Viva Piñata
Viva Piñata
Carátula de Viva Piñata
  • 8

    Meristation

Let's say "Viva Piniara"!

José Arcas Ruiz

Aportando un toque de color al catálogo de la consola y recuperando la inspiración más Rare, llega uno de esos títulos que no deja indiferente a nadie. Comparado con Animal Crossing, Los Sims, Harvest Moon e incluso Black&White, la aventura de criar piñatas demuestra brillar con luz propia. Prepara la pala y la regadera. Llega Viva Piñata.

Hace ya cuatro años que Rare dejó de ser una compañía asociada a Nintendo y Microsoft la incorporó a su división de Game Studios. Tras unos primeros años algo confusos y con dos de sus trabajos para Xbox reorientados a 360 para ser títulos de lanzamiento, la compañía inglesa parece sentirse muy a gusto en su nueva posición y en sólo un año encontramos tres de sus juegos en el catálogo.

Viva Piñata (Xbox 360)

Viva Piñata parte de un concepto muy sencillo: Cuidar piñatas con formas animales en tu jardín. Pero la piedra angular de la jugabilidad de este título es la forma en la que hay que conseguir las piñatas. Nuestra aventura comienza en un jardín destrozado, lleno de escombros, el suelo infértil, situado en Isla Piñata.

Nuestro cometido es devolver la vida a ese jardín, recuperar la zona y  hacerla atractiva para que empiecen a llegar las piñatas. Lo único que recibimos al principio del juego son las escrituras del jardín y una pala. Con la pala retiramos toda la basura del jardín y recuperamos la vitalidad del suelo para plantar lo que queramos. Esta pala sufrirá a lo largo del juego varias actualizaciones, pero de momento esta es su única función.

Viva Piñata (Xbox 360)

Cómo conseguir piñatas

Viva Piñata (Xbox 360)

En Viva Piñata no se pueden comprar las piñatas, tenemos que conseguir que vengan a nuestro jardín. Más allá de la zona delimitada, existen cientos y cientos de piñatas salvajes. Cada una de ellas tiene un requisito de aparición. Por ejemplo, la primera piñata en aparecer es un Wirhil, una piñata gusano. Su requisito de aparición es sencillo: 'Tener un 1% de tierra o hierba'. En el momento que tengamos un 1% de tierra o hierba, veremos a una Wirhil rondando los exteriores de nuestro jardín.

El siguiente requisito es el de visita, es decir, qué hace falta para que entre a dar una vuelta por nuestro jardín. Pongamos otro ejemplo. Spawrromint, una piñata pájaro, tiene como requisitito de aparición es que tengamos un Wirhil en el jardín, pero para que nos visite, necesitamos Wirhil. ¿Sencillo? Pues sí, pero sólo al principio. La curva de dificultad del juego está muy ajustada y los primeros minutos resultan sencillos y siguen una progresión muy lógica.

Viva Piñata (Xbox 360)

Haz que se queden

Una vez hemos conseguido que aparezcan y nos visiten, lo siguiente es hacerlas residentes. Pongamos otro ejemplo algo más difícil. Para que aparezca una Fudgehog, deben pasar al menos cuatro noches. El requisito de visita al jardín es que tengamos cuatro Wirhil y para que se haga residente necesita comerse a dos de ellos, y además, un cardo. Como no podemos controlar a las piñatas hasta que no son residentes, si el Fudgehog nos visita se irá de cabeza a por los Wirhil sin que podamos hacer nada salvo intentar que los gusanos huyan y la Fudgehog se canse y se vaya, en el hipotético caso que no queramos que se coma a nuestras piñatas ya residentes.

¿Qué sucede cuando una piñata se hace residente? Pues que sus colores, hasta entonces blancos y negros, cambian, y conseguimos que muestre toda su gama de colores para identificarla como nuestra. El jardín tiene una capacidad limitada, así que si hemos llegado al tope o queremos deshacernos de alguna piñata se puede vender, normalmente a cantidades muy interesantes. Cuanto mayor sea el nivel de la piñata, más dinero recibimos a cambio.

Viva Piñata (Xbox 360)

Love is in the air

Hay que completar el ciclo vital, y saciar las necesidades de aparejamiento de las piñatas. Si ya hemos cumplido los requisitos de aparición, visita y residencia, y disponemos de dos piñatas de una misma especie, podemos hacer que se enamoren. El funcionamiento es el mismo. Por ejemplo, Syrupent, una piñata serpiente, necesita comerse una Mousemallow para hacerse residente y comerse a una Lickatoad para enamorarse. Sólo existe un elemento en común para que toda piñata se pueda enamorar. Que le hayamos construido una casa.

