Dragon Ball Z: Shin Budokai
Dragon Ball Z: Shin Budokai
Carátula de Dragon Ball Z: Shin Budokai

Guerreros Z que entran por los ojos

Pablo González Caith_Sith

Como dicta la lógica, Goku, Vegeta, Gohan y el resto de Guerreros Z vuelven a nuestras videoconsolas. En este caso le toca el turno a la PlayStation Portable de Sony, que acogerá DBZ Shin Budokai con la promesa de comprimir en UMD todo lo grande de la franquicia de Dimps y potenciarlo. ¿Estará a la altura de las circunstancias?

La obra de Akira Toriyama se resiste a caer en el olvido. Si bien el anime/manga se dio por concluido hace bastantes años, las compañías de videojuegos conscientes del infinito tirón de la licencia siguen desarrollando juegos y más juegos que vienen a probar como Goku, Vegeta y los demás personajes de Dragon Ball aún mantienen una salud envidiable.

La última saga de éxito aparecida en nuestro país ha sido Dragon Ball Z Budokai, desarrollada en sus tres primeras entregas por Dimps y en la cuarta por Fire Pro, un estudio interno de Spike. Ríos de tinta se han escrito sobre este cuarteto de títulos lanzados en PlayStation 2 y GameCube (sólo los dos primeros). Muchos fans que alababan el sistema de juego, y también detractores, especialmente de la última entrega, que calificaban el resultado de deficiente tras un enorme "hype" de más de medio año.

Lo que está claro es que si uno es fan de Bola de Dragon, y además juega a videojuegos, difícilmente se va a aburrir. Cada nueva consola viene acompañada de más y más incursiones en el mundillo de los populares Guerreros Z, y por supuesto la impresionante PlayStation Portable de Sony no iba a quedarse atrás. Dragon Ball Z Shin Budokai es el primer videojuego basado en la serie que aterriza en la plataforma, y toma como base jugable las entregas dos y tres de Budokai lanzadas en PS2. Las funde, las simplifica en cierta medida e intenta sobreponerse en aspectos en las que estas fallaban. Muchas promesas, muchas dudas. ¿Estará a la altura de esta nueva franquicia? Comprobémoslo punto por punto.


Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Una plantilla escasa, pero competente
El punto más destacado de Budokai Tenkaichi, el último título de la serie para PlayStation 2, fue reunir en un mismo DVD más de 60 luchadores diferentes, 90 contando sus transformaciones. En Shin Budokai, por limitaciones de hardware más que obvias contamos con un tercio de ese total. Así, dispondremos de hasta 18 personajes completamente diferentes sin contar con sus posibles transformaciones o distintos estados de poder.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Sorprendentemente Dimps no ha caído en el error de introducir una plantilla llena de Saiyans, sino que ha dividido entre dos para dotar de variedad a la lista. Nueve del total lo componen los guerreros de pelo amarillo: Goku (normal, Puño de Kaio, SSJ, SSJ2, SSJ3), Joven Gohan (normal, SSJ), Gohan (normal, SSJ, SSJ2, Pot.desb.anc.Kaiyoshin), Vegeta (normal, SSJ, SSJ2, Majin Vegeta -Vegeta Maligno- con la M de Babidí), Trunks (normal, SSJ), Broly (SSJ, SSJ Legendario), Gotenks (normal, SSJ, SSJ3), Gogeta SSJ y Vegetto (normal, Super Vegetto).

Los otros nueve huecos los cubren los eternos secundarios del universo DBZ, así como interesantes novedades: el humano Krillin (normal, potencial desbloqueado), el representante de Namek Piccolo (normal, fusionado con Kami-Sama), Freezer (forma final, 100% máximo poder), la bella Androide nº18, Célula (forma perfecta, super forma perfecta), Pequeño Bu, el hermano de Freezer Cooler (normal, forma final), Pikkon y Janemba.


