Super Dragon Ball Z
Super Dragon Ball Z
Carátula de Super Dragon Ball Z

Y al final, Ryu conoció a Goku...

Pablo González Caith_Sith

La promesa de Noritaka Funamizu se ha cumplido. El ex-productor de Street Fighter ha traído nuevos aires a la franquicia y con Super DBZ hace realidad un deseo que llevábamos esperando desde Super Nintendo. Más técnico, más pausado... ¿Mejor? Shoryuu Reppa!

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Es difícil puntuar un juego como Super Dragon Ball Z. El título de Kraft and Meister para PlayStation 2 llega quizá demasiado tarde a las tiendas. Ya hemos podido disfrutar de notables adaptaciones como el tercer capítulo de la serie Budokai o su pseudo-secuela Budokai Tenkaichi, por lo que quizá es más difícil que nos sorprenda un título similar. Y ojo, Noritaka Funamizu y su equipo lo han conseguido.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Pero de nuevo, quizá es complicado determinar hacia que lado de la balanza inclinarnos. Lo que está claro es que Super DBZ va a abrir debates. Ya se intuía en las primeras informaciones, y ya con una base sólida os lo explicamos en nuestro avance del pasado mes de enero. ¿Cómo contentar a todo el mundo? La duda a la que se enfrentaba el exproductor de clásicos como Street Fighter se mantiene a día de hoy. Si lo ha conseguido o no, lo descubriremos de aquí en adelante. Bienvenido al nuevo Dragon Ball Z.

Senda peligrosa

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Como ya explicamos en su momento, Super Dragon Ball Z es el nombre que recibe la conversión a PlayStation 2 de un arcade de lucha destinado a máquinas recreativas niponas llamado Chou Dragon Ball Z. Contaba con nueve personajes extraídos del universo de Toriyama y, como mayor particularidad, un sistema de guardado de datos mediante tarjeta magnética que permitía exportar luchadores mejorados.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

En su traslado a PS2, Kraft and Meister ha dotado a 'Chou' de un mejorado motor gráfico, modos de juego bastante interesantes, una numerosa cantidad de extras desbloqueables y el doble de personajes controlables. En suma, una más que aceptable conversión. Pero esto puede saber a poco. Comprar Super Dragon Ball Z sin saber a lo que uno se hará frente es un gran error. Y es que Super DBZ es el Virtua Fighter de los juegos basados en la licencia.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Más adelante lo explicaremos, pero resumiéndolo para ir poniendo en situación, el equipo de Funamizu ha creado desde cero un arcade de lucha 3D más técnico que otra cosa. Como en los clásicos Butouden de Super Nintendo o el magistral Shin Butouden de Saturn. Tampoco hay que engañarse: Mantiene la espectacularidad de la serie y sus más característicos elementos (transformaciones en SSJ, vuelo libre, magias impresionantes), pero jugablemente no resulta tan simplón y efectista como la trilogía de Dimps o el experimento de Spike.

Una poderosa plantilla de personajes

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

El catálogo de luchadores de Super DBZ se ha visto duplicado con respecto al arcade original. Así, encontraremos hasta 18 personajes totales que cubren los héroes y villanos más o menos importantes del universo DBZ, con algún añadido curioso que sorprendió a todo el mundo en su anuncio. Trece son los iniciales, a los que se les suman otros cinco ocultos.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Por el lado de los Saiyans encontramos a Goku, Vegeta, Joven Gohan, Trunks, Ultimate Gohan y Majin Vegeta (con la M en la frente). Los humanos son representados por el pequeño Krillin, la hija de Satan Videl, y la mujer del protagonista del anime, Chi-Chi, que debuta en esto de los videojuegos. Piccolo y su versión malvada, King Piccolo, también se suman a la lista de seleccionados, así como los androides C-16, C-17, C-18 y Célula en forma perfecta. Freezer, Metal Freezer y Buu (versión gorda) tampoco se han querido perder la fiesta.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

El personaje más interesante de cara a los fans de la franquicia es Chichi. La mujer de Goku aparece aquí haciendo uso del bastón extensible de su marido, posee muchas técnicas cuerpo a cuerpo y, como nota curiosa, cuando se mantiene volando en el aire la nube Kintan aparece debajo suya sirviéndole de transporte.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Cuatro de los personajes secretos (todos a excepción de Videl) son simples modificaciones de otro cuarteto de básicos. Así, King Piccolo es un simple update del Piccolo original, con más fuerza y menos velocidad, caso aplicable también a Gohan-Ultimate Gohan, Freezer-Metal Frezzer y Vegeta-Majin Vegeta. Las transformaciones en SSJ no cubren hueco en plantilla, quedando limpia en este aspecto.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

En total, 18 personajes que quizá sepan a poco a quienes hayan probado los Budokai anteriores. No en vano, Budokai Tenkaichi ya contaba con 60 diferentes -90 con transformaciones-, Budokai 3 ascendía a 40, e incluso Ultimate Battle 22 para PSX tenía 27. Pero todo tiene su premio. Super DBZ no llega a la veintena pero lo arregla de forma eficiente: Diferenciándolos completamente.

