Worms: Open Warfare

Los pequeños anélidos de la saga Worms regresarán una vez más y ahora sobre la pequeña portátil de Sony con gráficos tridimensionales, jugabilidad 2D, conexión Wi-Fi y muchas novedades. Prepárate gusano, es tu turno.

Los pequeños anélidos de la saga Worms regresarán una vez más y ahora sobre la pequeña portátil de Sony con gráficos tridimensionales, jugabilidad 2D, conexión Wi-Fi y muchas novedades. Prepárate gusano, es tu turno. 

Desde que salió al mercado la primera entrega de Worms allá por 1995 en PC, Amiga y GameBoy, convirtiéndose en un gran éxito de crítica y ventas, Team 17 nos ha ido deleitando con tres entregas (Worms 2, Worms Armageddon y Worms World Party) con mejoras gráficas y nuevos contenidos pero conservando toda la famosa jugabilidad en 2D y la sencillez que le ha hecho famosa.

El salto de la saga al mundo tridimensional hace un par de años fue para muchos un paso atrás en vez de un salto tecnológico por ello sus desarrolladores han recapacitado y regresarán al concepto que tan famosos les hizo para su debut en Nintendo DS y PSP. Centrémonos en este avance en como será Worms: Open Warfare en PlayStation Portable.

Un regreso a los orígenes en dimensión 2,5

Para empezar, el gran cambio de esta entrega radicará en que todos los fondos, objetos y efectos estarán compuestos por polígonos tridimensionales, pero los famosos anélidos de la saga seguirán siendo totalmente planos mostrando una estética muy estilizada, parecida a la vista en títulos como Viewtiful Joe. Este efecto no molestará en la célebre jugabilidad de la saga por lo que jugar al UMD seguirá siendo tan sencillo como siempre.

Como grandes novedades en el apartado gráfico nos encontraremos que los fondos ahora serán totalmente dinámicos, muchos de ellos cambiando a medida que se desarrolla el combate. Además habrá cinco temas totalmente nuevos, además de los ya famosos vistos anteriormente (entre los que se encontrarán la fábrica de juguetes, el desierto, la ciudad…). Estas nuevas temáticas estarán basadas en la nueva historia del juego, que podremos descubrir en el modo Campeonato y concretamente serán la Selva Amazónica, el Espacio Exterior, las Llanuras Indias, los Volcanes del Pacífico y el Antiguo Egipto.

 

El motor gráfico que se está utilizando para el juego recordará ligeramente al visto en Worms Armageddon y Worms World Party pero con todo lo comentado anteriormente y grandes mejoras en las animaciones (muchas de ellas totalmente nuevas), una perfecta adaptación de los diferentes menús a la pantalla de la portátil (ejecutables con sólo pulsar un botón) y la posibilidad de visualizar todo el escenario gracias al stick analógico.

Por supuesto, y antes de entrar en detalles de control y los nuevos modos de juego de esta entrega, el apartado sonoro seguirá deleitándonos con unas melodías (muchas nuevas y el resto remezcladas) perfectamente adaptadas a los diferentes escenarios. Las peculiares voces de los personajes, uno de los principales toques de humor de toda la saga, volverán a estar en perfecto castellano y los efectos sonoros, con una gran variedad y originalidad, pondrán el toque final a un apartado técnico que se antoja casi insuperable con la sencilla temática de la saga Worms.

Por otra parte, uno de los principales cambios que notarán los usuarios de PSP es que el control estará perfectamente adaptado a la portátil y que manejar a los diferentes gusanos será tan sencillo como utilizar tan sólo tres botones (el de dirección con el pad analógico, el del menú de armas y accesorios y el de confirmación de la acción). Además, la pantalla panorámica de la portátil mostrará una visión mucho más amplia del escenario que en anteriores entregas pudiendo pensar mucho más adecuadamente las diferentes estrategias para vencer a nuestros rivales.

En el abanico de modos de juego encontraremos los ya comunes de la saga Worms: el Campeonato, que será básicamente una forma de entrenarse para conocer las nuevas opciones de juego, armas y movimientos del juego, además de desbloquear numerosas opciones de modificación de los escenarios y gusanos (desde el color de la bandera hasta nuevos mapas) y nuevas armas a cual más variopinta. La dificultad de este modo subirá progresivamente, haciendo que las últimas batallas sean todo un reto, si bien la duración total del mismo se antoja ligeramente corta, entre las tres y cuatro horas de juego.

El segundo modo principal del juego, Enfrentamiento, nos retará a combatir contra otros equipos controlados por la propia máquina con opciones elegidas por nosotros o por libre albedrío. La gran estrella de Worms: Open Warfare será el modo Multijugador, para un máximo de cuatro jugadores por conexión Wi-Fi o en la misma consola, pudiendo jugar cada usuario en su turno correspondiente. La diversión en este modo alcanzará cotas infinitas gracias a las diferentes opciones de configuración, facilidad de control y que cualquier movimiento puede dar la vuelta a la contienda.

Gusanos armados y muy peligrosos

El famoso y humorístico armamento de la saga tampoco faltará a su cita, y por ello durante el juego encontraremos sencillas armas como bazookas, pistolas, metralletas o granadas a otras más complejas, como ovejas o ancianas explosivas, 'Kame Hame Ha', ataques kamikaze o incluso misiles teledirigidos. El equipo, fundamental para llegar a sitios inaccesibles y que muchas veces nos salvarán de una muerte segura, estará compuesto por objetos tan cotidianos en la saga como la poción de teletransporte, la cuerda ninja, la del puenting, el perforador, el bate de béisbol y un largo etcétera, a expensas de que se confirme alguna novedad.

Por otra parte, uno de los elementos más demandados de toda la saga Worms, el famoso editor de escenarios, volverá a hacer acto de presencia y el control del mismo será tan simple como el resto del UMD, pudiendo modificar o crear nuevos escenarios o campañas con pocos clicks. Por último, la Inteligencia Artificial de los enemigos se espera que esté mucho más trabajada que nunca, haciendo que cada batalla sea totalmente diferente a la anterior.

 

Con todo lo comentado, Worms Open Warfare se establece como un gran título que ningún seguidor de la saga de Team 17 podría dejar escapar. El modo multijugador y las diversas mejoras gráficas convertirán al UMD en una cita ineludible para los seguidores de la saga de Team 17, que tendrán que esperar al próximo veinticuatro de marzo para adquirirlo en su tienda favorita.

Worms: Open Warfare

Nueva entrega de los belicosos gusanos que explotará como nunca el modo multijugador gracias a las funciones Wireless de la portátil.
Worms: Open Warfare