Destacan especialmente estos dos últimos. Pikkon por debutar en los videojuegos con Shin Budokai, que es sin lugar a dudas lo mejor de todo el UMD. Cuenta con técnicas mortales a cortas y largas distancias, como su HiperTornado o la Acometida del Trueno. Janemba apareció en Budokai Tenkaichi, pero esta supone su primera incursión en un Budokai de corte clásico. Así, podría considerarse casi completamente nuevo. Entre sus más mortales técnicas destacamos la poderosísima "Infierno de Montaña Agua", simplemente impresionante.


En total, sumando personajes diferentes (18) con sus múltiples transformaciones, estados anímicos o temporales, tendríamos una plantilla de 39 luchadores. Esto no sería más que una mera curiosidad de no ser por que, según el estado en que se encuentre cada uno, su ataque especial variará. Por ejemplo, Goku en su nivel básico lanzará una Bomba de Energía presionando arriba + círculo cuando su barra esté al máximo. Supongamos que ahora lo tenemos en nivel de Super Saiyan 3. Su especial será ahora un poderosísimo KameHameHa dirigido. Así sucede con todos los demás, o con la gran mayoría de ellos.

Simplicidad, por favor

Una plantilla enorme no serviría de nada si todos los personajes se controlasen exactamente igual, como ocurría en Budokai Tenkaichi. Para esta adaptación a PSP de la franquicia Dimps ha renegado del legado de Spike y ha vuelto al simplificado sistema de combos y técnicas de Budokai 2. Todos los personajes cuentan con un catálogo de combos que oscila entre los 30 y 40 totales.

La forma de ejecutarlos es, ahora, un arma de doble filo. Como ocurre en títulos como los Mortal Kombat en 3D, podemos ganar tanto machacando botones como cuidando las técnicas. Siendo francos, Dimps no ha hecho más que añadir a una lista distintas posibilidades de enlaces que se recogen presionando cuadrado y triángulo, con sus distintos cambios en función a la presión de una dirección.

El doble filo viene dado por la excesiva simplificación del sistema. Generalmente podremos tumbar al enemigo pulsando repetidamente el botón cuadrado, casi en cualquier nivel de dificultad todo será demasiado robótico y, en caso de intentar jugar honradamente, explotando el sistema, al final por desesperación acabaremos cayendo en el mecanismo base: pulsar a lo loco hasta derribar a quien tenemos delante.

Si optamos por explotar el sistema de combos que ha diseñado Dimps, caeremos en la cuenta de lo efectivas que resultan las batallas en Shin Budokai. Contamos con técnicas que se recuperan de Budokai 2/3, como las cancelaciones, destellos, rompeguardia, entre otras tantas. Podemos ejecutar combos simples de tres botones, lanzar al enemigo al suelo, continuar con un golpe que lo envíe a las nubes y, por que no, finalizar con un poderoso especial.



Cada personaje cuenta con dos técnicas especiales fuertes, y una básica. En determinados momentos, podremos modificar el especial con la pulsación reiterada de un gatillo R+L (aumentar potencia) o dividir un proyectil en varios más pequeños para impactar, mediante la pulsación de círculo tras ejecutar la técnica (caso de Krillin). El enlace de estos especiales se presta especialmente interesante a quien intente dominar el sistema, a priori -y posteriori- simple. Pero que a su vez resulta tremendamente efectivo.

La esencia de la obra de Toriyama se respira en cada uno de los combates. En cada enfrentamiento. Dimps ha duplicado la velocidad de los combates, así las luchas son ágiles, tremendamente ágiles, lo que desemboca en unas confrontaciones impresionantes desde la primera partida. Disponemos de cosas tan típicas en el la saga como los ataques energéticos o ráfagas Ki (círculo), veloces ataques cuerpo a cuerpo y esquives lógicos, teletransporte instantáneo tras el enemigo con golpe añadido, ondas de energía que rodean los cuerpos de los luchadores, etcétera. Desgraciadamente, no contamos con vuelo libre. Budokai 3 lo introdujo casi subliminalmente, Tenkaichi lo potencio y "Shin" lo ha eliminado. Ascenderemos al cielo sólo si se nos envía -o enviamos al rival- ahí de un golpe. Ídem para descender.

