Shinchan Aventuras en Cineland
Shinchan Aventuras en Cineland
Carátula de Shinchan Aventuras en Cineland
  • 8

    Meristation

Un gamberro muy precoz

José Arcas Ruiz

Tras los cómic, el anime, las películas y la ingente cantidad de merchandising, Shinchan se digna a tener su propio videojuego, distribuido en exclusiva desde Japón a nuestro país para GameBoy Advance .Adéntrate en el irreverente mundo de Cineland. Culito, culito

Un de los personajes de dibujos animados más irreverentes que hemos podido ver en televisión en los últimos años es sin duda Sin Chan, un anime bastante peculiar, con un diseño no demasiado trabajado pero con un protagonista que no deja diferente a nadie. Sinosuke Nohara es el típico crío repelente, más listo de la cuenta, con la capacidad de sacar de quicio a sus padres y volver loco a toda aquella mujer que lo rodea, pese a que tenga sólo cinco años.

Tras poder verlo en canales autonómicos por fin una cadena nacional se ha decidido emitir la serie al completo. Aprovechando este tirón, y en una iniciativa muy poco común en nuestro país, Atari Ibérica ha decidido traer un juego en exclusiva para nuestro país. Su lanzamiento inicial estaba previsto el pasado Noviembre, pero fue retrasado varias semanas y por fin podemos disfrutarlo en perfecto español.

Un título que salió en 2004 en territorio japonés, pero que si no conocéis este dato, no pensaréis que realmente se trata de un juego que está cerca de cumplir los dos años. El hardware de GameBoy Advance tampoco es que haya sido muy exprimido en los últimos años y la calidad de títulos similares más recientes como Pesadilla Antes de Navidad está a la par que este Aventuras en CineLand.

Por supuesto el personaje a controlar es Sinosuke -Shinchan es el apodo cariñoso-. En la ciudad de Kasukabe se ha levantado un enorme revuelo ante la instalación del parque CineLand, basado en el mundo del celuloide. Pronto, SinChan se verá involucrado en una trama cuyo único remedio es traer al mundo real a Ultrahéroe. Cada una de las películas que podemos ver en CineLand es una aventura única en la que Shinchan tendrá que acabar con todo lo que se le ponga por delante para seguir avanzando en su empeño de encontrar a Ultráhéroe.

Gráficos
Un excelente uso de la licencia que muestra a los personajes de un tamaño más que considerable, bien detallados y casi idénticos a los originales. En los momentos en los que haya diálogos, dibujos estáticos en un primer plano de los protagonistas se intercambiarán frases variando la cara ocasionalmente.

Los fondos son especialmente variados, con un estilo único para cada película, desde recreaciones reales de una ciudad con casas, árboles y coches hasta una selva perdida llena de árboles y lianas. Además consiguen simular varios planos a distintas distancias. Uno muy cercano, que se mueve a la par que Shinchan, otro intermedio a unos cuantos metros de profundidad y el último, extremo y fijo, como si fuera el punto máximo del horizonte.

El diseño de los niveles, tanto en horizontal como en vertical permiten unas fases largas, tanto en longitud como en altitud, dando lugar a situaciones en las que trepar por postes de luz o arboles, saltar entre paredes, subir por encima de coches y tejados o saltar de una rama a otra. Incluso en momentos puntuales existirá el clásico scroll lateral que nos obliga a avanzar al ritmo que la pantalla va desapareciendo tras nosotros.

Las animaciones de los personajes también están a un buen nivel. Particular mención merece el cambio de traje: Shinchan se queda en calconcillos y se puede ver como primero se cambia los pantalones y luego la camiseta para convertirse en mono, disfrazado de ultrahéroe… Las transiciones entre pantallas e incluso el inicio del juego recuerda a Viewtiful Joe -salvando las distancias-, simulando como si se tratara de un metraje de una película real en la que toda la familia Nohara se ve envuelta. Ningún aspecto negativo que recalcar, por pedir, alguna fase en el clásico Mode 7.

Sonido
La parte más floja del juego. Tampoco es nuestra intención pedirle peras al olmo, pero viendo el nivel que han conseguido juegos similares, sí se echa de menos algún que otro aliciente para nuestro oído. Ni tan siquiera podremos escuchar la clásica melodía de inicio de la serie, al menos para que nos incitara ponerle nosotros la letra a modo de karaoke.

Los efectos sonoros también son muy limitados. Nos quedamos a medias tintas sin ver a Shinchan y su mítico 'uuooohhh'. Ningún amago de palabra monosilábica. Nada. Exceptuando los clásicos saltos, golpes y demás sonidos, podemos jugar con el audio quitado que no echaremos en falta nada en particular.