Street Fighter en el fondo

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Pese a que la idea es la misma, un juego de lucha 3D, Super DBZ basa su sistema de juego en el que hizo grande a los 'fighting 2D' de principios de los 90. Más concretamente, y con la influencia de Noritaka, fusiona la jugabilidad de Street Fighter II con las características de Bola de Dragón.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Así, nos encontramos con un juego técnico que, en parte, deja de lado la espectacularidad gratuita (pulsar R1 + Triángulo para luces y explosiones), reservándola para quien realmente la merece. Como en un buen SF, el sistema de control es común a toda la plantilla en las técnicas primarias: Un botón de puño, otro de patada, un tercero de guardia y el cuarto para realizar un salto y/o volar. Rompemos guardia pulsando dos veces a un lado y atacando, lo lanzamos al aire de forma similar, tenemos agarres como en un Tekken (pulsación simultánea de dos botones de ataque) y se introducen elementos como los juggles, chain combos o counters.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Cada personaje cuenta con unas 15 técnicas predefinidas visualizables desde el menú de comandos. Las más simples corresponden a las magias normales como los Kame Hame Ha, elaborables mediante la clásica combinación de 'media luna + puño'. Los más complicados requieren un 'timming' bastante elevado, calcular justo en que momento enlazar el golpe y aprovechar al máximo los momentos donde el enemigo está aturdido.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Por supuesto, disponemos de una barra de energía que aumenta gradualmente conforme golpeamos al rival. Dividida en cuatro porciones, cuando llenos una y mediante la correspondiente consecución de botones (por ejemplo dos giros de 360º + cuadrado + x) elaboraremos un Desesperation Move o ataque especial. Carecen de la espectacularidad que hemos visto en los Budokai, pero resultan igual o más efectivos que aquellos.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

La técnica no está reñida con la espectacularidad. Noritaka ha conseguido fusionar todo esto con las características propias del anime de Toriyama. Eso significa que podemos volar en todo momento, atacar con teletransportes instantáneos e incluso transformarnos en saiyans. Para esto último necesitaremos una barra de poder al máximo y, mediante una combinación determinada, pasaremos a ser guerreros de pelo dorado. A diferencia de otros juegos, aquí durará sólo unos 30 segundos y desaparecerá. Y aunque a priori puede resultar escaso, el limitar aspectos tan abusivos como éste repercute en que lo utilicemos con cabeza y no a lo loco.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Evidentemente, Super Dragon Ball Z mejora con el paso del tiempo. Si bien al principio resulta quizá demasiado pausado y poco espectacular, a medida jugamos y vamos aprendiendo nuevos enlaces o técnicas, mejora enormemente. Y la cosa no queda ahí, ya que a un impresionante sistema de combos se le une un altísimo valor rejugable.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Pocos modos y una gran ausencia

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Super Dragon Ball Z ha ganado en su paso a PS2 en modos de juego. Encontraremos siete en total, algunos clásicos del género y otros que nos sonarán de títulos anteriores. Serían: Original, Training, Customize, Dragon Summoning, Z Survivor, Versus y Options.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Original es el clásico modo arcade, donde controlando a un personaje tenemos que avanzar acabando con hasta nueve contrincantes para finalmente vernos las caras con Perfect Cell, quien nos espera ansioso en su famoso ring. La dificultad va en aumento a medida derrotamos enemigos, lógicamente, y aleatoriamente si cumplimos determinadas cosas en los combates seremos premiados con Bolas de Dragón.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Dichas bolas podremos usarlas posteriormente en Dragon Summoning. Con las siete en nuestras manos, accederemos a una secuencia donde el Dragón Sheron nos permitirá formular un deseo con la finalidad de desbloquear material extra. Desde nuevos trajes, hasta distintas habilidades para el modo personalización, e incluso desbloquear personajes. Cinco en total, como ya comentamos previamente. No todo estará disponible al principio, sino que a medida le pedimos deseos él nos premiará con más y más opciones disponibles.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