Shin Budokai cuenta con transformaciones "ingame" dentro de las batallas. Aún así se ha optado por un sistema bastante distinto al de los Budokai previos. Aquí, al elegir un personaje podremos cogerlo en un estado automáticamente, como ocurría en Tenkaichi. Una vez dentro del combate el luchador estará en su forma básica, y podremos transformarnos en el que hemos elegido presionando abajo + círculo cuando tengamos la energía requerida. De esta forma podemos saltarnos estados previos (de Goku a Goku SSJ3, sin pasar por SSJ y SSJ2), sumando velocidad pero restando realismo a los combates. Las cápsulas de Budokai 1, 2 y 3 han desaparecido.

Control automático y fiable

El añadido del nuevo sistema de combos ha servido a Dimps para plantearse mejor como dar lugar a los mismos. Para ello, gracias al botón R, podremos movernos rápidamente rodeados de una onda por el escenario. Si presionamos el botón triángulo en este "estado", la pantalla se ralentizará y el enemigo quedará atontado breves segundos. Podremos aprovechar ahora, en esta rotura defensiva, para introducir nuestros impactos sobre su cuerpo.

El sistema de control se mantiene casi inalterado con respecto a los títulos de PlayStation 2. Movemos al personaje con la cruceta digital o el stick analógico, como prefiramos. La cruceta es más técnica y accesible, más fiable para determinadas situaciones, mientras que el uso de la seta premia al jugador con agilidad. Un detalle tan simple como este sirve para garantizar -o no- muchas victorias.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Por supuesto, los cuatro botones típicos del mando de PlayStation sirven para golpear al enemigo de forma simple (cuadrado), golpes fuertes (triángulo), ondas de energía (círculo) o defendernos (aspa). Los gatillos permiten recargar energía (L) o movernos más ágilmente rodeados del aura clásica (R). Los botones círculo y triángulo, dependiendo de su presión, nos permitirán realizar unos golpes u otros. Pulsando arriba o abajo en la cruceta digital, nos moveremos alrededor del contrincante, lo que nos permitirá si somos rápidos atacarle por la espalda. Lo mejor de todo, sin duda, es la velocidad de respuesta automática de todos los botones. No hay ralentizaciones, ni nada que se le parezca que mermen la sensación de, casi, tener a Goku en nuestros dedos y moverle con ellos.
Senda Dragón

Dragon Ball Z Shin Budokai es, yendo al grano, un juego que dura media tarde si uno sólo se fija en lo interesante que esconde el UMD. Nos explicamos. Cuenta con siete modos de juego, pero sólo el principal, Senda Dragón, cuenta con real valor jugable. Cabe destacar especialmente la estructura de este modo, sin género de dudas y dadas las circunstancias -un juego para consola portátil- el mejor modo historia realizado hasta la fecha para un Budokai.

La mecánica es la misma que en Budokai Tenkaichi. Disponemos de cinco capítulos que se van desbloqueando de forma lógica (tras superar el primero se puede acceder al segundo, y así consecutivamente). Cada uno supone, en cualquier caso, un trozo de una historia completa que se narra en los cinco episodios. No hay saltos como en títulos previos, no se simplifica guión y, por primera vez en la saga, no se vuelve a narrar la temporada Z tal cual la vivimos en el anime.

