Vamos con afán

¡Es que son iguales!