Ubi Soft Barcelona, al asalto de Wii

Ubi Soft Barcelona nos abre sus puertas para conocer los últimos detalles de Monster 4x4 World Circuit. Aprovechamos para conocer un poco más esta sucursal en España de la compañía gala.

1998: Ubi Soft quiere invertir en producción. La empresa francesa de videojuegos se expande por todo el mundo en busca de nuevos talentos para la producción de proyectos. La filial de distribución de Ubi Soft España, de la mano de Mª Teresa Cordón, se convierte en Ubi Estudios España  e inicia un nuevo y ambicioso proyecto: Crear. De una empresa de distribución, Ubi Barcelona empieza la búsqueda de programadores, grafistas y directores creativos para hacer un estudio de programación potente. Ocho años más tarde, a la participación en juegos del nivel de GRAW o Splinter Cell: Double Agent, se le añade un juego creado íntegramente en España para Nintendo Wii: Monster 4x4 World Circuit.

La directora del estudio, Mª Teresa Cordón, asegura que 'no fue nada fácil empezar, ya que la falta de cultura de este tipo de perfiles en nuestro país no encontramos director creativo'. A pesar de eso, Cordón asegura que la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) fue clave en 'la proyección del estudio, gracias al alto nivel que se adquiere allí'. 'De hecho, muchos de los que empezaron con nosotros todavía hoy están aquí', añadió. La compañía se hizo más grande con la incorporación de varios diseñadores gráficos, también fáciles de encontrar por 'una zona de gran talento creativo como es Catalunya', comenta la directora del estudio situado en Sant Cugat del Vallès.

/es/node/Array

En total, Ubi Barcelona acabó formado por unos treinta trabajadores, de los cuales un poco más de la mitad son programadores, mientras que el otro gran grueso de plantilla es de grafistas. Cuatro diseñadores de niveles, un ingeniero de sonido y el equipo de apoyo de red y de trabajos administrativos, completan el estudio español.

La sede central de Ubi no quita los ojos de encima de sus filiales. Desde Francia se supervisa cada uno de los pasos y están al dia de cada uno de los trabajos de sus estudios. 'Ellos nos dan las pautas sobre el tipo de juego que quieren y empieza el feedback  típico sobre el presupuesto', comenta Cordón, quién también asegura que 'este tipo de comunicaciones, que son diarias, están marcadas por una respuesta siempre optimista y dialogante'.

Uno de los puntos fuertes que los usuarios, sobre todo europeos, agradecen a la compañía ha sido siempre la localización de sus juegos. El origen de Ubi Soft, francés, ya propicia de por si este trato justo sobre los jugadores del viejo continente, tantas veces discriminado. 'Cuando éramos solo distribuidores ya luchábamos para una localización buena', afirma Cordón, quién recuerda como al principio 'nos doblaban los juegos en un español neutro, hasta que conseguimos hacerles entender que era más rentable hacer una localización acorde con la lengua del país que no algo mal hecho'. Tan lejos llegaron, que 'hasta en un juego educativo de Rayman pudimos localizarlo al catalán', recuerda orgullosa la directora de Ubi Estudios España.
 

Opera Prima
Desde sus inicios, el estudio barcelonés ha estado inmerso en diferentes proyectos. 'Nunca hemos estado parados', asegura Teresa Cordón, quién afirma que cada proyecto les lleva 'entre un año y año y medio' de trabajo.  Su opera prima fue Pro Rally, en el año 2000, de PSX. Los juegos de conducción serán una constante en la trayectoria posterior del estudio. Toda la gamma Pro Rally, que pasó por las plataformas de PSX, PS2, PC y Gamecube, salieron de sus manos. A pesar del poco apoyo que recibieron por parte de la prensa especializada, lo cierto es que toda la experiencia adquirida a lo largo de estos años daría sus frutos. No obstante, Suya fue una de las novedades de Ubi Soft en uno de los producto estrella: Ghost Recon Advance Wars. En GRAW, la inclusión de vehículos, novedad en la saga, corrió a cargo de Ubi Soft Barcelona, quien preparó la I.A. de todo tipo de automóviles, desde coches hasta aviones y helicópteros.

El trabajo gustó, y de qué manera, ya que, como comenta la directora del estudio, 'tenemos a tres personas colaborando con el mismo aspecto de juego del próximo GRAW2'. De hecho, el estudio español ha tenido a gente de su plantilla en proyectos como Splinter Cell: Chaos Theory o el recién estrenado Double Agent para Xbox 360.

/es/node/

Proyecto Monster
La otra franquicia de la cual es creador Ubi España es la serie Monster Trucks. Este juego apareció bajo el nombre Monster 4x4 en las tres consolas de la generación que se nos va (Ps2, Xbox y GC), y está ambientado en los impresionantes vehículos de gigantes ruedas que tanto furor causan en los Estados Unidos. Monster 4x4, originario para Playstation 2 y que luego fue porteado a Gamecube,  es un arcade de carreras al más puro estilo Mario Kart en el que la meta del jugador es quedar primero utilizando todas las artimañas posibles, ya sea con ítems, nitros o golpes,  para vencer a nuestros rivales. Y es precisamente una versión de este juego la que estará disponible el próximo 9 de diciembre junto a la nueva consola de Nintendo: Wii.