Ova en la que se basa el argumento

No volveremos a rescatar a Gohan de Radix, Vegeta y Nappa no sembrarán el caos en la Tierra, los androides no tocarán las narices y Bu, el poderoso demonio dormido, no saldrá de su letargo para ser destruido por la fusión de Vegeta y Goku. Ahora, y como excepción, el telón de fondo del modo Senda Dragón es la película u OVA número 12 "Fusión". En esta, una masa de energía negativa abría los caminos hacia el cielo y el infierno. Pikkon, un luchador imponente que reside en el cielo, baja a la tierra para ayudar a Goku a vencer a un nuevo enemigo, Janemba, que está resucitando a los villanos más poderosos de los Guerreros Z (Freezer, Célula, Bu). Todo finalizará con la muerte de Janemba, y posteriormente -uno a uno- la de el trío previamente nombrado.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

La estructura, pues, sigue la tónica del cuarto Budokai. Cada capítulo se divide en una serie de batallas que van precedidas y sucedidas de determinados diálogos que narran el argumento. Tras superarlas, se nos otorgará un rango del que hablaremos más adelante y se abrirá el siguiente combate. El control del personaje que utilizaremos en batalla es automático, así, no podemos completar el juego siempre con el mismo, sino que por motivos de guión llegaremos a controlar según la situación a salvadores como Goku, Gohan o Trunks, e incluso villanos como Cooler o Broly.



Con esto se consigue, además de una obvia variedad, que podamos descubrir las virtudes de cada luchador de forma rápida. Pero ahí no acaba la cosa. El camino de los combates no es siempre "avanzar", sino que en determinados momentos se nos dará opción de elegir entre dos opciones disponibles. Cada una nos llevará por un derrotero y, si bien el desenlace de la historia será más o menos el mismo, habrá que repetir algunos combates para superar Senda Dragón al 100%. 

Seis más

Con el grueso del UMD comentado, no queda sino explicar el resto de modalidades: Cuatro jugables y dos añadidas (Opciones y Perfil). Serían Arcade, Prueba Z, Batalla en Red y Entrenamiento.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Arcade no es sino una sucesión de luchas contra la CPU (diez en total) sin ningún tipo de texto intercalado -alguna palabra suelta sí que habrá-. Cada uno de los 18 personajes tiene un final en dicho modo, donde el todopoderoso Dragón Shenron nos concederá un deseo que irá de lo lógico a lo ilógico en función a quién hayamos utilizado para ello.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Prueba Z se divide a su vez en otros dos: Supervivencia y Contrarreloj. Supervivencia consistirá en seleccionar a un personaje y, con una sola barra de vida, derrotar a tantos enemigos como podamos antes de perderla. Contrarreloj por su parte consiste en diez pruebas como acabar con un número de luchadores, la peculiaridad reside en que el tiempo que tardemos en realizarlas se añadirá a un contador de records, por lo que se nos picará a superar las marcas una y otra vez.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Batalla en Red es el clásico multijugador. No es a pantalla partida, y sólo se encuentra disponible de modo "AdHoc", es decir, para luchar contra una segunda persona en red local, no Online. En el Entrenamiento, como su nombre indica, podremos aprender a usar al luchador que más nos guste dedicándole el tiempo que se precise.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Dentro del Perfil encontramos un gran número de opciones. Desde la Tienda podremos comprar pegatinas, logos y demás extras para decorar nuestra tarjeta de batalla, la que verán los rivales contra los que juguemos en red local. La Colección, por supuesto, muestra todas las que hemos comprado u obtenido hasta la fecha, Datos de Batalla presenta un detallado informe de las veces que hemos ganado, perdido, tiempo invertido en batallas y porcentaje de juego completado.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

¿Y qué queda tras explorarlo todo? Pues en primer lugar, para completar el 100% del juego Dimps ha ideado un sistema de recompensas bastante interesante. Para que os hagáis una idea, superar todo el modo Senda Dragón será un 20% del total. El resto lo obtendremos superando los modos Arcade, Contrarreloj y comprando/obteniendo tras vencer en el resto de modos distintas pegatinas, logos y demás añadidos simplones para las tarjetas del multijugador.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Este objetivo, a priori tan simple -que carece de valor real, sea dicho- nos puede llevar semanas, más bien meses, de vicio continuado. Para obtener los cinco tapices más interesantes del juego tendremos que superar el modo Senda Dragón con rango Z en cada combate. Para ello tendremos que sacar puntuaciones perfectas o casi en tres parciales (vida, fuerza, técnica). Con las batallas obtendremos monedas que utilizaremos posteriormente para comprar cosas en la tienda.



