Pokémon Fushigi no Dungeon Red

Adentrate en profundas mazmorras en el mundo Pokémon y lograr salir de todas ellas. Las criaturas más famosas de Nintendo vuelven en un nuevo título con un sistema de juego diferente.

Pokémon Fushigi no Dungeon es, como su propio nombre indica, un juego de mazmorras para las portátiles de Nintendo basado en las populares criaturas de la compañía nipona. Pese a la ambientación en ese universo, el sistema de juego se presenta completamente distinto, ofreciendo combates con componentes de tiempo real y un desarrollo radicalmente diferente al resto de entregas de la saga.

Como suele ser habitual, el juego se presenta en dos versiones, aunque en esta ocasión con un matiz importante, puesto que son para plataformas diferentes. La edición roja es para Game Boy Advance mientras que la azul es para Nintendo DS.

De humano a Pokémon
Encarnamos el papel de un ser humano que de repente sufre una tranformación y se convierte en un Pokémon. En esta ocasión, por tanto, no somos un entrenador sino que hemos de luchar directamente contra nuestros enemigos.

Hemos de encontrar la manera de devolvernos a nuestra forma original, y para ello hemos de avanzar a través de diversas mazmorras superando toda clase de peligros y enfrentándonos a numerosos rivales. Pero no estamos solos, sino que podemos escoger un compañero de aventuras que nos ayude en nuestra aventura y no nos abandone en ningún momento.

El comienzo en los dos juegos es diferente. Mientras que en Azul aparecemos en nuestro hogar en una pequeña aldea, en Rojo nos despertamos tras haber perdido la consciencia en mitad de un bosque junto a dos Pokémon más, siendo necesario recorrer una primera mazmorra antes de poder llegar a casa.

Poco a poco vamos recibiendo misiones que cumplir de Pokémon que necesitan nuestra ayuda y formamos un equipo de rescate. Los argumentos de ambos juegos se entrelazan y es posible una cierta comunicación entre ambos pese a la no conectividad entre Game Boy Advance y Nintendo DS.

Como podemos comprobar, el planteamiento general de Dungeon se aleja de manera muy clara del resto de entregas de esta serie hasta la fecha.

Recorriendo Mazmorras
Como ya hemos comentando, nuestro hogar está situado en una pequeña aldea y allí es donde situamos el cuartel general de nuestra fuerza de rescate. En ella encontramos diversos servicios que pueden ser muy útiles, como una tienda, un banco, una oficina de correo donde nos llegan cartas solicitando ayuda, un almacén o un centro de entrenamiento, entre otros. Siempre es nuestro punto de partida antes de iniciar cualquier desafío.

Básicamente lo que debemos hace continuamente en el juego es adentrarnos en las más de 50 mazmorras disponibles para cumplir las misiones que nos propongan. Generalmente entramos desde unas escaleras y hemos de encontrar la salida al otro extremo, pasando por varios subniveles plagados de Pokémon salvajes que no dudarán en atacarnos si pasamos cerca pero puede que huyan si van perdiendo. La distribución de enemigos y objetos es, cada vez que entramos, distinta.

Nos movemos por casillas aunque no sean visibles a priori y mediante una especie de sistema de turnos. El resto de criaturas sólo avanzan si nosotros ejecutamos alguna acción, ya sea andar, usar un objeto o atacar. Por otro lado, no podemos controlar de forma directa a nuestro compañero de viaje, pero podemos elegir qué ataques queremos que use para ayudarnos de una forma más adecuada.

Existen varias maneras de pelear. En primer lugar podemos emplear únicamente el placaje que tiene un PP, número de veces que se puede usar, infinito, rápidamente pulsando un botón, pero su fuerza es limitada y ciertos Pokémon son inmunes a él. El segundo modo es utilizando nuestros poderes ya aprendidos como en cualquier otro juego de la saga accediendo a un menú dedicado a ello. Y por último también podemos lanzar algunos objetos como piedras o pinchos.

Tras un combate, nuestros puntos de vida se van restaurante poco a poco por sí solos, pero en este juego se ha introducido una novedad y es el hambre. Si no nos alimentamos en lugar de curarnos vamos deteriorando nuestra salud según vamos avanzando.

Los tipos de Pokémon también influyen en por dónde podemos caminar. Los de fuego puede cruzar lava, los de agua lagos, los voladores no tienen limitaciones respecto a estos dos terrenos e incluso algunos fantasmas pueden atravesar paredes, aunque con un gran coste en puntos de hambre. Estas zonas abren la puerta a determinados objetos, algunos de ellos clave para poder continuar nuestra aventura.

El control del juego en general es costoso al principio debido al gran número de menús disponibles, pero poco a poco y con práctica nos hacemos con todos los atajos de teclado y memorizamos donde están todas las acciones que queremos realizar.

Haz amigos
En lugar de capturar Pokémon, en esta ocasión pueden unirse a nuestro equipo voluntariamente hasta llegar a un máximo de cuatro componentes, entre los cerca de 400 disponibles. Para ello primero hemos de vencerles en combate en una pelea de igual a igual, pues ellos también puede lanzar objetos, usar el placaje o cualquiera de sus otros ataques.

Una vez lo hemos conseguido numerosos factores unidos a la suerte determinan si la vencida criatura pasará a ser un compañero más. En primer lugar está nuestro nivel de liderazgo, que debe ser superior al de nuestro rival aunque no podemos conocerlo antes de que desfallezca y, por supuesto, nuestro nivel de experiencia también es muy importante.

Por otro lado, si ya llevamos nuestro equipo completo no podemos agregar a más compañeros. El tamaño también es un factor a tener en cuenta puesto que cada criatura tiene una talla determinada y el total de nuestro grupo no puede superar el número 6, y ciertos Pokémon como Onix ya miden 4 unidades.

También algunos objetos pueden ayudar, como las cintas de amistad que podemos hallar en algunas mazmorras, incrementando las posibilidades de éxito. Y no sólo podemos rodearnos de Pokémon comunes, sino que todos los legendarios que han ido apareciendo hasta la fecha, como Mewto, Lugia o Rayquaza, también están disponibles.

Diferencias
El sencillo aspecto técnico y la jugabilidad son idénticos en ambas versiones, pero la versión de DS presenta algunas ventajas frente a la de su hermana pequeña.

La pantalla superior sirve de apoyo para diversas funciones, como el mapa, algunas estadísticas o textos que en la edición para Game Boy Advance deben ser accedidos a través de algún botón. Como es lógico, la pantalla táctil tiene un uso intensivo para navegar por las distintos y numerosos menús presentes en el juego mediante el uso de algunos iconos en la parte inferior de la misma.

Hay una conectividad virtual entre ambas versiones, debido a que ambas consolas no pueden hacerlo de forma física mediante ningún cable o de forma inalámbrica. Se usan métodos más rudimentarios como contraseñas para por ejemplo desbloquear elementos de otra manera inaccesibles.

Y siguiendo la tradición, algunos Pokémon son exclusivos según la versión que juguemos, siendo imposible cumplir el lema y hacernos con todos. Esperamos pacientemente para conocer más a fondo cómo funcionará el nuevo y original sistema de juego de Dungeon según se vaya acercando la fecha de salida en Europa.

Pokémon Mundo Misterioso: Equipo de Rescate Rojo

Nuevo RPG de Pokémon del que nada se sabe, excepto que podrá intercambiar datos con la versión "Blue" de su título homónimo.
Pokémon Mundo Misterioso: Equipo de Rescate Rojo