La Telaraña de Carlota
La Telaraña de Carlota
Carátula de La Telaraña de Carlota
  • 6

    Meristation

Salvar al cerdito Wilbur

Will van Dijk

Basada en el film inspirado a su vez en el bestseller de E. B White, La telaraña de Carlota aterriza en GBA y NDS para ofrecer una decente adaptación plagada de saltos, minijuegos y de animales parlanchines.

La teleraña de Carlota es una curiosa y fiel adaptación del entrañable libro infantil de E. B White, no tan popular en Europa como en Norteamérica, aunque igualmente atractiva para los más pequeños de la casa. El film, protagonizado por un valiente cerdito y por Dakota Fanning, a la que recordaréis por películas como La guerra de los Mundos o El fuego de la Venganza, no ha obtenido un éxito especialmente llamativo en Estados Unidos, aunque sí ha cosechó buenas críticas por el particular sentido de la historia.

En ella, un residente de una pequeña granja, el cerdito Wilbur, descubre que va a ser sacrificado. Desesperadamente tratará de convencer al propietario de la finca para que abandone la idea. Para conseguir este arduo objetivo contará con la ayuda de otros animales de la granja; caballos, patos, ratones..., y, por supuesto, la inestimable ayuda del personaje que bautiza el libro; Carlota, una inteligente y ávida araña que siente por Wilbur un cariño especial.

Del mismo modo que en Babe: el cerdito valiente, el susodicho tenía que conseguir superar decenas de obstáculos para conseguir su salvación, Wilbur tendrá que saltar por innumerables plataformas, hacer frente a molestos ratones y pájaros, ocultarse para no ser visto por el maléfico tío, incubar huevos e incluso recoger crías de araña. Todo ello con un apartado gráfico que apenas difiere entre sí en lo que respecta a las dos versiones que hoy analizamos.

Gráficos y Sonido

Siguiendo el esquema genérico en lo que a adaptaciones se refiere, controlaremos a Wilbur por fases que representan la granja y sus distintas habitaciones ocultas, algunos paisajes rurales e incluso interactuaremos con algunos personajes de carne y hueso tristemente puestos en escena, muy lejos de su apariencia real. Todo el entramado está bien llevado a cabo, siempre sin grandes alardes técnicos. Colorista, pero no llamativo, simplemente suficiente para ponernos en una escena lo más semejante a la película posible.

Scroll lateral, gráficos totalmente en 2D, sprites trabajados, coloristas, entornos divertidos pero aburridos a la larga. Así se podría definir el apartado gráfico general del juego, una versión ligeramente mejorada de lo que tan acostumbrados estamos a ver en GBA. Tanto es así, que a la hora de efectuar comparaciones la NDS sale peor parada que su antecesora. Un suavizado de texturas, algo más de calidad general en lo que a escenarios se refiere y poco más.

Por otro lado, el apartado sonoro imita las canciones compuestas por Danny Elfman para la cinta original, aunque sin apartarse de los clichés típicos de una adapatación de película; las canciones comienzan a ser repetitivas a diez minutos de comenzar a jugar, hay poca variedad, optando siempre por repetir una misma melodía en casi todos los escenarios con ligeros cambios. Cambios que veremos en escena cuando la historia es narrada a través de escenas propias de la película.

En este sentido es curioso que, pese a que el aspecto de dichas imágenes está a años luz de la versión de GBA en lo que a calidad gráfica se refiere (más resolución, apenas se distinguen los píxeles, etc.), las compañías desarrolladoras sigan optando por utilizar este sistema tan poco atractivo para el jugador, que lejos de procurar convertirse en un objetivo - conseguir todas las páginas que ilustran la historia es una de las opciones secundarias de la aventura - es más bien un aliciente 'cutre'.

De resto poco más. Destacar el horroroso aspecto que lucen los seres humanos en el juego y la simpleza general de una aventura que, por otro lado, tampoco requería mucho más de lo que SEGA ha puesto finalmente en escena.

Jugabilidad

Del mismo modo que en el apartado técnico La teleraña de Carlota es un título bastante simple y sencillo, la jugabilidad y las distintas opciones que tendremos a mano en la aventura son las más comunes dentro de las adaptaciones de películas. Con Wilbur tendremos que saltar por cajas, bloques que se rompen a poco de posarnos encima de ellos, tirar de cuerdas para levantar pesadas cajas infranqueables, evadir a algunos animales non-gratos y pedir los auxilios de Fern para recuperar algo de energía y guardar nuestros avances.