Viva Piñata (Xbox 360)

No podemos controlar que una piñata salvaje ingiera a una residente para hacerse residente, pero si queremos que se enamore somos nosotros los que le tenemos que dar la orden par comerse a otra piñata. Un pequeño corazón sobre su cabeza indica su estado, y basta con dirigir una piñata a otra pare que comience el rito de apareamiento.

Viva Piñata (Xbox 360)

Se abre un pequeño minijuego, en el que tenemos que dirigir a una de las piñatas por un camino hasta la otra. Tenemos un límite de tiempo, y varias vidas, por si nos chocamos con alguno de los explosivos que pueblan el camino. Durante el camino también podemos conseguir alguna moneda extra, que nunca viene mala. Si lo hemos hecho con éxito, ambas piñatas se dirigirán a su casa y se abre une pequeña secuencia en vídeo, bastante desenfadada, y a las pocas horas, llegará un huevo.

Afortunadamente, una vez que hemos cumplido los requisitos de enamoramiento para cada especie, podemos sustituir estas necesidades por un caramelo de enamoramiento, que podemos adquirir en la tienda del juego. Le damos un caramelo a cada una, y listo. Así, no tendremos que estar constantemente dándole de comer piñatas. Las únicas piñatas que se compran son las llamadas 'Mascotas de Papel', que corresponden a las especies de granja y los animales de compañía. Piñatas gato, perro, gallina, oveja…

Viva Piñata (Xbox 360)

Piñatas amargas

Cada cierto tiempo, aparecerá una piñata de color rojo intenso, con el único objetivo de hacer enfermar a las nuestras. Pueden hacerlo por método directo, atacándolas directamente, o soltando unos pequeños caramelos amargos con el mismo fin. Devolver la salud es fácil, basta con llamar al doctor. Pero si dejamos que pase demasiado tiempo, vendrá un rufián llamado Profesor Pester a golpear y matar a la piñata, liberando todos sus caramelos.

Viva Piñata (Xbox 360)

Cuando una piñata se parte, no muere del todo, sino que vuelve a su forma libre y tendremos que volver a cumplir los requisitos para que nos visite y se quede. Hay otra opción, para conseguir piñatas a cambio de una alta cantidad de dinero. Eso sí, tienen que se piñatas que ya hayamos tenido por la vía normal. Se agradece que sólo nos veamos obligados a realizar el rito de aparición y enamoramiento una vez. Si queremos hacerlo siempre por esa vía, perfecto. Que no, los caramelos de enamoramiento y el dinero nos servirán para controlar la población

Viva Piñata (Xbox 360)

Personajes y ayudantes

No estamos solos en la tarea de ciudad y controlar a las piñatas. Desde el menú principal podemos acceder a una tienda, en la que comprar todo tipo de objetos, flores, plantas, semillas, fertilizantes, accesorios para el jardín, alimentos… En la Posada de Arfur encontramos a unos ayudantes y se antoja casi imposible llevar adelante un jardín sin ellos. Encontramos a vigilantes nocturnos y diurnos  que alejen a las piñatas amargas, alguien que nos ayuda a regar las flores, otro que quita las malas hierbas y una recolectora que se pasea por el jardín recogiendo los frutos de árboles y plantas.

El doctor, siempre dispuesto a curar a cualquier piñata, no sin antes tener que soltar un buen dinero, un constructor para hacer las casas de las piñatas y algunos edificios más -una casa para los ayudantes, una colmena para que las abejas piñatas produzcan miel…- y un extraño ser llamado Gretchen Fetchen al que pedirle que dé caza a cualquier piñata que ya hallamos tenido en el jardín y por alguna razón, ya no lo esté.

Viva Piñata (Xbox 360)

Viva Piñata (Xbox 360)

Para añadir dinamismo al juego, llegará cada cierto tiempo un reto desde piñata central. Por ejemplo, conseguir dos Lickatoad en menos de 48 horas, o prestarle nuestra mejor piñata para una fiesta. Si lo conseguimos, aumentaremos nuestra experiencia como jardinero y nos veremos recompensados.

