Ultimate Ghosts‘n Goblins

Quedarse en calzoncillos dentro de en un cementerio no siempre puede ser algo divertido. Pero Capcom y sus zombis saben que, cuando se trata de perder la armadura, nos encontramos ante uno de los clásicos más grandes dentro del mundo de los videojuegos que regresará actualizado a PSP dentro de muy poco...

Hablar de Ghosts'n Goblins es hablar de uno de los videojuegos más grandes del universo. Su aparición en los recreativos allá por 1986 propició no sólo que el capital de Capcom subiera como la espuma, sino que miles de adeptos aficionados al arte de aporrear teclas se rindiesen ante los mágicos encantos jugables de Sir Arthur y sus fantasmagóricos enemigos.

La compañía nipona, acostumbrada a los más espectaculares shooters del momento (tales como Vulgus, 1943 o Commando) dio un salto del todo inesperado con esta producción, mezclando sabiamente elementos de plataformas con la acción pura y dura. Elementos sobrenaturales y monstruos de infarto se daban cita en uno de los mitos más clásicos de la industria del software de entretenimiento, trasladando su magia desde los salones arcade a los hogares de medio mundo. Aún se recuerda con cariño las versiones para NES o las conversiones de los ingleses de Elite Systems para Spectrum, Amstrad, C64, Atari ST o Commodore Amiga (esta última digna de alabar, auténtico píxel-perfect).

El paso del tiempo otorgó lo que, como no podía ser de otra manera, tenía que llegar. Una poderosa continuación, Ghouls'n Ghosts, arrasó en recreativa conjugando el viejo estilo de su predecesor con un apartado técnico de ensueño, propiciado por el estreno de la tecnología de la placa CPS-1. Nuevas habilidades y nueva armadura para Sir Arthur, el caballero en su eterna búsqueda de la princesa... Pero los mismos calzoncillos de corazones y la misma jugabilidad de ensueño que Capcom inaugurase con Ghosts'n Goblins.

Sin embargo, los fans de los salones recreativos se quedaron sin poder saborear las excelencias de una tercera parte. En esa ocasión, diseñado en exclusiva para Super Nintendo, Super Ghouls'n Ghosts se descubrió no sólo como el estreno de Capcom en la 16 bits de Nintendo, sino como uno de los cartuchos más impactantes de toda la trayectoria de la consola. El mismo espíritu de antes se aunaba a todo lo que daba de sí 'el cerebro de la bestia', superando de lejos las excelentes versiones que de la segunda parte se habían hecho para Megadrive, PC Engine y Turbo Duo.

A día de hoy, tras saborear la conversión de Super Ghouls'n Ghosts en Gameboy Advance o apreciar las innumerables virtudes de un clásico moderno como Maximo (por desgracia no lo suficientemente reconocido), la serie vuelve por sus fueros clásicos cuando menos se esperaba, de la mano de su creador original, Tokurou Fujiwara, que regresa a Capcom tras su aventura en solitario. Escogiendo como plataforma la singular PSP de Sony, Capcom se dispone a sorprender a propios y extraños desarrollando un título que, a buen seguro, motivará a más de uno a comprarse esta consola. Y es que, señores, se acerca todo un must-have para los perros viejos de la industria…

Un nuevo escenario
Maximo cede por fin el protagonismo a un héroe que, en verdad, nunca debería haberlo perdido. Si bien las aventuras en tres dimensiones del nuevo héroe de Capcom para Playstation 2 fueron ciertamente notables, el carisma de Sir Arthur y la maravillosa magia que desprenden sus anteriores aventuras clamaba a voces por una vuelta digna y por todo lo alto.

Con el mal pululando libremente una vez más, nuestro barbudo caballero se enfunda por cuarta vez su frágil armadura para combatir todo tipo de engendros del inframundo. Si bien la metodología lúdica aparece prácticamente inalterada con respecto a sus ancianos predecesores, la tecnología audiovisual estará a la altura de las circunstancias, aprovechando a tope el potencial que ofrece PSP para sacar partido de un entorno gráfico alucinante. En 2,5 dimensiones, diríase...

Y es que, a la usanza del viejo Ghosts'n Goblins, nuestro cometido será cien por cien arcade, avanzar por lo general de izquierda a derecha saltando y disparando, como en los viejos tiempos. Por estilo, se ve que claramente se han unido las formas jugables de todas las entregas, pudiendo encontrar no solo el doble salto de Super Ghouls'n Ghosts, sino también el disparo multidireccional de Ghouls'n Ghosts, la segunda parte de la serie. Claro está, no faltarán nuevos detalles como la posibilidad de poder agarrarnos a los bordes de las plataformas para escalar (al más puro estilo Prince of Persia), nuevas armaduras que hacen de Sir Arthur un héroe más resistente que el de antaño (a destacar una roja tipo samurai que potencia sobremanera nuestro poder ofensivo) o nuevas tendencias armamentísticas a la usanza de una potente espada boomerang o el poder lanzar hechizos.

Por lo demás, espectaculares escenarios se darán cita para ponernos en jaque con cientos de plataformas con muy mala uva, a la par que por estos bellos y tétricos parajes se pasearan los más indeseables entes del infierno. Desde los clásicos muertos vivientes hasta fantasmas, serpientes gigantes o duendecillos varios, todos ellos y los final-bosses más duros y sorprendentes del lugar (algunos clásicos y otros de nueva factura) estarán más que dispuestos a hacernos algo más que dejarnos en calzoncillos. Para más inri, además se han añadido algunos sencillos puzzles del estilo "activar palanca que abre la puerta".

La tridimensional añadida es la justa que precisa esta saga para no perder la esencia sin abandonar el espectáculo visual requerido en la actualidad. A la usanza de clásicos modernos como Pandemonium, Klonoa o Tombi (este último del mismo productor que Extreme Ghouls'n Ghosts), los fondos (y los personajes, dicho sea de paso) están desarrollados con polígonos texturizados que se prestan no sólo a la potencia gráfica propia de la que es capaz de lucir PSP, sino que plasman un desarrollo clásico en 2D a todas luces idóneo para un arcade de la vieja escuela como este. Aparte, añadirán en pequeñas dosis la oportunidad de bifurcar los caminos, variando sobremanera el destino de nuestro tridimensional Sir Arthur en su periplo por salvar a su amada.

Así, Ghouls'n Ghosts Extreme (aka Ultimate Ghosts'n Goblins) no es más que el clásico de siempre remozado, con viejos y nuevos enemigos y un apartado técnico que sorprenderá a propios y extraños. Es, por así decirlo, lo que Contra: Shattered Soldier es al clásico Super Probotector (o con el actualísimo Megaman de PSP). Está más que claro que Capcom va a dar a luz un auténtico diamante en bruto, un título que añadirá calidad al todavía precoz catálogo de PSP. Por lo que a nosotros respecta, Ghouls'n Ghosts Extreme será todo un must-have que venderá consolas por sí solo, refrendado por un creador de software de entretenimiento honrado por haber creado algunas de las obras más importantes del mundo de los videojuegos.

Ultimate Ghosts'n Goblins

Nueva versión del clásico, con varias novedades, incluyendo nuevas armas, magias y armadura, nuevos movimientos y posibilidad de guardar partidas.
Ultimate Ghosts'n Goblins