En cada una de las dieciséis fases que recorreremos tendremos que buscar distintos elementos; desde los ya mencionados huevos para incubar o crías de araña hasta distintas letras para completar palabras clave, localizaciones ocultas en las que desbloquearemos los doce minijuegos - cinco en la versión de GBA -, ataques especiales para evitar a nuestros malévolos enemigos y poco más. Wilbur es capaz de caminar de forma silenciosa - aunque bastante cómica -, de agarrarse de plataformas e incluso de romper tablas de madera para poder continuar avanzando.

Conseguir los objetivos que nos indican al comenzar cada fase nos será recompensado mediante las ya mentadas imágenes estáticas que narran la historia de la aventura. Esta opción, junto a los minijuegos, se convierten por méritos propios en los elementos más interesantes del cartucho gracias a su originalidad y capacidad de engancharnos sin darnos cuenta. Entre los doce minijuegos desbloqueables encontraremos de todo tipo; desde puzzles hasta simples juegos de ir uniendo números. El principal objetivo de los mismos es el empleo de la pantalla táctil, razón por la cual la GBA se ha visto mermada de su gran mayoría.

Con respecto al uso de la pantalla táctil, mientras que en la pantalla superior encontramos a nuestro personaje, en la inferior tendremos a nuestra disposición un mapa cuya utilidad es más bien cuestionable. Sea como fuere, lo cierto es que los atributos de la NDS no están olvidados, como bien demuestra el hecho de poder despertar a Wilbur al comienzo de cada fase llamándole por su nombre. Si bien es cierto que también podemos utilizar un botón para cumplir este fin.

El ejemplo más evidente de dichos recursos en NDS es el papel de Dakota Fanning en videojuego, pues mientras que en una versión podremos utilizar la pantalla táctil para lavar o acariciar a Wilbur, en GBA este proceso se realiza de forma automática, relegando por completo el papel de Fern dentro del juego.

NDS / GBA

Como bien venidos explicando a lo largo del reportaje, aunque ambas versiones son prácticamente idénticas en lo que a desarrollo de la aventura se refiere, sí que encontraremos algunas diferencias entre ellas. A modo de resumen de lo ya comentado; mientras que en la edición de NDS encontramos doce minijuegos, en GBA éstos se limitan a cinco, a razón del uso de la pantalla táctil. El aspecto gráfico es casi idéntico, al igual que el sonoro, aunque el cartucho utiliza algo más el potencial técnico de la NDS que de GBA. Ambos son, se mire como se mire, dos juegos casi calcados entre sí.

LO MEJOR

  • • Divertido en sus primeros compases
  • • Los gráficos, que tanto en versión de GBA como de NDS lucen un buen aspecto.
  • • Muchos minijuegos
  • • Sencillo pero entretenido

LO PEOR

  • • La versión de GBA, pese a no desmerecer, pierde algunos enteros con respecto a la versión de NDS.
  • • El apartado sonoro, como de costumbre
  • • Pese a sus tres modos de dificultad, no supone un reto para los aficionados al género.

CONCLUSIÓN

[image|nid=1167839|align=right|width=150|height=100] La Telaraña de Carlota (GameBoy)Pese a tratarse de una adaptación al uso y de no aportar nada nuevo al género, La teleraña de Carlota se limita a ser una correcta adaptación de la película, sin grandes alardes técnicos como bien explicamos al comienzo de este texto, aunque recomendable para los más pequeños de la casa por la simpática historia y por no poseer fallos remarcables. No es un título largo, pero la inclusión de los minijuegos es un punto a favor del tiempo que manejaremos a Wilbur y compañía. [image|nid=1167368|align=right|width=150|height=100] La Telaraña de Carlota (GameBoy)Recomendado para los más pequeños de la casa. Para el resto, sólo tener en cuenta que estamos ante un plataformas sencillo y resultón, pero que cumple en todos los apartados. Lo que ya de por sí lo convierte en una adaptación mucho más a tener en cuenta que las otras cien que, lamentablemente, tenemos que analizar cada semana. • Divertido en sus primeros compases• Los gráficos, que tanto en versión de GBA como de NDS lucen un buen aspecto.• Muchos minijuegos• Sencillo pero entretenido

6

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.