A modo de minijuego oculto, Dimps ha introducido el "Dragon Click". ¿Qué es y cómo se activa? Desde la pantalla de selección de modo, bastará con pulsar primero L y luego R. Comenzará una cuenta atrás en un radar de bolas de dragón y tendremos que calcar insistentemente el gatillo R. Iremos subiendo un número y al llegar el contador a cero marcaremos un record. ¿Premio? Ninguno. Pero no deja de ser un añadido.

¿Y qué me dices? ¿Largo? ¿Corto? ¡Quiero DBZ para meses!

Como acabamos de comentar, desbloquear el 100% del UMD puede llevar meses si optamos por ello. A esto ayuda un nivel de dificultad muy ajustado, donde salvo dos o tres combates dentro del modo Senda Dragón bastante abusivos (Broly en el capítulo 5, sin ir más lejos) se encuentra perfectamente calibrado. Una cosa será pasarnos el modo principal, lo que no llevará más de dos horas, y otra muy distinta obtener rango Z en todos los enfrentamientos.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Esto dependerá principalmente de los factores de siempre, donde en este caso predominará la paciencia. O se tiene o no habrá manera de lograrlo. Muchos combates requerirán que no perdamos ni una barra de vida para obtener rango Z, y en ocasiones con gigantes como Broly de enemigos será casi una proeza lograrlo.

Lejos de todo esto, y por si alguien ha estado en una cueva estos últimos cinco años, Dragon Ball Z Shin Budokai es un título de lucha uno contra uno de corte clásico. Contamos con las barras de vida en la zona superior, así como un marcador de barras de energía Ki (hasta un máximo de siete) que, una vez estén en color azul, permitirán lanzar magias especiales fuertes. Lo demás es lo clásico del género.

Al servicio de la técnica

Dicen que la primera impresión es lo que cuenta. Dimps ha tirado del refranero y ha dotado a Shin Budokai del mejor motor gráfico Cell Shading que hemos podido ver hasta la fecha en una consola portátil. De esta forma, Goku y sus compañeros se ven exactamente igual -sino mejor- que en los Dragon Ball Z Budokai 2/3 de PlayStation 2.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Los modelados son muy sólidos, cuentan con un gran número de polígonos y la reducción de la pantalla ha ayudado a que destaquen aún más. Las animaciones faciales se recuperan de Budokai 2, lo cual implica una escasa expresión en todo momento. Aún así, lo que se suma a los modelos para destacar sobre ellos son los efectos. Auras, rayos de energía, y todo lo típico del universo Toriyama, decoran cada polígono de cada luchador. Así, Gohan joven llegará a estar con una enorme aura amarilla, rayos rodeando su cuerpo, exactamente igual que en la serie.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Los efectos de las magias se llevan la palma. Los especiales han sido recuperados -lógicamente- del anime/manga, y será una completa delicia verlos. No tanto el Kamehameha, que no deja de ser una enorme línea luminosa azul, sino otros como el fuego de Pikkon o el ataque de las espadas de Janemba, una gozada.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Pero no todo es positivo. En esta adaptación se han perdido los notables escenarios de los tres últimos Budokai. O mejor dicho, se han simplificado en exceso para que cuenten con dos efectos añadidos (rayos, cambios de luz) y poco más. No podremos interactuar con el escenario, y sólo notaremos que estamos en él cuando se levanten ligeramente algunas piedras del suelo o nos arrastremos a gran velocidad, dejando una estela temporal bastante resultona.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Dimps ha eliminado todos los trajes extra de los luchadores. Ahora sólo hay uno por personaje, lo que ha llevado a que nuestro rival -si es el mismo luchador que nosotros- sea una sombra nuestra. Mención aparte -y honorífica- merecen los artworks que decoran las pantallas de diálogos y la de selección de personaje, una auténtica gozada, ya no mencionar los disponibles desde la tienda.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

