían mucha calidad, y eran honrosos representantes de la saga, pero tras volver a disfrutar de SotN hay que decir que quedan en evidencia ante la aventura de Alucard.

Se nota que ha sido el juego a seguir, intentando repetir su magia y carisma, pero a pesar de haber podido acercarse más o menos, al final todos se quedan lejos de conseguir la perfección de este título. Los enemigos, que se han reutilizado en todos los juegos posteriores, aquí se sienten auténticos, como si fuese el verdadero lugar al que pertenecen, al igual que la pureza de los escenarios. Hablamos del mejor Castlevania, que renueva su título.

Hijo contra padre

La leyenda de Drácula, que implica que cada cierto tiempo el príncipe de las tinieblas resucita, sigue vigente. Los encargados de acabar con él cada vez que despierte son los Belmont, y en esta ocasión ha sido Richter Belmont el encargado, con quien jugamos los primeros minutos en su enfrentamiento contra Drácula, del cual sale vencedor.

Sin embargo, el castillo de Drácula vuelve a hacer su aparición, y Richter ha desaparecido. Sin embargo, Alucard, cuyo nombre original es Adrian Farenheit Tepes, hijo del príncipe de las tinieblas, también ha despertado y quiere acabar con el reino de terror de su padre, influenciado por la sangre humana de Lisa, su madre.

La historia de venganza de Alucard, que mucho desconocen, viene de más atrás que este SotN, ya que entrenó a Sonia Belmont (Castlevania Legends) y colaboró con Trevor Belmont, Grant DaNasty y Sypha Belnades (Castlevania III: Dracula's Curse), siempre con la clara intención de detener la resurrección de su padre. El fiel siervo de Drácula, la Muerte, no se sorprende al inicio de SotN de las intenciones de Alucard, tras varias y exitosas acometidas.

Justamente por ese conocimiento, para dificultarle las cosas al hijo de su maestro, le despoja de todas sus pertenencias, todo armas y equipo de primera clase, adecuadas a las habilidades de Alucard. Esto no detiene al protagonista, que se adentra igualmente en el castillo, aún con sus fuerzas menguadas. Allí se encontrará con Maria, hermana de Richter, que lo está buscando desesperadamente.

Largo y completo

Castlevania Symphony of the Night es un juego largo y muy, muy completo, con un gran número de secretos y objetos por encontrar. Al 100% del castillo normal se la añade el 100% del castillo invertido, más los lugares secretos que completan el famoso 200'6% total. Cinco finales que varían según cumplamos ciertas condiciones amplían la vida del título.

En esta conversión a Xbox Live Arcade se mantiene todo: las habilidades secretas de Alucard, que el usuario debe introducir con el mando y descubrirlas sin ayuda; los familiares, espíritus acompañantes que ayudan al protagonista; las reliquias que dotan a Alucard de nuevas habilidades; el completo bestiario con un importante número de enemigos; los teletransportadores; y un largo etc.

Está todo, y está de la mejor manera posible, ya que para esta adaptación a Live Arcade el juego se ha mejorado gráficamente. Sutiles diferencias, eso sí, ya que la intención principal es mantener la esencia lo más cercana al original posible, pero se nota bien en el color, los contornos más definidos y los detalles del fondo de la pantalla, más cuidados (el ojo de la ventana, o los pájaros del tejado).

Una de las principales preocupaciones, el apartado sonoro, que se suponía el principal damnificado de la limitación de tamaño de Live Arcade, está al nivel, manteniendo la calidad del original, con su doblaje, sus melodías sinfónicas de una belleza sin par, e incluso la canción del final, 'I am the Wind'. Si bien también podría haberse mejorado un poco, el nivel general es excelente.

Si bien Street Fighter 2 y Ultimate Mortal Kombat 3 no consiguieron adaptarse en condiciones al stick analógico y dificultando el control, Castlevania SotN tiene una jugabilidad perfecta. Debe elogiarse el trabajo de Konami para conseguir un control tan preciso, fluido y, por qué no decirlo, perfecto. Resulta mucho más agradecido jugar con el analógico que con la cruceta, lo cual es mucho decir, ya que hablamos del elemento de control natural del juego.

Los logros, sólo 12 por el habitual valor de 200 puntos, se antojan a priori algo escasos, ya que se nos ocurren infinidad de retos que podrían proponerse con este juego. No obstante, están bien equilibrados entre los sencillos y otros mucho más completos que implicarán, a fin de cuentas, conseguirlo todo en el juego, incluido el complicado 200'6%.

Primera Impresión

Estamos encantados con este juego. Si ya elogiamos en su época la versión de PlayStation, Castlevania Symphony of the Night en Xbox 360 nos ha vuelto a encandilar, hasta el punto de no poder soltarlo hasta llegar al final. Las mejoras, aunque leves, se hacen notar, y la magia del juego sigue intacta, como buena obra maestra que es, lo cual resulta en una combinación inmejorable, y en español.

Puestos a sacarle defectos, lo complicado de descubrir ciertos secretos indispensables para avanzar en el juego (que los veteranos ya conocen y no tendrán mayores problemas), que no se hayan incluido los extras de la versión Saturn (como jugar con Maria) o el no haber permitido un mayor número de logros. Pero, como se puede leer, no son más que minucias en juego de por sí perfecto.

Castlevania: Symphony of the Night

Tomamos el papel de Alucard, vástago de Vlad Tepes, en una aventura con tintes roleros en la que nos enfrentaremos a peligros de toda clase en el mítico castillo Castlevania. Reedición en Xbox Live Arcade del más clásico Castlevania de la historia.
Castlevania: Symphony of the Night