Jugabilidad
A estas alturas, sorprende la cantidad de cosas que se pueden hacer con tan sólo cuatro botones. El desarrollo del juego es el clásico plataformas en 2D, con un botón para saltar -y pulsar en el aire para ejecutar el doble salto- y otro para atacar. Pero donde radica la particularidad del título es en el excelente uso de los gatillos. El derecho sirve para poder elegir uno de los seis trajes distintos que Shinchan puede ir equipándose y desbloqueando según avanzamos en el juego.

No sólo cambiará nuestra apariencia física, sino las habilidades complementarias. El disfraz de Ultrahéroe permitirá lanzar rayos para destruir enemigos y bloques; con el de mono podremos colgarnos de las lianas y saltar contra las paredes, o incluso de pollo con el que aletear en el aire. Una gran variedad que además de ser útiles, hacen aún más si cabe más surrealista el desarrollo del juego y lo acercan aun más a ese humor ilógico de la serie.

Con el gatillo derecho abrimos el menú de selección de personaje secundario. Hiroshi, Misae, Himawari y Nevado nos echarán una mano con sus habilidades únicas. Lo mejor de todo es que no se limitan a una acción por personaje. Catorce movimientos en total para superar las situaciones más insospechadas. Hiroshi nos ayudará a saltar obstáculos demasiado elevados, Misae destrozará cajas con su culazo infalible -literal-, Himawari podrá meterse en los sitios más estrechos gracias a su pequeño tamaño y Nevado podrá escarbar en busca de objetos enterrados.

Entre estos objetos enterrados podemos encontrar fácilmente cromos, hasta un total de cien. Coleccionarlos no es más que un extra para intentar fomentar la rejugabilidad de los niveles, aunque hasta que punto lo consiguen ya es algo personal. Todos los niveles están disponibles desde una zona común: el cine. Cada sala en la que se proyecta cada una de las películas es un nivel. En esta zona común también podremos guardar o cargar una partida, ver nuestra colección de cromos y recibir pistas de otros personajes.

Al final de cada nivel encontraremos a un enemigo final que nos sorprenderá no ser capaces de eliminarlo a la primera. No requieren una mente muy desarollada para derrotarlos, pero si hemos escogido el nivel de dificultad más difícil nos costará algo más acabar con ellos.
Completan la jugabilidad algún que otro vehículo bastante peculiar, como un triciclo que permite volar y atacar con una trompa. Y por supuesto, muchos protagonistas secundarios de la serie: Masao, Kazama, Ririko, la Señorita Yoshinaga… A veces habrá que ayudarlos y otra simplemente nos darán un consejo o nos recordarán algo importante.

Conclusión
El título de Shinchan ha resultado ser una sorpresa dentro del enorme catálogo de GameBoy Advance. Incluso si fuera un juego que no tirara de licencia alguna, con el personaje creado en exclusiva para el juego, estaríamos hablando de un plataformas más que recomendable, muy completo y divertido.

También han conseguido reflejar muy bien ese espíritu del universo Shinchan creado hace ya casi quince años por Yoshito Usui, sus 400 capítulos de la serie, las películas, el cómic y demás merchandising que podemos encontrar en muchas tiendas por todo el país. Insistimos en la curiosidad de que ha sido traído en exclusiva a España por la iniciativa de Atari Ibérica. Aplaudimos estas iniciativas y esperamos que se repitan con juegos de mayor calibre, y si puede ser, que no tarden dos años en traerlo.

Shinchan: Aventuras en CineLand gustará tanto a los fans de la serie como a los que no la conozcan, y por supuesto, a los que Sanosuke les produce especial pudor e inapetencia, mejor que lo pasen por alto, porque el humor repartido desde el inicio al final del juego, impertinente y malcriado hará las delicias de sus más fieles seguidores.

- Toda una sorpresa dentro del machacado género de las plataformas en la portátil
- Una licencia muy aprovechada, algo a lo que estamos poco acostumbrados
- Que lo hayan traido en exclusiva para el mercado español

LO MEJOR

  • Que lo hayan traido en exclusiva para el mercado español
  • Toda una sorpresa dentro del machacado género de las plataformas en la portátil
  • Una licencia muy aprovechada, algo a lo que estamos poco acostumbrados

LO PEOR

  • Esos segundos de más que tarda en cambiarse de traje
  • Perder el espíritu de Shinchan sin sus melodías y gritos
  • Que haya tardado tanto tiempo en llegar. ¡Mejor tarde que nunca!
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.