El alma del juego es el modo Customize. Se trata de una evolución del modo entrenamiento de Dragon Ball Final Bout para PSX, donde podemos entrenar a un personaje, hacerle ganar experiencia, subir de nivel y, en el mejor de los casos, aprenderle técnicas -como las cápsulas de Budokai-. Podremos cambiarle de traje, aplicarle distintas mejoras (distintos accesorios), mejorar sus atributos físicos… todo esto se guardará en una GameCard que puede exportarse en el resto de modos.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Z Survivor nos ayudará a confirmar nuestra maestría con el pad. No es sino el clásico Supervivencia, donde controlando a un personaje con una única barra de vitalidad tendremos que derrotar a todos los enemigos que nos salgan al paso. Como peculiaridad, después de cada combate una rueda al más puro estilo Wheel of Fortune nos permite obtener bonus como Bolas de Dragón, más fuerza, defensa, agilidad o técnica para el próximo combate…

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

El resto de modos serían los clásicos Entrenamiento, donde podemos practicar con nuestro personaje en la famosa zona de entrenamiento de Capsule, Versus, para retar a un amigo, y Opciones. La ausencia más importante y que más puntos baja a Super DBZ es el Modo Historia. Salvo un par de secuencias de varios segundos en Original, no tenemos líneas de diálogo que nos acerquen lo más mínimo las motivaciones de los personajes para luchar. Y es una lástima, por que si este fallo tan gordo estuviese solventado el título de Noritaka se habría subido un par de enteros.

Técnicamente discreto

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Gráficamente nos encontramos con un título sólido, con unos modelados trabajados y un Cell Shading bastante competente. Los escenarios son de un tamaño medio, pero se encuentran muchísimo más detallados que los de la saga Budokai y además también incluyen elementos interactivos, como paredes que podemos romper lanzando al enemigo contra ellas, rings que responden a los golpes, etcétera.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Los escenarios contienen además múltiples cameos en forma de personajes, como Dende corriendo por Namek o Puar en el ring de los torneos. Desgraciadamente el número de escenarios es bastante escaso, unos ocho o nueve. Los destellos de las magias, la energía que desprenden los saiyans y demás, tampoco está nada mal. A nivel general, es bastante inferior a Budokai 3 o Budokai Tenkaichi, aún siendo competente.

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)

Y del sonido para qué hablar. Las melodías son cortes del anime 'remakeados', tocados de nuevo como intentando darle un toque épico… sin resultado. Las voces son buenas y se encuentran en dual, bien japonés o inglés, lo cual es una gran noticia para los más puristas del anime.

LO MEJOR

  • Alguna melodía es ciertamente impresionante.
  • El modo personalización da para mucho, mucho tiempo.
  • Jugabilidad profunda, aunque ajustada.
  • Repartir candela con Chichi.

LO PEOR

  • Las limitaciones con respecto a los Budokai.
  • Que lo compres sin saber a lo que te enfrentas.
  • Técnicamente, sin ser malo, tampoco está cuidado.

CONCLUSIÓN

Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)Tras todo esto, no queda otra que dar un veredicto final. Ciertamente es bastante difícil puntuar un juego como Super Dragon Ball Z, tanto por su peculiar sistema de juego como por contar con antecedentes como Budokai 3 y Tenkaichi. Así pues, podríamos coronar el juego de Kraft and Meister apelando su énfasis en la jugabilidad, dotándolo de una profundidad que pocas veces hemos visto en juegos de la franquicia. Estamos ante el Tekken de los DBZ, para bien o para mal. Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)Evidentemente, los fans de Budokai no aceptarán el cambio. Se ha dejado de lado todo lo que implantó Tenkaichi -persecuciones, una amplia lista de personajes- en pos de una jugabilidad más depurada. Técnicamente también está por debajo, y en general es mucho menos espectacular. ¿Te gusta DBZ y ya estás cansado de los títulos de Dimps y Spike? Prueba Super Dragon Ball Z. Super Dragon Ball Z (PlayStation 2)Pero trátalo como una alternativa. No estamos ante el juego de Bola de Dragón definitivo, ni siquiera estamos ante un DVD sobresaliente, sólo ante una sólida alternativa a los juegos de Atari. Si eres de los que disfrutaban hace una década con los Super Butouden de SNES, aquí llega su sucesor. Si prefieres destruir a Janemba pulsando dos botones mientras 300 luces llenan la pantalla y Goku mueve el brazo en posición molona… olvídate. Peculiar, profundo… diferente. Super DBZ es una más que digna alternativa a lo ya visto, ahora tú decides si te atreves con él o no. - Jugabilidad profunda, aunque ajustada.- El modo personalización da para mucho, mucho tiempo.- Alguna melodía es ciertamente impresionante.- Repartir candela con Chichi.

6.5

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.