La introducción del juego no está demasiado cuidada y presenta distintas batallas con el motor gráfico propiamente dicho. No pasará a la historia, puede verse, pero también podría ser mucho mejor. Se nota generalmente que se ha ocupado casi todo el UMD en dar lugar a este más que notable apartado gráfico que, por cierto, no impide que el título no sufra de excesivos tiempos de carga (máximo cinco segundos).

Pero… siempre hay un pero

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

A nivel sonoro Shin Budokai es una de cal y otra de arena. Posee melodías bastante buenas, incluso algunas se permiten ser un remix de temas del anime con ciertos añadidos, con la garra que ello implica. Desgraciadamente, esto sólo se hará efectivo con una de cada diez melodías. Son, salvando excepciones, completamente planas y se alejan de lo que es el universo Dragon Ball.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

No son malos temas para ambientar las luchas ni mucho menos, pero sí para tratar de transportarnos al mundo de Toriyama. Los efectos sonoros se han recuperado en su mayoría de los Budokai previos, lo que significa que poseen una calidad altísima. Como nota importante, se ha incluido un selector de voces japonés/inglés. Gran noticia para todos esos puristas que prefieren luchar con Goku diciendo las frases originales.
Conclusiones

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Dicho todo esto, no queda más que dar un veredicto final al regreso de Goku a consolas portátiles. ¿Cumple? Sin duda. ¿Pudo ser mejor? También. Dragon Ball Z Shin Budokai es una más que notable primera incursión de la franquicia dentro de PSP, no explota todas las posibilidades de la máquina (aunque gráficamente está cerca) y tiene cosas por pulir: Ampliar sus modos de juego, más personajes (se echan en falta clásicos como Tenshian o Yamcha), incrementar su duración, pulir el sistema de combates y, en general, hacerlo más Dragon Ball aún.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Virtudes posee muchas, desde su excelente apartado gráfico que sólo tiene dos o tres bajas, pasando por el notable modo historia, con, si se permite tal afirmación, el mejor arco argumental de toda la saga Budokai. Al fin y al cabo, que todos los juegos abarquen la temporada "Z" dice poco de la creatividad de las desarrolladoras.

Dragon Ball Z: Shin Budokai (Sony PSP)

Por tanto, si tienes PSP y te gusta Dragon Ball, Shin Budokai es un imprescindible en tu catálogo sin lugar a dudas. ¿Te gusta el género y tienes la consola? Ante el escaso catálogo del que se dispone, con Street Fighter Alpha 3 Doble Upper en el trono, podría interesarte. Pero si buscas un Tekken, huye. Dimps ha ideado Shin Budokai como un título de lucha basado en DBZ, con todo lo que eso implica. Lo que está claro es que SB tendrá éxito, y seguro que tendrá secuelas, ahora queda esperar si la calidad sigue en línea ascendente (ejemplo de los Budokai de PS2) o vuelven a cometer los mismos errores. Desde aquí esperamos lo primero, claro.


- Gráficamente es impresionante.
- Una plantilla cuidada.
- El sistema de combos es simple, pero muy eficiente.
- Senda Dragón, con un excelente argumento de fondo y un desarrollo ideal para una máquina portátil.

LO MEJOR

  • El sistema de combos es simple, pero muy eficiente.
  • Gráficamente es impresionante.
  • Senda Dragón, con un excelente argumento de fondo y un desarrollo ideal para una máquina portátil.
  • Una plantilla cuidada.

LO PEOR

  • Introducción poco cuidada.
  • No tiene todas las melodías de la serie.
  • Que seas un empedernido fan de Goku y no tengas una PSP.
  • Se hace corto si no optamos por "coleccionar pegatinas".
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.