Viva Piñata (Xbox 360)

Alcanzado un nivel determinado de profesionalidad, ya sea por los retos o consiguiendo nuevas piñatas, que se apareen, cultivando determinadas semillas… Será Jardiniero el que nos dé estos premios. Los básicos son mejoras en la pala, pudiendo hacer agujeros para plantar semillas que requieran mejores condiciones para crecer o poder excavar estanques y que acudan piñatas que los necesiten para vivir. Pero la mejora más importante es la ampliación de los límites de nuestro jardín. Más espacio, más casas, más piñatas.

Viva Piñata (Xbox 360)

Colores en alta definición

Viva Piñata (Xbox 360)

Rare ha sabido exprimir el hardware de Xbox 360, y realmente el trabajo gráfico es espectacular. Las piñatas lucen soberbias gracias a la superposición de capas simulando pequeños trozos de papel pegados al cuerpo del animal. Sus animaciones, movimientos, reacciones ante cualquier estímulo, al enamorarse… El diseño y la paleta de colores son igualmente acertados y se suman al excelente escenario en completas 3D que rodea todo el jardín, con una linea de horizonte interminable.

Sólo sufriremos alguna bajada de framerate si centramos la cámara en un estanque y obligamos a la consola a dibujar todos los reflejos de los objetos de alrededor sobre el agua. Las secuencias de video renderizado que suceden puntualmente no están hechas con el motor gráfico del juego, pero lo parece. Todo tiene un aspecto cuidado al mínimo detalle.

Viva Piñata (Xbox 360)

Limitaciones en el Live

Llegamos al único aspecto importante del juego que nos ha defraudado. Acostumbrados a una excelente infraestructura online en la mayoría de los juegos de Xbox 360, en Viva Piñata es relativamente anecdótico. Sorprende sobre todo que además sea un estudio interno de Microsoft Games. Podemos empaquetar objetos y piñatas y enviarlos a otros amigos a través de internet, y cuando ellos entren en el juego, se encontrarán con nuestro regalo. También podemos comparar las piñatas de cada jardín -opción también dispone dentro del propio juego, donde pueden existir hasta cuatro jardines-.

Sin embargo, no podemos visitar los jardines de nuestros amigos. Ya no hablamos de interactuar con su jardín o que algunas piñatas que no estén felices se vengan al nuestro, que sería lo idóneo y divertido de estas opciones del Live. Ni tan siquiera podemos ver el jardín de la otra persona. Sin el juego carece de una historia argumental y trata de hacer un jardín completo y lleno de piñatas, por lo menos que los demás pudieran apreciar las peculiaridades de nuestro trabajo.

Viva Piñata (Xbox 360)

Piñatas para todos

Hablamos de un juego que seguro sufre muchos prejuicios y muchos usuarios de Xbox 360 ni tan siquiera se acerquen a él. Pero debemos reconocer que aporta un soplo de aire fresco a un catálogo llenos de juegos soberbios, casi inmejorables, pero relativamente estancado. Cuando hace un par de semanas le preguntábamos al equipo de Rare si tienen un público determinado a los que va dirigido el juego, nos comentaban que se trata de un género quizá atractivo para un publico distintos al comprador medio de una 360, pero que a medida que avanzamos en el juego y la cosa se complica, son muchos los que las pasarán canutas para llevar adelante el jardín.

Viva Piñata (Xbox 360)

Viva Piñata es una apuesta única, divertida, que nos llevara horas y horas, con la rejugabilidad de poder empezar de nuevo otro jardín completamente distinto. Cada partida es absolutamente distinta a partir de la primera media hora. El 'árbol genealógico' de aparición de especies es completamente abierto, y sólo podemos conocer a los sesenta tipos distintos de piñatas en muchas partidas distintas. Una gran recomendación para todos los que disfrutan de juegos parecidos, pero que también puede saciar la curiosidad de otros muchos escépticos.


- Su frescura y originalidad destaca por encima del resto de catálogo
- Su atractivo gráfico. Cada mínimo detalle se ha tenido en cuenta
- Poder ponerle nombre a las piñatas y añadirles accesorios y complementos
- Miles de posibilidades distintas para modificar el jardín a nuestro antojo

Lo peor
-
Las opciones online son muy justas
- Un mayor número de retos no hubiera venido mal
- Como cualquier juego de este estilo, que no existe un objetivo final
- Algunos personajes deberían tener acceso directo con sólo pulsar un botón.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.