Metal Gear Solid 3: Subsistence
Metal Gear Solid 3: Subsistence
Carátula de Metal Gear Solid 3: Subsistence

El mejor Snake, también en España

Juan Porteiro

La unión hace la fuerza, o cómo hacer que Konami vuelva sobre sus pasos para desdecirse y no realizar una injusticia con el usuario español. Privarle de la mejor versión de Metal Gear Solid 3. Con el modo on-line, los Metal Gear de MSX, la nueva cámara, y todos los extras que queríamos tener, y que por fin tendremos. Es de justicia.

"La unión hace la fuerza". Eso han debido de pensar los más de 6.000 usuarios que han votado en la petición on-line a Konami para que se decidieran a editar en nuestro país esta última joya de Hideo Kojima, antes de pasarse por entero al desarrollo de las aventuras de Snake en PS3. Y al final se ha conseguido: tendremos entre nosotros la semana que viene el mejor Metal Gear de la presente generación. Estáis avisados.

Y es que era de justicia con el usuario español. La decisión hace unas semanas que tomó Konami de no sacar a la venta en nuestro país esta versión "Subsistence" del ya clásico "Snake Eater" no era lógica, y no había nadie que la entendiera. El usuario dicta sentencia, y con sus manifestaciones en foros y en la petición on-line parece que ha hecho recapacitar a Konami. Las aguas vuelven a su cauce, aunque la decisión pasada no queda en el olvido.

Lo que no nos queda del todo claro es la razón. En ocasiones nos da por pensar que parece más una maniobra muy astuta de marketing. Viendo el revuelo y el movimiento que generó el pasado suceso de la no salida de "ICO" en versión Platinum en nuestro país, y cómo los usuarios reaccionaron y tomaron cartas en el asunto, parece que Konami ha querido "copiar" a Sony, y con ello darle también más publicidad a su juego. Al final, todos contentos por que el juego se edita en España, y se ha hablado de él más que si no hubiese pasado nada. Nunca sabremos la verdadera razón, pero el caso es que está AQUÍ. 

Y como somos de palabra, hace unas fechas habíamos sacado al aire el análisis del juego mientras poníamos verde a Konami España por su decisión. Bien, es de justicia rectificar este texto en todo lo que sea negativo sobre la compañía, ya que al final ha cumplido el deseo del usuario, y es algo que hay que reconocerle. Esperamos no tener que llegar a esta situación nunca más en nuestro país, y menos en un juego de este calibre. Bien, pasemos página sobre este hecho, y disfrutad el análisis de "Subsistence", a la sazón un juego que mejora a "Snake Eater" en su aventura original, añade extras, más modos de juego, más opciones de teatro, dos grandes joyas pasadas y un modo on-line estratosférico. Podréis tener en vuestras manos el mejor Metal Gear nunca visto.

Está claro que si algo ha cuidado siempre el Kojima Team, aparte de las historias que nos cuenta en sus juegos, es el apartado técnico. Si 'Snake Eater' disfrutaba de unos gráficos realmente impresionantes para la consola sobre la que corría el juego, 'Subsistence' los supera, sobre todo por una razón: la disposición de cámara libre durante la aventura. Esto, aparte de mejorar la jugabilidad, aporta la solvencia del grupo programador en cualquier circunstancia. Y es que con este detalle queda claro que la cámara cuasi-cenital de los demás Metal Gear no estaba planteada así por falta de potencia de la máquina para mostrarnos los escenarios, sino por seguir una línea de punto de vista consecuente con los juegos anteriores (recordemos Metal Gear Solid de PSX y 'Sons of Liberty' de PS2). Snake Eater se ideó con la visualización clásica de los últimos juegos, pero con esta remodelación está claro que el Kojima Team hace caso a los jugadores con sus ideas, y además el resultado es brillante.

Y es que no podemos más que alabar esta demostración de fuerza porque el juego NO presenta, ni así, la más mínima ralentización en ningún momento, algo que habla bien a las claras de la optimización del engine sobre el que han trabajado. Nos preguntamos, mientras nos mordemos las uñas, qué podremos ver en MGS4... No hace falta destacar el excelente acabado del juego porque sabemos cómo ha sido el original, Snake Eater, en este campo.

Desde los espléndidos escenarios (variados, desde interiores a exteriores, desde parajes naturales a edificios militares, desde selvas hasta campos floreados), los excelentes modelados de los personajes, el gran diseño de los niveles, la extraordinaria gestión facial de los personajes, los espectaculares efectos gráficos, la brillante aplicación de la luz,... todo ello se mantiene en 'Subsistence', pero además podremos apreciar todo desde otro punto de vista gracias a la posibilidad del movimiento libre de cámara con R3.

