Phantasy Star Universe, Impresiones

Phantasy Star resucita en la nueva generación con un título que aúna lo mejor de la saga clásica con sus encarnaciones online. Gracias a la beta que nos ha enviado SEGA, le echamos un ojo a las dos facetas de esta atractiva propuesta.

Phantasy Star resucita en la nueva generación con un título que aúna lo mejor de la saga clásica con sus encarnaciones online. Gracias a la beta que nos ha enviado SEGA, le echamos un ojo a las dos facetas de esta atractiva propuesta.

Hace años que Sega, a través de su gran máquina de nombre Dreamcast, inauguraba el juego en red en el mundo de las consolas. Para tal fin, reconvirtió una de sus sagas más exitosas en su historia, Phantasy Star, en un juego plenamente online, un juego de rol masivo que hizo las delicias de los usuarios que pudieron disfrutar de él. Con la caída de Sega, PSO llegaría a más consolas, y con el paso del tiempo se anunciaría Phantasy Star Universe.

Ahora, tantos años después, nos ponemos a los mandos de la nueva entrega de la saga, recibida directamente de Sega, que nos sorprende gratamente en un aspecto que no nos esperábamos. Lejos de ser un título exclusivamente online, el juego incluye un modo historia offline que poco o nada tiene que ver con la aventura en la red. Cierto es que el mundo que comparten, así como los aspectos técnicos, son los mismos, pero la sensación general es, casi, la de contar con dos juegos en uno.

Modo historia

Nada más insertar el disco del juego en la consola y aprovechando esta exclusiva oportunidad que nos ofrece Sega, lo primero que hicimos fue echarle un ojo al modo historia, para ver cómo era y descubrir las diferencias con respecto al modo online que ya disfrutamos en el X06. Fue toda una sorpresa descubrir que íbamos a vivir una historia totalmente nueva y diferenciada del que se suponía iba a ser el modo estrella del título.

Es decir, no vamos a crear personajes, ni lo que hagamos se verá reflejado en nuestras partidas en la red, sino que gozaremos de una historia predeterminada, con sus propios personajes, situaciones y escenas cinemáticas. Es un juego de rol aparte, con sus cerca de 40 horas de juego según prometen, que conserva la esencia del PSO original y ofrece una alternativa a los que añoraban un título de la saga que no estuviese plenamente ligado a Internet.

Nos meteremos en la piel de Ethan Waber, quien sufre un accidente que le lleva a conocer, sin saberlo, a la gran sacerdotisa que conduce una ceremonia muy importante. Sin embargo, durante dicho evento, algo extraño sucede y la colonia espacial en la que el protagonista vivía con su hermana pequeña sufre un ataque inesperado de unas formas de vida desconocidas.

La historia se irá complicando y enrevesando a lo largo de las múltiples horas de juego, divididas en capítulos, completando un RPG quizás no del todo original, pero sí entretenido. Tendremos dos armas, una en cada mano, siendo la principal una espada y la secundaria una pistola, con las que defendernos de unas criatura de diseño bastante original y elaborado, mejorando cuanto más avanzado esté el argumento.

En el aspecto técnico, al basarse en el mundo online, bebe del mismo apartado gráfico y comparte del mismo modo melodías y sonidos. Esto le hace perder un poco de la espectacularidad que, tal vez en otras condiciones, se le hubiese inyectado al título. A pesar de estar, por lo que pudimos ver en las versiones que nos proporcionó Sega, técnicamente por encima de las demás versiones, se nota el desarrollo multiplataforma del juego, que no explota del todo el potencial de 360.

Modo online

Aquí nos encontraremos con lo que podría ser considerado una puesta al día de la fórmula del PSO original. Empezaremos, como cabría esperar, creando a nuestro personaje con un editor que, si bien no es el más completo que nos hemos encontrado, permite modificar bastantes parámetros. Su principal fallo es que, siguiendo el argumento del juego, tan sólo podremos seleccionar tres razas.

No obstante, podremos modificarle bastantes aspectos a nuestro personaje, incluyendo la voz que queremos que tenga en el juego, con diversos parámetros. Una vez creado, veremos que tenemos una habitación personal, la cual podremos ir adornando con diversos objetos, así como toda una gama de movimientos predeterminados para nuestras conversaciones en grupo, expresando estados de ánimo, bailes, poses, consentimiento, etc.

Además, no podía faltar el chat, para el cual tendremos frases predeterminadas de acceso rápido, con el cual comunicarnos con la gente a nuestro alrededor. La evolución del juego es bastante simple, basada en visitar las diversas ciudades de los diferentes planetas y aceptar varias misiones sobre la superficie de los mismos, basadas en la defensa de las mismas por lo general. Pese a seguir básicamente las bases de cualquier RPG online de cuantos existen hoy en día, su aspecto futurista y su puesta en escena dotan a PSU de un toque único que lo erigen como una más que interesante propuesta, muy a tener en cuenta por los aficionados.

Primera Impresión

Phantasy Star Universe es una más que interesante oferta, que mezcla lo que promete ser un buen RPG con un buen juego online. Las bases están sentadas y son muy buenas, ahora sólo queda ver cuánto son capaces de demostrar ambos modos de juego, y si son capaces de mantenerse en niveles elevados de calidad o terminan cayendo en la mediocridad.

No obstante, con un predecesor como PSO, y tras ver que PSU en su modo online parece una puesta al día de aquel juego, al menos en cuanto a juego en red, el título es más que prometedor, aunque habrá que ver cuánto serán las tarifas que deberemos pagar por jugar. Seguiremos profundizando en los discos que nos facilitó Sega para sacarle todo el jugo a este título que, tras la primera toma de contacto, nos ha parecido muy prometedor.

Phantasy Star Universe

Vuelve la saga Phantasy Star esta vez para todas las consolas.
Phantasy Star Universe