Meristation pudo probar la Beta de lanzamiento del juego en las instalaciones de Ubi Barcelona, con sus pros y sus contras a poco más de un mes para su salida en el mercado. Monster 4x4: World Circuit no es un simple port de Gamecube para Wii. David Darnés, productor del juego, nos comenta que 'queríamos aprovechar al máximo las posibilidades del nuevo mando que ofrece una experiencia de juego totalmente distinta a lo visto hasta el momento'. Bajo su punto de vista, las compañías que programen para el wiimando tendrán que tener en cuenta que 'se debe educar al consumidor de una manera específica para cada juego y conseguir que este tenga en sus manos el control más intuitivo posible'.

El arcade que nos presenta Ubi no trata solo de avanzar y ganar carreras, sino también de hacer tricks y piruetas lo más bonitas y más bien ejecutadas posibles. En total, ocho acrobacias para practicar dentro de los veinte circuitos que se pueden llegar a tener desbloqueados a medida que se avanza en el juego. Las opciones de juego son bastante simples. El modo de juego central es el Torneo Mundial, dónde el jugador disputará varias carreras que les servirán para ganar puntos y desbloquear más circuitos. El modo cursa rápida permitirá hacer la carrera que más apetezca de entre las que están disponibles. El modo multijugador, que solo está disponible si se juega con humanos, quedando así fuera la opción de los bots, se divide en tres minijuegos: el modo de combate, en el que gana el que más barriles hace impactar al contrario; el modo fútbol, dónde se hace un partido con vehículos y el modo Pasabola, en el que el jugador deberá tirar el mayor número de bolas al campo contrario. Además, el juego incluye un editor que permite personalizar tus vehículos con colores y pegatinas, una opción sencilla pero efectiva. Asimismo, también se podrán mejorar las cualidades del vehículo a medida que se vaya ganando experiencia. Entre los modos de juego se echa en falta un online, servicio que no estará disponible por culpa de Nintendo, que no tiene a punto este servicio para los primeros meses de vida de Wii.

El aspecto del juego no es una de las bazas principales de Ubi Soft. Los jaggies están a la orden del día, y la carga poligonal de los coches, así como las texturas de los escenarios, son bastante limitados. El juego funcionaba a 60 frames por segundo sin bajones, aunque en el modo multijugador, a partir de tres jugadores, la tasa de frames baja hasta los 30 estables. Darnés explica que Nintendo ha dejado de lado la potencia gráfica en favor del wiimando, por eso el productor de Monster 4x4 asegura que Wii 'es superior a una Gamecube pero no es de la misma generación que una xbox 360'. Sobre la posibilidad que Monster no se venda bien por el aspecto, Darnés es rotundo: 'Ningún juego para Wii con un control bien implementado tendrá problemas por no estar a la altura gráficamente, y el control que ofrece nuestro juego es un reclamo interesante para cualquier consumidor de videojuegos'.

Es en el apartado jugable dónde el nuevo producto de Ubi se juega su calidad. Monster 4x4 Trucks se venderá junto un volante en el que se debe encajar el wiimando en el centro, haciendo de eje. El aparato, tan duramente criticado por ser a simple vista una réplica poco trabajada de lo que sería un volante para los juegos de conducción, no es más que una guía para el jugador. Una vez el wiimando está unido a él, el consumidor ya sabe como tiene que coger el control. Ya en juego, el coche responde al momento a nuestras órdenes, como si de un volante se tratara. Para hacer las piruetas es necesario mover de manera circular  el wiimando para que el coche ejecute el movimiento en cuestión. Destacar que si a media acrobacia el movimiento no se hacia con éxito, el coche no acababa la pirueta como era de esperar, demostrando que los programadores han cuidado los movimientos de principio a fin. Además, con un movimiento frontal del volante, el coche responde como si fuera el nitro. La conducción de los vehículos es arcade total, y a pesar de que el juego presenta diez ambientaciones distintas en los circuitos del juego, la respuesta de nuestro vehículo no varia demasiado a la hora de correr en arena o en hielo.

Monster 4x4 Trucks, un juego pensado para los americanos, fans de este tipo de conducción, que según su productor, 'gustará europeos y japoneses por su componente más directo de velocidad y batalla'.Los distintos programadores del estudio de Sant Cugat del Vallès no dudaron en mostrarse muy optimistas respecto al futuro de Wii, y nos pudieron adelantar que el próximo proyecto la filial española estaría vinculado con la nueva consola de Nintendo, a pesar de que no pudieron dar más detalles y de que están abiertos a trabajar para cualquiera de las consolas.