Lemmings, Impresiones

Quince años después nos llega este remake del juego de Psygnosis para PSP, con suculentas novedades y un renovado apartado gráfico, pero manteniendo la diversión del ya clásico Lemmings original. Ha llegado la hora de volver a rescatar a estos incansables gusanos...

Vuelven los Lemmings, y lo hacen mejor que nunca. Llevamos desde el pasado E3 siguiéndole la pista a esta nueva entrega de la saga para PSP, y tras probarlo en primicia, nuestras primeras impresiones son del todo positivas: estamos ante uno de los juegos más prometedores e interesantes de la pequeña de Sony para los próximos meses.

Lejos de limitarse a ser un mero remake de un juego aparecido hace más de una década, este Lemmings de Sony ofrece las suficientes novedades como para convertirse en una propuesta atractiva incluso para los que ya le echaron las suficientes horas al juego original. Por si aún queda alguien que no conoce esta saga, no está de menos recordar que Lemmings es un juego de estrategia en el cual asumimos un claro objetivo: salvar a la mayor cantidad de Lemmings posibles en variados escenarios, en los cuales estos peculiares personajes deben hacer uso de un determinado número de habilidades que se nos ofrecen al inicio de cada nivel.

A nivel técnico, ofrece uno de los mejores despliegues técnicos en 2D que se han visto hasta el momento en PSP, acompañado de fondos en 3D que pese a no afectar en nada a nivel jugable (así pues, que aliviados queden aquellos que temían otro desastre como el que supuso Lemmings 3D para PC), redondean un apartado gráfico de lujo. Cada uno de los niveles originales ha sido rediseñado y adaptado al potencial de la portátil, y creednos, la calidad y detalle de algunos de los escenarios os dejará con la boca abierta.

Una evolución gráfica que también es apreciable tanto en las animaciones de los Lemmings como de los elementos interactivos que hacen aparición en determinados niveles, todo acompañado de una paleta de colores de lo más viva, y por lo tanto, haciendo de Lemmings un juego que de por sí, entra por los ojos.

Pero lo que sin duda más preocupa a los jugadores que durante meses han ido siguiendo el desarrollo del juego es la adaptación del control a la peculiar distribución de botones de PSP. Y ciertamente, y tras haber jugado bastantes horas con este primera versión a la que hemos tenido acceso, no se nos ocurre como se podía haber mejorado el actual sistema de control. Con las teclas de dirección digitales controlamos, de un modo sorprendentemente preciso, el cursor que antaño representaba el ratón del ordenador, mientras que el stick analógico pasa a hacer las funciones de la cámara, permitiéndonos desplazar a ésta de forma horizontal.

Con 'X' llevamos a cabo todas las acciones del juego: seleccionamos a los Lemmings y les aplicamos las habilidades que queremos que realicen. Unas habilidades que se muestran en la barra inferior, y que pueden ser elegidas usando los gatillos 'L' y 'R'. Al apretar 'X', esa habilidad queda activa para el próximo Lemming que seleccionemos. En 'O' se ha desarrollado un novedoso zoom, que resulta especialmente útil para obtener una visión general del escenario antes de entrar en acción. Y por último, con el cuadrado se activa el modo 'Speed', cuya función es hacer que todo el entorno se mueva de un modo más rápido, algo que se agradece para evitar los típicos ratos muertos que nacen una vez tenemos a todos los Lemmings colocados adecuadamente y solo resta esperar a que los demás crucen el portal.

Pero ni siquiera en cuanto a cantidad de modos se queda corto el juego. Existen dos posibilidades para disfrutar del juego en solitario: el remake del título original, que abarca los 120 mapas de dicho juego, divididos en 4 niveles (Fun, Tricky, Taxing y Mayhem), y el modo 'Special', que incorpora 40 nuevos mapas diseñados exclusivamente para el de PSP. Los jugadores noveles encontrarán en el primer modo la curva de aprendizaje necesaria para poder encarar con garantías los niveles más complicados, mientras que los más experimentados encontrarán mayores retos en los nuevos niveles, con un grado de dificultad más elevado.

Pero sin lugar a dudas, la novedad más interesante es el editor de niveles. Con él, y mediante unas sencillas herramientas, podemos crear nuestros propios niveles, para jugarlos posteriormente o compartirlos con cualquier otro jugador que posea el juego. Se nos permite editar y crear cualquier nivel desde cero, y nuestras posibilidades van desde la colocación del punto de salida de los Lemmings y el portal final, hasta la cantidad de Lemmings, habilidades o tiempo límite para finalizar el nivel. Y no solo eso: según parece, Sony habilitará un servicio online en el que los jugadores podrán colgar sus niveles para ser descargados posteriormente y usados en sus propias PSP, lo que, en caso de que finalmente acabe llevándose a cabo el proyecto, alargará considerablemente la durabilidad de un juego ya de por sí muy largo.

Así pues, el regreso de Lemmings no podía pintar mejor. Cierto es que aún hay que pulir determinados aspectos, como alguna que otra ralentización que hemos notado al usar el scroll horizontal, pero teniendo en cuenta el estado en el que se encontraba esta primera versión que hemos podido probar, todo parece indicar que dichas carencias se subsanarán en la versión final de juego, que llegará a la venta a principios de este próximo año. ¡Ha llegado la hora de salvar Lemmings!

Lemmings

Ayuda al grupo de Lemmings a llegar al punto de destino a traves de laberínticos recorridos.
Lemmings