El modo on-line mantiene la alta calidad gráfica del modo original, y además también tendremos posibilidad de girar la cámara a nuestro antojo en cualquier momento. Los personajes siguen con el mismo modelado y añadiendo otros modelos extra, como pueden ser las chicas de 'Rumble Roses'. Por lo demás, nos encontramos los niveles de la aventura aplicados a otros modos de juego, como en los multiplayer on-line o en el 'Snake vs. Monkey'. Y todos con el mismo brillante acabado del modo principal.

Además, el apartado gráfico redunda en una mejor experiencia de juego, sobre todo en ciertas fases de la aventura. Los enfrentamientos con los final bosses y en especial con uno en particular, que resulta de lo más bello que hemos visto en los últimos años. En este juego, por encima de los personajes que son excelentes, destaca y se hace protagonista por sí misma una selva realmente bien representada, llena de vida, con una flora y una fauna abundante. Las fases selváticas tienen, aparte de un factor gráfico, otro que se nota al jugar en determinados momentos del juego, por ejemplo en el enfrentamiento con The End, uno de los mejores final bosses del juego.

La selva se alía con él, entorpeciéndonos su búsqueda y dándonos pistas equivocadas. Los ítems, armas, explosiones, y demás factores que ayudan a hacer grande un juego mantienen un nivel acorde al resto, consiguiendo un conjunto visual a la altura de 3-4 juegos nada más del catálogo de la consola. Todo lo que digamos del apartado gráfico es poco... hasta que lo ves. Impresionante. La excelente banda sonora de 'Snake Eater' vuelve en esta ocasión, obra de nuevo de Harry Gregson-Williams. Se ha respetado toda la parte musical de Snake Eater, incluso el tema principal, aumentando algunos temas para ciertas partes (por ejemplo, para  los menús del multiplayer). La canción de la intro, el clásico tema de Metal Gear que ya fue modificado en Snake Eater aumentando en mucho la presencia de guitarras,... además de su buen acabado, ya que su implementación para los cambios drásticos (al ser descubierto, al entrar en una batalla con un final boss, las escenas finales,...) es magnífica. Una banda sonora a la altura del juego, lo cual es mucho decir. Fantástica.

Simplemente espléndidos. Tanto en el modo multiplayer, como durante la aventura original, e incluso los efectos de sonido de los dos Metal Gear de MSX, que se han cuidado de forma  brillante. Todo suena como debe, y todo lo que debe de tener su sonido, lo tiene. Superficies, armas, ítems, aviones, helicópteros, animales, la selva,... un acabado realmente brillante, con una profundidad de detalle y una reproducción de obra maestra. Las voces, totalmente en inglés, tienen una interpretación muy buena, destacando especialmente 'The Boss', con aire melancólico y una intervención final apoteósica. Seguimos reclamando para nuestro país un doblaje a la altura de Metal Gear Solid de PSX.

Pero mientras no sea así, preferimos oír a David Hayter que un doblaje al estilo "Halo 2". Si el juego original ya era muy completo, con el Close Quarter Combat, las opciones de curación, alimentación, el camuflaje, los enfrentamientos con los distintos final bosses -a cada cual más llamativo y brillante-, la duración de la aventura, los grandes y variados escenarios,... si a eso le añadimos TODO lo nuevo y positivo que posee Subsistence, no podemos menos que calificar este juego de 3 DVD's de espectacular se mire por donde se mire.

Tendremos la posibilidad de volver a jugar la aventura original, ahora con mejoras en la jugabilidad como la disposición libre de la cámara, pudiendo bajar, rotar o subir la cámara a nuestro antojo y desde cualquier ángulo, dotando a la manejabilidad de una libertad no vista antes. Esto, además de mejorar la experiencia jugable, habla de forma estupenda de la optimización del motor gráfico, manteniendo la suavidad de frames y además dándonos una profundidad de visionado que no podíamos disfrutar en la versión anterior. La aventura se ha mantenido al 100%, con todos los detalles que habéis podido leer en el análisis del juego anterior, y se han añadido muchas otras pruebas, opciones y extras con los que disfrutar de Subsistence. Para empezar, el juego está diseñado para presentarse en 3 DVD's. El primero, llamado 'Subsistence' nos presenta la aventura original con la particularidad de la cámara libre antes mencionada, y diferentes grados de dificultad. También tendremos extras exclusivos de la versión PAL, como el Demo Theater y un modo de dificultad European Extreme, además de ropas de camuflaje y pinturas no disponibles anteriormente.

El 2º DVD, llamado 'Persistence', nos trae alguna de las sorpresas más agradables de todo el juego. Para empezar, podremos disfrutar de los dos primeros juegos de la saga, lanzados para el MSX y completamente subtitulados al castellano (que ya venían traducidos al castellano en la versión NTSC-USA). Dos joyas de los videojuegos, que inauguraron un género y dieron otro punto de vista a la jugabilidad, anclada en ese momento en el 'mata mata'. Bien es verdad que aguanta mejor el paso del tiempo la segunda parte, pero el primer "Metal Gear" merece ser jugado por cualquier fan de la saga.

También tendremos en este segundo disco otros modos de juego, como el aclamado modo on-line. Los modos de juego en red ascienden hasta cinco: En el 'Deathmatch' que será un todos contra todos, en 'Sneaking Mission' donde un solo jugador deberá encarnar a Snake cumpliendo una detreminada misión y el resto de los jugadores serán soldados tratando de impedirselo, el 'Team Deathmatch' donde habrá dos equipos (rojo y azul) y deberemos exterminar a todos los miembros del equipo contrario, El 'Capture Mission' donde de nuevo habrá dos equipos y deberán capturar una rana (kerotan), llevarla al punto indicado del mapa y protegerla durante unos 20 segundos para contar puntos y el 'Rescue Mission' donde deberemos recatar a un rehén con éxito mientras los otros miembros tratarán de mantenerlo prisionero o eliminarnos antes de que lo consigamos.

En este DVD también tendremos un modo Duelo para enfrentarnos a los final bosses por separado, sin tener que recorrernos toda la aventura para hacerlo. Aparte, tendremos un 'Secret Theater' donde poder ver las parodias que se les han ocurrido a los del Kojima Team realizadas con el motor del juego, algunas hilarantes. Y también podremos jugar el ya clásico Snake vs. Monkey, varios escenarios en los que tendremos que cazar a los entrañables monos de Ape Escape, que se comportan de forma idéntica al juego original. Como véis, este segundo disco viene cargado de sorpresas, jugabilidad y un multijugador realmente antológico, rejugable y divertido.

Además, la versión PAL trae el tercer disco, llamado 'Existence' es una versión cinematográfica del juego, con más de tres horas y media de escenas cinemáticas remasterizadas con toda la historia del juego, donde se contará la historia como si fuese unicamente una película. Los que quisieran 'ver' la historia de Snake Eater, podrían hacerlo desde este tercer disco. Los demás, tendrían que currarse el juego para ver todas las escenas, hasta el momento cumbre final (uno de los más bellos que se han realizado hasta ahora). Como podéis ver, este 'pack' viene cargado de calidad por todos los lados. Desde la aventura, variada, divertida, emocionante y emotiva. Pasando por los diferentes minijuegos, el modo on-line completísimo y los distintos modos 'Teather' disponibles.

Está claro que tenemos Snake para muchas, muchas horas, ya sea jugando o visionando las múltiples escenas del juego. Una auténtica joya. MGS3:Subsistence es el mejor Metal Gear que han visto nuestro ojos... y que al final vendrá a nuestro país. Cualquiera de los 3 DVD's que componen esta obra magna son de por sí un auténtico homenaje a la saga, al personaje y al universo creado por Hideo Kojima. El modo on-line multiplayer tiene que ser aquí un punto muy a favor del juego, así como la posibilidad de disfrutar de los dos primeros Metal Gear de MSX. Si aparte de esto, disfrutamos del espectáculo visual y la excelente aventura que hemos podido ver en el anterior Snake Eater, entonces se puede decir que estamos hablando de uno de los 5 mejores juegos de PS2 de todo su catálogo, que ya es decir.

LO MEJOR

  • Las mejoras en la jugabilidad, sobre todo de cámara
  • Las opciones on-line multiplayer y el 3er. DVD
  • Los dos primeros Metal Gear de MSX, traducidos
  • Todo lo que tenía de por sí el magnífico MGS3:SE
  • El primer Metal Gear con juego online, todo un éxito en Japón

LO PEOR

  • Falta el doblaje al castellano
  • Esperemos que los servidores de Konami funcionen durante mucho tiempo

CONCLUSIÓN

Está claro que Subsistence es bastante más completo, largo, rejugable y está más optimizado que Snake Eater. Es una obra maestra, pero con una base que ya nos deparó una gran calidad hace más de un año, con lo cual el poder de sorprendernos se pierde en muchas ocasiones. Si en vez de aparecer dos versiones como son Snake Eater y Subsistence, si sólo apareciese esta segunda a la venta, la nota de '10' era más que razonable, justa. Sin embargo, la posibilidad que hemos tenido hace meses de jugar la aventura le resta algo de mérito a esta segunda versión. Aún así, tiene que quedar claro que estamos ante un juegazo, fuera de toda duda y con calidad suficiente para formar parte de la colección de cualquier jugón que se precie.

9.5

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.